SALA CIVIL PRIMERA

AUTO SUPREMO Nº 211 Sucre, 8 de octubre de 2009.

DISTRITO: Santa Cruz PROCESO: Ordinario-Resarcimiento

de daños y otros.

PARTES: Edgar Landívar Chávez c/ Lider Guzmán Cabrera y otra.

MINISTRA RELATORA: Dra. Rosario Canedo Justiniano

VISTOS:El recurso de casación de fs, 262 a 266 vlta., interpuesto por Edgar Landívar Chávez contra el Auto de Vista No. 530 de 10 de septiembre de 2005, cursante a fs. 257 a 258, pronunciado por la Sala Civil Primera de la R. Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz, dentro del proceso ordinario sobre resarcimiento de daños y perjuicios por daño culposo, seguido por el recurrente contra Líder Guzmán Cabrera y Juanita Quispe Valverde, los antecedentes del proceso y,

CONSIDERANDO: Que, el Juez 10º de Partido Ordinario en lo Civil y Comercial de la ciudad de Santa Cruz mediante auto interlocutorio de fs. 233 vlta. a 234 y vlta. declaró probada la excepción previa sobre falta de personería en el demandado; e improbada la excepción sobre oscuridad, contradicción e imprecisión en la demanda opuesta por el demandado Líder Guzmán Cabrera, resolución que recurrida que fue por el demandante mediante memorial de fs. 239 a 242 y vlta., el tribunal ad quem confirma plenamente la resolución apelada, mediante auto de vista de fecha 10 de septiembre de 2005, cursante a fs. 257 a 258, con costas al apelante.

Contra el Auto de Vista Nº 530 de 10 de septiembre de 2005 y su auto complementario Nº 69 de 19 de septiembre de 2005 cursante a fs. 260, el demandante interpuso recurso de casación en la forma y en el fondo conforme al contenido del memorial de fs. 262 a 266 vtla. de obrados, solicitando se anule el proceso ordenando se subsanen los vicios denunciados o en su caso se pronuncie Auto Supremo casando el Auto de Vista recurrido y declarando improbada excepción de impersonería, con costas.

Que, luego de corrido en traslado el recurso de casación, la Sala Civil Primera de la R. Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz mediante auto interlocutorio de fs. 268 vtla. denegó su concesión, motivando que el demandante anuncie de compulsa e interponga el recurso ante el Tribunal Supremo, el mismo que fue declarado legal por Auto Supremo No. 10 de 25 de enero de 2006, librándose la provisión compulsoria el 28 de enero del mismo año.

CONSIDERANDO: Que, el art. 15 de la Ley de Organización Judicial otorga al Tribunal Supremo la facultad de fiscalizar los procesos que llegan a su conocimiento, a objeto de verificar si en ellos se guardaron las formas esenciales que hacen eficaz a un proceso de conocimiento y, fundamentalmente, que las resoluciones que contenga sean útiles en derecho y guarden la seguridad jurídica que las partes buscan a través de aquél, disposición legal que guarda relación con el art. 90 del Código de Procedimiento Civil, que impone el carácter de orden público a las normas procesales, de ahí su obligatorio cumplimiento.

En ese marco, conforme a la previsión contenida en el art. 293-3) del Código de Procedimiento Civil, en toda compulsa planteada por negativa del recurso de apelación o casación, quedará ejecutoriado el auto o sentencia, cuando no se presentare la provisión compulsoria dentro del plazo de treinta días improrrogables computados a partir de la fecha de entrega del testimonio conforme establece el art. 290 del Procedimiento Civil, norma legal que exige que, el día de entrega del testimonio al compulsante, se hará constar mediante nota sentada tanto en el testimonio como en el expediente original.

Del análisis de las normas antes mencionadas, se concluye que a partir de la entrega del testimonio de compulsa, el compulsante tiene el plazo de treinta días para presentar la provisión compulsoria ante el tribunal o juez compulsado, puesto que de lo contrario se produce la ejecutoria del fallo recurrido.

CONSIDERANDO: Que, de la revisión de obrados se tiene que, el 10 de enero de 2006 por Secretaría de Cámara de la Sala Civil Primera de la Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz, se entregó el testimonio de compulsa a Edgar Landívar Chávez conforme se evidencia a fs. 272 del expediente.

Presentado el recurso ante este Tribunal Supremo y en atención a que la compulsa fue declarada legal, se libró la provisión compulsoria en fecha 28 de enero de 2006. Sin embargo, el compulsante presentó la provisión a la Sala compulsada en fecha 9 de marzo de 2006, como se evidencia a fs. 278, es decir fuera del plazo de 30 días que establece el art. 293-3) del Código de Procedimiento Civil, computable desde la fecha de entrega del testimonio, motivo que implica que la resolución recurrida de casación se halle ejecutoriada por mandato de la precitada norma procesal, que es de orden público y de cumplimiento obligatorio.

En base a este razonamiento el tribunal ad quem, presentada que fue la provisión compulsoria, tenía la obligación de observar el plazo de 30 días improrrogables establecido por el art. 293-3) del Código de Procedimiento Civil y declarar la ejecutoria de la resolución de vista..

POR TANTO: La Sala Civil Primera de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, ANULA el auto que concede el recurso de casación cursante a fs. 278 vlta., y declara ejecutoriado el Auto de Vista de fs. 257 a 258. Sin responsabilidad por ser excusable.

Para sorteo y resolución, según convocatoria de fs. 281 a 282 vlta., interviene el señor Ministro Julio Ortiz Linares, Presidente de la Sala Civil Segunda.

MINISTRA RELATORA Dra. Rosario Canedo Justiniano.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Firmado : Dra. Rosario Canedo Justiniano.

Dr. Julio Ortiz Linares.

Proveído : Sucre, 8 de octubre de 2009.

Gladys Segovia García

Secretaria de Cámara de la Sala Civil Segunda.

(Suplencia Legal)