SALA CIVIL PRIMERA

AUTO SUPREMO Nº 182 Sucre, 21 de agosto de 2009

DISTRITO: LA PAZ PROCESO: Ordinario-Divorcio

PARTES: Victoria Aduviri Aruquipa c/ Macario Yujra Ticona.

MINISTRA RELATORA: Dra. Rosario Canedo Justiniano

VISTOS: El recurso de casación o nulidad de fs. 65 y 65 vuelta interpuesto por Victoria Aduviri Aruquipa contra el Auto de Vista Nro. 116/2007 de 23 de marzo cursante a fs. 57 y vuelta pronunciado por la Sala Civil Primera de la Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, dentro del proceso de divorcio seguido por la recurrente en contra de Macario Yujra Ticona, respuesta de fs. 69, los antecedentes del proceso, y:

CONSIDERANDO I: Que el Juez Segundo de Partido de Familia de El Alto emitió la sentencia Nro. 3/07 de fecha 09 de enero del año 2007 cursante a fs. 38 a 40, declarando probada la demanda de divorcio de fs. 2, por haberse demostrado la causal invocada en el art. 131 del Código de Familia, ordenando a la Corte Departamental Electoral de la Ciudad de La Paz, proceda a la cancelación de la partida matrimonial.

Contra la resolución anterior, Victoria Aduviri Aruquipa, interpone recurso de apelación; el mismo que es resuelto por la Sala Civil Primera de la Corte Superior del Distrito de La Paz, mediante Auto de Vista Nro. 116/2007 de 23 de marzo cursante de fs. 57 a 57 vuelta, confirmando la sentencia de primera instancia.

Contra la resolución de segundo grado, Victoria Aduviri Aruquipa, interpone recurso de casación o nulidad mediante memorial de fs. 65-65 vta., acusando que tanto el Juez aquo como el tribunal ad quem no hicieron un correcto análisis de la carga de la prueba (declaraciones testifícales) haciendo omisión de la aplicación del Art. 375 del CPC; que el Auto de Vista no señala si la parte demandada ha reconvenido o solo contestado la demanda, solicitando que el superior en grado case el auto de vista como también la sentencia.

CONSIDERANDO II: Que, conforme la amplia jurisprudencia del Tribunal Supremo, el recurso de casación se asemeja a una nueva demanda de puro derecho debiendo contener los requisitos enumerados en el Art. 258 del Código de Procedimiento Civil y fundamentarse por separado de manera precisa y concreta las causas que motivan la casación en la forma o en el fondo, no siendo suficiente la simple cita de disposiciones legales, sino demostrar en qué consiste la infracción que se acusa.

Que, de la revisión del recurso se colige que el recurrente no cumplió con la carga recursiva que le impone el inc. 2) del art. 258 del Código de Procedimiento Civil, porque si bien plantea el recurso como de casación o nulidad, empero los argumentos expuestos para cada uno carecen de justificación y fundamentación, porque, no precisa si el recurso ataca de casación en la forma o en el fondo, dicho de otra manera, no manifiesta de qué manera habría sido vulnerada la norma sustantiva aplicada en el auto de vista recurrido, sin considerar que el recurso de casación en el fondo está abierto para censurar sentencias de segundo grado o autos de vista en cuyo pronunciamiento se hayan violado, interpretado erróneamente o aplicado indebidamente disposiciones sustantivas al decidir el conflicto puesto en su conocimiento. Así mismo, se encuentra también abierta la vía para la revocatoria de este tipo de resoluciones, cuando en la apreciación de la prueba se haya incurrido en error de derecho o de hecho de conformidad a lo preceptuado en el art. 253 del Código de Procedimiento Civil; o en caso del recurso de casación en la forma, precisar lo estipulado en el art. 254 del pre citado cuerpo procesal civil, constituyendo la precisión de las causales "carga procesal" de inexcusable cumplimiento para todo recurrente.

Sin embargo, en el caso de autos la recurrente no discrimina adecuadamente ambos institutos del recurso extraordinario de casación, olvidando que los mismos responden a dos realidades jurídicas de distinta naturaleza, careciendo, en consecuencia, de una adecuada fundamentación, por el contrario, se destaca su inapropiada formulación por lo que en ese marco, lo expuesto en el recurso resulta insuficiente y no tiene la capacidad de abrir la competencia del Tribunal Supremo.

POR TANTO: La Sala Civil Primera de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, con la atribución contenida en el inc. 1) del art. 58 de la Ley de Organización Judicial, arts. 271 inc. 1) y 272 inc. 2) del Código de Procedimiento Civil, declara IMPROCEDENTE el recurso de casación de fs. 65 y vuelta, con costas.

Se regula el honorario de abogado en la suma de Bs. 500, debiendo mandar se haga efectivo su pago por el tribunal ad quem.

Para sorteo y resolución, interviene el Señor Ministro Julio Ortiz Linares, Presidente de la Sala Civil Segunda, según convocatoria de fs.75 a 76 vta. de obrados

MINISTRA RELATORA Dra. Rosario Canedo Justiniano.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Firmado : Dra. Rosario Canedo Justiniano.

Dr. Julio Ortiz Linares.

Proveído : Sucre, 21 de agosto de 2009.

Patricia Parada Loras.

Secretaria de Cámara de la Sala Civil Primera.