SALA CIVIL PRIMERA

AUTO SUPREMO Nº 178 Sucre, 19 de agosto de 2009

DISTRITO: Beni PROCESO: Ordinario-Divorcio

PARTES: Jorge Suárez Gómez c/ Edila Arteaga Chávez.

MINISTRA RELATORA: Dra. Rosario Canedo Justiniano

VISTOS: El recurso de casación en el fondo de fs. 224-225 vta. interpuesto por Edila Arteaga Chávez, contra el auto de vista Nº 029/07 de 17 de febrero de 2007 cursante a fs. 216-217 vta., aclarado el 14 de marzo de 2007 a fs. 220, pronunciado por la Sala Civil de la Corte Superior del Distrito Judicial del Beni, en el proceso de divorcio seguido por Jorge Suárez Gómez, contra la recurrente, la respuesta de fs. 224-225, los antecedentes procesales, y

CONSIDERANDO I: Que el Juez de Partido Segundo de Familia de la ciudad de Trinidad, emitió la sentencia Nº 91/2006 de 22 de noviembre cursante a fs. 182-186, aclarada el 27 de noviembre de 2006 a fs. 189, declarando probadas en parte, tanto la demanda de fs. 4-5 como la acción reconvencional de fs. 8-9, en consecuencia disuelto el vínculo matrimonial que une a Jorge Suárez Gómez y Edila Arteaga Chávez, disponiendo que en ejecución de sentencia se proceda a la cancelación de la Oficialía del Registro Civil Nº 879 de la ciudad de Trinidad, Provincia Cercado del partida matrimonial Nº 9, Folio Nº 73, Libro Nº 2-82-84 de 15 de enero de 1984 de la Departamento del Beni. Sobre el hijo mayor de edad Jorge Suárez Arteaga, no se dispone nada dada su plena capacidad de ejercicio, por otra parte ordena la partición y división en ejecución de sentencia de los bienes que forman parte de la comunidad de gananciales (detallados a fs. 185 vta.-186).

Que, en grado de apelación deducida por ambas partes del proceso, mediante auto de vista Nº 029/07 de 17 de febrero de 2007 cursante a fs. 216-217 vta., aclarado el 14 de marzo de 2007 a fs. 220, se revoca parcialmente la sentencia apelada, declarando probadas totalmente tanto la demanda principal como la demanda reconvencional, manteniéndose firme todo lo dispuesto en cuanto a la partida matrimonial, así como en cuanto al hijo mayor de edad, manteniéndose también dentro de la comunidad de gananciales, en calidad de activo, el vehículo marca SUZUKI, Placa BUA-192, considerado en el punto 6), así como en calidad de pasivo, la cuota parte de Jorge Suárez Gómez en la deuda que tiene la empresa EMSERCO LTDA., en el Banco Ganadero, señalada en la última parte de la sentencia, quedando fuera de la comunidad de gananciales la cuota parte de Jorge Suárez Gómez en el inmueble de la calle Cochabamba, registrado bajo la matrícula 8.01.1.0000497, incluido en el punto 7) de la misma resolución, por ser propio de éste y sus hermanos en calidad de anticipo de legítima, sin costas.

Contra la referida resolución de vista la demandada y reconvencionista Edila Arteaga Chávez, interpone el recurso de casación en el fondo de fs. 224-225 vta., acusando violación de los arts. 113, 121 y 123 del Código de Familia, 1283, 1287 y 1297 del Cód. Civ., expresando que se ha incluido en la comunidad de gananciales una supuesta deuda que tiene la empresa EMSERCO LTDA., con el Banco Ganadero, en que ella no ha participado y por ello no puede serle cargada, estando separada de su esposo desde el 1º de enero de 2002, al márgen de que no era ni es socia de dicha empresa. Que la mencionada deuda no está probada legalmente en el proceso con un simple certificado extendido por el acreedor, y tampoco es de Jorge Suárez Gómez, sino de la persona jurídica llamada empresa de responsabilidad limitada EMSERCO; razones por las que solicita se pronuncie auto supremo casando el auto de vista recurrido y, deliberando en el fondo, se excluya de la comunidad de gananciales la supuesta deuda de la empresa EMSERCO LTDA., sea con costas.

CONSIDERANDO II.- Que, así planteado el recurso ingresando a su análisis en relación a los datos del proceso y las disposiciones cuya infracción se acusa, se tienen los siguientes puntos:

1.- Que, conforme dispone el art. 101 del Código de Familia, desde el momento de la celebración del matrimonio se constituye entre los cónyuges una comunidad de gananciales y que a tiempo de disolverse deben partirse por igual tanto las ganancias como los beneficios obtenidos durante su vigencia; de igual modo, el art. 111-1) cita entre los bienes comunes obtenidos por modo directo, los adquiridos con el trabajo o industria de cualquiera de los cónyuges, no cabe duda entonces que entre estos bienes queda catalogada la cuota parte del actor en la empresa EMSERCO LTDA.; asimismo, el art. 118-5) con referencia a que las cargas de la comunidad, son deudas contrarias por el marido y la mujer durante el matrimonio en interés de la familia, y según el art. 120 las cargas de la comunidad se pagan con los bienes comunes, y en defecto de éstos los cónyuges responden por la mitad con sus bienes propios. De acuerdo a las disposiciones del Código de Familia anotadas, el matrimonio induce a una sociedad legal por la que se hacen partibles entre los esposos no sólo los bienes habidos durante la unión conyugal sino también la responsabilidad de las obligaciones contraídas.

2.- Que, el auto de vista recurrido, con la pertinencia del art. 236 del Cód. Pdto. Civ., resolviendo la apelación de Edila Arteaga Chávez, respecto a la exclusión de la comunidad de gananciales de la deuda contraída por la empresa EMSERCO LTDA., ratificando en lo pertinente la sentencia de primera instancia, mantiene en calidad de pasivo de la comunidad de gananciales, la cuota parte de Jorge Suárez Gómez en la deuda que tiene la empresa EMSERCO LTDA., con el Banco Ganadero, bajo el razonamiento de que no sería lógico que solamente la cuota parte de Jorge Suárez en el activo de dicha empresa sea considerada como ganancial y el pasivo no, agregando que la situación de ganancialidad en el activo de la mencionada empresa, se halla contemplada en la parte resolutiva de los puntos: 5) referido a las cuotas de capital de Jorge Suárez Gómez en el activo de dicha empresa; 10) referido al depósito a nombre de la empresa EMSERCO LTDA. en el Banco BISA por $us. 1,18.- y, 11) referido a las utilidades de Jorge Suárez Gómez en los contratos de la empresa EMSERCO LTDA., conclusión a la que arriba el tribunal de apelación ajustado a la previsión de las disposiciones del Código de Familia anotadas en el punto 1 del presente fallo.

3.- Que, en el recurso que se examina, si bien la recurrente acusa enunciativamente la violación de los arts. 113, 121 y 123 del Código de Familia, 1283, 1287 y 1297 del Cód. Civ., insistiendo en la exclusión de la comunidad de gananciales una supuesta deuda que tiene la empresa EMSERCO LTDA., con el Banco Ganadero, deuda en que -según dice- ella no ha participado y por ello no puede serle cargada por estar separada de su esposo desde el 1º de enero de 2002, sin embargo, en total contradicción a su pretensión, no cuestiona la situación de ganancialidad establecida en la parte resolutiva de la sentencia, puntos: 5) referido a las cuotas de capital de Jorge Suárez Gómez en el activo de dicha empresa, 10) referido al depósito a nombre de la empresa EMSERCO LTDA., en el Banco BISA por $us. 1,18.- y 11) referido a las utilidades de Jorge Suárez Gómez en los contratos de la empresa EMSERCO LTDA. ( fs. 186).

Antecedente sobre el cual no halla sentido la pretensión unilateral de la recurrente, de aceptar los términos de la resolución de grado sólo en la parte de la ganancialidad que implique para ella beneficios o participación en las utilidades y no de las cargas contraídas para obtenerlas, extremo que está lejos de justificar las previsiones de los arts. 113 (Presunción de Comunidad) y 121 (Deudas del Marido y de la Mujer), del Código de Familia. Razonamiento en el que se invalida igualmente la observación que realiza sobre la eficacia de la certificación de fs. 48, que implícitamente llevaría a la supuesta infracción de los arts. 1283, 1287 y 1297 del Cód. Civ.

Por otra parte, olvida la recurrente que el auto de vista que revoca en parte la sentencia de primera instancia, declara probadas tanto la demanda principal como la reconvencional, disponiendo la disolución del vínculo matrimonial que unía a los contendientes, que es la principal finalidad que persigue el proceso de divorcio, remitiendo a ejecución de sentencia, la partición y división de los bienes gananciales como cuestión accesoria, instancia en la que en todo caso podrán dilucidarse otras cuestiones emergentes respecto a ser anteriores o posteriores a la separación, a los efectos del art. 123 del Código de Familia, que cita de manera expresa como causales que terminan la comunidad de gananciales.

Consiguientemente, no siendo evidentes las infracciones acusadas corresponde resolver el recurso planteado dando aplicación a la previsión de los arts. 271-2) y 273, del Cód. Pdto. Civ.

POR TANTO: La Sala Civil Primera de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, en aplicación del art. 58 numeral 1 de la L.O.J., declara INFUNDADO el recurso de casación de fs. 224-225 vta., con costas.

Se regula el honorario profesional de abogado en la suma de Bs. 500.- que mandará pagar el Tribunal ad quem.

Para sorteo y resolución interviene el Señor Ministro Julio Ortiz Linares, Presidente de la Sala Civil Segunda, convocado a conformar Sala mediante proveído de fs. 237 a 238 vta.

MINISTRA RELATORA Dra. Rosario Canedo Justiniano.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Firmado : Dra. Rosario Canedo Justiniano.

Dr. Julio Ortiz Linares.

Proveído : Sucre, 19 de agosto de 2009.

Patricia Parada Loras.

Secretaria de Cámara de la Sala Civil Primera