SALA CIVIL PRIMERA

AUTO SUPREMO N ° 137 Sucre, 5 de mayo de 2009

DISTRITO: Oruro PROCESO: Ordinario- Declaración

judicial de paternidad.

PARTES: Bacilia Montán Vigabriel c/ Edmundo Ledezma Apaza.

MINISTRO RELATOR: Dr. Julio Ortiz Linares.

VISTOS: El recurso de casación de fs. 156-158 interpuesto por Edmundo Ledezma Apaza, contra el Auto de Vista Nº 099/2006 de 18 de agosto, cursante a fs. 141-144, pronunciado por la Sala Civil Segunda de la Corte Superior del Distrito Judicial de Oruro, dentro del proceso ordinario de declaración judicial de paternidad seguido por Bacilia Montán Vigabriel contra el recurrente; la respuesta de fs. 163, el auto de fs. 164 que concede el recurso, los antecedentes procesales, y

CONSIDERANDO I: Que el Juez de Partido Ordinario de Sentencia en lo Penal y Liquidador de las provincias Panteleón Dalence y Poopó del departamento de Oruro, a fs. 119-121, emitió la Sentencia Nº 09/06 de 13 de abril, por la que declara probada la demanda de fs. 2, ratificada a fs 7, y las excepciones perentorias de falta de acción y derecho de fs. 12 e improbada la demanda reconvencional y las excepciones perentorias de fs. 9, en consecuencia establecida judicialmente la filiación paterna de Edmundo Ledezma Apaza con el menor Jhon Carlos concebido con Bacilia Montán Vigabriel, disponiendo que el demandado satisfaga a favor de la demandante la suma de Bs. 600.- por los gastos de gestación y de parto y Bs. 1.000.- por las seis semanas anteriores y posteriores al alumbramiento; asimismo, determina la asistencia familiar a favor del menor Jhon Carlos Ledezma Montán en la suma de Bs. 1.000.- a pagarse mensualmente. También dispone que una vez ejecutoriada la sentencia se proceda a la inscripción de la filiación declarada y finalmente, sanciona al demandado por la malicia en que incurrió durante la tramitación del proceso, con la multa de Bs. 50.-.

En grado de apelación, deducida por Edmundo Ledezma Apaza, la Sala Civil Segunda de la Corte Superior de Oruro, mediante Auto de Vista Nº 099/2006 de 18 de agosto, cursante a fs. 141-144, la confirma parcialmente, revocándola en la parte en la que se impone multa al demandado por la presunta malicia y en la que se asigna asistencia familiar a favor del menor; sin costas.

Contra esta resolución, el demandado interpuso el recurso de casación que se analiza, en el que luego de una confusa e incongruente fundamentación, de la misma forma, solicita se "dicte auto supremo anulando obrados y reponga que los montos de gestación o parto como la pensión alimenticia se resuelvan en ejecución de sentencia".(sic)

CONSIDERANDO II: Antes de ingresar al análisis y consideración del recurso, cabe recordar que este Tribunal Supremo, a través de abundante jurisprudencia, ha dejado establecido que el recurso de casación constituye una demanda nueva de puro derecho que -como lo establece el artículo 250 del Código de Procedimiento Civil- es concedido para invalidar una sentencia o auto definitivo en los casos expresamente señalados por Ley y podrá ser de casación en el fondo o de casación en la forma o en ambos la vez; por otro lado, el art. 258 de la misma norma legal, al establecer los requisitos que inexcusablemente debe reunir el recurso, en su inc. 2) determina que "Deberá citar en términos claros, concretos y precisos la sentencia o auto del que se recurriere, su folio dentro del expediente, la ley o leyes violadas o aplicadas falsa o erróneamente, y especificar en qué consiste la violación, falsedad o error, ya se trate de recurso de casación en el fondo, en la forma, o ambos. Estas especificaciones deberán hacerse precisamente en el recurso y no fundarse en memoriales o escritos anteriores ni suplirse posteriormente".

Asimismo, corresponde señalar que cuando el recurso de casación es planteado en el fondo, se deben circunscribir los hechos denunciados a las causales de procedencia establecidas por el artículo 253 del adjetivo Civil, cuya finalidad es la casación del auto de vista recurrido y la emisión de una nueva resolución, unificando la interpretación de las normas jurídicas y creando la jurisprudencia correspondiente; en tanto que si se plantea en la forma, debe adecuarse la acción a las previsiones del artículo 254 del mismo, persiguiendo la anulación de la resolución recurrida o del proceso mismo, con o sin reposición, cuando se hubieren violado las formas esenciales del proceso, sancionadas con nulidad por la ley.

CONSIDERANDO III: En la especie, el recurrente no ha dado cumplimiento a las obligaciones procesales anteriormente descritas, por lo siguiente:

No cita de manera precisa las fojas del auto de vista que recurre, al señalar "que cursa a fs. 209 a 210 de obrados", cuando el proceso -hasta la interposición de dicho recurso- sólo contaba con 155 fojas.

La fundamentación del recurso es por demás confusa, no señala en términos claros, concretos y precisos ninguna ley o leyes que hubieren sido violadas o aplicadas falsa o erróneamente, menos aún especifica en qué pudo haber consistido dicha violación, falsedad o error, limitándose a acusar de manera genérica "una interpretación y aplicación indebida de la ley".

El recurrente desconoce la naturaleza jurídica que caracteriza al recurso de casación en el fondo como al de casación en la forma, a cuya consecuencia el recurso resulta ser ambigüo y confuso, toda vez que en primer término anuncia "presentar recurso de casación en el fondo" empero finaliza solicitando se "dicte auto supremo anulando obrados".

En definitiva, la acción extraordinaria intentada, que se analiza, no cumple con los requisitos de forma exigidos que son de inexcusable observancia, lo que inevitablemente lleva a resolverla en la forma establecida en el art. 272-2) del tantas veces citado Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Civil Primera de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, con la facultad contenida en el numeral 1. del art. 58 de la Ley de Organización Judicial, declara IMPROCEDENTE el recurso de casación interpuesto a fs. 156-158 de obrados; con costas.

Se regula el honorario profesional de abogado en la suma de Bs. 500.-, que mandará hacer efectivo el Tribunal ad quem.

Para sorteo y resolución de la causa, según convocatoria de fs. 168-169, interviene el Sr. Ministro Julio Ortiz Linares, de Sala Civil Segunda.

MINISTRO RELATOR: Dr. Julio Ortiz Linares.

Regístrese notifíquese y devuélvase.

Firmado : Dr. Julio Ortiz Linares.

Dra. Rosario Canedo Justiniano.

Proveído : Sucre,5 de mayo de 2009

Patricia Parada Loras.

Secretaria de Cámara de la Sala Civil Primera.