SALA CIVIL

AUTO SUPREMO N ° 99 Sucre, 9 de marzo de 2009.

DISTRITO: La Paz PROCESO: Ordinario-Mejor derecho

de propiedad.

PARTES: Honorable Alcaldía Municipal de la Paz c/ Rogelio Tintaya Tinta y otra.

MINISTRA RELATORA: Dra. Emilse Ardaya Gutiérrez.

VISTOS: El recurso de casación de fs. 465-469 interpuesto por Rogelio Tintaya Tinta y Julia de Tintaya contra el auto de vista Nº 383/2005 de 19 de septiembre de 2005, pronunciado por la Sala Civil Primera de la R. Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, dentro del proceso sobre mejor derecho de propiedad seguido por la H. Alcaldía Municipal de La Paz contra los recurrentes, los antecedentes procesales, y,

CONSIDERANDO: Que, el Juez 9° de Partido en lo Civil y Comercial de la ciudad de La Paz, pronunció la sentencia Nº 362/2004 de 16 de Septiembre de 2004, declarando improbada la demanda interpuesta a fs. 9-11, reiterada a fs. 12 por el Gobierno Municipal de la ciudad de La Paz, y probada en parte la reconvención deducida a fs. 81 a 83 y 101 a 103 por Rogelio Tintaya Tinta y Julia Choquetarqui de Tintaya.

Sentencia que en apelación, es revocada parcialmente por el tribunal ad quem y en su mérito declara probada la demanda en cuanto al mejor derecho, reivindicación, acción negatoria y cancelación de partida inscrita en Derechos Reales Nº 01377515 de 10 de octubre de 1996, e improbada en cuanto a los daños y perjuicios e improbada la reconvención y confirma la resolución Nº 442/2002 de 15 de noviembre de 2002, cursante a fs. 131 a 132 y el auto de complementación y enmienda de fs. 135.

Contra la resolución de vista, los demandados interponen recurso de casación acusando que el auto de vista ha incurrido en interpretación errónea y aplicación indebida de la ley, además de contener disposiciones contradictorias, al afirmar que solo tenían en propiedad 609 mts2., y que vendieron cuatro lotes de 150 mts.2 y sin embargo contradictoriamente sostienen que cedieron gratuitamente un lote de terreno de 196 mts.2 a la comuna paceña. Lo propio cuando se afirma que el demandado desde un inicio y antes de efectuar las cuatro transferencias de 150 mt.2 cada uno, no había adquirido 800 mt2. reales por cuanto a la anterior propietaria Rosalía Ramos García le afectaron su propiedad para ensanche de vía, con anterioridad a la compra del terreno por Rogelio Tintaya y sin corresponder se registraron en derechos reales 800 metros a favor de los demandados. Por lo que acusan de violarse el art. 1538 del Código Civil al constar su derecho propietario con antecedentes dominiales inscrito con anticipación de mucho tiempo a los supuestos derechos propietarios de la comuna paceña, por lo que no procedía la cancelación de su partida antes mencionada.

Acusan también que se hubiere interpretado y aplicado erróneamente los arts. 105 y 1453 del Código Civil, por cuanto para que preceda la reivindicación de un inmueble es necesario que quien reclama sea dueño o propietario del mismo y que esté ejerciendo actos de dominio o tenga posesión y que por alguna circunstancia no imputable al demandante, el inmueble se encuentre en poder de un tercero sin derecho y solo en calidad de poseedor precario o detentador, tal como se declaró en sentencia.

Finalmente acusan de aplicación errónea del art. 1555 del Código Civil ya que la comuna paceña no ha demostrado que tenga derecho propietario sobre el lote de terreno, porque la resolución administrativa Nº 65/98 no ha otorgado derecho propietario a ninguna persona ni ha constituido servidumbre pública ni estricción administrativa al propietario, por lo que también se ha aplicado erróneamente el art. 1455 del Código Civil, por lo que piden se case el auto de vista y deliberando en el fondo se mantenga firme y subsistente la sentencia de 16 de septiembre de 2004.

CONSIDERANDO: Que, de la revisión de los obrados en función del recurso de casación en el fondo, este Tribunal Supremo encuentra que evidentemente en la resolución de vista pronunciada por el tribunal ad quem se ha incurrido en infracción de los arts. 1538, 1453 y 1555 del Código Civil.

En efecto, el auto de vista que revoca la sentencia pronunciada por el juez a quo, sostiene en el inciso primero del tercer considerando que: "Se ha evidenciado según la Resolución Municipal Nº 65/98 de 10 de agosto de 1998, cursante a fs. 6 a 7 de obrados.... por las que como condición del municipio ceden gratuitamente un quinto terreno restante de 196 m2 para área verde de la comunidad, terreno con el que nominalmente se extendían sus derechos a 800 m2., quinto terreno no apto para la construcción por su gran inclinación de más de 45° .... ".

Afirmación del tribunal ad quem que no corresponde al texto de la precitada Resolución Municipal Nº 65/98 de 10 de agosto de 1998 y que cursa de fs. 6 a 7 de obrados, en la que nada se dice respecto a que los demandados Rogelio Tintaya Tinta y su esposa, hubieren cedido gratuitamente un quinto terreno a favor del Municipio de la ciudad de La Paz, es más, ni siquiera en la precitada Resolución existe mención siquiera sobre el quinto lote de 196 m2, menos que el mismo no sea apto para la construcción por su inclinación de más de 45°.

Tampoco el Gobierno Municipal de la ciudad de La Paz, ha presentado como prueba preconstituida el informe de división y partición Nº 030/98 del 31 de julio de 1998 y 10 de agosto de 1998 al que se refiere el punto cuarto de la parte resolutiva de la referida Resolución Municipal Nº 65/98 de 10 de agosto de 1998, consiguientemente este Tribunal Supremo no puede validar la conclusión a la que arriba el tribunal ad quem. Tampoco el Gobierno Municipal de la ciudad de La Paz, ha presentado su registro en Derechos Reales que acredite su derecho propietario sobre el terreno de 196 mts.2 cuyo mejor derecho de propiedad y reivindicación reclama.

Que el art. 105 del Código Civil al establecer el derecho de propiedad, regula también el "jus vindicandi" como la facultad que tiene todo propietario de reivindicar la cosa de manos de un tercero, viabilizada a través de la acción reivindicatoria prevista por el art. 1453 del adjetivo civil, cuyo fundamento reside en el poder de persecución que tiene el propietario cuando ha sido desposeído de la cosa sin que medie su voluntad y tiende a que éste recupere la posesión de la cosa, mediante la desposesión del demandado ordenada por el juez. Así, la acción reivindicatoria hace prevalecer el derecho de propiedad de quien la invoca, correspondiendo a éste demostrar la forma de adquisición, conforme lo establece el art. 110 del Código Civil.

En ese orden, ingresa la acción de "mejor derecho de propiedad" que se presenta cuando hay más de un propietario o persona que alegue dominio sobre la cosa, en cuyo caso se dice que hay disputa y conflicto del derecho de propiedad. Mejor derecho que exige a quien lo invoca que hubiere registrado su derecho propietario en las oficinas de Derechos Reales, para ser oponible a terceros, como lo dispone el art. 1538 del Código Civil.

Pues bien, en el caso de autos, el Gobierno Municipal de la ciudad de La Paz, no ha acreditado que hubiere registrado su derecho propietario en Derechos Reales, tal como lo previene la precitada norma legal, menos que ese derecho propietario emerja nítidamente, como forzadamente pretende la resolución de vista.

Por lo que corresponde en consecuencia, aplicar la determinación de los arts. 271-4) y 274 del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Civil de la Excma. Corte Suprema de Justicia de la Nación, con la concurrencia del Dr. Hugo R. Suárez Calbimonte, Ministro de la Sala Social y Administrativa Segunda, convocado al efecto, CASA el auto de vista y deliberando en el fondo mantiene la sentencia pronunciada por el Juez 9° de Partido en lo Civil de la ciudad de La Paz de 16 de Septiembre de 2004.

MINISTRA RELATORA: Dra. Emilse Ardaya Gutiérrez.

Regístrese y devuélvase.

Firmado : Dra. Emilse Ardaya Gutiérrez.

Dra. Rosario Canedo Justiniano.

Dr. Hugo Roberto Suárez Calbimonte

Proveído : Sucre, 9 de marzo de 2009

Patricia Parada Loras.

Secretaria de Cámara de la Sala Civil.