SALA CIVIL

AUTO SUPREMO N ° 81 Sucre, 28 de febrero de 2009

DISTRITO: Chuquisaca PROCESO: Ordinario-Declaración

judicial de paternidad.

PARTES: Yene Basilio Ingunza c/ Sergio Ariel Echalar

MINISTRA RELATORA: Dra. Emilse Ardaya Gutiérrez.

VISTOS: El recurso de casación de fs. 107, interpuesto por Sergio Ariel Echalar, contra el Auto de Vista Nº 242/06 de fs. 103 a 104, pronunciado en fecha 8 de junio de 2006 por la Sala Civil Segunda de la R. Corte Superior del Distrito Judicial de Chuquisaca, en el proceso ordinario familiar de declaración judicial de paternidad seguido por Yene Basilio Ingunza contra el recurrente, los antecedentes procesales y,

CONSIDERANDO: Que, la señora Juez de Partido Segundo de Familia de la ciudad de Sucre, pronunció la sentencia de fs. 85 a 87 declarando probada la demanda de fs. 20-21 de obrados e improbada la excepción de falta de acción y derecho de fs. 26-27 vlta.

Fallo de primera instancia que apelado por la parte demandada, fue confirmado totalmente por Auto de Vista Nº 242/06 de fs. 103 a 104 de obrados, disponiendo de oficio y en aplicación del art. 210 del Código de Familia, que el demandado Sergio Ariel Echalar dé y pague a favor de la demandante Yene Basilio Ingunza los gastos de gestación, los de parto y una pensión por 12 semanas, cuya cuantía se establecerá en ejecución de sentencia.

Contra dicha resolución de vista, el demandado Sergio Ariel Echalar interpone recurso de casación en el fondo, limitándose a acusar que el tribunal ad quem de oficio ha enmendado un error de la juez a quo, imponiéndole a pagar a favor de la actora los gastos de gestación, los de parto y una pensión.

Señala que el tribunal ad quem no ha hecho otra cosa que cohonestar los errores de la juez inferior, quien no obstante disponer el examen de ADN no se llevó a cabo, incumpliendo con su misma orden judicial conforme se observa por el acta que cursa a fs. 55.

Sostiene que el tribunal ad quem en su resolución expresa que se hubiera alegado como "único agravio" la trasgresión del art. 191 del Código de Procedimiento Civil, norma que hubiere sido derogada por la Ley 1760 de 28 de febrero de 1997, sin embargo conforme al memorial de alzada se ha denunciado también la trasgresión del art. 1330 del Código Civil, por cuanto el a quo no tomó en cuenta las declaraciones testificales de descargo, norma que acusa como violada así como también el art. 1333 relacionado con la prueba pericial de ADN exigida por el juez a quo y que no se realizó.

Por lo expuesto recurre de casación en el fondo, pidiendo se case el auto de vista recurrido y deliberando en el fondo se declare improbada la demanda y probadas las excepciones opuestas.

CONSIDERANDO: Que, de la revisión de los obrados en función al recurso de casación interpuesto por el recurrente, este Tribunal Supremo no encuentra que el tribunal ad quem hubiere incurrido en infracción de las normas acusadas en el recurso.

En efecto, el tribunal de apelación al evidenciar que la Jueza a quo omitió disponer que en la partida de nacimiento de la menor Rita Lorena se agreguen los datos correspondientes al padre Sr. Sergio Ariel Echalar y el apellido paterno correspondientes, además que aquél cancele los gastos erogados en la gestación y del parto, así como la pensión correspondiente, previstos en el art. 210 del Código de Familia, estaba en la obligación a tiempo de confirmar la sentencia, de disponer la complementación de la misma, tal como ocurrió en la resolución de vista contra la que se ha instaurado el recurso de casación que nos ocupa.

En cuanto a la acusada violación del art. 1333 del Código Civil, es de señalar que los jueces de grado están facultados para valorar las pruebas aportadas a obrados, conforme lo disponen los arts. 1286 del sustantivo civil y 397 de su Procedimiento, sin que en el recurso se hubiere demostrado el error manifiesto en el que se hubiere incurrido por parte de los de instancia.

'Por lo expuesto, es del caso dar aplicación a lo previsto por el art. 271-2) del adjetivo civil.

POR TANTO: La Sala Civil de la Excma. Corte Suprema de Justicia de la Nación, declara INFUNDADO el recurso con costas. Se regula el honorario de abogado en la suma de bolivianos quinientos, que mandará hacer efectivo el tribunal ad quem.

MINISTRA RELATORA: Dra. Emilse Ardaya Gutiérrez.

Regístrese y devuélvase.

Firmado : Dra. Emilse Ardaya Gutiérrez.

Dra. Rosario Canedo Justiniano.

Proveído : Sucre, 28 de febrero de 2009.

Patricia Parada Loras.

Secretaria de Cámara de la Sala Civil.