SALA CIVIL

AUTO SUPREMO Nº 192 Sucre, 2 de septiembre de 2008

DISTRITO: Chuquisaca PROCESO: Ordinario Resolución de

contrato.

PARTES: Marina Arce Herrera de Pallares c/ Edgar Alejandro Robles Azurduy.

MINISTRA RELATORA: Dra. Rosario Canedo Justiniano

VISTOS: El recurso de casación de fs. 110 a 112 vta., interpuesto Edgar Alejandro Robles Azurduy, contra el auto de vista Nº SCII-178/2006 de 7 de abril de 2006, cursante a fs. 104-105, pronunciado por la Sala Civil Segunda de la Corte Superior del Distrito Judicial de Chuquisaca, en el proceso ordinario de resolución de contrato verbal, seguido por Marina Arce Herrera de Pallares, contra el recurrente, la respuesta de fs. 126 a 128 vta., los antecedentes procesales, y

CONSIDERANDO I: Que en este proceso la Juez de Partido Quinto de Partido en lo Civil y Comercial, del Departamento de Chuquisaca, emitió la sentencia de 14 de enero de 2006 de fs. 60- 61 vta., declarando probada en parte la demanda, solo con relación a la entrega del inmueble de la calle Cobija Nº 118, más el pago de daños y perjuicios a ser cancelados en ejecución de sentencia y no así con referencia a la resolución del contrato, disponiendo se haga entrega del inmueble dentro de los diez días de su legal notificación.

Que, en apelación deducida por el demandado, mediante auto de vista Nº SCII-178/2006 de 7 de abril de 2006 cursante a fs. 104-105, confirma totalmente la sentencia de 14 de enero del 2006, con costas en ambas instancias.

Contra la referida resolución de vista Edgar Alejandro Robles Azurduy, al amparo de los arts. 250, 258-2) del Cód. Pdto. Civ., interpone el recurso de casación en el fondo cursante de fs. 110 a 112 vta., acusando la vulneración de los arts. 16-II ; IV y 7-a de la Constitución Política del Estado, bajo el argumento de que no se ha dado cumplimiento a la previsión del art 227 de la Cod. Pdto. Civ., desconociendo lo establecido en el art 8 inc. h) de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, que establece que toda persona tiene derecho a recurrir del fallo ante Juez o Tribunal Superior, no habiendo aplicado jurisprudencia vinculante emitida por el Tribunal Constitucional, violando el art. 253-1 del Código de Procedimiento Civil, para luego referirse a la nulidad reiterando cita de sentencias constitucionales en relación al debido proceso, seguridad jurídica por lo que solicita que el Tribunal Supremo Case el auto de vista recurrido y deliberando en el fondo Anule el Auto de vista de fs. 104-105.

CONSIDERANDO II.- Que, conforme la amplia jurisprudencia del Tribunal Supremo, el recurso de casación es una nueva demanda de puro derecho que debe contener los requisitos enumerados en el art. 258-2) del Cód. Pdto. Civ., sea que se plantee en la forma, en el fondo o en ambos efectos a la vez, procediendo el recurso de casación en la forma, cuando la resolución recurrida ha sido dictada violando formas esenciales del proceso y, a su vez, el recurso de casación en el fondo, cuando el juez o tribunal de apelación ha emitido una sentencia o auto de vista violando, interpretando erróneamente o aplicando indebidamente la ley, así como, cuando ha incurrido en error de hecho o de derecho en la apreciación de la prueba, conforme establecen los arts. 250, 253 y 254 del Cód. Pdto. Civ., es decir, en la forma, por errores in procedendo que dan lugar a la nulidad del proceso y en el fondo, por errores in judicando, que motivan la invalidación de la resolución dictada con infracción de la ley sustantiva, no siendo suficiente, en ambos casos, la simple cita de disposiciones legales, sino fundamentar en qué consiste la infracción y precisar cuál la correcta aplicación de la norma cuya infracción se acusa.

En la especie, el recurso planteado a fs. 110-112 vta., no se ajusta al marco conceptual antes anotado careciendo de la técnica recursiva que exige la formulación de esta acción extraordinaria, por cuanto, si bien dice interponer recurso de casación en el fondo, sin embargo, sustenta equivocadamente dicha impugnación de fondo, señalando supuestas infracciones como la de los arts. 227 del Cód. Pdto. Civ., 8 inc. h) Convención Americana sobre Derechos Humanos, o Pacto de San José de Costa Rica, que en todo caso atingirían a cuestiones constitucionales, por la jurisprudencia constitucional mencionada en el recurso, confundiendo así las causales propias por las que procede la casación en el fondo y en la forma, por el objeto y efectos diferentes que persiguen ambos recursos dada su distinta naturaleza jurídica, de donde resulta contradictorio pedir la casación del auto de vista recurrido, y deliberando en el fondo solicitar se anule el mismo, sin tomar en cuenta que las causales de casación se encuentran expresamente referidas en el art. 253 y las de nulidad en el art. 254 ambos del Código de Procedimiento Civil, teniendo la carga el recurrente de cumplir la carga recursiva que le impone el art. 258- 2 y 3) del precitado adjetivo civil, omisión que impide se abra la competencia del máximo Tribunal.

Consiguientemente, corresponde resolver el recurso planteado dando aplicación a la previsión de los arts. 271-1) y 272, del Cód. Pdto. Civ.

POR TANTO: La Sala Civil de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, en aplicación del art. 58 numeral 1 de la L.O.J., declara IMPROCEDENTE el recurso de casación en el fondo de fs. 110-112 vta. Con costas.

Se regula el honorario profesional de abogado, en la suma de Bs. 500.- que mandará pagar el Tribunal ad quem.

MINISTRA RELATORA Dra. Rosario Canedo Justiniano.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Firmado : Dra. Rosario Canedo Justiniano.

Dra. Emilse Ardaya Gutiérrez.

Proveído : Sucre, 2 de septiembre de 2008.

Patricia Parada Loras.

Secretaria de Cámara de la Sala Civil