SALA CIVIL

AUTO SUPREMO Nº 154 Sucre, 18 de julio de2008

DISTRITO: Santa Cruz PROCESO: Ordinario- Reivindicación y

otros.

PARTES: José Jacinto Ponce López c/ Chih Ping Lee, y otros.

MINISTRA RELATORA: Dra. Rosario Canedo Justiniano

VISTOS: El recurso de casación en el fondo de fs. 890-893, interpuesto por José Jacinto Ponce López, contra el auto de vista Nº 01/2006 de 23 de diciembre de 2005 cursante a fs. 886-887, pronunciado por Conjueces de la Corte Superior de Santa Cruz, por la Sala Civil Segunda de la Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz, en el proceso ordinario de reivindicación, desocupación y entrega de inmueble, seguido por el recurrente contra Chih Ping Lee, María Luisa Pacheco Geizueta y Lee Pei Sheng Tien, la respuesta de fs. 895-896, los antecedentes procesales, y;

CONSIDERANDO I: Que, la sentencia de 3 de junio de 2005 de fs. 818-824, dictada por el Juez 8º de Partido en lo Civil y Comercial de la ciudad de Santa Cruz, declara improbada la demanda de fs. 38-40, sobre reivindicación, desocupación y entrega de inmueble, interpuesta por José Jacinto López y probada la demanda reconvencional de fs. 686-687, sobre mejor derecho de propiedad interpuesta por los demandados Chih Ping Lee, María Luisa Pacheco Geizueta y Seng Thien Lee Pei. Sin costas por ser Juicio doble.

En grado de apelación deducida por el demandante, por auto de vista Nº 01/2006 de 23 de diciembre de 2005, se confirma la sentencia apelada de 3 de junio de 2005 de fs. 818-824, solicitando la casación del auto de vista recurrido de fs. 886-887 y, deliberando en el fondo se dicte nueva sentencia declarando probada su demanda, probada la excepción de cosa juzgada como la prescripción del contrato ilegal de 19 de diciembre de 1975, de conformidad a los arts. 252, 253 del Cód. Pdto. Civ. y 15 de la L.O.J.

CONSIDERANDO II.- Que, así planteado el recurso ingresando a su análisis en función de los datos del proceso, se tiene:

1.- Que, por Auto Supremo Nº 154 de 29 de julio de 2004 cursante a fs. 644-646, se dispone la nulidad del proceso hasta el estado de citar con la demanda de fs. 38-40, en forma legal al codemandado Seng Thien Lee Pei, que posteriormente fue citado en forma personal en 23 de septiembre de 2004, como consta de la diligencia de fs. 667, quién a través de su apoderada y codemandada Luisa Pacheco de Lee, conforme el poder de fs. 672-673, contestó negativamente la demanda y reconvino por mejor derecho propietario a fs. 686-687, respecto del inmueble ubicado en la calle Ballivián Nº 545 al 547 de la cuidad de Santa Cruz, que adquirió del demandante José Jacinto Ponce López y Marcel Ponce Añez, en 19 de diciembre de 1975 mediante escritura pública Nº 870/75 otorgada ante Notaria de Fe Pública Nº 2 de la Capital Maria Luisa Lozada Bravo, inscrita en DD.RR. a Fs. 124 Folio Nº 124 del Libro Segundo de Propiedades en 26 de enero de 1979 actualmente bajo la partida computarizada Nº 010258079 de 26 de enero de 1979, venta ratificada en 3 de julio de 1979 y reconocidas sus firmas en 4 de julio de 1979, ante el Juez Segundo de Partido Ordinario en lo Civil, como consta fs. 674 y 675-677.

2.- El auto de vista recurrido confirma la sentencia de primera instancia que declara improbada la demanda de fs. 38-40, sobre reivindicación, desocupación y entrega de inmueble, interpuesta por José Jacinto López y probada la demanda reconvencional de fs. 686-687, sobre mejor derecho de propiedad interpuesta por los demandados Chih Ping Lee, María Luisa Pacheco Geizueta y Seng Thien Lee Pei, en razón de que el demandante José Jacinto Ponce López, en el marco de la relación procesal fijada a fs. 731 vta., no probó en el curso del proceso que la transferencia del inmueble objeto de la litis, que efectuara mediante instrumento Nº 870 de 19 de diciembre de 1975 a favor del codemandado reconvencionista Seng Thien Lee Pei, hubiere sido anulada judicialmente; que se encontraba en posesión real del inmueble del que se lo habría desposeído ilegalmente, para demandar reivindicación de la posesión y que tampoco demostró que existiera causal justificada alguna para disponer la desocupación del inmueble que pretende reivindicar. Resolución que se funda en la aplicación de los arts. 105-II, 1283,1453 del Cód. Civ., 375 y 190 y siguientes del Cód. Pdto. Civ.

3.- En el recurso que se examina no se denuncia infracción alguna de las disposiciones en que se sustentan las resoluciones de grado, limitándose el recurrente a señalar genéricamente la supuesta inobservancia de los arts. 9º del Cód. Civ., 58 y 60 de su procedimiento, cuando en la presente causa no hay duda de que el nombre del comprador del inmueble sito en calle Ballivián Nº 545 al 547 de la cuidad de Santa Cruz, es Seng Thien Lee Pei y que la representación asumida por su nuera María Luisa Pacheco Geizueta de Lee, emerge del Poder Nº 326/2004 de 23 de septiembre, otorgado en la Notaría Nº 20 de la Capital Santa Cruz, resultando impertinente la cita de tales disposiciones, cuestionando la supuesta imprecisión en el nombre del codemandado Seng Thien Lee Pei, la misma que ya fue definida por los jueces de instancia.

4.- Por otra parte, el recurrente olvidó adecuar su reclamo a las causales que hacen a la procedencia de este recurso extraordinario, expresamente prevista en el art. 253 del Cód. Pdto. Civ., que alude enunciativamente, pretendiendo además, en forma incongruente y contradictoria, la casación del auto de vista recurrido, reclamando la aplicación de los arts. 252 del Cód. Pdto. Civ. y 15 de la L.O.J., disposiciones que al estar referidas a la potestad que asiste a los jueces, para fiscalizar y disponer de oficio la nulidad del proceso en que se encontraren infracciones que interesen al orden público, no pueden sustentar el recurso de casación en el fondo, cuya finalidad no es la nulidad del proceso, sino la casación del auto de vista que hubiere sido dictado con infracción de ley expresa o error in judicando, que no se da en la especie.

5.- Sobre la base de la confusión precedentemente anotada, el recurso de casación en el fondo intentado, devendría en improcedente, sin embargo el tribunal realiza el correspondiente análisis, también sobre la pretensión de que se declare probada la excepción de cosa juzgada que no formalizó y mucho menos acreditó en el proceso, luego de que se reencausara el trámite dando cumplimiento a lo dispuesto en el Auto Supremo Nº 154 de 29 de julio de 2004; así como la prescripción del contrato de venta que suscribiera en 19 de diciembre de 1975, apartándose del fondo de la litis delimitado en la relación procesal que constituye el marco jurisdiccional en el que debe resolverse la controversia, con la pertinencia de los arts. 190 y 192-3) del Cód. Pdto. Civ., disposiciones estas que fueron debidamente observadas por los jueces de grado, sin incurrir en error de hecho ni de derecho en la apreciación de las pruebas ni en la aplicación de la ley, estableciéndose que los fundamentos del fallo recurrido no fueron enervados por la extensa e imprecisa argumentación contenida en el memorial del recurso.

Consiguientemente, corresponde resolver el recurso aplicando las disposiciones contenidas en los arts. 271-2 y 273 del Cód. Pdto. Civ.

POR TANTO: La Sala Civil de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, en aplicación del art. 58 numeral 1 de la L.O.J., declara INFUNDADO el recurso de casación de fs. 890-893.

Se regula el honorario del abogado en Bs. 500.-, que mandará hacer efectivo el tribunal ad quem.

MINISTRA RELATORA Dra. Rosario Canedo Justiniano.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Firmado : Dra. Rosario Canedo Justiniano.

Dra. Emilse Ardaya Gutiérrez.

Proveído : Sucre, 18 de julio de 2008.

Patricia Parada Loras.

Secretaria de Cámara de la Sala Civil