SALA CIVIL

AUTO SUPREMO Nº 313 Sucre, 17 de julio de 2007

DISTRITO : Cochabamba PROCESO: Ordinario - División y partición

PARTES : Luis Sanabria c/ Marcial Castro Céspedes.

MINISTRA RELATORA: Dra. Rosario Canedo Justiniano

VISTOS: El recurso de casación interpuesto de fojas 168 a 168 vlta. por el demandado Marcial Castro Céspedes, contra el Auto de Vista de fecha 26 de julio de 2004 de fojas 166 a 166 vlta., pronunciado por la Sala Civil Segunda de la R. Corte Superior del Distrito Judicial de Cochabamba, en el proceso ordinario sobre división y partición seguido por Luís Sanabria contra el recurrente y Felipe Céspedes, los antecedentes procesales, y:

CONSIDERANDO: Que, el Juez Segundo de Partido Ordinario en lo Civil y Comercial de la ciudad de Cochabamba, mediante Sentencia que corre de fojas 129 a 131 vlta. enmendada a fojas 134 vlta., declaró probada en parte la demanda e improbadas las oposiciones de los demandados, consiguientemente, dispuso que en ejecución de sentencia se proceda a la división del inmueble en estado de co-propiedad en caso de existir cómoda división, o en su caso proceder a la subasta del inmueble, previa tasación pericial.

Impugnada que fue esta resolución por el demandado Marcial Castro Céspedes, la misma fue absuelta por Auto de Vista de fecha 26 de julio de 2004 de fojas 166 a 166 vlta. pronunciado por la Sala Civil Segunda de la R. Corte Superior del Distrito Judicial de Cochabamba, por el cual confirma la Sentencia en todas sus partes.

Contra esta resolución Marcial Castro Céspedes recurre de casación en el fondo con el argumento de que Felipe Céspedes no tiene derecho propietario alguno al haber vendido en vida su cuota parte de acciones y derechos y que el documento de fojas 111 al tenor de lo dispuesto por el artículo 1557-3) del Código Civil habría perdido su eficacia al haber caducado su registro en Derechos Reales, por que dicho registro correspondía simplemente a una anotación preventiva y que en consecuencia existiría error en la valoración probatoria.

CONSIDERANDO: Que, de la revisión del cuaderno procesal se establecen los siguientes aspectos:

El recurrente desde el inicio del proceso de división convertida en contenciosa reconoció el derecho propietario del actor, así como de Felipe Céspedes, para luego calificar su derecho propietario como inexistente porque en el Registro de Derechos Reales se habría registrado el derecho propietario de sus padres en calidad de anotación preventiva, empero el recurrente, no toma en cuenta que el único objeto de la demanda es la tutela judicial respecto a la autorización de división del inmueble sea en forma material o emergente de subasta pública si no admite cómoda división, en consecuencia, las observaciones respecto al mejor derecho propietario que pudiere tener el otro co-demandado Felipe Céspedes, al no ser objeto de la litis no corresponde su conocimiento ni pronunciamiento.

Que del análisis de todo lo obrado, se llega a la conclusión que el Auto de Vista recurrido fue pronunciado dentro del marco jurisdiccional que previene el artículo 236 concordante con el artículo 227 del adjetivo civil, y de ninguna manera transgredió norma alguna, al contrario se ajusta a derecho, al confirmar la sentencia de primera instancia, sin incurrir en error injudicando alguno.

Por lo expuesto, se concluye que debe darse aplicación a las normas de los artículos 271 inciso 2) y 273 del Código de Procedimiento Civil, por no ser evidentes las infracciones alegadas en el recurso.

POR TANTO: La Sala Civil de la Excma. Corte Suprema de Justicia de la Nación, con la facultad que le confiere el artículo 58 numeral 1) de la Ley de Organización Judicial, declara INFUNDADO el recurso de casación en el fondo de fojas 168 a 168 vuelta con costas.

Se regula el honorario de abogado en la suma de Bs. 500.-, que mandará pagar el Tribunal ad quem.

MINISTRA RELATORA Dra. Rosario Canedo Justiniano.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Firmado : Dra. Rosario Canedo Justiniano.

Dra. Emilse Ardaya Gutiérrez.

Proveído : Sucre, 17 de julio de 2007.

Patricia Parada Loras.

Secretaria de Cámara de la Sala Civil.