SALA CIVIL

AUTO SUPREMO N° 34 Sucre, 2 de febrero de 2007

DISTRITO : Pando PROCESO: Ordinario - Usucapión decenal.

PARTES : Ángel Da Silva Trigoso c/ Carmen Vargas vda de Farah.

MINISTRA RELATORA: Dra. Emilse Ardaya Gutiérrez.

VISTOS: El recurso de casacón en el fondo y en la forma interpuesto de fs. 430 a 431 por Ángel Da Silva Trigoso, contra el auto de vista, pronunciado en fecha 1º de julio de 2004 por la Sala Civil de la R. Corte Superior de Distrito Judicial de Pando, en el ordinario sobre usucapión decenal que sigue el recurrente contra Carmen Vargas vda. de Farah, los antecedentes del proceso, y

CONSIDERANDO: Contra el auto de vista de fs. 424 a 427 que confirma totalmente la sentencia apelada, la que a su vez declaró improbada la demanda principal de usucapión decenal y probada la demanda reconvencional de acción negatoria, reivindicación, mejor derecho propietario y entrega de inmueble, el demandante Ángel Da Silva Trigoso recurre de casación, en el fondo y en la forma.

El recurso en el fondo no señala disposición alguna que hubiere sido violada, interpretada erróneamente o aplicada indebidamente, tampoco si el tribunal ad quem hubiere incurrido en error de derecho o de hecho a tiempo de apreciar las pruebas, en este último caso tampoco demostró por documentos auténticos la equivocación manifiesta del juzgador, como prevén los incisos 1º y 3º del art. 253 del adjetivo civil.

El recurso en la forma acusa que el garante de evicción fue citado extemporáneamente el 3 de mayo a fs. 37 vta. Acusa también que el decreto de autos de fs. 362 se mantiene vigente pese a la anulación de obrados por auto de vista de fs. 386 a 387, porque únicamente el a quo decretó a fs. 389 "cúmplase y hágase conocer a las partes procesales". Sostiene finalmente que el Gobierno Municipal no fue citado con la demanda de usucapión conculcando el art. 131 de la Ley de Municipalidades que establece claramente la condición de estar citado bajo sanción de nulidad.

CONSIDERANDO: Que, el art. 15 de la Ley de Organización Judicial otorga al Tribunal Supremo la facultad de fiscalizar los procesos que llegan a su conocimiento a objeto de verificar si en ellos se observaron las formas esenciales que hacen eficaz a un proceso de conocimiento y fundamentalmente que las resoluciones que contenga, sean útiles en derecho y guarden la seguridad jurídica que las partes buscan a través de aquél.

Que, en función a esta facultad fiscalizadora y revisados los obrados, este Tribunal evidencia que la demanda de usucapión interpuesta por Ángel Da Silva Trigoso, admitida por auto de fs. 8 en fecha 3 de abril de 2003, no ha sido puesta en conocimiento del Gobierno Municipal de la ciudad de Cobija.

Que, al respecto el art. 131 de la Ley Nº 2028 de 28 de octubre de 1999, conocida como Ley de Municipalidades, textualmente expresa: "En todo proceso de usucapión sobre bienes inmuebles susceptibles de aplicación de dicha figura, deberá citarse al Gobierno Municipal de la jurisdicción respectiva que, en función a los intereses municipales podrá constituirse en parte directamente interesada, sin perjuicio de la citación al demandado, bajo sanción de nulidad".

En autos la demanda de usucapión fue iniciada el 2 de abril de 2003, consiguientemente, es de aplicación la normativa citada y que impone necesariamente la citación con la demanda al Municipio, bajo pena de nulidad.

Al vicio anotado se suma el hecho que el auto de vista de fs. 386 a 387 anuló "obrados hasta el Decreto de Autos para sentencia", consiguientemente el a quo, una vez recibidos los obrados, no solo estaba obligado a proveer el "cúmplase", sino también debía dictar nuevo "decreto de autos", a fin de realizar el cómputo del plazo para dictar la resolución de primera instancia.

Que, el tribunal ad quem, lejos de ejercer su misión fiscalizadora que le reserva el art. 15 de la L.O.J., procedió a pronunciarse en el fondo de la litis, cayendo su actuar en la nulidad prevista por el art. 254-7) del Código de Procedimiento Civil, por lo que corresponde dar aplicación a lo previsto por el art. 271-3) y 275, del igual cuerpo legal.

POR TANTO: La Sala Civil de la Excma. Corte Suprema de Justicia de la Nación, ANULA obrados hasta el vicio más antiguo que se sitúa a fs. 9 vta. inclusive, hasta el estado de citar con la demanda de usucapión a la H. Alcaldía Municipal de Cobija.

No siendo excusable la omisión incurrida tanto por el juez a quo como por el tribunal ad quem, se les impone responsabilidad en multa que se califica en bolivianos cien descontables de sus haberes a favor del Tesoro Judicial.

MINISTRA RELATORA: Dra. Emilse Ardaya Gutiérrez.

Regístrese y devuélvase.

Firmado : Dra. Emilse Ardaya Gutiérrez.

Dr. Julio Ortiz Linares.

Dra. Rosario Canedo Justiniano.

Proveído : Sucre, 2 de febrero de 2007.

Patricia Parada Loras.

Secretaria de Cámara de la Sala Civil.