SALA CIVIL

AUTO SUPREMO N° 203 Sucre, 2 de octubre de 2006.

DISTRITO : Beni PROCESO: Ordinario - Pago de indemnización y otro.

PARTES : Nelva Rodríguez Vda. de Suárez e hijos c/ H. Alcaldía Municipal de Trinidad del Departamento de Beni..

MINISTRO RELATOR: Dr. Julio Ortiz Linares.

 

VISTOS: El recurso de casación de fs. 109-111 vta., interpuesto por Moisés Shriqui Vejarano Alcalde Municipal de la ciudad de la Santísima Trinidad departamento del Beni, contra el auto de vista No. 011/04 de fs. 106-107, pronunciado el 29 de enero de 2004, por la Sala Civil de la Corte Superior del indicado Distrito Judicial, dentro del proceso ordinario sobre pago de indemnización, daños y perjuicios, seguido por Nelva Rodríguez Vda. de Suárez e Hijos contra la entidad que representa el recurrente; la concesión del recurso efectuada mediante auto de fs. 117, los antecedentes procesales y,

CONSIDERANDO: Que tramitado el proceso de referencia, el 22 de octubre de 2003, el Juez Segundo de Partido en lo Civil de la ciudad de Trinidad, pronunció la sentencia de fs. 87-91 vta., declarando probada la demanda de pago de indemnización por expropiación de bien inmueble urbano, cuyo monto asciende a $us. 79.827, 49.-, más daños y perjuicios a ser calificados en ejecución de sentencia y de costas procesales.

En consulta y apelación deducida por la entidad demandada, la Sala Civil de la Corte Superior del Distrito Judicial de Beni, mediante Auto de Vista No. 011/04, confirmó parcialmente la sentencia apelada en relación al pago del monto de la indemnización y revocó en la parte del pago de daños, perjuicios y costas procesales.

Esta resolución motivó el recurso de casación en el fondo de fs. 109-111 vta., interpuesto por la H. Alcaldía Municipal de Trinidad, acusando la infracción de los artículos 3º, 4º, 122, 123, 124 y 125 de la Ley de Municipalidades Nº 2028, en cuyo mérito solicita "se declare probado el recurso y deliberando en el fondo se revoque el auto de vista recurrido casando" (sic).

CONSIDERANDO: Que, con carácter previo a la consideración y resolución del recurso planteado, corresponde señalar que cuando una sentencia ha sido dictada fuera del contexto legal, quebrantando los intereses y derechos de los litigantes, los artículos 219 y 227 del Código adjetivo Civil, otorgan a la parte afectada, la facultad de reclamar ante el mismo juez por los daños que le ocasione el fallo, bajo la condición de que en el recurso el perjudicado explique, justifique y fundamente los motivos legales de su alzada, revelando explícitamente los agravios sufridos, con la finalidad de que se abra la competencia del tribunal superior y pueda repararse tales perjuicios con la pertinencia que exige la ley, la omisión de este requisito por parte del recurrente, ocasiona la invalidez del recurso.

En el sub lite, conforme consta a fs. 93-94, la sentencia de primera instancia fue recurrida de apelación por la entidad edilicia demandada; empero, dicha impugnación no fue considerada por el ad quem porque la apelación carecía de fundamentación de agravios, constituyendo una repetición mecánica de la contestación de la demanda, sin impugnar los puntos de la sentencia que dieron lugar a que la demanda sea declarada probada, circunstancia que impidió se abra la competencia del tribunal de alzada a efectos de cumplir con el mandato del artículo 236 del Código de Procedimiento Civil para resolver el recurso, aspecto que no fue impugnado a través del recurso de casación que ahora se resuelve y que determina que la sentencia, respecto de la entidad edilicia recurrente, se encuentre ejecutoriada.

Sin embargo, el Tribunal de apelación, haciendo uso de la facultad conferida por el artículo 197 del Código de Procedimiento Civil -que dispone que las sentencias dictadas contra el Estado o las entidades públicas en general deben ser consultadas de oficio ante el superior en grado- emitió la resolución de vista ahora impugnada a través del recurso extraordinario de casación, confirmando parcialmente dicho fallo y revocándolo en cuando al pago de daños y perjuicios, ordenado en sentencia.

Consiguientemente, el auto de vista pronunciado no emerge del recurso de apelación interpuesto por la Alcaldía demandada, sino, de lo dispuesto por el artículo 197 del adjetivo Civil, motivo por el cual, la entidad edilicia demandada, cuyo recurso de apelación fue rechazado por no cumplir con el voto del artículo 227 del Código de Procedimiento Civil, no tiene la facultad de recurrir de casación, aspecto que debió ser observado por el ad quem a efectos de rechazar dicha acción extraordinaria, conforme establece el artículo 262 inciso 2 del mencionado Código adjetivo, por lo que corresponde determinar la nulidad establecida en el artículo 252 del Código de Procedimiento Civil, en función del artículo 90 del mismo cuerpo legal y haciendo uso de la facultad otorgada a este Tribunal Supremo por el artículo 15 de la Ley de Organización Judicial.

POR TANTO: La Sala Civil de la Excma. Corte Suprema de Justicia de la Nación, con la facultad que le confiere el artículo 58 numeral 1) de la Ley de Organización Judicial, ANULA obrados hasta el auto de concesión del recurso de fs. 117, declarando ejecutoriado el auto de vista impugnado. Sin responsabilidad por ser excusable.

Para resolución, interviene el señor Ministro Juan José González Osio, de la Sala Social y Administrativa Segunda, convocado a fs. 126, por excusa de la señora Ministra Emilse Ardaya Gutiérrez.

MINISTRO RELATOR: Dr. Julio Ortiz Linares.

Regístrese notifíquese y devuélvase.

Firmado : Dr. Julio Ortiz Linares.

Dr. Juan José González Osio.

Proveído : Sucre, 2 de octubre de 2006.

Patricia Parada Loras.

Secretaria de Cámara de la Sala Civil.