SALA CIVIL

AUTO SUPREMO N° 170 Sucre, 07 de Septiembre de 2006

DISTRITO : Beni PROCESO: Ordinario sobre pago o compensación

PARTES : Joaquín Felipe Muñoz Negrete c/ H. Alcaldía Municipal de Trinidad

MINISTRO RELATOR: Dr. Julio Ortiz Linares

 

VISTOS: El recurso de casación de fs. 221-224 vta, interpuesto por Joaquín Felipe Muñoz Negrete contra el auto de vista No. 101 de 27 de junio de 2005, cursante a fs. 213-215, dictado por la Sala Civil de la Corte Superior del Distrito Judicial de Beni, dentro del proceso ordinario sobre pago o compensación seguido por el recurrente contra la H. Alcaldía Municipal de Trinidad, representada por Moisés Shriqui Vejarano, la concesión del mismo efectuada mediante auto de 18 de julio de 2005 de fs. 207; los antecedentes procesales analizados para resolución; y

CONSIDERANDO: Que, mediante auto de 14 de enero de 2005, cursante a fs. 91, el Juez Tercero de Partido en lo Civil y Comercial de Trinidad declaró improbada la excepción previa de oscuridad y contradicción en la contestación a la demanda y probada la excepción previa de cosa juzgada, ordenando que se prosiga con la tramitación de la causa principal. En apelación deducida por la entidad edilicia, la Sala Civil de la Corte Superior de Beni, mediante auto de vista No. 101/2005, revocó en parte la resolución impugnada y declaró improbada la excepción previa de cosa juzgada y dispuso la prosecución del trámite de la causa.

En virtud a este fallo, el demandante interpuso recurso de casación y nulidad a fs. 201-207, acusando -en el de forma- que el ad quem vulneró el artículo 236 del Código de Procedimiento Civil, puesto que no se refirió a la prueba de fs. 70-76, tampoco consideró los requisitos establecidos en el artículo 1319 del Código Civil, a efectos de determinar la procedencia o improcedencia de la cosa juzgada, puesto que dicha excepción fue planteada contra la acción reconvencional formulada por la Alcaldía de Beni. En el recurso de casación en el fondo, denunció la infracción de los artículos 1.I, 3, 90, 190 y 236 del Código de Procedimiento Civil; 1.1), 11) y 14) de la Ley de Organización Judicial; y, los artículos 7.a), 8.a), 16.II y IV de la Constitución Política del Estado. Finalmente señaló que la Presidenta de la Sala Civil debió excusarse del conocimiento de la presente causa por cuanto emitió criterio en anterior proceso.

Concluyó solicitando se case la resolución impugnada y se mantenga firme el auto dictado por el a quo. Sobre el recurso de casación en la forma no solicitó nada.

CONSIDERANDO: Que así expuestos los fundamentos del recurso planteado, no se considera las denuncias formuladas en el recurso de casación en la forma, por cuanto éste, en su planteamiento es incompleto, además, de la revisión de antecedentes, no se advierte la existencia de errores in procedendo que ameriten un pronunciamiento por la nulidad de obrados.

En lo que se refiere al recurso de casación en el fondo, corresponde señalar que la cosa juzgada, entendida como lo resuelto en juicio contradictorio, ante un juez o tribunal, por sentencia firme contra la cual no existe recurso alguno, ha sido recogida en nuestra normativa jurídica en el artículo 1319 del Código Civil, estableciéndose la existencia de ciertos requisitos que necesariamente deben cumplirse, a saber: que la cosa demandada sea la misma (ut si eadem res); que la demanda se funde en la misma causa (ut si eadem causa petendi), y que las partes sean las mismas y que se entable por ellas y contra ellas (ubi si eadem conditio personarum). En consecuencia, ante una excepción de cosa juzgada, se hace necesario que el juzgador conozca que en un litigio anterior fue resuelto, mediante sentencia firme, el asunto que se le pone de manifiesto, demostrando plenamente la existencia de identidad de sujetos, del objeto litigado y la causa de la pretensión, triada a las que precisamente se refiere el artículo 1319 del Código Civil.

CONSIDERANDO: Que en la especie, corresponde establecer si concurren esas identidades, a efectos de determinar la existencia o no de cosa juzgada, en ese orden se tiene:

Que el 16 de diciembre de 1997, el ahora recurrente, interpuso acción reivindicatoria de terrenos urbanos contra la H. Alcaldía Municipal de Beni (fs. 5-7), proceso que fue sustanciado por el Juez Tercero de Partido en lo Civil, que pronunció sentencia el 29 de agosto de 1998 (fs. 8-12 vta.), declarando probada dicha acción reivindicatoria, fallo que en segunda instancia fue confirmado por la Sala Civil de la Corte Superior de Beni mediante auto de vista de 20 de febrero de 1999 (fs. 13-15), y al no haber sido impugnado, adquirió ejecutoria conforme consta a fs. 18 y vta. del dossier. Estos hechos también constan en el testimonio de fs. 70 a 76 de obrados, presentado al momento de interponer la excepción en análisis.

Ahora bien, en el presente proceso, Joaquín Felipe Muñoz Negrete interpuso demanda ordinaria de pago o compensación contra la H. Alcaldía Municipal de Beni, que a su vez, reconvino interponiendo la acción reivindicatoria sobre las partes del inmueble del demandante que debieron ser cedidos en forma gratuita a la comuna, en virtud a los loteamientos efectuados. Posteriormente, contra esta acción reconvencional, el demandante -ahora recurrente- interpuso excepción previa de cosa juzgada, que fue declarada probada en primera instancia e improbada en segunda instancia, motivando la acción extraordinaria que ahora se resuelve.

En este contexto, contrastando los antecedentes de ambos procesos ordinarios, en el marco de lo establecido por el artículo 1319 del Código Civil, tenemos que la cosa demandada a través de la acción de reconvención, el inmueble objeto de la litis, es el mismo cuyo derecho propietario fue dilucidado en la demanda interpuesta en la gestión 1997; consiguientemente, la acción del municipio beniano en el presente proceso, se funda en la misma causa que fue resuelta en el primer proceso ordinario, es decir, dirimir el derecho propietario sobre dichos predios. Finalmente, se advierte que las partes en contienda, en ambos procesos, resultan ser las mismas, En definitiva, se concluye que se cumplieron los presupuestos procesales exigidos para la determinación de la cosa juzgada, aspecto reconocido por la entidad demandada en este proceso y adecuadamente compulsado por el a quo en su fallo de primera instancia; empero, indebidamente considerado por el ad quem, que de manera inexplicable y equivocada, realizó el análisis de los presupuestos anteriormente anotados respecto de la demanda planteada por Joaquín Felipe Muñoz Negrete, sin considerar que éste, planteó la excepción de cosa juzgada contra la acción reconvencional formulada por la Alcaldía demandada, siendo evidente, en consecuencia la violación, errónea interpretación e indebida aplicación del artículo 1319 del Código Civil, en relación al artículo 336.7) del Código de Procedimiento Civil, por lo que corresponde aplicar lo previsto en los artículos 271.4) y 274 del adjetivo civil tantas veces citado.

POR TANTO: La Sala Civil de la Excma. Corte Suprema de Justicia de la Nación, con la atribución conferida por el artículo 58.1) de la Ley de Organización Judicial, CASA la resolución impugnada y deliberando en el fondo, mantiene subsistente las decisiones asumidas por el a quo a través del auto de fs. 91 y vta., pronunciado el 14 de enero de 2005 con costas. Sin responsabilidad por ser excusable.

Para resolución, según convocatoria de fs. 234, interviene el Ministro Dr. Juan José González Osio, de la Sala Social y Administrativa Segunda.

MINISTRO RELATOR: Dr. Julio Ortiz Linares.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Firmado : Dr. Julio Ortiz Linares.

Dra. Emilse Ardaya Gutiérrez.

Dr. Juan José González Osio.

Proveído : Sucre, 07 de Septiembre de 2006.

Patricia Parada Loras.

Secretaria de Cámara de la Sala Civil.