SALA CIVIL

AUTO SUPREMO N° 90 Sucre, 14 de Junio de 2006

DISTRITO : Chuquisaca PROCESO: Ordinario sobre declaración judicial de paternidad

PARTES : Alejandra Chumacero Salazar c/ Marco Antonio Chávez

MINISTRO RELATOR: Dr. Julio Ortiz Linares

 

VISTOS: El recurso de casación de fs. 76 y vta., deducido por Marco Antonio Chávez contra el auto de vista No. 324 de 27 de octubre de 2005, cursante a fs. 72 y vta., pronunciado por la Sala Civil Primera de la Corte Superior del Distrito Judicial de Chuquisaca, en el proceso ordinario sobre declaración judicial de paternidad seguido por Alejandra Chumacero Salazar contra el recurrente, los antecedentes procesales, y:

CONSIDERANDO: Que, tramitado el proceso de referencia, concluyó con el pronunciamiento de la sentencia No. 42/2005 de 19 de mayo, en la que se declaró probada la demanda de declaración judicial de paternidad y se dispuso la inserción del apellido paterno Chávez así como el nombre del padre en la casilla correspondiente del libro de registros. En apelación deducida por el demandado perdidoso, la Sala Civil Primera de la Corte Superior del Distrito Judicial de Chuquisaca, mediante Auto de Vista No. 324/2005, confirmó la sentencia apelada, con costas.

En tal virtud, Marco Antonio Chávez recurrió de nulidad conforme consta en la suma del memorial de fs. 76 y vta., acusando que se han infringido leyes sustantivas y terminantes por no haberse valorado correctamente la prueba testifical, así, los arts. 476 del Código de Procedimiento Civil, 1330 del Código Civil y 207 del Código de Familia. Concluye afirmando que interpone recurso de casación o nulidad en el fondo y solicita se case el auto de vista, para que, deliberando en el fondo, se declare improbada la demanda.

CONSIDERANDO: Que la jurisprudencia sentada por este Tribunal, estableció que el recurso de casación constituye una demanda nueva de puro derecho, utilizada para invalidar una sentencia o auto definitivo en los casos expresamente señalados por Ley, pudiendo presentarse como recurso de casación en el fondo, recurso de casación en la forma o en ambos efectos, conforme establece el artículo 250 del Código de Procedimiento Civil (CPC).

En ese orden, la finalidad del recurso de casación en el fondo, es la de unificar la interpretación de las normas jurídicas de nuestro país creando la jurisprudencia correspondiente. En tanto que la finalidad del recurso de casación en la forma, es la de anular la resolución recurrida o un proceso cuando al ser dictado en su sustanciación, se violan formas esenciales sancionadas con nulidad por la Ley, por ello, la interpretación de las leyes que regulan las nulidades debe ser uniforme. En ambos casos, es de inexcusable cumplimiento los requisitos establecidos en la norma del art. 258 del procedimiento civil; es decir, se debe citar en términos claros, concretos y precisos las leyes violadas o aplicadas falsa o erróneamente y especificar en qué consiste la violación, falsedad o error.

Por ello, es pertinente señalar que, en virtud a la diferenciación de la acción extraordinaria en análisis, la forma de resolución también adopta una forma específica y diferenciada, así, cuando se plantea en el fondo, lo que se pretende es que el Auto de Vista se case, conforme establecen los arts. 271.4) y 254 del CPC, y cuando se plantea en la forma, la intención es la nulidad de obrados, con o sin reposición, conforme establecen los arts. 271.3) y 275 del mismo cuerpo legal, siendo comunes a ambos recursos las formas de resolución por improcedente o infundado.

Finalmente, corresponde precisar que si se alega la errónea e incorrecta valoración de la prueba por parte de los juzgadores de instancia, por mandato del art. 253.3) del CPC, debe precisarse si dicho error es de hecho o de derecho.

CONSIDERANDO: En la especie, el recurrente no cumplió con la obligación procesal descrita. En efecto, en primer lugar, confundió la naturaleza jurídica que caracteriza tanto al recurso de casación en el fondo como al recurso de casación en la forma, pues, al inicio de su memorial anunció la interposición del recurso de nulidad y posteriormente, concluyó solicitando la casación del Auto de Vista impugnado, cuando lo que correspondía era solicitar la anulación de obrados en mérito al recurso anunciado. Empero, si su intención era la casación del Auto de Vista, debió entonces interponer recurso de casación en el fondo.

Por otro lado, si bien es cierto que acusó la infracción de los arts. 476 del Código de Procedimiento Civil, 1330 del Código Civil y 207 del Código de Familia, por no haberse valorado adecuadamente la prueba testifical, no es menos evidente que no precisó si los juzgadores de instancia incurrieron en error de hecho o de derecho en la apreciación de la prueba, requisito de inexcusable cumplimiento a efectos de que el Tribunal Supremo efectúe una nueva valoración y compulsa de la misma, toda vez que ésta es una atribución privativa de los juzgadores de instancia incensurable en casación.

En consecuencia, siendo evidente la inobservancia de la adecuada técnica en la interposición del presente recurso, corresponde aplicar la determinación de los arts. 271.1) y 272.2) del adjetivo civil.

POR TANTO: La Sala Civil de la Excma. Corte Suprema de Justicia de la Nación, declara IMPROCEDENTE el recurso de fs. 76 y vta., con costas. Se regula el honorario de abogado en la suma de Bs. 500.- que mandará hacer efectivo el Tribunal de alzada.

Se impone al recurrente la multa de Bs. 100, de acuerdo al reglamento No. 144/2004 de 9 de noviembre, sobre multas procesales del Poder Judicial, que el Tribunal de alzada hará cumplir.

MINISTRO RELATOR: Dr. Julio Ortiz Linares.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Firmado : Dr. Julio Ortiz Linares.

Dra. Emilse Ardaya Gutiérrez.

Proveído : Sucre, 14 de Junio de 2006.

Patricia Parada Loras.

Secretaria de Cámara de la Sala Civil.