SALA CIVIL

AUTO SUPREMO N° 231 Sucre, 14 de Diciembre de 2005

DISTRITO : Santa Cruz PROCESO: Ordinario sobre divorcio

PARTES : Miguel Terrazas Balderrama c/ Mary Cruz Rey Parabá

MINISTRO RELATOR: Dr. Armando Villafuerte Claros

 

VISTOS: El recurso de casación de fs. 173 y vta., presentado por Miguel Terrazas Balderrama, contra el auto de vista de fs. 168 y vta., pronunciado por la Sala Civil Primera de la Corte Superior de Santa Cruz en fecha 06 de julio de 2004, en el proceso ordinario de divorcio seguido por el recurrente contra Mary Cruz Rey Parabá; los datos del proceso, y

CONSIDERANDO: Pronunciada la sentencia de fs. 148 a 149 por el Juez de Partido y de Sentencia de Portachuelo, de la Provincia Sara e Ichilo del Departamento de Santa Cruz, declarando improbada la demanda principal y probada la reconvencional, por la causal 4) del art. 130 del Código de Familia, el demandante Miguel Terrazas Balderrama apeló ante la Corte Superior de ese distrito, cuya Sala Civil Primera dictó el auto de vista de fs. 168 y vta., por el que confirma el fallo de primera instancia con la modificación de que el nombrado perdidoso pase a su hijo la asistencia familiar de Bs. 350 por mes. Contra dicha resolución aquél recurre de casación en el fondo argumentando que su sueldo líquido pagable alcanza a la suma de Bs. 570, que no se niega pagar pero que por su condición de estudiante que busca formarse para adquirir una profesión que le posibilite mejores ingresos y condiciones de vida, no sólo para él sino también para su hijo, no puede pasar una mayor asistencia a su hijo, resultándole imposible pagar la suma señalada.

CONSIDERANDO:Uno de los caracteres de la asistencia familiar es la variabilidad, conforme se desprende del art. 28 del Código de la materia, lo que significa que puede ser revisada en cualquier momento teniendo en cuenta las necesidades de quien las pide y las posibilidades del que debe darlas, según resulta de la misma norma y del art. 21 de dicho cuerpo legal, de ahí que la jurisprudencia de la Corte Suprema ha sido uniforme, de modo que el recurrente puede acudir ante el órgano jurisdiccional y pedir la rebaja de su monto o el beneficiario, para sí o para quienes represente solicitar su incremento. Tales consideraciones de orden jurídico impiden abrir la competencia de esta Sala Civil para ingresar al fondo del recurso presentado a fs.173 y vta. por Miguel Terrazas Balderrama, consiguientemente, en el sub lite el recurso es también improcedente.

POR TANTO: La Sala Civil de la Corte Suprema de Justicia, con la facultad que le confieren los arts. 271-1) y 272 del Código de procedimiento civil, falla declarando IMPROCEDENTE el recurso de casación de fs. 173 y vta., presentado por Miguel Terrazas Balderrama, contra el auto de vista de fs. 168 y vta., pronunciado por la Sala Civil Primera de la Corte Superior de Santa Cruz en el proceso de divorcio seguido por el recurrente contra Mary Cruz Rey Paraba; con costas. Se regula el honorario de abogado en la suma de Bs. 200, que el tribunal de alzada mandará pagar.

MINISTRO RELATOR: Dr. Armando Villafuerte Claros.

Regístrese y devuélvase.

Firmado : Dr. Armando Villafuerte Claros.

Dra. Emilse Ardaya Gutiérrez.

Proveído : Sucre, 14 de Diciembre de 2005.

Patricia Parada Loras.

Secretaria de Cámara de la Sala Civil.