SALA CIVIL

AUTO SUPREMO N° 221 Sucre, 13 de Diciembre de 2005

DISTRITO : Oruro PROCESO: Ordinario sobre guarda de menor

PARTES : Javier Quispe Layme c/ Roxana Eustaquia Fulguera Arevillca

MINISTRO RELATOR: Ministro Dr. Armando Villafuerte Claros.

 

VISTOS:El recurso de casación de fs. 230 a 232, presentado por Roxana Eustaquia Fulguera Arevillca, contra el auto de vista Nº 134/2004, pronunciado por la Sala Civil, Familiar y Comercial de la Corte Superior de Oruro, en el proceso seguido por Javier Quispe Layme contra la recurrente sobre guarda de menor; lo actuado en el proceso, y

CONSIDERANDO:Finalizando la primera fase del proceso ordinario sobre guarda de menor seguido por Javier Quispe Layme contra Roxana Eustaquia Fulguera Arevillca, el Juez 2º de Partido de Familia de Oruro pronuncia la sentencia de fs. 190 a 191 vta., declarando probada la demanda de guarda de menor de fs.4, ratificada a fs. 32, conforme a lo dispuesto por los arts. 42 y 43 del C.N.N.A.; declara, al mismo tiempo, la guarda del menor Beymar Moisés Quispe Fulguera a favor de su padre Javier Quispe Layme, sin derecho a asistencia familiar por propia responsabilidad.

Contra la resolución del a quo, Roxana Eustaquia Fulguera Arevillca apela ante la Corte Superior de Oruro Formula apelación, cuya Sala Civil, Comercial y Familiar pronuncia el auto de vista de fs. 223 a 224, mediante el cual confirma la sentencia apelada, con costas, contra la cual la demandada ya mencionada formula el recurso de nulidad y casación que cursa de fs. 230 a 232.

CONSIDERANDO: Fundamenta el recurso de casación en la forma o nulidad (como prefiere llamarlo la recurrente), señalando que la demanda está dirigida contra Eustaquia Roxana Fulguera, la sentencia Nº 02/04, viola flagrantemente el art. 192-1) del Código de procedimiento civil porque alude a esa persona, en tanto que el auto de vista recurrido consigna el nombre de Roxana Eustaquia Fulguera Arevillca, confirmando, empero, la sentencia que se refiere a otro sujeto procesal; es decir, contra Eustaquia Roxana Fulguera Arevillca. "Esta serie de falencias y errores sustanciales fueron confirmados por el Dr. Adolfo Parrado a momento de dictar la sentencia Nº 02/04 además para mayor abundamiento la sentencia como otros actuados procesales fueron notificados con este vicio de nulidad atribuible a la parte actora y arrastrada por Javier Layme en el memorial de fs. 9, fs. 12, 22, 35, 45, 47, 62, alegatos de fs. 128-129..." (señala otras piezas del proceso. Transcripción textual)). Con tales argumentos y apoyándose también en el art. 90, 251, 252 del referido cuerpo legal, solicita se anule obrados hasta el decreto de admisión de la demanda de fs. 32 vta.

CONSIDERANDO: Los datos consignados en el recurso de casación y la norma prevista en el art. 15 de la L.O.J., que ordena examinar de oficio los procesos a tiempo de conocer una causa, si los jueces y funcionarios observaron los plazos y leyes que norman la tramitación y conclusión de los procesos, para aplicar en su caso las sanciones pertinentes, obligan a este Supremo Tribunal a revisar todo el proceso, incluyendo el recurso de apelación de fs. 195 a 196 vta. a fin de constatar el contenido del recurso de casación en la forma.

A fs. 195 vta. la recurrente, a tiempo de fundamentar agravios, denuncia en su memorial de apelación lo siguiente: "Sr. Juez, erróneamente también en la sentencia que recurro se hace referencia a informes sociales, para el efectuado en Oruro mi persona no fue citada legalmente y el actor o sus apoderados se dieron el lujo de falsificar la firma y rúbrica del Oficial de Diligencias del Juzgado 1º de Partido de Familia, en una representación que cursa a fs. 148 vta. de obrados y corroborado por el informe de fs. 178 en la que el mencionado oficial reconoce que no es su firma, es una actitud torcida que ha caracterizado durante todo el proceso al demandante..." (textual)

Analizado el proceso, se evidencia que, en efecto, a fs. 178, cursa un informe del oficial de diligencias Jaime Adalid Aguilar Frías en que indica: "...dando cumplimiento al decreto de fs. 171 vta, tengo a bien informar lo siguiente: Que, la firma estampada en la representación de fs. 148, no corresponde al suscrito oficial de diligencias".

En el auto de vista recurrido, el tribunal de alzada no se ha referido en absoluto a la denuncia ni al informe, incumpliendo la disposición concluyente del art. 236 del Adjetivo civil; omisión que está sancionada por el art. 275 con relación al 254-4) del mismo cuerpo legal e interesa no sólo a las partes sino al orden público y evidencia que el tribunal de alzada ha procedido con extrema ligereza y superficialidad al dictar el auto de vista recurrido. El juzgador debe siempre tener presente que la falta de atención y cuidadoso estudio del proceso puede conducir peligrosamente a errores judiciales, muy próximos a la injusticia y que, en el sub lite además entrañan falta de notificación con actos procesales que afectan al debido proceso que derivan en la indefensión.

POR TANTO: La Sala Civil de la Corte Suprema de Justicia, con la facultad que le confieren los arts. 271-3) y 275, con relación a la causal 4) del citado art. 254 del Código de procedimiento civil, ANULA el auto de vista recurrido dictado por la Sala Civil, Comercial y de Familia de la Corte a fs. 223- 224 vta. en el proceso seguido por Javier Quispe Layme contra Roxana Eustaquia Fulguera Arevillca, y dispone pronuncie nuevo auto de vista previo sorteo y sin espera de turno. Se impone la multa de Bs. 200 a cada uno de los vocales que intervienen en la resolución anulada.

Sin perjuicio, remítase por el tribunal ad quem al Ministerio Público la denuncia sobre falsedad de representación y firma del funcionario judicial nombrado para fines de su investigación consiguiente.

MINISTRO RELATOR: Dr. Armando Villafuerte Claros.

Regístrese y devuélvase.

Firmado : Dr. Armando Villafuerte Claros.

Dra. Emilse Ardaya Gutiérrez.

Proveído : Sucre, 13 de Diciembre de 2005.

Patricia Parada Loras.

Secretaria de Cámara de la Sala Civil.