SALA CIVIL PRIMERA

AUTO SUPREMO N° 175 Sucre, 18 de Octubre de 2005

DISTRITO : Santa Cruz PROCESO: Ordinario sobre reivindicación y otro

PARTES : Edmundo Parada Canido c/ Luis Endara Farfán y otra

MINISTRO RELATOR: Ministro Dr. Armando Villafuerte Claros.

 

VISTOS: El recurso de casación en la forma de fs. 112-113 y vta., presentado por Luis Endara Farfán y Dalcy Torrico de Endara, contra el auto de vista de fs. 108-109, dictado por la Sala Civil Primera de la Respetable Corte Superior de Santa Cruz, en el proceso ordinario seguido por Edmundo Parada Canido, sobre reivindicación, desocupación y entrega de inmueble; lo actuado en el proceso, y

CONSIDERANDO: El Juez 10º de Partido en lo Civil y Comercial de Santa Cruz dicta la sentencia de fs. 95-97, declarando probada en parte la demanda de fs. 20 a 21, en lo que se refiere a la reivindicación, desocupación y entrega de inmueble, e improbada por el pago de daños y perjuicios, disponiendo que en ejecución de sentencia se cumpla: 1) los demandados entreguen el inmueble ubicado en la calle Catuquiti Nº 3320, U.V. 38, Mz. 34, a su propietario Edmundo Parada Canido en el plazo de quince días, bajo prevenciones de desapoderamiento en caso de incumplimiento. 2) Se salva al demandante Edmundo Parada Canido el derecho de acudir a la vía que corresponde a efectos de hacer efectivo el cobro de la multa que se tiene impuesta en el contrato privado reconocido que en fotocopias legalizadas sale a fs. 16 a 17. 3) Se les condena a los demandados al pago de costas procesales que comprenden los gastos judiciales y honorarios profesionales.

Contra la indicada sentencia, apelan los demandados Luis Endara Farfán y Dalcy Torrico de Endara y, radicada la causa en la Sala Civil Primera de la Corte Superior de Santa Cruz, pronuncia el auto de vista recurrido de fs. 108-109, confirmándola, con costas. Notificados los demandados recurren de casación en la forma a fs. 112-113 y vta.

CONSIDERANDO: En el referido recurso de casación, los recurrentes acusan la violación del inciso h) del art. 7 de la Constitución Política del Estado, conforme al cual "Toda persona tiene los siguientes derechos conforme a las leyes que reglamenten su ejercicio:...h) a formular peticiones individual o colectivamente". Señalan también que el auto de vista es violador del art. 348 del Código de procedimiento civil porque les ha privado el derecho a tramitar su demanda reconvencional de usucapión decenal interpuesta en tiempo hábil, declarándola no presentada con resoluciones y proveídos ilegales. Transcriben el auto de fs. 64 mediante el cual el a quo califica la reconvención como defectuosa, porque si bien el demandado la identifica como de usucapión decenal, no indica sus generales de ley y domicilio real donde puede ser citado, como manda el art. 327-4) del Adjetivo civil. Manifiestan que el art. 327-4) sólo exige señalar el domicilio, no el domicilio "real"; el juez se ha convertido en legislador, usurpador de funciones que no le competen al modificar la disposición legal referida según la conveniencia del actor, violando el inciso 1) del art. 59 de la Constitución Política del Estado. Recuerdan que su domicilio real está ubicado en la calle Río Catuquiti Nº 3320, "que el demandante conoce tan bien como nosotros la conocemos", y manifiestan que no fueron notificados con dicho auto. Agregan que el proveído de fs. 66 que declara no presentada la reconvención por no haber subsanado la observación del Juzgado en el plazo señalado, ya no exige señalar el domicilio real sino también el domicilio procesal, que los recurrentes ya habían fijado en la calle Padre Pérez Nº 40, pero el juez anula su demanda reconvencional de usucapión decenal violando el art. 7-h) de la C.P.E. y 348 del Adjetivo civil.

Los recurrentes concluyen su memorial pidiendo se les conceda el recurso de casación en la forma "para que el superior en grado ANULE obrados hasta el vicio más antiguo o CASE el auto de vista recurrido, según los incisos 3) y 4), respectivamente, del Código de procedimiento civil, con costas y daños y perjuicios". (textual)

CONSIDERANDO: El examen de lo actuado en el proceso, permite a la Sala Civil Primera de la Corte Suprema de Justicia establecer que el tribunal de alzada ha procedido correctamente al pronunciar el auto de vista confirmatorio de la sentencia de primera instancia, aplicando el art. 327-4) del Adjetivo civil, en relación con el art. 333 del mismo cuerpo legal, conforme al cual el juez puede ordenar de oficio se subsanen defectos de la demanda (incluyendo obviamente la reconvención) bajo apercibimiento de tenerla por no presentada.

El auto de fs. 64 vta. observa el incumplimiento del numeral 4) del art. 327 citado, y en el Otrosi 2º hace notar que el domicilio procesal de los demandados está ubicado fuera del radio de diez cuadras con respecto al Juzgado previsto en el art. 101 de dicho Código. Notificados con esa providencia Dalcy Torrico de Endara y Luis Endara Farfán a fs. 65, pidieron la nulidad de tal notificación que, previo informe del escribano de diligencias cursante a fs. 82, el a quo rechazó el incidente por auto de fs. 87 vta. considerando que la notificación cumple las exigencias del art. 137-5) del citado Adjetivo civil, resolución con la que también fueron notificados ambos demandados, que no la observaron ni usaron recurso alguno contra ella dentro de los términos que la ley señala, de modo que cualesquiera acusación posterior resulta extemporánea y mucho menos viable en casación, conforme al numeral 2 del art. 258 del reiterado cuerpo legal.

Pero, al margen de lo anotado, el recurso de casación que nos ocupa demuestra una formulación defectuosa que lo hace improcedente, por cuanto confunde la casación en la forma con la casación en el fondo, conforme se lee en su párrafo final, a fs. 113 vta., en el que los recurrentes piden por un lado ANULAR obrados hasta el vicio más antiguo, y por otro CASAR el auto de vista recurrido, y por si fuera insuficiente su confusión, escriben: "según los incisos 3) y 4), respectivamente, del Código de procedimiento civil..." sin especificar o determinar concretamente a qué artículos se refieren. Tal deficiencia en el orden procesal que demuestra ambigüedad, indecisión, una actitud vacilante en los recurrentes que no deciden o no saben qué clase de recurso es el que presentan, pese a que dicen hacerlo en la forma y sin embargo concluyen refiriéndose a ambos, olvidando las diferencias que entre ellos existen, claramente distinguidas en los arts. 253 (Recurso de casación en el fondo) y 254 (Recurso de casación en la forma), hace inviable el recurso de casación de fs. 112 a 113.

POR TANTO: La Sala Civil Primera de la Corte Suprema de Justicia, con la facultad que le reconocen los arts. 271-1) y 272 del Código de procedimiento civil, declara IMPROCEDENTE el recurso de fs. 112 - 113 y vta. presentado por Luis Endara Farfán y Dalcy Torrico de Farfán contra el auto de vista de fs. 108 - 109; con costas, regulando el honorario de abogado en la suma de Bs. 500, que el tribunal de apelación mandará cumplir.

MINISTRO RELATOR: Dr. Armando Villafuerte Claros.

Regístrese y devuélvase.

Firmado : Dr. Armando Villafuerte Claros.

Dra. Emilse Ardaya Gutiérrez.

Proveído : Sucre, 18 de Octubre de 2005.

Patricia Parada Loras.

Secretaria de Cámara de la Sala Civil.