SALA CIVIL PRIMERA

AUTO SUPREMO N° 70 Sucre, 13 de Abril de 2005

DISTRITO : Santa Cruz PROCESO: Ordinario sobre divorcio absoluto

PARTES : María Rosario Peña Cortez c/ Virgilio Mendoza Méndez

RELATORA : Ministra Dra. Emilse Ardaya Gutiérrez

 

VISTOS: El recurso de casación de fs. 184 a 185 interpuesto por María Rosario Peña Cortez contra el auto de vista de fs. 182, pronunciado el 29 de marzo de 2004 por la Sala Civil Segunda de la R. Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz, en el ordinario sobre divorcio absoluto seguido por la recurrente contra Virgilio Mendoza Méndez, los antecedentes procesales, y

CONSIDERANDO: Contra el auto de vista que confirma la sentencia de fs. 156 a 157, que a su vez, declara probada la demanda y disuelto el vínculo matrimonial que unía a los esposos María Rosario Peña Cortez y Virgilio Mendoza Méndez, ésta recurre de casación convirtiendo su recurso en un alegato en conclusiones. En él se limita a relacionar hechos y fundamentar su derecho dirigido a cuestionar la asistencia familiar a favor de sus hijos, fijada en un acuerdo conciliatorio donde se había acordado que cada cónyuge tendría la tenencia de dos hijos y renunciado a la asistencia fijada anteriormente. Sostiene que en la actualidad tiene la tenencia de sus cuatro hijos, mas el último nacido durante el proceso. El recurso finalmente, no especifica las leyes violadas o infringidas por el tribunal de alzada.

CONSIDERANDO: Que, el recurso de casación se halla considerado como una demanda nueva de puro derecho, para cuya procedencia, es necesario cumplir con los requisitos previstos por el art. 258-2) del Código de Procedimiento Civil, vale decir, especificar de manera clara la ley o leyes violadas, aplicadas indebidamente, interpretadas erróneamente e indicar en qué consiste la violación, cual debía ser la norma jurídica aplicable correctamente o cual la interpretación debida. Cuando de error en la apreciación de las pruebas se trate, es preciso que el recurrente indique si éste es de derecho o de hecho, habida cuenta que la apreciación o valoración de la prueba es incensurable en casación, a menos que se demuestre objetivamente el error manifiesto en el que hubiera incurrido el juzgador.

Nada de lo exigido ha cumplido la recurrente, cuyo recurso acusa una total orfandad de fundamentación y motivación, extremo que impide se abra la competencia del tribunal de casación.

Independiente de lo expuesto, como bien anota el ad quem, la recurrente tampoco hizo conocer oportunamente al juzgador del nacimiento del nuevo hijo de los cónyuges, limitándose a solicitar el desglose de la libreta de familia para el registro del menor, según se evidencia del memorial de fs. 160, sin embargo, no pide para él la asistencia respectiva, tampoco comunica que todos los menores estaban bajo su tenencia ni pide la revisión de la asistencia que sobre ella se había definido a fs. 144 el 26 de julio de 2.002.

Asimismo debemos señalar que las resoluciones sobre asistencia familiar por su naturaleza, no causan estado y son revisables en cualquier tiempo de acuerdo a las circunstancias que ameritan su procedencia y cuantificación, como mandan los arts. 21, 28, 145 y 148 del Código de Familia, de ahí que la recurrente puede acudir ante el órgano jurisdiccional y exigir la asistencia a la que tienen derecho los hijos menores, aún sobre el particular se hubiere suscrito el acta de fs. 144, teniendo en cuenta que dicho acuerdo de voluntades puede mutarse según las circunstancias, como es el crecimiento de la familia que incrementa la obligación de los padres y por otra, el hecho que todos los menores se encuentren con la madre, quien debe ser asistida para subvenir las necesidades de los alimentados.

Por todo lo anteriormente expuesto, corresponde aplicar la previsión que para estos casos establecen los arts. 271-1) y 272-2) del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Civil Primera de la Excma. Corte Suprema de Justicia de la Nación, declara IMPROCEDENTE el recurso, con costas.

No se regula el honorario de abogado por haber sido contestado el recurso extemporáneamente.

RELATORA: Ministra Dra. Emilse Ardaya Gutiérrez.

Regístrese y devuélvase.

Firmado : Dra. Emilse Ardaya Gutiérrez.

Dr. Armando Villafuerte Claros.

Proveído : Sucre, 13 de Abril de 2005.

Patricia Parada Loras.

Secretaria de Cámara de la Sala Civil Primera.