SALA CIVIL PRIMERA

AUTO SUPREMO N° 36 Sucre, 19 de Marzo de 2005

DISTRITO : Santa Cruz PROCESO: Concurso necesario de acreedores

PARTES : Nicolás Guzmán Sandoval c/ María Brizeida Eguez

MINISTRO RELATOR: Dr. Armando Villafuerte Claros

 

VISTOS: El recurso de casación en la forma y en el fondo presentado por Nicolás Guzmán Sandóval de fs. 264 a 265, contra el auto de vista de fs. 261 pronunciado por la Sala Civil Primera de la Corte Superior de Santa Cruz, en el concurso necesario de acreedores promovido por el recurrente contra María Brizeida Eguez; lo actuado en el proceso, y

CONSIDERANDO: Dictada la sentencia de grados y preferidos que cursa a fs. 210 a 211 vta., en fecha 9 de abril de 2003, por el Juez 6º de Partido en lo Civil Comercial de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, interpusieron recurso de apelación contra el fallo de primera instancia los acreedores Nicolás Guzmán Sandóval y Julio Cesar Franco. Elevado el proceso a la Corte Superior de dicho distrito judicial y radicada la causa en la Sala Civil Primera, pronunció el auto de vista de fs. 261 y vta. en fecha 27 de julio de 2004 confirmando la resolución apelada, contra la cual Nicolás Guzmán Sandóval, mediante memorial de fs. 264-265, interpone recurre de casación en la forma y en el fondo.

CONSIDERANDO: El recurrente argumenta que el auto de vista recurrido lesiona sus intereses lo mismo que de los demás acreedores, y fundamenta su recurso con base a los siguientes argumentos: 1) Existe indefensión en perjuicio de la demandada ya que ni ha llegado a enterarse del proceso porque no ha sido correctamente citada con la demanda, infringiendo los arts. 120 y 121 del Código de procedimiento civil.

Señala, respecto a la diligencia practicada a fs. 167, que previamente se debió cumplir lo dispuesto por el referido art. 121; es decir, que al no haber sido encontrada en su domicilio señalado para tal efecto, el oficial de diligencias, para practicar la citación, debió dejar aviso escrito a cualquiera de los familiares o dependientes mayores de catorce años, y en su defecto, a un vecino del que debe ser citado, con la advertencia de que éste será buscado nuevamente el día hábil siguiente a hora determinada. Agrega que tampoco se cumplió lo previsto en el parágrafo II del mismo art. 121 del Código adjetivo. Recuerda que el art. 120 del mencionado cuerpo legal dispone que la citación con la demanda y reconvención se la debe hacer en persona entregándole copia de la demanda y providencia, lo cual debe constar en la diligencia respectiva.

Por otra parte, el recurrente deja constancia de que en la diligencia ya mencionada tampoco aparece el nombre de la demandada María Brizeida Eguez Medrano sino el de María Eguez, quien es otra persona. Por todo ello pide se anule obrados hasta fs. 167 y disponga la citación legal de la demandada.

CONSIDERANDO: Si bien en el recurso se acusa la nulidad de la diligencia que atañe a la parte demandada o concursada y no propiamente al reclamante y recurrente, la falta de citación legal a ésta provoca su total indefensión ya que procesalmente no ha llegado a informarse del concurso necesario de acreedores que se tramita contra ella, lo que, en efecto, podría o no perjudicar al acreedor recurrente o a cualquier otro que creyere tener preferencia en el orden de pago dispuesto en la sentencia de grados y preferidos, pues es evidente que la concursada, como todo deudor, tiene el derecho de demostrar los pagos que hubiere efectuado.

En consecuencia, este Tribunal, de acuerdo al art. 15 de la Ley de Organización Judicial, tiene la obligación de revisar de oficio, a tiempo de conocer una causa, si los jueces y funcionarios observaron los plazos y leyes que norman la tramitación y conclusión de los procesos, para aplicar en su caso las sanciones pertinentes, habiendo constatado que evidentemente la diligencia de notificación que aparece a fs. 167 no cumple lo dispuesto en el citado art. 120 del Código de procedimiento civil, porque la citación no ha sido practicada personalmente, considera que se han incurrido en la nulidad prevista en el art. 129 de dicho cuerpo legal.

POR TANTO: La Sala Civil Primera de la Corte Suprema, con la facultad que le confieren los arts. 251, 271-3) y 275 con relación al 254-6 del Código adjetivo civil, ANULA obrados hasta fojas 167, en el concurso de acreedores necesarios; es decir, hasta que se cite y notifique a María Brizeida Eguez Medrano personalmente con la demanda de fs. 7 en el concurso de acreedores necesario. Se impone la responsabilidad de multa de Bs. 100 para cada uno de los vocales que intervienen en el auto de vista recurrido e igual suma para el juez de primera instancia que pronunció la sentencia de grados y preferidos, así como para el oficial de diligencias.

Notifíquese al Consejo de la Judicatura para fines consiguientes.

MINISTRO RELATOR: Dr. Armando Villafuerte Claros.

Regístrese y devuélvase.

Firmado : Dr. Armando Villafuerte Claros.

Dra. Emilse Ardaya Gutiérrez.

Proveído : Sucre, 19 de Marzo de 2005.

Patricia Parada Loras.

Secretaria de Cámara de la Sala Civil Primera.