SALA CONTENCIOSA y CONTENCIOSA ADMINISTRATIVA, SOCIAL y ADMINISTRATIVA

SEGUNDA




Auto Supremo  178/2015-L. Sucre, 29 de julio de 2015. Expediente: LP. 595/2010. Distrito: La Paz

Magistrado  Relator: Dr. Fidel Marcos Tordoya Rivas


VISTOS: El recurso de casación en el fondo en la forma de fs. 120 a


121, interpuesto la Empresa Municipal de Aseo El Alto "EMALT",  representada por su Gerente General Rubén Santiago Fernández Barrientos, contra el Auto de Vista RES. AV.  120/2010 SSA-II de 1 de junio, cursante de fs. 116 a 117, emitido por la Sala Social y Administrativa Segunda de la Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, dentro del proceso social por reincorporación y pago de  sueldos  devengados que  se  tramita  en  liquidación, seguido  por  Rubén Alejandro Méndez Estrada contra la institución recurrente, la respuesta de fs.

124, el auto de fs. 125 que concedió el recurso, los antecedentes del proceso; y,


CONSIDERANDO I: Que tramitado el proceso laboral, la Juez de Partido


Primero del Trabajo y Seguridad Social de El Alto - La Paz, emitió la Sentencia


77/2009 el 24 de diciembre de fs. 95 a 99, declarando probada la demanda de fs.


33, subsanada a fs. 36 de obrados, disponiendo que la empresa Municipal de Aseo El Alto "EMALT", proceda la inmediata reincorporación del actor al cargo desempeñado  antes  de  su  ilegal despido, con  el  reconocimiento de sueldos dejados de percibir hasta el día de su efectiva reincorporación que serán calculados en ejecución de sentencia, con costas.

En grado de apelación formulada por la institución demandada de fs. 102 a


103, la Sala Social y Administrativa Segunda de la Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, pronunció el Auto de Vista RES. AV 120/2010 SSAII de 1 de  junio  (fs.  116  17),  confirmando  la  Sentencia  N°  077/2009  de  24  de diciembre, cursante de fs. 95 a 99 de obrados.

El referido fallo de segunda instancia, motivó a la institución demandada a través de su representante legal a interponer el recurso de casación en el fondo y en la forma de fs. 120 a 121, en el que esgrime los siguientes fundamentos:

·  '.










Expresa   que   las   pruebas   de   descargo   no   fueron   debidamente compulsadas, ya que el actor cometió irregularidades de orden blico como son los delitos de malversación y conducta antieconómica, y cuando un funcionario comete irregularidades en el ejercicio de sus funciones, no debe ni puede ser reincorporado y menos cobrar mensualidades devengadas.

Indica que el auto de vista recurrido contiene interpretación errónea de las pruebas, incurriendo u ..  en error de Derecho como perfectamente lo tipifican los numerales , y , del Art. 253 del Cg. de Pta. Civil (Casación en el fondo.)" (sic) Señala  que  el  t ribunal  de  apelación  al  emitir  la  indicada  resolución U ••     ha incurrido en infracción al Numeral del art.  253 del mismo cuerpo normativo (Casación en la forma)".(sic)

Añade que otro extremo reclamado y que no fue debidamente compulsado constituye la omisión de aplicación de los Autos  Supremos  121 de 23 de septiembre de 1980 y 191 de 24 de octubre de 1987 en la causa.

Agrega que no se compulsó la confesión provocada del actor en la que


negó tener conocimiento sobre proceso interno que se le hubiera incoado por irresponsabilidad y daño económico, expresando que jamás se le siguió proceso interno alguno, sin embargo en actuados constan fotocopias donde se constata que no solo asumió defensa en dichos procesos sino que impetró la excusa del sumariante.

Concluye solicitando al Supremo Tribunal,   de aplicación al art. 274 del


Procedimiento Civil, casando y anulando conforme a ley, sea con las condenaciones pertinentes.

CONSIDERANDO II: Que, así expuesto los fundamentos del recurso, se


pasa a considerar para su resolución:


En relación al error de derecho en la apreciación de las pruebas aportadas al proceso; debe tenerse presente que la uniforme jurisprudencia nos enseña que la apreciación y valoración de la prueba por los jueces de instancia, es incensurable en casación; y que excepcionalmente podrá producirse una revisión o revaloración de la prueba, en la medida en que en el recurso se acuse y se pruebe la existencia de error de hecho o de derecho, de acuerdo con la regla que establece  el  inc 3)  del  art. 253  del  Código  de  Procedimiento  Civil,  que textualmente señala: "Cuando en la apreciación de las pruebas se hubiere incurrido en error de derecho o error de hecho. Este último deberá evidenciarse



por documentos o actos auténticos que demostraren la equivocación manifiesta del  juzgador.", lo que en autos no aconteció.

Por lo expresado,  si se acusa error de derecho, el error debe quedar objetivamente demostrado y ser manifiesto como dispone la norma, por lo que debe ser contrastado dicho error con un documento auténtico que lo demuestre, a efectos que de manera excepcional se proceda a una revalorización de esa prueba.

Consecuentemente se comprueba que  los tribunales  de  instancia han


arribado a la libre valoración de las pruebas en función al art. 158 del Código Procesal del Trabajo en sujeción a lo dispuesto en los arts. 3 inc. g) y h); 66 Y 150 del Código Procesal del Trabajo, al ser deber primordial del Estado proteger los derechos de los trabajadores, en cumplimiento a los principios de primacía de la realidad, de  proteccionismo e  inversión de  la prueba en  materia laboral, por cuanto todo trabajador goza del derecho fundamental a la tutela judicial efectiva consagrado por los arts. 162 de la Constitución Política del Estado, 4 y 13 de la Ley General del Trabajo.

En efecto, de la revisión de actuados se verifica que la desvinculación


laboral fue por causas ajenas al trabajador y que las acusaciones y cargos que determinan la responsabilidad administrativa en contra del actor datan de fecha posterior al memorándum de despido.


Al  respecto  debe  tenerse  presente  lo  acertadamente  resuelto  por  el tribunal de apelación al señalar: " ... el trabajador al haber sido despedido por causas no contempladas en el Art. 16 de la Ley General del Trabajo, ha optado por  su reincorporación  a su fuente laboral, donde se ha probado  el despido injustificado y se ha dispuesto la inmediata reincorporación al mismo puesto que ocupaba, más el pago  de los salarios devengados; ante la negativa de la

empresa, el actor  ha iniciado demanda de reincorporación  ante la Jueza de instancia, quien con la prueba del despido injustificado expedida por el Ministerio de Trabajo, ha determinado la existencia de la relación laboral entre las partes y ha dispuesto la reincorporación del actor a su fuente de trabajo, por no existir causal justificada  del despido (. ..)Ia emisión- del Memorandum EMALT/004/06 (memorándum de retiro), data de fecha 09 de mayo de 2006 (fs. 21), el cual no contempla, ni contiene argumento alguno que justifique el despido del trabajador. Ahora, la Resolución Sumarial Final No. 01-2006, consigna fecha 08 de Junio de

2006, es la que determina responsabilidad administrativa en contra del Sr.




Rubén  Méndez  Estrada  y otros, imponiéndole sanción de destitución del cargo a éste. De ello, se hace  claro evidente que la Resolución  Sumarial Final es posterior al Memorandum de despido emitido por EMAL T."


En relación con la acusación de infracción por parte del tribunal de apelación del núm. 4 del art. 253 del Código de Procedimiento Civil, que según el recurrente constituye casación en la forma, cabe indicar que el indicado art.  253 consta de tres numerales y corresponde al recurso de casación en el fondo, no siendo por tanto posible que éste Tribunal Supremo pueda resolver respecto a dicha acusación, pues no puede suplir la inercia de las partes;  debiendo hacerse notar además, que el recurrente no especifica al realizar su acusación, en qué consiste la violación, falsedad o error que acusa conforme preceptúa el art.  258 inc. 2) del ya citado Código de Procedimiento civil.

Respecto a la omisión de no aplicación de los Autos Supremos 121 de


23 de septiembre de 1980 y 191 de 24 de octubre de  1987 en la causa, corresponde señalar que el recurrente no consideró que dichos autos refieren a casos concretos, pues las resoluciones supremas sólo surten efecto entre partes; por lo que no se puede pretender se apliquen necesariamente a casos similares toda vez que son referenciales al no estar prevista su vinculatoriedad en norma legal alguna, por lo que al momento de resolver controversias en casación sólo son aplicables la normativa vigente y las sentencias constitucionales que por ley son vinculantes.

De lo establecido precedentemente se concluye que,  la finalidad  de la normativa es  proteger  la  estabilidad  laboral  como  un  derecho  fundamental, otorgando al trabajador o trabajadora la posibilidad de demandar la reincorporación a su fuente laboral de trabajo ante un despido sin causa legal justificada,  lo que en  autos  sucedió por  lo que  los de  instancia  de  manera correcta dispusieron la reincorporación del actor al mismo puesto que ocupaba al momento de  ser  despedido más  el  reconocimiento de  sueldos  dejados  de percibir hasta el día de su efectiva reincorporación, por lo cual, no es evidente las acusaciones efectuadas por la entidad  recurrente.

Por otra parte, habiéndose dispuesto la reincorporación del actor Rubén


Alejandro Méndez Estrada a su fuente laboral, con el reconocimiento de sueldos dejados  de  percibir  hasta  el  día  de  su  efectiva  reincorporación,  que  serán calculados en  ejecución  de  sentencia dicho  pago  deberá  efectuarse  en  el juzgado de primera instancia, previo juramento de ley por parte del actor de no



haber percibido remuneración alguna en otra institución, por otro trabajo prestado


desde el momento de su cesación a objeto de evitar la doble percepción de sueldos y el enriquecimiento sin causa; bajo su responsabilidad para el caso de demostrarse lo contrario.

Por último, debe tenerse presente además, que a tiempo de realizar su petitorio, el recurrente no discrimina ni considera lo establecido por los arts. 253 y

254 del Código de Procedimiento Civil, limitándose a solicitar que este Tribunal


Supremo  resuelva  "... CASANDO  ANULANDO   CONFORME  LEY" Al respecto, cabe aclarar que el recurso de casación en el fondo y en la forma o de nulidad, tienen efectos distintos, pero de ninguna manera puede producirse de conformidad a lo establecido por el art 271 del Código de Procedimiento Civil, dos resoluciones antagónicas a la vez en el mismo recurso.

Consiguientemente,  en mérito a lo expuesto  anteladamente,  no siendo evidente  las violaciones  aducidas por la Empresa Municipal de Aseo  El Alto "EMALT" a través de su representante legal en el recurso de casación en el fondo y en  la forma  de  fs 120 121, corresponde  resolver  el  recurso  conforme disponen los arts. 271 inc. 2) y 273 del Código de Procedimiento Civil, con la facultad remisiva del arto252 del Código Procesal del Trabajo.


POR TANTO: La Sala Contenciosa y Contenciosa Administrativa, Social y Administrativa Segunda del Tribunal Supremo de Justicia, con la atribución contenida en los arts. 184.1 de la Constitución Política del Estado y 42.1. 1 de la Ley del Órgano Judicial 025 de 24 de junio de 2010, declara INFUNDADO el recurso de casación en el fondo y en la forma de fs. 120 a 121, sin costas.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.