SALA CONTENCIOSA Y CONTENCIOSA ADMINISTRATIVA, SOCIAL Y ADMINISTRATIVA

SEGUNDA



Auto Supremo Nº 126/2015-L.

Sucre, 01 de julio de 2015.

Expediente: OR. 221/2010.

Distrito: Oruro

Magistrado Relator: Dr. Gonzalo Miguel Hurtado Zamorano

VISTOS: El recurso de casación en el fondo de fs. 121 a 122, interpuesto por el Servicio de Impuestos Nacionales representado por Zenón Zepita Pérez, contra el Auto de Vista Nº 38/2010 de 13 de abril de 2010 de fs. 117 a 119, emitido por la Sala Social y Administrativa de la Corte Superior del Distrito Judicial de Oruro, dentro del proceso contencioso tributario que se tramita en liquidación, seguido por la empresa Hilanderías Bolivianas HILBO S.A representada por René George Meier Klopstock contra la institución recurrente, la respuesta de fs. 125 a 126, el auto de fs. 127 vuelta que concedió el recurso, los antecedentes del proceso, y;

CONSIDERANDO I: Que, durante la tramitación del proceso contencioso tributario, el Juez Administrativo, Coactivo Fiscal y Tributario de Oruro, emitió la Sentencia Nº 0010/2009 de 9 de abril de 2009 de fs. 88 a 90, declarando PROBADA la pretensión contenida en la demanda de fs. 57 a 58, en consecuencia deja sin efecto la Resolución Sancionatoria Nº 162/2008 de 27 de marzo de 2008, pronunciada por el Servicio de Impuestos Nacionales Regional Oruro.

En grado de apelación, interpuesto por el Servicio de Impuestos Nacionales representado por Zenón Zepita Pérez de fs. 93 a 95, por Auto de Vista Nº 38/2010 de 13 de abril de 2010 de fs. 117 a 119, la Sala Social y Administrativa de la Corte Superior del Distrito Judicial de Oruro, CONFIRMÓ la resolución impugnada cursante a fs. 88 a 90 de obrados.

Que, contra el referido auto de vista, la institución demandada a través de su representante legal interpuso recurso de casación en el fondo de fs. 121 a 122, el cual se pasa a examinar:

Acusó que el tribunal ad quem incurrió en errónea valoración de los arts. 397 del Código de Procedimiento Civil, arts. 1286 y 1289 num. I del Código Civil art. 66 num. 1, 2, 3, 4 y 9, 100, 160 inc. 5  del Código Tributario,  concordante con el art. 5 de la Resolución Normativa de Directorio Nº 10-0015-002, art. 162 de la Ley 2492, num. 6 del Anexo A de la Resolución Normativa de Directorio 10-0021-04, Resolución Normativa de Directorio 10-0037-07 y de la Resolución Normativa de Directorio 10.001408, así como errónea valoración de la prueba al determinar que la empresa HILBO S.A. hubiese cumplido su deber formal de presentación de su balance general, estado de resultados y estados financieros, sin embargo dicha documentación no fue presentada en la  Gerencia Distrital Oruro, donde el contribuyente se encuentra registrado, toda vez que dicha Gerencia es la única dependencia del Servicio de Impuestos Nacionales facultada para efectuar la revisión y valoración de los estados financieros y no así la Gerencia GRACO La Paz, por lo que en la “Consulta al Padrón SIRAT 2” se evidenció que el contribuyente HILBO S.A. al momento de darse inicio al procedimiento sancionador pertenecía a la categoría Resto, es decir se encontraba legalmente impedido de presentar los estados financieros en cualesquier dependencia del SIN de nuestro país (en este caso GRACO La Paz), por cuanto existen Gerencias Distritales que se establecieron para acercar al contribuyente a la Administración Tributaria y pueda este cumplir cabalmente con sus obligaciones tributarias de forma pronta y oportuna, en virtud al lugar donde desarrolla su actividad, no existiendo ante ello justificativo alguno para que el contribuyente HILBO S.A. haya efectuado la presentación de los estados financieros en otra jurisdicción distinta al lugar de su inscripción y/o donde desarrolla su actividad, refiriéndose la Resolución Normativa de Directorio Nº 10.0014.08 art. 3 num. III, el lugar para la presentación de los estados financieros. Así también al otorgarle valor probatorio a fotocopias simples, sin tomar en cuenta lo previsto en el Anexo a) de la Resolución Normativa de Directorio Nº  10.0001.02 num. 4, quedando establecido que el contribuyente HILBO S.A. no cumplió responsablemente con sus deberes formales en base a normativa establecida.

Concluyó solicitando se case el Auto de Vista Nº 38/2010 declarando la validéz de la sanción impuesta, así como la firmeza y subsistencia de la Resolución Sancionatoria Nº 162/2008 de fecha 27 de marzo de 2008 declarándola líquida y exigible.

CONSIDERANDO II: Que, así expuesto los fundamentos del recurso de casación, para su resolución es menester realizar las siguientes consideraciones:

Antes de ingresar en el análisis de la problemática planteada, se debe dejar claramente establecido que el memorial de interposición del recurso carece de técnica jurídica y pericia procesal, limitándose a presentar prácticamente una repetición de los agravios expresados en el recurso de apelación de fs. 93 a 95, efectuando una relación de hechos que se produjeron durante la tramitación del proceso y en consecuencia carente de relevancia jurídica; sin embargo pese a las deficiencias señaladas se pasa a considerar el mismo.

En cuanto a la denuncia de que el tribunal ad quem incurrió en errónea valoración de los arts. 397 del Código de Procedimiento Civil, arts. 1286 y 1289 num. I del Código Civil art. 66 num. 1, 2, 3, 4 y 9, 100, 160 inc. 5  del Código Tributario,  concordante con el art. 5 de la Resolución Normativa de Directorio Nº 10-0015-002, art. 162 de la Ley 2492, num. 6 del Anexo A de la Resolución Normativa de Directorio 10-0021-04, Resolución Normativa de Directorio 10-0037-07 y de la Resolución Normativa de Directorio 10.001408, así como errónea valoración de la prueba al determinar que la empresa HILBO S.A. hubiese cumplido su deber formal de presentación de su balance general, estado de resultados y estados financieros, sin embargo dicha documentación no fue presentada en la Gerencia Distrital Oruro del SIN, y según el Padrón SIRAT 2 el contribuyente HILBO S.A. en el momento del procedimiento sancionador pertenecía a la categoría Resto, por lo que no existía justificativo para la presentación de los estados financieros en otra jurisdicción; al respecto es preciso señalar que la Ley 2492 Código Tributario en su art. 160. 5 establece como contravenciones tributarias el “Incumplimiento de otros deberes formales” asimismo en su art. 162 señala: I. El que de cualquier manera incumpla los deberes formales establecidos en el presente Código, disposiciones legales tributarias y demás disposiciones normativas reglamentarias, será sancionado con una multa que irá desde cincuenta Unidades de Fomento de la Vivienda (50.- UFVs) a Cinco mil Unidades de Fomento de la Vivienda (5.000 UFVs). La sanción para cada una de las conductas contraventoras se establecerá en esos límites mediante norma reglamentaria…”, ahora bien de los datos del proceso se establece que la Resolución Sancionatoria Nº 162/2008 de 27 de marzo de 2008, pronunciada por el Servicio de Impuestos Nacionales Regional Oruro en fecha 17 de diciembre de 2007, sanciona a la empresa HILBO S.A. al pago de 5.000 UFV´s, por incumplimiento de deberes formales toda vez que el contribuyente no presentó balance general, estado de resultados y estados financieros en la Gerencia Distrital de Oruro del Servicio de Impuestos Nacionales, sin embargo cursa de fs. 10 a 53 la documentación extrañada por la institución recurrente, misma en la que consta el sello de recepción de Impuestos Nacionales Gerencia GRACO La Paz en el Departamento de Empadronamiento y Recaudaciones de fecha 29 de julio de 2005, documentación que no comprende observación alguna por parte los funcionarios de la Gerencia GRACO La Paz, toda vez que como es de conocimiento de la institución recurrente dicha documentación al ser presentada previamente es verificada por el funcionario receptor quien sella los Estados Financieros y Dictamen presentados, y retiene el ejemplar correspondiente a la Administración Tributaria, conforme señala la RND Nº 10-0014-08 del 11 de abril de 2008 en su art. 3, así también debe tener presente la institución recurrente que  en virtud del principio de unidad bajo la cual está regida, no puede argumentar desconocimiento y rechazo de la documentación que conforme se ha demostrado por la prueba adjunta a sido presentada, recepcionada y aceptada dentro del plazo establecido, lo contrario sería desconocer un derecho que fue promovido en tiempo hábil y oportuno conforme señala el art. 39 del D.S. 24051, por lo que no se puede vulnerar  derechos del contribuyente, así como el acceso a la justicia en relevancia de la verdad material, toda vez que la Gerencia GRACO La Paz en caso de haber advertido alguna observación o irregularidad en la documentación debió rechazarla para su presentación en el lugar que correspondiere, que al no haberlo hecho se da por admitida la misma; de igual manera respecto a la documentación presentada en fotocopias, como ya fue manifestado en el auto de vista, la misma no fue  observada u objetada al contestar la demanda, asimismo este elemento probatorio no puede ser desconocido aduciendo exigencias formales como la presentación en fotocopias simples más aún cuando estos documentos están en poder de la administración y pueden ser verificados por conocer de su existencia, razonamiento que encuentra su fundamento en el entendido que la verdad material debe prevalecer sobre la formal, en virtud de la cual la administración queda facultada a verificar por todos los medios disponibles la verdad de los hechos que le son propuestos por las partes y realizar la actividad probatoria necesaria.

En mérito a lo expuesto, corresponde resolver el  recurso de casación de fs. 121 a 122 de acuerdo a lo establecido en los arts. 271. 2) y 273 del Código de Procedimiento Civil, con la facultad remisiva prescrita por el art. 297 del Código Tributario, Ley Nº 1340 de 28 de mayo de 1992.

POR TANTO: La Sala Contenciosa y Contenciosa Administrativa, Social y Administrativa Segunda del Tribunal Supremo de Justicia, con la atribución conferida por los arts. 184. 1 de la Constitución Política del Estado y 42. I. 1 de la Ley del Órgano Judicial, declara INFUNDADO el recurso de fs. 121 a 122. Sin costas, en la aplicación del art. 39 de la Ley Nº 1178 y el 52 del D.S. 23215.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.