SALA CONTENCIOSA Y CONTENCIOSA ADMINISTRATIVA, SOCIAL Y ADMINISTRATIVA

SEGUNDA



Auto Supremo Nº 49/2015-L.

Sucre, 6 de abril de 2015.

Expediente: SCZ.377/2010.

Distrito: Santa Cruz.

Magistrado Relator: Dr. Gonzalo Miguel Hurtado Zamorano.

VISTOS: El recurso de casación en la forma y en el fondo de fs. 112 a 113, interpuesto por la Jefatura Departamental del Trabajo representado por Aníbal Melgar Solares, contra el Auto de Vista Nº 029 de 11 de marzo de 2010 de fs. 108 a 109, emitido por la Sala Social y Administrativa de la Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz, dentro del proceso social por infracción de ley social, que se tramita en liquidación, seguido por la institución recurrente contra la empresa Warrant Mercantil Santa Cruz S.A., la respuesta de fs. 128 a 132, el auto de fs. 134 que concedió el recurso, los antecedentes del proceso, y;

CONSIDERANDO I: Que tramitado el proceso, la Juez Cuarto de Partido del Trabajo y Seguridad Social de Santa Cruz, emitió la Sentencia Nº 30 el 24 de octubre de 2009 de fs. 79 a 81, declarando improbada la denuncia por infracción a la ley social interpuesta por Rina Bruce Rodríguez en su condición de Directora Departamental del Trabajo, sin costas, por ser excusable; al no haberse demostrado la existencia de la infracción a la ley social, toda vez que la solicitud de reintegro de pago de prima constituye un hecho controvertido y no una infracción a las leyes sociales; consiguientemente no corresponde la aplicación de la multa solicitada ni el pronunciamiento del reintegro de prima; concluyendo en forma incontrastable que la resolución de conflictos laborales emergentes de derechos sociales, cuando existe contención corresponde a la jurisdicción especial de la judicatura del trabajo y seguridad social resolver el conflicto bajo las reglas de las competencias determinadas en el art. 152.2) de la LOJ en directa relación con el art. 9 del CPT, SC Nº 0002/2007 de 16 de enero de 2007 y la nulidad dispuesta por el art. 122 de la CPE.

En grado de apelación, deducida por la institución demandante de fs. 84 a 85, la Sala Social y Administrativa de la Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz, pronunció el Auto de Vista Nº 029 de 11 de marzo de 2010 de fs. 108 a 109, CONFIRMANDO en todas sus partes la sentencia de fs. 79 a 81 vta. Sin costas de acuerdo a la disposición del art. 39 de la Ley Nº 1178.

Que, contra el referido auto de vista, la Jefatura Departamental del Trabajo representado por Aníbal Melgar Solares, interpuso recurso de casación, en base a los fundamentos expresados en el memorial de fs. 112 a 113.

CONSIDERANDO II: Que, con carácter previo a ingresar al análisis del recurso interpuesto, corresponde recordar que, en cumplimiento del art. 15 de la Ley Nº 1455 (Ley de Organización Judicial), vigente a tiempo de la tramitación del proceso, los tribunales y jueces de alzada en relación con los de primera instancia y los de casación respecto de aquellos, están obligados a revisar los procesos de oficio, a tiempo de conocer una causa, si los jueces y funcionarios observaron los plazos y leyes que norman la tramitación y conclusión de los procesos para aplicar en su caso las sanciones pertinentes.

En relación con lo señalado precedentemente, el art. 252 del Código Adjetivo Civil, establece, que “El juez o tribunal de casación anulará de oficio todo proceso en el que se encontraren infracciones que interesan al orden público.” En concordancia con la disposición legal citada, el art. 90 del mismo cuerpo legal, dispone que: “I. Las normas procesales son de orden público y, por tanto, de cumplimiento obligatorio, salvo autorización expresa de la ley. II. Las estipulaciones contrarias a lo dispuesto en este artículo serán nulas”.

Es decir, que en virtud de las normas citadas, el tribunal de casación debe revisar de oficio, a momento de tomar conocimiento de una causa, si se observaron las leyes y plazos en la tramitación y conclusión de los procesos, aplicando las sanciones que correspondan, en su caso.

En el caso de autos, de la revisión de obrados se evidencia que la institución recurrente interpuso recurso de apelación de fs. 84 a 85 el mismo que fue concedido mediante auto de fs. 102, argumentando que se concede el mismo de conformidad con los arts. 205 del Código Procesal del Trabajo con relación al art. 227 al 230 del Código de Procedimiento Civil, sin tomar en cuenta que la denuncia por infracción de Ley Social tiene su propio procedimiento establecido en el Libro II, Título VI, Capítulo I, del Código Procesal del Trabajo, resultando por tanto no aplicables los artículos señalados en el auto de concesión del recurso.

Ahora bien, el tribunal ad quem a tiempo de tramitar y resolver el recurso concedido, dictó el Auto de Vista Nº 029 de 11 de marzo de 2010 cursante a fs. 108 que confirmó la sentencia en todas sus partes, notificadas las partes con dicha resolución, la institución recurrente interpone recurso de casación de fs. 112 a 113, sin observar el cumplimiento del art. 233 del Código Procesal del Trabajo que señala: “El auto de la Corte Nacional del Trabajo no admitirá ningún otro recurso, ni ordinario ni extraordinario, ni el de compulsa”, es decir que al ser el proceso de infracción de ley social un trámite con procedimiento especial el mismo no admite el recurso de casación, aspecto que no fue observado por el tribunal ad quem, que debió negar la concesión del recurso de casación y declarar ejecutoriada la sentencia o auto recurrido.

En este marco legal, al haberse violado normas de orden público y cumplimiento obligatorio, resulta innecesario analizar los fundamentos del recurso de casación en la forma y en el fondo de fs. 112 a 113, correspondiendo por el contrario enmendar el error incurrido por los juzgadores de instancia y dar aplicación, de oficio, a la previsión contenida en el art. 252 del Código de Procedimiento Civil, aplicable en virtud de la norma remisiva del art. 252 del Código Procesal del Trabajo, en sujeción a la jurisprudencia emitida por Tribunal Supremo de Justicia, en casos similares, por el AS Nº 158/2013 de 19 de diciembre de 2013, de la Sala Social y Administrativa Liquidadora Primera.

POR TANTO: La Sala Contenciosa y Contenciosa Administrativa, Social y Administrativa Segunda del Tribunal Supremo de Justicia, con la atribución conferida por los arts. 184.1 de la Constitución Política del Estado y 42.I.1 de la Ley del Órgano Judicial, ANULA obrados hasta fs. 134 inclusive, y en consecuencia declara ejecutoriado el Auto de Vista Nº 029 de 11 de marzo de 2010 de fs. 108 a 109.

Asimismo a los fines del art. 17.IV de la Ley del Órgano Judicial, remítase copia de la presente resolución al Consejo de la Magistratura.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.