SALA CONTENCIOSA Y CONTENCIOSA ADMINISTRATIVA, SOCIAL Y ADMINISTRATIVA

SEGUNDA



Auto Supremo Nº 97/2016.

Sucre, 7 de abril de 2016.

Expediente: SC-CA.SAII-SCZ.290/2015.

Distrito: Santa Cruz de la Sierra.

Magistrado Relator: Dr. Gonzalo Miguel Hurtado Zamorano.

VISTOS: El recurso de casación en el fondo de fs. 147 a 148, interpuesto por la  Empresa AVILAND SRL, representada legalmente por Ana María Galvez Lira, contra el Auto de Vista Nº 146 de 4 de mayo 2015, cursante de fs. 143 a 144 vta., emitido por la Sala Social y Administrativa del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, dentro del proceso social, seguido por Irto Cuellar Bejarano contra la empresa recurrente, la respuesta de fs. 155 a 159, el Auto a fs. 160, que concedió el recurso; los antecedentes del proceso, y;

CONSIDERANDO I: Que, tramitado el proceso laboral, el Juez Tercero de Partido de Trabajo y Seguridad Social de la ciudad de Santa Cruz, pronunció la Sentencia Nº 06 de 23 de enero de 2015, cursante de fs. 119 a 121, que declara probada la demanda en parte, cursante de fs. 14 a 16 vta., con costas, ordenando a la empresa AVILAND SRL representada legalmente por Carlos Alberto Landivar Vilar, pague a tercero día de ejecutoriada la sentencia, a favor de su ex trabajador, beneficios y derechos sociales en la suma de Bs. 39.991,57 (treinta y nueve mil novecientos noventa y uno 57/100 bolivianos), por concepto de desahucio, indemnización, aguinaldo, vacación, subsidios 2, bono de antigüedad y devolución de haberes.

Que, en grado de apelación promovida por la empresa demandada de fs. 127 a 128 vta., la Sala Social y Administrativa del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, emitió el Auto de Vista Nº 146, confirmando la Sentencia Nº 6 de fecha 23 de enero de 2015, pronunciada por el Juez Tercero del Trabajo y Seguridad Social.

Dicho fallo motivó el recurso de casación en el fondo, interpuesto por la  empresa AVILAND SRL, representada legalmente por Ana María Galvez Lira, en base a los fundamentos expresados en el memorial de fs. 147 a 148.

CONSIDERANDO II: Que, planteado el recurso, analizando su contenido en base a los antecedentes del proceso, se tiene lo siguiente:

Con referencia al recurso de casación en el fondo, debe tenerse presente que el mismo se funda en errores in judicando, es decir que tiene relación con la infracción de normas sustantivas incumplidas o mal aplicadas en el desarrollo del proceso, especificadas en el art. 253 del Código de Procedimiento Civil (CPC), que el recurrente en su memorial de fs. 147 a 148, indicó referencialmente sin cumplir con el deber procesal de especificar y demostrar la infracción o vulneración que hubiera incurrido el tribunal de apelación al emitir el auto de vista; es decir, que el recurrente imperativamente debe exponer en su recurso la violación, interpretación errónea o aplicación indebida de la ley, si ésta contuviere disposiciones contradictorias, o que en la apreciación de las pruebas se hubiere incurrido en error de derecho o error de hecho, debiendo este último evidenciarse por documentos o actos auténticos que demostraren la equivocación manifiesta del juzgador.

Asimismo el recurso no establece el nexo causal que necesariamente debe darse entre los hechos que se produjeron y el derecho invocado; el memorial en análisis tiene contenido discursivo, relativo a la relación de hechos, pero carente en absoluto de fundamentación, sin siquiera mencionar la supuesta infracción en la que hubiera incurrido el tribunal de alzada, que motivará la interposición del recurso de casación.

Que, de conformidad con la amplia jurisprudencia nacional, que ha sido desarrollada sobre la base de las disposiciones contenidas en el CPC, respecto del recurso extraordinario de casación y la doctrina, éste constituye una nueva demanda de puro derecho, que debe contener los requisitos descritos en el art. 258 del Código Adjetivo Civil, que claramente señala: “Deberá citar en términos claros, concretos y precisos la sentencia o auto del que se recurriere, su folio dentro del expediente, la ley o leyes violadas o aplicadas falsa o erróneamente, y especificar en qué consiste la violación, falsedad o error, ya se trate de recurso de casación en el fondo, en la forma, o ambos. Estas especificaciones deberán hacerse precisamente en el recurso y no fundarse en memoriales o escritos anteriores ni suplirse posteriormente.” (las negrillas son añadidas); deben fundamentarse de manera precisa y concreta las causas que motivan la casación, ya sea en la forma, en el fondo o en ambos casos, no siendo suficiente la simple cita de disposiciones legales, sino demostrar en qué consiste la infracción que se acusa.

A mayor abundamiento, también la jurisprudencia enseña que en casación se plantean cuestiones de derecho y que a ese efecto, el recurrente se encuentra obligado a examinar e impugnar todos y cada uno de los fundamentos de la decisión recurrida, demostrando en forma concreta y precisa, cómo, por qué y en qué forma hubieran sido violadas. Asimismo, tratándose de cuestiones de derecho, el memorial a través del cual se plantea el recurso de casación en el fondo o en la forma, debe efectuar una crítica legal de la resolución impugnada, no siendo suficiente la relación de hechos ocurridos en la tramitación del proceso, aun cuando ésta incluyera cita de disposiciones legales, consiguientemente, los argumentos esbozados por la empresa demandada, carecen de la técnica recursiva, fundamentación y sustento legal, inobservancia que de ningún modo pueden suplirse por este Tribunal de casación, sin que esta decisión implique que la parte recurrente pueda argumentar negación del derecho de acceso a la justicia, a la tutela judicial efectiva y de otros derechos fundamentales, cuando ésta forma de resolución obedece al propio descuido y negligencia en que incurrió la recurrente a tiempo de formular el recurso de casación omitiendo completamente la carga recursiva por ley establecida.

Por lo manifestado, corresponde en consecuencia resolver en la forma prevista por el art. 272.2 del CPC, con la facultad remisiva del art. 252 del Código Procesal del Trabajo (CPT).

POR TANTO: La Sala Contenciosa y Contenciosa Administrativa, Social y Administrativa Segunda del Tribunal Supremo de Justicia, con la atribución conferida por los arts. 184.1 de la Constitución Política del Estado y 42.I.1 de la Ley del Órgano Judicial, declara IMPROCEDENTE el recurso de casación de fs. 147 a 148. Con costas.

Se regula honorario profesional para el abogado en la suma de Bs. 500,00.- que mandará a pagar el tribunal de alzada.


Regístrese, notifíquese y devuélvase.