SALA CONTENCIOSA Y CONTENCIOSA ADMINISTRATIVA, SOCIAL Y ADMINISTRATIVA

SEGUNDA



Auto Supremo N° 77/2016.

Sucre, 07 de abril de 2016.

Expediente: SC-CA.SAII-CHUQ.267/2015.

Distrito: Chuquisaca

Magistrado Relator: Dr. Fidel Marcos Tordoya Rivas.


VISTOS: El recurso de casación de fs. 327 y vta., interpuesto por Lucy Flores Donaire y Zenon Duran Parina, representantes legales de Internet Bunker, contra el Auto de Vista N° 324/2015 de 7 de julio de fs. 322 a 323 vta., emitido por la Sala Social, Administrativa, Contenciosa y Contenciosa Administrativa del Tribunal Departamental de Justicia de Chuquisaca, dentro del proceso social por pago de beneficios sociales seguido por Sergio Manuel Torres Mendoza contra la entidad recurrente, el memorial de contestación a fojas 331 y vta., Auto N° 376/2015 de 10 de agosto que concede el recurso a fs. 332, los antecedentes del proceso y,

CONSIDERANDO I: Que, tramitado el proceso laboral, la Juez de Partido Primero de Trabajo y Seguridad Social, Administrativo, Coactivo Fiscal y Tributario de Sucre, Distrito Judicial de Chuquisaca, emitió la Sentencia N° 012/2015 de 27 de febrero de fs. 303 a 305 vta., declarando probada en parte la demanda social de fs. 1 a 2 y 5 de obrados, disponiendo que la demandada cancele la suma de Bs.7.371,07.- correspondiente a Indemnización, aguinaldo 2013 más multa, feriados, y nivelación de salario, a favor del actor.

En grado de apelación de fs. 309 a 310 formulado por la parte demandada, la Sala Social, Administrativa Contenciosa y Contenciosa Administrativa del Tribunal Departamental de Justicia de Chuquisaca, pronunció Auto de Vista N° 324/2015 de 7 de julio que confirmó la Sentencia N° 012/2015, con costas en ambas instancias.

Que, contra el referido Auto de Vista, la entidad demandada a través de sus representantes legales, interpusieron recurso de casación a fs. 327 vta., en el que señala los siguientes argumentos:

Manifestaron que el Auto de Vista impugnado no realizó una correcta valoración e interpretación de las pruebas ofrecidas, ya que la juez de instancia realiza una nivelación salarial con datos erróneos, realizando una mala interpretación del art. 4.d) del Decreto Supremo (DS) N° 28699, no tomando en cuenta que el demandante no trabajo 8 horas sino medio tiempo.

Señalan que la sentencia carece de errores en la aplicación del DS N° 1802 de 20 de noviembre de 2013, regulado mediante Resolución Ministerial (RM) N° 774-13 de 12 de diciembre de 2013, ya que el demandante nunca vino a cobrar su aguinaldo; menos refieren estas normas que se deba pagar multa por incumplimiento del pago del doble aguinaldo, realizando la juzgadora una mala interpretación de la norma citada.

Por ultimo alegan que el pago de los días feriados fueron cancelados al demandante conforme se evidencia del cuaderno de registro diario, y que tampoco fueron tomados en cuenta por la Juez de instancia.

Concluyen el memorial, solicitando se conceda el Recurso de Casación interpuesto, ante el Tribunal Supremo de Justicia, y CASEN EN PARTE LA SENTENCIA y EL AUTO DE VISTA, fallando en lo principal con un correcto cálculo de nivelación salarial y aplicación correcta sobre el pago del doble aguinaldo, sin multa por no existir base legal para ello.

CONSIDERANDO II: Que, así expuestos los fundamentos del recurso de casación, para su resolución es menester realizar las siguientes consideraciones:

Lucy Flores Donarire y Zenón Duran Parina, en representación de Internet Bunker, interponen Recurso de Casación en el fondo, que de su lectura impugnan la Sentencia de primera instancia, para luego en el petitorio solicitar “se case en parte la SENTENCIA y el Auto de Vista, fallando en lo principal con un correcto y equitativo cálculo de nivelación salarial, y aplicación correcta sobre el pago del doble aguinaldo”.

Del examen del recurso con relación a las leyes acusadas en el auto de vista impugnado, se establece:

Que, conforme la jurisprudencia del Tribunal Supremo de Justicia, el recurso de casación es una nueva demanda de puro derecho, debiendo contener los requisitos enumerados en el art. 258.2 del Código de Procedimiento Civil (CPC). Además se deberá fundamentar por separado de manera precisa y concreta las causas que motivan la casación, ya sea en la forma o en el fondo, no siendo suficiente la simple cita de disposiciones legales, sino demostrar en qué consiste la infracción que se acusa.

El recurso motivo de análisis, carece de fundamentación, porque conforme define la doctrina y jurisprudencia, el recurso de casación en el fondo debe fundarse en errores "in judicando” en que hubieran incurrido los tribunales de instancia al emitir sus resoluciones, debiendo estar debidamente identificadas y justificadas las causales señaladas en el art. 253 del CPC; lo que no ocurre en el caso de análisis.

No obstante lo expuesto, en principio, si bien el recurso fue planteado como recurso de casación en el fondo, sin embargo los argumentos que expone no son claros ni precisos, estando planteado el recurso de manera ambigua, por cuanto no hace sino fundar su reclamo sobre la valoración de la prueba por los tribunales de instancia; debiendo tener presente que conforme estableció la jurisprudencia del Supremo Tribunal, la apreciación y valoración de la prueba es facultad privativa de los tribunales inferiores siendo incensurable en casación.

El Código Adjetivo laboral en este aspecto ha determinado en su art. 158 concordante con el del art. 3.j) y en relación con el art. 60, del mismo cuerpo legal, enuncian que el juzgador en materia laboral no se encuentra sometido a la tarifa legal de la prueba; más al contrario, tiene libertad de apreciación para formar su convencimiento, inspirándose en los principios científicos que informan la crítica de la prueba, atendiendo a las circunstancias relevantes del pleito y a la conducta procesal observada por las partes, con la única excepción, que por mandato de la ley se exigiera a efecto de la valoración de la prueba, una con contenido material concreto, caso en el que no se podrá admitir su prueba por otro medio, lo que en la especie no sucedió. A mayor abundamiento, debe entenderse la sana crítica como una facultad conferida al juez, que en la comprensión de Herberto Amilca Baños, “Las reglas de la sana critica no son otra cosa que las de la lógica, basadas en la ciencia, en la experiencia y en la observación, que conducen al juez a discernirlo verdadero de lo falso (...) se trata de criterios normativos (reglas no jurídicas) que sirven al hombre normal, en una actitud prudente y objetiva (sana) para emitir el juicio de valor acerca de una cierta realidad."

En cuanto a la errónea aplicación del pago del doble aguinaldo más la multa aplicada; el Decreto Supremo N° 1802 en su art. 3.I expresa que: “Los criterios de aplicación del Segundo Aguinaldo “Esfuerzo por Bolivia”, se sujetarán a la normativa vigente que rige el Aguinaldo de Navidad”. Del mismo modo expresa el art. 5.I de la Resolución Ministerial N° 774-13 que reglamenta este pago; en ese sentido se colige que los juzgadores de instancia han dispuesto el pago de la multa por incumplimiento del pago del doble aguinaldo a favor del actor.

Respecto a que el trabajador nunca vino a cobrar su aguinaldo, se debe dejar claramente establecido que el empleador no tiene por qué depender de la voluntad del trabajador en este sentido, sino que siendo consciente de la obligación de pago, éste puede efectuar el depósito del monto de dinero debido ante la autoridad que corresponda, dejando constancia del hecho y liberándose de la obligación del pago de la multa.

Por ultimo respecto a la invocación del recurrente, en cuanto al pago de los días feriados, corresponde recordar al recurrente que la valoración de la prueba es incensurable en casación; y que excepcionalmente podrá producirse una revisión o revaloración de la prueba, en la medida en que en el recurso se acuse y se pruebe la existencia de error de hecho o de derecho, de acuerdo con la regla que establece el art. 253.3) del Código Adjetivo, que textualmente señala: “Cuando en la apreciación de las pruebas se hubiere incurrido en error de derecho o error de hecho. Este último deberá evidenciarse por documentos o actos auténticos que demostraren la equivocación manifiesta del juzgador.” (Las negrillas son añadidas). Nótese que la disposición citada expresa que deberán cumplirse dos condiciones; es decir, que deberá demostrarse el error por documentos o actos auténticos, que a su vez demuestren la equivocación manifiesta del juzgador, lo que en la especie no sucedió.

Adicionalmente debemos señalar que el art. 48.11. de la Constitución Política del Estado, dispone: “Las normas laborales se interpretarán y aplicarán bajo los principios de protección de las trabajadoras y de los trabajadores como principal fuerza productiva de la sociedad; de primacía de la relación laboral; de continuidad y estabilidad laboral; de no discriminación y de inversión de la prueba a favor de la trabajadora y del trabajador". Es en alcance de tales principios que la legislación laboral vigente, orienta su sentido proteccionista hacia el trabajador, de donde se establece que el objeto del proceso laboral es el reconocimiento de los derechos consignados a favor del trabajador, en concordancia con el Auto Supremo No. 72 de 18 de mayo de 1982, que dispone: “Los derechos y beneficios de los trabajadores son irrenunciables por mandato constitucional y Leyes laborales”.

Que en virtud a lo expuesto, se colige que los juzgadores de instancia han apreciado y valorado las pruebas aportadas por las partes con amplio margen de libertad y sin faltar a ninguna regla de criterio legal, no incurriendo en transgresión, violación o errónea aplicación de normas, ni en la mala valoración de la prueba como se acusó en el recurso de fs. 327 vta., correspondiendo, en consecuencia, aplicar el art. 273 del Código Adjetivo, con la facultad remisiva del artículo 252 del Código Procesal del Trabajo.

POR TANTO: La Sala Contenciosa y Contenciosa Administrativa, Social y Administrativa Segunda del Tribunal Supremo de Justicia, con la atribución contenida en los artículos 184.1 de la Constitución Política del Estado y 42.I. 1 de la Ley del Órgano Judicial N° 025 de 24 de junio de 2010, declara INFUNDADO el recurso de casación de fs. 327 vta. Con Costas.


Regístrese, notifíquese, devuélvase.