SALA CONTENCIOSA Y CONTENCIOSA ADMINISTRATIVA, SOCIAL Y ADMINISTRATIVA

SEGUNDA



Auto Supremo Nº 248/2016-I.

Sucre, 1 de agosto de 2016.  

Expediente: SC-CA.SAII-CBBA.297/2016

Distrito: Cochabamba.

Magistrado Relator: Dr. Fidel Marcos Tordoya Rivas.

VISTOS: El recurso de casación en el fondo cursante de fs. 216 a 219, interpuesto por la fundación Universitaria Simón I Patiño, impugnando el Auto de Vista Nº 007/2016 de 22 de marzo, cursante de fs. 208 a 211, pronunciado por la Sala Social y Administrativa, Contenciosa y Contenciosa Administrativa Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Cochabamba, dentro del proceso laboral de Desafuero Sindical seguido por la Fundación Universitaria recurrente contra Marina Bertha Villarroel Mamani, la respuesta de fs. 222 a 223 vta., el Auto de 4 de julio de 2016 a fs. 225 que concedió el recurso; los antecedentes del proceso, y

CONSIDERANDO I:

I.1. Que, el Código de Procedimiento Civil de 6 de agosto de 1975, elevado a rango de Ley Nº 1760 de 28 de febrero de 1997, se aplica en materia laboral, en mérito a la facultad remisiva contenida en el art. 252 del Código Procesal del Trabajo (CPT) que establece su aplicación supletoria.

Que, al presente, estando en plena vigencia el Código Procesal Civil, Ley Nº 439, de 19 de noviembre de 2013, desde el 6 de febrero de 2016; en su Disposición Abrogatoria Segunda, abroga el Código de Procedimiento Civil, y en su Disposición Transitoria Sexta, dispone que: “Al momento de la vigencia plena del Código Procesal Civil, en los procesos en trámite, en segunda instancia y en casación, se aplicará lo dispuesto en el presente Código”.

Que, en mérito del análisis precedente, aplicando lo establecido en el art. 277.I del Código Procesal Civil, corresponde en este estado del proceso, realizar el examen de admisibilidad, respecto al recurso de casación en el fondo de fs. 216 a 219 de obrados.

CONSIDERANDO II: Que, de la revisión y compulsa del expediente del recurso de casación en el fondo se concluye lo siguiente:

Que, del recurso interpuesto por la Fundación Universitaria Simón I Patiño, se evidencia que fue planteado y admitido en vigencia plena del nuevo Código Procesal Civil, por lo que, en cumplimiento a su Disposición Transitoria Sexta corresponde examinar el mismo a efectos de verificar si se cumplieron o no los requisitos previstos por ley.

Al efecto se tiene que, conforme los datos traídos a este Tribunal Supremo, deducida la demanda de Desafuero Sindical por la Fundación Universitaria ahora recurrente, contra Marina Bertha Villarroel Mamani, quien ejerce el cargo de auxiliar de enfermería en el área de salud del Centro de Pediatría “Albina R. de Patiño” (fs. 50 a 52), la Juez de Partido Primero de Trabajo y seguridad Social de Cochabamba, de fs. 167 a 170, pronunció la Sentencia de 22 de octubre de 2012, declarando Probada en parte la demanda, en lo que respecta a que la representante legal en su calidad de Directora Administrativa del Centro de Pediatría “Albina R. de Patiño”, Carla Torrico Ortega, proceda a reubicar o trasladar a la demandada en otra área de trabajo donde no requiera título académico profesional, sin afectar su nivel salarial, antigüedad y demás derechos que la ley le reconoce y sea dentro de tercero día de ejecutoriada la sentencia, e improbada la respuesta formulada por la demandada mediante memorial de fs. 82 a 84.

Que, deducido el recurso de apelación por la Fundación Universitaria Simón I Patiño (fs. 173 a 174), la Sala Social y Administrativa, Contenciosa y Contenciosa Administrativa del Tribunal Departamental de Justicia de Cochabamba, pronunció el Auto de Vista Nº 007/2016 de 22 de marzo cursante de fs. 210 a 211, anulando la sentencia recurrida, disponiendo que el a quo pronuncie uno nuevo; con el argumento de que la sentencia no contiene decisiones expresas, positivas y precisas menos recae sobre las cosas litigadas, incumpliendo con el principio de congruencia.

El citado fallo, fue notificado legalmente a la entidad recurrente el martes 31 de mayo de 2016, a horas 16:00, conforme consta en la diligencia a fs. 212, lo que motivó el recurso de casación en el fondo cursante de fs. 216 a 219, que según el timbre electrónico de fs. 216, fue presentado el martes 14 de junio de 2016, a horas 16:01.

En relación al plazo de presentación del recurso de casación, se debe acudir a la norma especial establecida por el art. 210 del CPT, en cuyo texto señala que el recurso será presentado en el plazo fatal de ocho días computables desde su notificación al recurrente con el Auto de Vista, cómputo que, en el caso de autos, efectuado conforme la previsión del art. 90 del nuevo Código Procesal Civil, dispone que los plazos establecidos para las partes comenzarán a correr para cada una de ellas, a partir del día siguiente al de la respectiva citación o notificación y aquellos que no excedan los quince días (como en el caso de análisis), sólo se computaran días hábiles; es decir que, si la entidad recurrente fue notificada el 31 de mayo de 2016, el plazo vencía el 10 de junio de 2016.

Del contexto señalado precedentemente, este Supremo Tribunal colige que la entidad recurrente presentó su recurso de casación extemporáneamente, máxime si se toma en cuenta que, de conformidad al art. 241 del CPT, los juicios sociales de desafuero sindical son tramitados de conformidad a las reglas de los juicios sociales ordinarios, con la única salvedad de que en este caso procede la reconvención por parte del trabajador.

Consecuentemente, la extemporaneidad de la presentación del recurso determina la improcedencia del mismo. 

POR TANTO: La Sala Social Contenciosa y Contenciosa Administrativa, Social y Administrativa Segunda del Tribunal Supremo de Justicia, con la atribución contenida en los arts. 220.I.1, 277.I y Disposición Transitoria Sexta del Código Procesal Civil, declara IMPROCEDENTE el recurso de casación en el fondo de fs. 216 a 219 de obrados, teniendo por ejecutoriado el Auto de Vista recurrido. Con costas.

Se apercibe severamente al Tribunal de Alzada compuesto por los vocales signatarios del Auto de Vista recurrido, por la concesión indebida del recurso y no haber observado la disposición del art. 274.II.1 del Código Procesal Civil negando la concesión del recurso.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.