SALA CONTENCIOSA Y CONTENCIOSA ADMINISTRATIVA, SOCIAL Y ADMINISTRATIVA

SEGUNDA



Auto Supremo Nº 05/2016.

Sucre, 4 de febrero de 2016. 

Expediente: SC-CA.SAII-OR.200/2015.

Distrito: Oruro.

Magistrado Relator: Dr. Fidel Marcos Tordoya Rivas.

VISTOS: El recurso de nulidad de fs. 126 a 127, interpuesto por Héctor Román Heredia Barrientos y Mercedes Gerarda Humerez de Heredia, en representación legal del Restaurant “Parri Burger”, contra el Auto de Vista AV-SECCASA 106/2015 de 25 de mayo, cursante de fs. 119 a 121, emitido por la Sala Especializada Contenciosa y Contenciosa Administrativa del Tribunal Departamental de Justicia de Oruro, dentro del proceso laboral seguido por Pablo Félix Heredia Artovar, contra los representantes del Restaurant “Parri Burguer”, la respuesta de fs. 130, el auto de fs. 131 que concedió el recurso, los antecedentes procesales y;

CONSIDERANDO I: Que, tramitado el proceso laboral, el Juez de Partido Primero de Trabajo y Seguridad Social de la ciudad de Oruro, pronunció la Sentencia Nº 128/2014 de 4 de diciembre, cursante de fs. 86 a 93, declarando probada en parte la excepción perentoria de pago, probada en parte la demanda de fs. 5 a 7, aclarada a fs. 10, disponiendo que la entidad demandada, cancele a favor del actor, la suma de Bs.7.532.-, por concepto de indemnización, desahucio, aguinaldo y multa del 30%.

En grado de apelación deducida por la parte demandada (fs. 104 a 105), por Auto de Vista AV-SECCASA 106/2015, de 25 de mayo de 2015 (fs. 119 a 121), la Sala Especializada Contenciosa y Contenciosa Administrativa del Tribunal Departamental de Justicia de Oruro, confirmó la Sentencia Nº 128/2014 de 4 de diciembre de 2014, con costas.

Dicho fallo motivó el recurso de nulidad de fs. 126 a 127, interpuesto por los representantes legales del Restaurant “Parri Burguer”, manifestando en síntesis:

Que, al emitir el auto de vista recurrido, se conculcó los arts. 169, 166 y 183 del Código Procesal del Trabajo (CPT), 4.b) del Decreto Reglamentario a la Ley General del Trabajo (DR-LGT), 115.II, 117.I de la Constitución Política del Estado (CPE) y la jurisprudencia social inserta en los Autos Supremos Nos. 81 de 28 de mayo de 1982 y 143 de 11 de septiembre de 1978, porque los juzgadores de instancia, no efectuaron una valoración correcta de las atestaciones de cargo de fs. 72 a 75, las que no concuerdan en cosas, hechos y tiempos, pues los hechos que refieren solo los conocen por referencias de su representante, por lo que hubo flagrante violación al art. 169 del CPT.

Por otra parte sostuvo que, tampoco se consideró el actuado de inspección de fs. 76 a 77, en el cual se demostró que el demandante vivía como hospedado y que es su sobrino, con quien de ninguna manera mantuvieron una relación laboral y si algún trabajo realizó fue discontinuo, razón por la que, denunció la transgresión de los arts. 183 del CPT y 4.b) del DR-LGT, al respecto citó jurisprudencia contenida en el Auto Supremo Nº 143, de 11 de septiembre de 1978.

Que, en el caso de autos no se consideró su pedido a confesión provocada al actor, formulada en vigencia del término de prueba, hecho que transgrede el art. 166 del CPT, citando sobre el tema, jurisprudencia, contenida en el Auto Supremo Nº 81, de 28 de mayo de 1982, relacionado con el art. 115.II y 117.I de la CPE.

Concluyó solicitando que se “revoque” el auto de vista recurrido y la sentencia, sin haber lugar al pago de beneficios sociales y otros derechos.

CONSIDERANDO II: Que, antes de ingresar al análisis del recurso, cabe manifestar que, la parte demandada en su petitorio solicita que el Tribunal Supremo de Justicia “revoque” el auto de vista y la sentencia, extremo que demuestra la impericia al plantear el recurso de nulidad, por constituirse en una petición que no se ajusta a las formas de resolución prevista en el art. 271 del código adjetivo civil, que prevé: “El tribunal o juez de casación resolverá el recurso en una de las siguientes formas: 1) Declarando improcedente, 2) Declarando infundado, 3) Anulando obrados con o sin reposición y 4) Casando el auto de vista”; en base a la normativa legal citada, la solicitud de revocar el auto de vista recurrido y la sentencia, no constituye una forma de resolución, como equivocadamente pretende la parte recurrente, sin embargo, al existir, hechos controvertidos que deben ser dilucidados, se ingresa a considerar los argumentos vertidos en el recurso de casación planteado.

Con relación al primer punto relacionado a la violación del art. 169 del CPT, porque según los recurrentes, las declaraciones testificales de cargo, no concuerdan en cosas, tiempos y hechos, sin embargo, analizado el contenido de las atestaciones cursantes de fs. 72 a 75, se advierte que este extremo no es evidente, toda vez que, todos las personas que prestaron sus declaraciones testificales, señalaron de manera uniforme que el actor trabajó en “Parri Burguer” desde el 2013 hasta el 2014 y que la desvinculación de la relación laboral se produjo porque fue despedido, testificaciones que tienen todo el valor probatorio que le asigna el art. 169 del CPT, las cuales fueron correctamente valoradas por los juzgadores de instancia, desvirtuando con ello lo afirmado por la parte recurrente.

Respecto a que no se habría considerado lo actuado en la inspección judicial cursante de fs. 76 a 77, motivo por el que se habría transgredido los arts. 183 de la Ley General del Trabajo (LGT) y 4.b) del DR-LGT, corresponde manifestar que, esta inspección se realizó en las dependencias del Restaurant “Parri Burguer” de propiedad de los demandados, conforme determina el art. 183 el Código Procesal del Trabajo, medio de prueba que, si bien permitió comprobar la existencia de una relación laboral entre partes, sin embargo, no es el medio idóneo para demostrar de manera contundente que el actor realizó su trabajo de manera discontinua como erradamente pretende demostrar la parte recurrente; por otra parte, el hecho de que el actor haya vivido en calidad de hospedado en la casa de la parte demandada, y que haya sido su sobrino, no es un argumento que desvirtué la relación laboral que existió entre la partes en conflicto, ni un óbice para no cancelar los beneficios sociales que por ley le corresponden, extremo que fue considerado por los juzgadores de instancia a tiempo de emitir sus resoluciones, no siendo por tanto evidente la infracción denunciada.

En cuanto a que no se habría considerado su solicitud a confesión provocada al demandante Pablo Félix Heredia Artovar, analizados los antecedentes procesales, se advierte, en primer lugar que, dicha solicitud presentada mediante memorial de fs. 83, fue rechazada por el juez a quo, por decreto de 2 de diciembre de 2014 cursante a fs. 84 de obrados, dispuso, “Sin lugar a lo solicitado, debiendo observar lo señalado por el Art. 31. II parte final de la ley del Ejercicio de la Abogacía”, en razón de que la solitud de confesión provocada diferida al actor, fue presentada por un abogado que no contaba con el pase profesional correspondiente, contraviniendo lo previsto en la normativa citada y, en segundo lugar, porque dicha solicitud fue presentada fuera del plazo de los 10 días establecido en el auto de relación procesal de 14 de noviembre de 2014 cursante a fs. 64 de obrados, puesto que dicho actuado procesal fue notificado a las partes el 17 de noviembre de 2014 a horas 16: 10 conforme se evidencia a fs. 65 de obrados, en tanto que, la solicitud de confesión provocada, fue presentada por la parte demandada, recién el 2 de diciembre del mismo año, según consta a fs. 83 vta., es decir, después de cuatro días de vencido el plazo para hacerlo, extremo que demuestra la extemporaneidad de su presentación; motivo por el cual, dicha solicitud no fue tomada en cuenta por los juzgadores de instancia, no siendo por tanto evidente la trasgresión del art. 166 del CPT.

Que, en ese marco legal, se concluye, que el auto de vista impugnado, se ajusta a las normas legales en vigencia, no se observa violación de norma legal alguna, por consiguiente, corresponde resolver en la forma prevista por los arts. 271.2) y 273 del Código de Procedimiento Civil, aplicables por mandato de la norma remisiva contenida en el art. 252 del CPT.

POR TANTO: La Sala Contenciosa y Contenciosa Administrativa, Social y Administrativa Segunda del Tribunal Supremo de Justicia, con la facultad prevista en los arts. 184.1 de la CPE y 42.I.1 de la Ley del Órgano Judicial Nº 025 de 24 de junio de 2010, declara INFUNDADO, el recurso de nulidad de fs. 126 a 127. Con costas.

Se regula el honorario de abogado en la suma de Bs.500.-, que mandará pagar el tribunal ad quem.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.