SALA CONTENCIOSA Y CONTENCIOSA ADMINISTRATIVA, SOCIAL Y ADMINISTRATIVA

SEGUNDA



Auto Supremo Nº 236/2016-I. 

Sucre, 22 de julio de 2016.  

Expediente: SC-CA.SAII-SCZ.285/2016.

Distrito: Santa Cruz de la Sierra.

Magistrado Relator: Dr. Fidel Marcos Tordoya Rivas.

VISTOS: El recurso de nulidad o casación en el fondo y la forma  de fs. 100 y vta., interpuesto por Miguel Enrique Rodríguez Gamboa, en representación de la empresa “CENTRO PROFESIONALES MULTIDICIPLINARIO S.R.L“, impugnando el Auto de Vista Nº 24 de 5 de febrero  de 2016, cursante de  fs. 97 a 98, pronunciado por la Sala Social Contencioso Tributario y Contencioso  Administrativo Segunda del  Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, dentro del proceso laboral  que sigue Edmundo Edgar López Vidaurre contra la empresa recurrente, la contestación de fs.103 y vta., el Auto de fs. 106 que concedió el recurso; los antecedentes del proceso, y

CONSIDERANDO I:

ANTECEDENTES DEL CASO.

I.1 Sentencia.

Que, tramitado el proceso, el Juez de Partido Quinto del Trabajo y Seguridad Social de Santa Cruz, pronunció la Sentencia Nro.53 de 23 de febrero de 2015, de fs.73 a 76 vta., declarando probada en parte la demanda, ordenando se cancele beneficios sociales en favor del demandante la suma de Bs.36.883.60.- (treinta y seis mil ochocientos ochenta y tres 60/100 bolivianos) más la multa del 30 %.

I.2 Auto de Vista.

En grado de apelación de fs.81 y vta., interpuesta por la empresa demandada, representada por Miguel Enrique Rodríguez Gamboa, la contestación de fs. 85 y vta., la Sala Social Contencioso Tributario y Contencioso Administrativo Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, por Auto de Vista Nº 24, confirmó la Sentencia Nro. 54. Con costas.



I.3 Motivos del recurso de casación

Contra el auto de vista en representación de la empresa demandada, Miguel Enrique Rodríguez Gamboa, por memorial de 100 y vta., interpuso el recurso de casación en el fondo y en la forma, expresando en síntesis lo siguiente:

Plantea nulidad y casación en el fondo y en la forma en apoyo a los arts. 210 del Código Procesal del Trabajo (CPT), el art. 253 y 254 del Código Procedimiento Civil.

Refiere que el a quo, no debió haber fallado condenado con el pago de primas debido a la falta de sustento legal, probatorio, aspecto que causa daño económico a la empresa que representa, la cual fue base y fundamento de su apelación.

Agrega que habría recurrido en apelación, porque la sentencia condeno en costas  de forma general sin tomar en cuenta que la demanda fue declarada probada en parte.

Expresa que, el ad quem, nuevamente habría condenado en costas sin la debida especificación de los alcances de las costas, en sus distintos numerales, así mismo, sin considerar lo establecido por los arts. 198 y 199 del CPC.

I.3.1 Petición.

Concluyó, solicitando que el Tribunal Supremo de Justicia, resuelva de conformidad al art.271.4 del CPC.

CONSIDERANDO II:

II.1. Requisitos exigidos para la admisión del recurso.

Que, conforme estableció la doctrina y la jurisprudencia del Tribunal Supremo , el recurso de casación se equipara a una nueva demanda de puro derecho, debe contener los requisitos enumerados en el art. 258 del CPC de 1975, concordante con el art. 274 del CPC, debiendo fundamentarse por separado de manera precisa, clara y concreta las causas que motivan la casación en la forma, en el fondo o en  ambos, no siendo suficiente referir la vulneración de normas legales, ni hacer relatos intrascendentes, sin establecer de manera precisa las disposiciones legales  infringidas, demostrando en que consiste la infracción que se acusa y es reclamada, describiendo como se incurrió en ella y cual la probable solución en la que debió resolver el tribunal de alzada.

En virtud a lo expuesto, deberá tenerse en cuenta que el recurso de casación puede plantearse en el fondo, en la forma o, ambas a la vez. Así, cuando se plantea en el fondo, tiene por objetivo modificar el contenido de un auto definitivo, sentencia o auto de vista , basado en que lo jueces  o tribunales de instancia a tiempo de emitir las referidas resoluciones hubiesen incurrido en errores in iudicando, aspectos que de manera inexcusable deberán ser exteriorizados y fundamentados a través de todos o alguno de los presupuestos contenidos en el art. 253 del CPC de 1975; en cambio, el recurso de casación en la forma tiene como finalidad anular determinadas actuaciones procesales en función a la evidencia de errores  in procedendo, es decir cuando los de grado incurren en la vulneración de las formas esenciales  del proceso, que afecten al  debido proceso y el derecho a la defensa, en cuyo caso el recurrente debe observar los presupuestos previstos en el art. 254 del CPC de 1975.

Que, al estar ahora en plena vigencia la Ley Nº 439 de 19 de noviembre de 2013 del CPC, en su disposición abrogatoria segunda, abroga el CPC de 1975, mientras que en su Disposición Transitoria Sexta, dispone: “Al momento de la vigencia plena del CPC, los procesos en trámite en segunda instancia y en casación, se aplicará lo dispuesto en el presente Código”.

Que en  mérito al análisis precedente, aplicando lo establecido en el art. 277.I del CPC y los arts.253 y 254 del CPC de 1975, tomando en cuenta que del recurso de casación de fs100 y vta., fue plantead, presentado y admitido aplicando el Nuevo CPC; al presente corresponde realizar el examen de admisibilidad, a efectos de verificar si cumplió o no los requisitos previstos por ley.

II.2. Fundamentos del Incumplimiento de requisitos formales para la admisibilidad del recurso.

Que, de la revisión del recurso, si bien fue planteada dentro el plazo previsto por el art. 210 del CPT, sin embargo; se advierte el incumplimiento de los requisitos  de admisibilidad siguientes:

En principio, el recurso de casación de fs. 100 y vta., contiene  un relato intrascendente de hechos sucedidos en la tramitación del proceso, sin especificar la norma vulnerada, o cual el agravio sufrido con la emisión de la sentencia y auto de vista.

Por otro lado realiza un petitorio incongruente, al solicitar se resuelva de conformidad al art. 271.4 del CPC del 1975, cuando planteo casación en la forma, solicitando se case. Así mismo, cuando planteo la casación en el fondo, no señaló, si el auto de vista recurrido contiene violación, interpretación errónea o aplicación indebida de la Ley, no especificó, qué leyes fueron violadas y en qué consistió dicha violación, falsedad o error, o en su caso no mencionó, si dicha resolución contiene disposiciones contradictorias, y si en la apreciación de las pruebas se ha incurrió en error de derecho o de hecho, demostrando la equivocación  manifiesta del juzgador, bajo esta lógica se incumplió los requisitos de procedibilidad  que impiden a este tribunal ingresar al fondo.

De la revisión de obrados, y  lo expuesto en el recurso, se colige que el recurrente no cumplió los requisitos enumerados en los art. 258.2 del CPC de 1975, concordante con el art. 274.3 del nuevo CPC, los cuales han merecido su aplicación, consideración y resguardo, por los tribunales de instancia, tanto en la sentencia y auto de vista, respectivamente

Así, respecto de las primas, a fs. 22 de obrados se evidencia que el a quo, fijo los puntos de hecho a probar, el objeto del proceso y la prueba, en la especie el punto nueve está referido “ primas que corresponden”, donde el demandado tuvo su oportunidad para desvirtuar las pretensiones del demandante, dentro el plazo probatorio de 10 días, sin embargo no utilizó dicha facultad, a ello se suma la falta de presentación de los balances de la empresa “ CENTRO PROFESIONALES MULTIDICIPLINARIO S.R.L “, el legislador proveyó la presunción legal contenida en el art. 57 de la LGT, el a quo, en razón a ello emitió la sentencia en forma congruente con las pruebas literales, documentales y corroboraciones periféricas vertidas que sostienen en racionalidad y razonabilidad de la decisión, aspecto que fue refrendado por el ad quem, por la falta de técnica  jurídica del apelante, sin que se avizoren con claridad los agravios y perjuicios que habría sufrido, aspectos que son incensurables en esta etapa, de lo que observa que el a quo y el ad quem, obraron de forma correcta  conforme a derecho.

Con referencia a las costas, se tiene que conforme se evidencia de fs. 97  a 98 de obrados el ad quem, confirmó la sentencia en todos sus extremos, condenando en costas, a la empresa que activo su derecho a recurrir al no tener la razón, en cuya consecuencia deviene las costas. Así mismo de conformidad a lo establecido por el art. 237.1 del CPC de 1975, el auto de vista recurrido en casación, si se declara improcedente será sancionado con costas; si se declara infundado que impone costas. De los que no se observa valoración o interpretación errónea de la ley que hubiese incurrido el ad quem como acusa el recurrente.

Por los fundamentos de hecho y de derecho expuestos precedentemente se concluye, que el recurso de casación en el fondo y en la forma plateado carece de fundamento legal, adolece de una idónea  argumentación jurídica, además el recurrente no observó en absoluto los aspectos formales previstos en las normas legales señaladas supra, a tiempo de interponer el recurso de casación; esta inobservancia e incumplimiento de los requisitos, impiden al Tribunal Supremo declarar admisible el recurso, ante la inexistencia objetiva de los requisitos indispensables que debe contener la casación o nulidad en el fondo y en la forma, por lo que corresponde resolver en aplicación de los arts. 271.1 y 272.2 del CPC de 1975, en expreso cumplimiento de los arts.277.I y 220. I.4 del CPC, aplicables por la facultad remisiva del art. 252 del CPT.

.

POR TANTO: La Sala Contenciosa y Contenciosa Administrativa, Social y Administrativa Segunda del Tribunal Supremo de Justicia, con la facultad conferida por los arts. 184.1 de la CPE, 42.I.1 de la Ley Nº 025 del Órgano Judicial, 277.I y Disposición Transitoria Sexta del CPC, declara IMPROCEDENTE el recurso de casación en el fondo y en la forma de fs. 100 y vta., interpuesto por Miguel Enrique Rodríguez Gamboa. Con costas

Regístrese, notifíquese y devuélvase.