SALA CONTENCIOSA Y CONTENCIOSA ADMINISTRATIVA, SOCIAL Y ADMINISTRATIVA

SEGUNDA



Auto Supremo Nº 422/2016.

Sucre, 15 noviembre de 2016  

Expediente: SC-CA.SAII-LP.162/2016.

Distrito: La Paz

Magistrado Relator: Dr. Gonzalo Miguel Hurtado Zamorano. 


VISTOS: El recurso de casación en el fondo de fs. 181 a 184, interpuesto por Janneth Angela Vidaurre Villarreal, contra el Auto de Vista Nº 012/2016 de 1 de marzo, de fs. 178 a 179, pronunciado por la Sala Social Especializada Social y Administrativa Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, dentro del recurso de reclamación instaurado por la recurrente contra el SENASIR representada por Juan Edwin Mercado Claros, la respuesta de fs. 186 a 188, el Auto Supremo que admitió el recurso de fs. 197, los antecedentes del proceso y;

CONSIDERANDO I:

                I.1.  ANTECEDENTES DEL PROCESO

I.1.1.- Resoluciones emitidas por el SENASIR:

Que, dentro del recurso de reclamación de renta única de orfandad interpuesto por Janneth Ángela Vidaurre Villarreal, la Comisión de Calificación de Rentas del SENASIR, mediante Resolución Nº 016669 de 18 de octubre de 2005 de fs. 112, resolvió otorgar en favor de Janneth Ángela Vidaurre Villarreal, renta única de orfandad vitalicia, equivalente al 68% de la renta que le correspondía a su causante, en el monto de Bs. 625.14.-, incluido incrementos de Ley, renta que se pagaría a partir del mes de julio de 2005.

Luego, la Comisión Nacional de Prestaciones del SENASIR mediante Resolución Nº 00000317 de 16 de enero de 2015 de fs. 125 a 127 de obrados, resolvió la suspensión definitiva de la renta única de orfandad vitalicia otorgada en favor de Janneth Ángela Vidaurre Villarreal, por haber contraído matrimonio. 

I.1.2 Resolución de Comisión de Reclamación

Ante esta situación, la asegurada interpuso recurso de reclamación (fs. 142 a 144), que fue resuelto por la Comisión de Calificación de Rentas del SENASIR, mediante Resolución Nº 140/15 de 4 de marzo de 2015 de fs. 147 a 151, confirmando la Resolución Nº 00000317 de 16 de enero de 2015 de fs. 125 a 127, emitida por la Comisión de Calificación de Rentas del SENASIR.

I.1.3 Auto de Vista

En grado de apelación interpuesta por la asegurada de fs. 164 a 166, por Auto de Vista Nº 012/2016 de 1 de marzo de fs. 178 a 179, la Sala Social Especializada Social y Administrativa Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, confirmó la Resolución Nº 140/15 de 4 de marzo de 2015 de fs. 147 a 151 de obrados.

I.2 Motivos del recurso de casación

Esta resolución originó que Janneth Ángela Vidaurre Villarreal, formule recurso de casación en el fondo de fs. 181 a 184, manifestando en síntesis:

Que, al dictarse la resolución recurrida, se realizó una incorrecta interpretación y aplicación de los arts. 53 del Código de Seguridad Social (CSS), 38 y 40 del Manual de Prestaciones de Rentas en Curso de Pago y Adquisición, al suspender su renta vitalicia como beneficiaria invalida; vulnerándose su derecho a casarse y constituir una familia como lo ordena la Ley General para Personas con Discapacidad y la Constitución Política del Estado, que están por encima jerárquicamente que el reglamento aplicado.

Que, el auto de vista recurrido, no considero que ha sido beneficiada con la renta vitalicia absoluta por resoluciones del SENASIR.

Que, la calificación de grado de invalidez lo efectúo también el SENASIR el año 1991, cuando ella tenía 16 años de edad, habiendo sido calificada por el SENASIR, con un grado de 37% de deficiencia intelectual por la cual accedió a dicha renta, la cual fue suspendida mediante Resoluciones 0316 y 0317, en aplicación de los arts. 55 del CSS, 38 y 40 del MPRCPA, aplicados a la letra muerta, sin considerar que las personas con discapacidad están protegidas por el art. 9 num. 1, 2 y 4 y la Ley General para las Personas con Discapacidad Nº 223 de 2 de marzo de 2012, al respecto transcribe los arts. 70, 71 y 72 de la CPE y 1, 2, 3 y 4 de la Ley General para las Personas con Discapacidad.

Por otra parte manifestó que, el auto de vista impugnado, confirmó una injusta resolución del SENASIR, privándole de la atención médica dejándola al desamparo, por cuanto la CNS, la discrimina y desconoce su dignidad ante la ley, aplicando erróneamente los arts. 53 del CSS, 38 y 40 del MPRCPA y 8 de la Ley General para Personas con Discapacidad, porque el fallo impugnado, se traduce en un desconocimiento de la solución normativa que corresponde a las particulares circunstancias comprobadas en el proceso de reclamación y apelación respectivamente, que los arts. 53, 38 y 40 citados, son contrarios a la Constitución Política del Estado (CPE) y las leyes del Estado, por lo cual es inviable y errática su aplicación en el caso de autos.

En consecuencia, las normas superiores pueden modificar o derogar las de menor grado y ésas a su vez deben ajustarse al contenido de las normas superiores. Ahora bien, hoy la jerarquía normativa se sustenta en el principio de primacía de la Constitución, lo que implica reconocerla como la norma fundamental y fundamentadora del Estado, otorgándole la calidad de norma superior, al respecto mencionó jurisprudencia contenida en la SC Nº 0218/2013, sobre el derecho a la salud y a la seguridad social, línea jurisprudencial que no fue tomada en cuenta al momento de emitirse el auto de vista impugnado, pues esta problemática debió ser resuelta considerando la primacía de la CPE y leyes especiales que protegen bienes jurídicos con claridad jurídica.

Concluyó solicitando se case el auto de vista recurrido, declarando probada la demanda y la reposición de su renta vitalicia como persona con discapacidad severa.

CONSIDERANDO II:

II. Fundamentos Jurídicos del Fallo.

Que así expuestos los fundamentos del recurso, se establece lo siguiente:

La controversia en el caso de autos, se circunscribe en dilucidar si corresponde o no la rehabilitación de la renta única de orfandad vitalicia otorgada en favor de Janneth Ángela Vidaurre Villarreal, suspendida definitivamente, mediante Resolución Nº 00000317 de 16 de enero de 2015 cursante de fs. 125 a 127 de obrados, la cual fue confirmada por el auto de vista recurrido. 

Al respecto, de antecedentes procesales se puede evidenciar que, como consecuencia del fallecimiento de sus progenitores Josefina Villarreal Arias y Rogelio Vidaurre Botelo, titular de la renta, la Comisión Nacional de Prestaciones de la Caja Nacional de Salud, mediante Resolución Nº 016392 de 11 de octubre de 2005 de fs. 25 a 26, ratificada mediante Resolución Nº 016669 de 18 de octubre de 2005 de fs. 112 de obrados, resolvió otorgar en favor de Janneth Ángela Vidaurre Villarreal, derechohabiente de la rentista prenombrada, renta única de orfandad vitalicia, equivalente al 68% de la renta que correspondía a su causante, en el monto de Bs. 625.14.-, incluido incrementos de Ley, renta que se pagaría  a partir del mes de julio de 2005, en atención a la Resolución Nº 003305 de 07 de junio de 1995 cursante de fs. 93 a 94 de obrados, emitida por la Comisión Nacional de Prestaciones en la que se resolvió autorizar la restitución de la renta de orfandad en favor de Janneth Ángela Vidaurre Villarreal,  renta que fue suspendida definitivamente mediante Resolución Nº 00000317 de 16 de enero de 2015, con el fundamento de que la beneficiaria habría contraído matrimonio.

Al respecto, el art. 53 del CSS prescribe: “Tienen derecho a la renta de orfandad los hijos menores de 16 años de edad, o de 19 años si siguen estudios en establecimientos autorizados por el Estado, o bien sin límites de edad, en caso de ser reconocidos inválidos, siempre que la invalidez hubiere sobrevenido antes de las edades señaladas.

En todos los casos, la renta cesará desde el momento que el hijo contraiga matrimonio” (el resaltado nos pertenece), concordante con el art. 107 del Reglamento del Código de Seguridad Social; por su parte, el Manual de Prestaciones de Rentas en Curso de Pago y Adquisición de la Unidad de Recaudación en su art. 38, prescribe: “Los hijos matrimoniales, extramatrimoniales reconocidos, arrogados y los adoptivos tienen derecho a la renta de orfandad hasta la edad de diez y nueve (19) años. Sin embargo, cuando el huérfano fuera declarado inválido antes de cumplir los diez y nueve (19) años de edad, tendrá derecho a la que le corresponda con carácter vitalicio”. Art. 40.- “La renta de orfandad cesará desde el momento en que el hijo contraiga matrimonio o fallezca” (el resaltado es de nuestra autoría).

En base a lo descrito y la normativa citada, y al haber la asegurada contraído matrimonio con Carlos Alberto Ramos Condori, celebrado el 4 de noviembre de 2000 conforme se evidencia por la literal cursante de fs. 122 a 123 de obrados, extremo corroborado por el Informe Social de 12 de enero de 2015 de fs. 119 a 120, motivo por el cual, no corresponde restituir la renta vitalicia de orfandad concedida a favor de la actora mediante Resolución Nº 016669 de 18 de octubre de 2005 cursante de fs. 112 de obrados, emitida por la Comisión de Calificación de Rentas del SENASIR, como acertadamente se determinó en las resoluciones administrativas emitidas por el Ente Gestor, en las cuales se resolvió la suspensión definitiva de la renta  vitalicia de orfandad otorgada a favor de Janneth Ángela Vidaurre Villarreal, extremo que fue confirmado en el auto de vista recurrido emitido por el tribunal de apelación, que para llegar a la decisión asumida, valoró de manera correcta las pruebas cursantes en obrados, conforme le faculta el art. 397 del Código de Procedimiento Civil, aplicable al caso presente por permisión del art. 633 del Reglamento del Código de Seguridad Social, toda vez que los argumentos expuestos por la recurrente, con los que pretende justificar la legalidad de su renta de orfandad concedida, no enervan de modo alguno, la normativa descrita ut supra, en base a la cual, se determinó la suspensión definitiva de la renta de orfandad que como derecho habiente, venía percibiendo la recurrente.                 

En este entendido, se concluye que las denuncias formuladas por la recurrente en su acción extraordinaria devienen en infundadas, por cuanto no demostró la lesión, vulneración o violación de los artículos invocados en su recurso, por ello, corresponde resolver en la forma prevista por el art. 220. II del Nuevo Código de Procesal Civil, en concordancia con el art. 273 del Código de Procedimiento Civil, aplicables por la norma remisiva, contenida en los arts. 633 del Reglamento del Código de Seguridad Social y 15 del Manual de Prestaciones de Rentas en Curso de Pago y Adquisición, aprobado por Resolución Secretarial Nº 10.0.0.087 de 21 de julio de 1987.

POR TANTO: La Sala Contenciosa y Contenciosa Administrativa, Social y Administrativa Segunda del Tribunal Supremo de Justicia, con la facultad que le confieren los artículos 184. 1 de la Constitución Política del Estado y 42.I.1 de la Ley del Órgano Judicial, declara INFUNDADO el recurso de casación en el fondo de fs. 181 a 184.

Sin costas en aplicación del art. 39 de la Ley Nº 1178 de 20 de julio de 1990 (SAFCO) y art. 52 del Decreto Supremo Nº 23215 de 22 de julio de 1992.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.