SALA CONTENCIOSA Y CONTENCIOSA ADMINISTRATIVA, SOCIAL Y ADMINISTRATIVA

SEGUNDA



Auto Supremo Nº392/2016.

Sucre, 31 de octubre de 2016.  

Expediente: SC-CA.SAII-OR.128/2016.

Distrito: Oruro.

Magistrado Relator: Dr. Fidel Marcos Tordoya Rivas.

VISTOS: El recurso de casación de fs. 115 a 116, interpuesto por Martin Villca Huasco, contra el Auto de Vista Nº AV-SECCASA-34/2016 de 18 de marzo, de fs. 112 a 113 vta., pronunciado por la Sala Especializada Contenciosa y Contenciosa y Contenciosa Administrativa, Social, Administrativa del Tribunal Departamental de Justicia de Oruro, dentro del proceso social de Reincorporación, seguido por el recurrente, contra la Empresa Minera Huanuni, la respuesta de fs. 138 a 140 vta., el Auto Nº 63/2016 de 20 de abril a fs. 142, que concedió el recurso, el Auto Supremo Nº 86/2016-A de 6 de mayo, de fs. 147 y vta., que dispuso la admisión de la casación, los antecedentes del proceso, y;

CONSIDERANDO I:

I.1. Antecedentes del proceso

I.1.1. Sentencia:

Que, Martin Villca Huasco, interpuso demanda de Reincorporación, de fs. 8 a 10 vta., contra la Empresa Minera Huanuni, tramitado el proceso laboral, el Juez de Partido Mixto Liquidador y de Sentencia y Público de la Niñez y Adolescencia de Huanuni del Distrito Judicial de Oruro, mediante Sentencia Nº 08/2015 de 24 de agosto, de fs. 90 a 93 vta., declaró improbada la demanda, declarando no ha lugar la reincorporación del trabajador Martin Villca Huasco a la fuente laboral que ocupaba en la Empresa Minera Huanuni, así como al pago de los sueldos y beneficios pretendidos por el actor. 

I.1.2. Auto de Vista:

Notificado con la sentencia, Martin Villca Huasco, presentó recurso de apelación mediante memorial de fs. 95 a 97, recurso que fue resuelto por el Auto de Vista Nº AV-SECCASA-34/2016 de 18 de marzo, de fs. 112 a 113 vta., pronunciado por la Sala Especializada Contenciosa y Contenciosa y Contenciosa Administrativa, Social, Administrativa del Tribunal Departamental de Justicia de Oruro, confirmando la Sentencia Nº 08/2015, por considerar que la prueba aportada al proceso fue valorada en su integridad y fundamentando desde el punto de vista de la verdad material existente en obrados.

I.2. Motivos del recurso de casación

Contra el referido auto de vista, Martin Villca Huasco, interpuso recurso de casación de fs. 115 a 116, manifestando en síntesis los siguientes argumentos:

El recurrente acusa que, como primer agravio la inobservancia o errónea aplicación de la ley sustantiva, puesto que en el recurso de apelación, se denunció la falta de apreciación de los alcances de los Decretos Supremos 22407 y 21137, así como de la ley Nº 1182, puesto que no se habría realizado un análisis concreto, por lo tanto se habría lesionado sus derechos y garantías. Continuó refiriendo que si bien solicitó su retiro temporal por enfermedad profesional, de la misma manera en reiteradas veces expreso su voluntad de reincorporación a su fuente laboral y que precisamente fue la empresa demandada la que solicitó que se le practique las valoraciones medicas con la finalidad de tomar una decisión que posibilite su reincorporación.

Posteriormente señaló como segundo agravió, la falta de cumplimiento al principio de primacía de la realidad; puesto que la empresa demandada, en casos similares, realizo la reincorporación, lo cual se encuentra plasmado dentro de la abundante jurisprudencia emitida por el Tribunal Supremo de Justicia, como también por el Tribunal Constitucional Plurinacional.

Finalizo refiriendo que los preceptos jurídicos que han sido erróneamente vinculados y apreciados fueron los arts. “46.1.2, 46.2,II” (sic) y 115.I de la Constitución Política del Estado (CPE).    

Petitorio: Concluyo el recurso de casación, solicitando al Tribunal Supremo de Justicia, dicte Auto Supremo y deliberando en el fondo case el Auto de Vista y declare “PROBADA LA SENTENCIA CON LUGAR a la reincorporación laboral así como al pago de beneficios sociales reclamados” (sic).

CONSIDERANDO II.

II.1. ESTUDIO DEL CASO Y JUSTIFICACIÓN DEL FALLO

Antes de ingresar en el análisis de fondo de la problemática, nos vemos en la imperiosa necesidad de establecer la distinción del recurso de casación en la forma y el recurso de casación en el fondo, debido a que cuando el recurso de casación se interpone en el fondo, esto es por errores en la resolución de fondo o en la resolución de la controversia, los hechos denunciados deben circunscribirse a las causales de procedencia establecidas en el art. 253 del adjetivo civil, siendo su finalidad la casación del auto de vista recurrido y la emisión de una nueva resolución, en base a una correcta interpretación o aplicación de la ley sustantiva, o eliminando el error de hecho o de derecho en la valoración de la prueba, resolviendo el fondo del litigio. En tanto que si se plantea el recurso de casación en la forma, lo que se observa son los errores de procedimiento, la fundamentación de agravios debe adecuarse a las causales contenidas en el art. 254 del mismo cuerpo legal, siendo su finalidad la anulación de la resolución recurrida o del proceso mismo, lo primero sucede cuando la resolución recurrida contiene infracciones formales y, lo segundo cuando en la sustanciación del proceso se hubieren violado las formas esenciales del mismo y que se encuentren sancionadas con nulidad por la ley. En ambos casos, es de inexcusable cumplimiento el mandato del art. 258.2 del Código de Procedimiento Civil (CPC), es decir, citar en términos claros, concretos y precisos la ley o leyes violadas o aplicadas falsa o erróneamente y especificar en qué consiste la violación, falsedad o error; especificaciones que deben hacerse precisamente en el recurso y no fundarse en memoriales o escritos anteriores ni suplirse posteriormente. De lo manifestado precedentemente, se concluye que el recurso de casación en el fondo y el de forma son dos medios de impugnación distintos, que persiguen igualmente finalidades diferentes. Hecho que debió haber cumplido el recurrente en el memorial del recurso de casación cursante de fs. 115 a 116 de obrados; o sea que, debió haber realizado una distinción entre si el recurso de casación está siendo planteado en la forma o en el fondo, lo que no efectuó el citado recurrente; no obstante lo expresado a fin de dar una respuesta a la controversia traída a estudio, pasamos a resolver el presente recurso de casación, estableciendo los siguientes hechos.

El recurrente acusó como primer agravio la inobservancia o errónea aplicación de la ley sustantiva, puesto que en el recurso de apelación, se denunció la falta de apreciación de los alcances de los Decretos Supremos 22407 y 21137, así como de la Ley Nº 1182, puesto que no se habría realizado un análisis concreto, por lo tanto se habría lesionado sus derechos y garantías, en cuanto a este supuesto se debe señalar que el DS Nº 21137, de 30 de noviembre de 1985, contiene 10 capítulos dentro de los cuales se determina sobre el fondo social de emergencia, de la racionalización salarial, de los recursos salariales, de las restricciones en el gasto público, de la racionalización de personal, de los beneméritos de la patria, racionalización del régimen de la seguridad social, de la renta interna, del régimen de asistencia de personal en el sector público y sobre la información y control fiscal; el DS Nº 22407,  de 11 de enero de 1990, refiere sobre las políticas de acción para consolidar la estabilidad y promover el crecimiento económico, el empleo, el desarrollo social y la modernización del Estado, nótese de las mismas que en ninguna de sus partes de los citados decretos supremos, no se hace ninguna alusión sobre la aplicación o realización de un análisis concreto, por lo cual es completamente incongruente que el recurrente cite estas normas como fundamento para reclamar que “con esta normativa se infiere que no se habría realizado un análisis concreto”, motivo por el cual este Supremo Tribunal considera que ante la inexistencia o relación entre las normas citadas y la controversia traída a estudio, no se demostró de qué manera el tribunal de alzada habría vulnerado sus derechos y garantías que refiere el recurrente.

En cuanto al segundo supuesto sobre la falta de cumplimiento del principio de primacía de la realidad; puesto que según el criterio del recurrente la empresa demandada, en casos similares, realizó la reincorporación, lo cual se encontraría plasmado dentro de la abundante jurisprudencia emitida por el Tribunal Supremo de Justicia, como también por el Tribunal Constitucional Plurinacional. Se debe señalar que, hacer una simple alusión de que el Tribunal Supremo y el Tribunal Constitucional Plurinacional se habrían pronunciado al respecto sobre la reincorporación de un determinado trabajador, no es suficiente, porque para poder considerar como línea jurisprudencial, el recurrente debió haber presentado alguna sentencia constitucional o auto supremo, para poder efectuar una valoración y constatar si un determinado fallo es de posible aplicación jurisprudencial, por lo que al respecto del segundo supuesto agravio, este Tribunal considera que el recurrente volvió a incurrir en incongruencia al señalar a la ligera que el Tribunal Supremo y el Tribunal Constitucional Plurinacional se habrían pronunciado en casos similares concediendo la tutela del trabajador, hecho que no fue documentado, por lo tanto no amerita mayor pronunciamiento al respecto. 

En ese contexto, esta Sala concluye que no son evidentes las infracciones denunciadas en el recurso de casación de fs. 115 a 116, al carecer de sustento fáctico y jurídico; lo que conlleva a afirmar que el tribunal de alzada realizó una adecuada apreciación y valoración de los antecedentes del proceso, no incurriendo en transgresión de norma alguna, correspondiendo en tal circunstancia resolver en el marco de las disposiciones legales contenidas en los arts. 271.2 y 273 del CPC, aplicables por la norma remisiva contenida en el art. 252 del Código Procesal del Trabajo.   

POR TANTO: La Sala Contenciosa y Contenciosa Administrativa, Social y Administrativa Segunda del Tribunal Supremo de Justicia, con la atribución conferida por los arts. 184.1 de la Constitución Política del Estado y 42.I.1 de la Ley del Órgano Judicial, declara INFUNDADO el recurso de casación, interpuesto por Martin Villca Huasco, en consecuencia se mantiene firme y subsistente el Auto de Vista Nº AV-SECCASA-34/2016 de 18 de marzo, cursante de fs. 112 a 113 vta. de obrados. Con costas.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.