SALA CONTENCIOSA Y CONTENCIOSA ADMINISTRATIVA, SOCIAL Y ADMINISTRATIVA

SEGUNDA



Auto Supremo N° 251/2016.

Sucre, 22 de agosto de 2016.

Expediente: SC-CA.SAII-SCZ.385/2015.

Distrito: Santa Cruz de la Sierra.

Magistrado Relator: Dr. Fidel Marcos Tordoya Rivas.


VISTOS: El recurso de casación o nulidad de fs. 66 a 67 interpuesto por José Percy Justiniano Ribera, en representación de la empresa “CONSTRUCTORA JR” SRL contra el Auto de Vista N° 117 de 25 de marzo de 2015, cursante de fs. 61 a 62, pronunciado por la Sala Social y Administrativa del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, dentro del proceso laboral seguido por Luis Rafael Claros Camargo en contra de la empresa recurrente; la respuesta de fs. 70 a 72 vta., el Auto de fs. 75 que concedió el recurso; los antecedentes del proceso, y

CONSIDERANDO I: Que, tramitado el proceso laboral sobre pago de beneficios sociales, el Juez de Partido Primero del Trabajo y Seguridad Social de la ciudad de Santa Cruz, pronunció la Sentencia N° 113 de 21 de agosto 2014 de fs. 48 a 49 vta., declarando probada la demanda de fs. 6 a 7 vta. de obrados, con costas, disponiendo que la empresa demandada a través de su representante legal cancele al actor la suma de Bs.34.521,79 (treinta y cuatro mil quinientos veintiuno 79/100 bolivianos), por concepto de desahucio, indemnización, aguinaldo, sueldos devengados, más la multa del 30%.

En grado de apelación deducido por el representante de la empresa demandada cursante a fs. 51 y vta. de obrados; la contestación cursante de fs. 54 y vta., la Sala Social Administrativa del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, por Auto de Vista N° 117 de 25 de mayo de 2015 de fs. 61 a 62, confirmó totalmente la sentencia, con costas.

El referido fallo motivó la interposición del recurso de casación o nulidad de fs. 66 a 67 por José Percy Justiniano Rivera, en representación de la empresa demandada, en base a los siguientes argumentos:

Plantea recurso de casación en contra del auto de vista que confirma en todas sus partes la sentencia dictada, que agravia sus intereses, de conformidad al art. 157 del Código Procesal Civil (CPC).

Deduce recurso de casación o nulidad en el fondo y alternativamente en la forma. Refiere, que el auto de vista no realizó un examen exhaustivo para valorar lo que fundamento en apelación, hecho que agraviaría sus intereses y vulnera sus derechos.

Que, la fundamentación del auto de vista se refirió simplemente al art. 236 del CPC, sin tomar en cuenta el art. 15 de la Ley 025 con referencia a la revisión de oficio, así como los arts. 3, 4.7 y 9 del CPC, además de los arts. 115 y 119 de la Constitución Política del Estado (CPE).

Aduce, que no se efectuó un análisis efectivo del proceso, refiriendo que no está comprobado que el demandante fue despedido indirectamente por falta de pago. La demanda estaría viciada de nulidad, al no existir el objeto del proceso, por estar sustentado en hechos falsos, forzando su inicio. Inobservando lo establecido por los arts. 57 y 4.1 del CPC.

Arguye, que el demandante mintió cuando sustento que no recibió pago por más de dos meses y veinte días. Agrega que renuncio, a efectos de rendir examen académico, sin que haya retornado para su indemnización, hasta que se le cito al demandado.

Concluye, interponiendo de manera incongruente recurso de nulidad y casación en la forma y en el fondo, contra el auto de vista recurrido, solicitando la admisión del recurso y se case el auto de vista, o en su defecto de anule obrados hasta el vicio más antiguo, sea con costas, apoyando su petición en los arts. 250, 252, 253, 254, y 255 del CPC; así como lo previsto en los arts. 115 y 119 de la CPE.

CONSIDERANDO II: Que, así planteado el recurso de casación o nulidad en la forma y en el fondo, ingresando a su análisis en relación con los datos del proceso y la resolución recurrida, se establece lo siguiente:

Que, conforme estableció la doctrina y la jurisprudencia del Tribunal Supremo, el recurso de casación se equipara a una nueva demanda de puro derecho, debe contener los requisitos enumerados en el art. 258 del CPC, debiendo fundamentarse por separado de manera precisa, clara y concreta las causas que motivan la casación en la forma, en el fondo o en ambos, no siendo suficiente referir la vulneración de normas legales, ni hacer relatos intrascendentes, sin establecer de manera precisa las disposiciones legales infringidas, demostrando en qué consiste la infracción que se acusa y es reclamada, describiendo cómo se incurrió en ella y cuál la probable solución en la que debió resolver el tribunal de alzada.

En virtud a lo expuesto, deberá tenerse en cuenta que el recurso de casación puede plantearse en el fondo, en la forma o, ambas a la vez. Así, cuando se plantea en el fondo, tiene por objetivo modificar el contenido de un auto definitivo, sentencia o auto de vista, basado en que los jueces o tribunales de instancia a tiempo de emitir las referidas resoluciones hubiesen incurrido en errores in iudicando, aspectos que de manera inexcusable deberán ser exteriorizados y fundamentados a través de todos o alguno de los presupuestos contenidos en el art. 253 del CPC; en cambio, el recurso de casación en la forma, tiene como finalidad anular determinadas actuaciones procesales en función a la evidencia de errores in procedendo, es decir cuando los de grado incurren en vulneración de las formas esenciales del proceso, que afecten al debido proceso y el derecho a la defensa, en cuyo caso el recurrente debe observar los presupuestos previstos en el art. 254 del CPC; norma vigente a tiempo de interponer el recurso.

El recurso de casación de fs. 66 a 67, contiene un relato intrascendente de hechos sucedidos en la tramitación del proceso, porque si bien cita varias normas vulneradas, sin embargo no precisa en que consiste el agravio sufrido con la emisión del auto de vista, por último realiza un petitorio incongruente, al solicitar se resuelva de conformidad a los arts. 250, 252, 253, 254 del CPC, incumpliendo los requisitos de procedibilidad que impiden a este Tribunal ingresar al fondo.

Que, en este contexto, y lo expuesto en el recurso, se colige que el recurrente no cumplió los requisitos enumerados en el art. 258.2 del CPC, mientras que la resolución recurrida ha merecido su aplicación, consideración y resguardo, de las normas laborales por el ad quem, en el auto de vista.

Con referencia a la inversión de la prueba se tiene, que de fs. 6 a 7 vta., el demandante planteo sus pretensiones; y, mediante auto de fecha 6 de noviembre del 2013 cursante a fs. 21 de obrados, el a quo, emplazó a las partes hacer uso de todos los medios probatorios, a efectos de acreditar o desvirtuar la pretensión, con el advertido de aplicarse el art. 66 y 150 del Código Procesal del Trabajo (CPT), sin embargo de ello, el recurrente no hizo uso de dicha facultad, al no presentar prueba alguna.

Que, de conformidad al art. 4 de la Ley General de Trabajo (LGT), y 48 de la CPE los derechos del trabajador son irrenunciables, imprescriptibles y gozan de protección, en tal sentido el a quo y el ad quem, realizaron una correcta valoración de las pruebas, aportadas, de conformidad a los arts. 3.j), 158, 179, 202, de ello se tiene que no se observa violación o vulneración alguna como acusa el recurrente.

Que, por los fundamentos de hecho y de derecho expuestos precedentemente se concluye que, el recurso planteado carece de fundamento legal, adolece de una idónea argumentación jurídica, además el recurrente no observó en absoluto los aspectos formales previstos en las normas legales señaladas supra, a tiempo de interponer el recurso de casación; esta inobservancia e incumplimiento de los requisitos, impiden al Tribunal Supremo ingresar al fondo, ante la inexistencia objetiva de los requisitos indispensables que debe contener el recurso de casación en fondo o en la forma, por lo que corresponde resolver en aplicación de los arts. 271.1 y 272.2 del CPC, aplicables por la facultad remisiva del art. 252 del CPT.

POR TANTO: La Sala Contenciosa y Contenciosa Administrativa, Social y Administrativa Segunda del Tribunal Supremo de Justicia, en ejercicio de la jurisdicción que por ella ejerce, y la competencia que le asignan los art. 184.1 de la Constitución Política del Estado y 42.I.1 de la Ley del Órgano Judicial N° 025 de 24 de junio de 2010, declara IMPROCEDENTE el recurso de fs. 66 a 67, interpuesto por José Percy Justiniano Ribera. Con costas.


Regístrese, notifíquese, devuélvase