SALA CONTENCIOSA Y CONTENCIOSA ADMINISTRATIVA, SOCIAL Y ADMINISTRATIVA

SEGUNDA



Auto Supremo N° 245/2016.

Sucre, 17 de agosto de 2016.

Expediente: SC-CA.SAII-LP.376/2015.

Distrito: La Paz.

Magistrado Relator: Dr. Fidel Marcos Tordoya Rivas.


VISTOS: El recurso de nulidad de fs. 131 a 133, interpuesto por Humberto Pilleo Mamani, apoderado de Vicente Fernández Castro, representante y Director Administrativo de la Empresa “MULTISERVICIOS VINCENT” S.R.L. contra el Auto de Vista N° 159/2014 S.S.A. II de 24 de septiembre, cursante de fs. 127 a 128, emitido por la Sala Social y Administrativa Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, dentro del proceso por pago de beneficios sociales, seguido por Jorge Paulino Laura Chávez contra el recurrente, el Auto a fs. 136 que admitió el recurso; los antecedentes del proceso y,

  1. ANTECEDENTES DEL PROCESO
  1. Sentencia

Que, por memorial de 17 de septiembre de 2012, Jorge Paulino Laura Chávez, presentó demanda por pago de beneficios sociales contra Vicente Fernández Castro representante y Director Administrativo de la Empresa “MULTISERVICIOS VINCENT” S.R.L.

Tramitado el proceso laboral, la Juez Segundo de Trabajo y Seguridad Social de la ciudad de El Alto, emitió la Sentencia N° 44/2014 de 7 de marzo de fs. 100 a 112 declarando probada en parte la demanda, en consecuencia dispuso el pago a favor del demandante la suma total de Bs. 16.584,75.- por los siguientes conceptos: Desahucio, indemnización, vacaciones y aguinaldos, suma que en ejecución será objeto de actualización de conformidad a lo establecido por el Decreto Supremo (DS) N° 28699 de 1 de mayo de 2006.

  1. Auto de Vista

Notificada la Sentencia N° 44/2015, Humberto Pilleo Mamani apoderado de Vicente Fernández Castro, presentó recurso de apelación contra la sentencia aludida ut supra, que fue resuelto por Auto de Vista N° 159/2014 S.S.A. II de 24 de septiembre de fs. 127 a 128, emitido por la Sala Social y Administrativa

  1. ANTECEDENTES DEL PROCESO

Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, que anuló la sentencia recurrida, ordenando al juez a quo emitir una nueva, cumpliendo las observaciones extrañadas.

Contra el referido auto de vista, la Empresa “MULTISERVICIOS VINCENT” S.R.L., a través de su apoderado Vicente Fernández Castro, interpuso recurso de nulidad, en el que manifiesta los siguientes argumentos:

II. RECURSO DE NULIDAD

II.1.  Motivos del recurso de nulidad

Que, la empresa recurrente a través de su apoderado, manifiesta que al momento de dictarse el Auto de Vista N° 159/2014 S.S.A. II, no se observó adecuadamente los actuados y antecedentes que cursan en el expediente, ni se hizo una revisión exhaustiva de todos los pormenores y descripciones en los procedimientos; que la juez a quo debió realizar una correcta administración, imparcial en la Sentencia N° 44/2014, al contrario refiere que incurrió en error procedimental, al haber tramitado de oficio las audiencias para reproducir las pruebas de cargo a favor del demandante, demostrando una parcialización total a favor del actor, al determinar el pago el monto de Bs.16.584,75.- extremo totalmente atentatorio, suma de dinero con la cual el demandante estaría logrando enriquecerse ilícitamente.

Agrega que contra la Sentencia N° 44/2014, interpusieron recurso de apelación, con el objeto de que el tribunal de alzada, la revoque en su totalidad, sin embargo esta apelación solo mereció como resultado la nulidad de la sentencia impugnada, para que la Juez a quo corrija y posteriormente la empresa recurrente nuevamente sea condenada y obligada al pago de los Bs.16.584,75.-; cuando debió pronunciarse en su sentencia declarando improbada en todas sus partes, ya que el demandante y supuesto trabajador de la empresa recurrente, no asistió a ninguna audiencia, como tampoco ofreció pruebas de cargo de confesión provocada, ni se presentó a la inspección judicial, porque sabía perfectamente que no existía relación laboral; que sí bien el art. 4 del Código Procesal del Trabajo (CPT), faculta al Juez una función activa de acuerdo con el principio inquisitivo y de dirección procesal, empero debe ser en base a una pretensión legal promovido por el actor, extremo que en el presente caso no ocurrió.

Expresa que, el auto de vista impugnado, debió haber revocado la sentencia y determinar improbada en todas sus partes la demanda, sin embargo el auto de vista solo determino anular y no revocó, es decir observo solo en la forma y no en el fondo de la sentencia.

Petitorio: Concluye el memorial de recurso de nulidad, solicitando al Tribunal Supremo de Justicia, de manera imprecisa e incoherente que se revoque el auto de vista 159/2014 S.S.A II, y deliberando en el fondo se ordene el pronunciamiento de un nuevo auto de vista debidamente fundamentado, determinando la sentencia de improbada, más la imposición de costas, multas y demás condenaciones de Ley.

III. ADMISIÓN DEL RECURSO DE CASACIÓN

  1. 1. Por Auto N° 233/2015 de 8 de septiembre, pronunciado por la Sala Social y Administrativa Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz a fs. 136, refiere que habiéndose notificado legalmente al demandante y éste no ha respondido dentro del plazo señalado por Ley, se concede el recurso, consiguientemente se remitió ante el Tribunal Supremo de Justicia.
  2. ESTUDIO DEL CASO Y JUSTIFICACIÓN DEL FALLO

Que, así expuesto los fundamentos del recurso de nulidad, corresponde resolver el mismo en base a los hechos denunciados y la normativa invocada, de donde se establece lo siguiente:

Que, de la revisión y análisis de los documentos cursantes dentro el expediente, se pudo evidenciar que, mediante Sentencia N° 44/2014 de fs. 100 a 112 pronunciada por la Juez Segundo de Trabajo y Seguridad Social de la ciudad El Alto, declaró probada en parte la demanda por pago de beneficios sociales, imponiendo a la empresa demandada, ahora recurrente, el pago de Bs.16.584,75.- a favor de Jorge Paulino Laura Chávez, resolución que apelada por la empresa recurrente y que mereció el Auto de Vista 159/2014 S.S.A. II emitida por la Sala Social y Administrativa Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, anulando la sentencia recurrida y ordenando a la Juez A quo que emita una nueva sentencia congruente con los antecedentes señalados en el considerando, con la parte resolutiva.

Antes de ingresar a resolver el presente fallo debemos señalar que, el Auto Supremo N° 282 de 3 de junio de 2013, emitido por este Tribunal Supremo de Justica refiere que: “En ese análisis es menester aclarar que la facultad

procesal que reconoce el Código Procesal del Trabajo a cualquiera de las partes,

.. *

de interponer contra una resolución de segunda instancia el recurso de nulidad, el mismo que se encuentra previsto en los artículos 210-212 del referido cuerpo adjetivo laboral; ya que si bien no existe en el Código Procesal del Trabajo una normativa específica en cuanto a los requisitos que debe contener el recurso; sin embargo, es el artículo 252 del mismo cuerpo legal que dispone: los aspectos no previstos en la presente Ley, se regirán excepcionalmente por las disposiciones de la Ley de Organización Judicial y del Código de Procedimiento Civil; de esa manera se entiende que el recurso de nulidad en materia laboral debe adecuarse a las reglas establecidas para un recurso de casación, contenido y regulado en los artículos 250-282 del Código de Procedimiento Civil; esto quiere decir, que en la suma de cualquier recurso extraordinario, en la jurisdicción laboral se puede indistintamente señalar: 'recurso de nulidad o casación, que en su desarrollo debe hacerse un desglose minucioso identificando si se trata de recurso de casación en la forma o en el fondo, asumiendo que esta precisión es fundamental para el tribunal en razón a que cada uno de estos recursos conlleva una decisión propia, siendo así que los errores in procedendo deben ser reclamados por un recurso de casación en la forma, cuyo resultado pretendido debe ser la nulidad de obrados y los errores in iundicando deben ser reclamados vía recurso de casación en el fondo; al respecto la doctrina y la jurisprudencia de este Tribunal Supremo, estableció que el recurso de casación, constituye una nueva demanda de puro derecho que debe contener los requisitos esenciales enumerados en el artículo 258 Código de Procedimiento Civil; además de las previsiones contenidas en el artículo 254 del mismo cuerpo normativo, si se plantea en la forma, fundamentándose de manera precisa y concreta cuáles son las causas que motivan la casación en la forma, demostrándose en qué consiste la infracción que se acusa así como la posible solución a la controversia planteada, (sic)”; (las negrillas son nuestras).

En ese contexto, debemos señalar que la empresa recurrente se limitó a interponer recurso de nulidad; a ello se agrega que, el petitum formulado, no es congruente, toda vez que solicita se revoque el auto de vista impugnado, lo cual no se enmarca dentro la técnica procesal, ni en las formas de resolución previstas en el art. 271 del Código de Procedimiento Civil (CPC); además que la Ley prevé que el recurso de nulidad en materia laboral debe adecuarse a las reglas establecidas para un recurso de casación, empero también conviene que el mismo en su desarrollo debe hacerse en base a un desglose minucioso, identificando si se trata de recurso de casación en la forma o en el fondo, asumiendo que esta precisión es fundamental para el tribunal en razón a que cada uno de estos recursos conlleva una decisión propia, lo que no ocurrió en el presente caso.

No obstante de éstas deficiencias, este Tribunal Supremo de Justicia, con el fin de dar respuesta al recurso, en virtud de la nueva visión de la justicia, en cumplimiento de la Constitución Política del Estado (CPE) que tiende a garantizar a toda persona el acceso a los recursos y medios impugnativos y las normas que hacen a la materia, conforme dispone la Sentencia Constitucional Plurinacional (SCP) N° 2210/2012 de fecha 8 de noviembre, ingresa a resolver los puntos planteados por la empresa recurrente de la siguiente manera:

La Juez a quo, en la emisión de la Sentencia 44/2014, declaró probada en parte la demanda de fs. 21 a 22 vta., subsanada de fs. 24 a 25 vta., disponiendo que la empresa demandada efectué el pago del monto de Bs.16.584,75.- (dieciséis mil quinientos ochenta y cuatro 75/100 bolivianos), resolución que no condice con los datos del proceso, ya que contradice el tiempo que estuvo trabajando (señalado por el demandante), con el aludido en la relación de la sentencia, y plasmando otro tiempo de trabajo en la parte resolutiva, datos con los cuales se determinó el monto de dinero a pagar por el demandando, por lo que es evidente que esta sentencia no cumple con lo establecido en el art. 190 del CPC, que establece claramente que: “La sentencia pondrá fin al litigio en primera instancia; contendrá decisiones expresas, positivas y precisas; recaerá sobre las cosas litigadas, en la manera en que hubieren sido demandadas sabida que fuere la verdad por las pruebas del proceso; en ella se absolverá o condenará al demandado."(las negrillas son nuestras).

De lo señalado con anterioridad, se deduce que el Tribunal ad quem, a raíz de la apelación planteada por la empresa demandada cursante de fs. 113 a 115 vta., de obrados, corrigió el error del inferior, ejerciendo correctamente la labor fiscalizadora y de saneamiento procesal, que le faculta el art. 17.1 de la Ley 025 de 24 de junio de 2010 Ley del Órgano Judicial, anulando la sentencia recurrida, disponiendo que el Juez a quo, dicte nueva sentencia conforme a los datos del proceso y en observancia del principio de congruencia.

Por lo que, considerando que las sentencias deberán ser precisas y congruentes, con la demanda y con las demás pretensiones deducidas oportunamente en el proceso, se tiene que la sentencia debe ser congruente con la demanda y las pretensiones deducidas de acuerdo al procedimiento, debiendo resolver conforme a lo alegado, probado y lo pretendido, siendo un límite absoluto a las facultades del Juez, porque la actividad jurisdiccional no es más que consecuencia de la demanda inicial, siendo necesario que exista congruencia entre la sentencia y la demanda, por lo que el Juez no puede resolver nada distinto o que esté fuera de la demanda, no pudiendo conceder más de lo que se ha pedido; excepto si hubiera demostrado dentro la tramitación del proceso, lo dispuesto en el art. 202.c) del CPT.

Que, en el caso de autos, la sentencia de primera instancia, deberá responder a los antecedentes cursantes dentro del expediente, fundada en derecho en la que se materialice la función del Estado, de brindar a través de los órganos jurisdiccionales competentes, la tutela efectiva de los derechos demandados; en la especie, la sentencia se apartó de los datos del proceso, en lo referente al tiempo de servicios para el pago de indemnizaciones y aguinaldo, aspecto que ha sido correctamente advertido y enmendado por el tribunal de alzada al anular la sentencia y ordenar que la Juez a quo, emita una nueva sentencia cumpliendo las observaciones extrañadas en el auto de vista impugnado.

Consiguientemente y en mérito a lo expuesto precedentemente, no siendo evidentes las violaciones aducidas por la empresa recurrente en el recurso de casación o nulidad de fs. 131 a 133, corresponde resolver el recurso conforme disponen los arts. 271. 2 y 273 del CPC, aplicables por permisión del art. 252 del CPT.

POR TANTO: La Sala Contenciosa y Contenciosa Administrativa, Social y Administrativa Segunda del Tribunal Supremo de Justicia, con la atribución contenida en los arts. 184.1 de la Constitución Política del Estado y 42.I. 1 de la Ley del Órgano Judicial N° 025 de 24 de junio de 2010, declara INFUNDADO el recurso de nulidad, manteniendo firme y subsistente el Auto de Vista N° 159/2014 S.S.A.II de 24 de septiembre, pronunciado por la Sala Social y Administrativa Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz. Con costas.


Regístrese, notifíquese, devuélvase.