SALA CONTENCIOSA Y CONTENCIOSA ADMINISTRATIVA, SOCIAL Y ADMINISTRATIVA

SEGUNDA



Auto Supremo N° 241/2016.

Sucre, 5 de agosto de 2016.

Expediente: SC-CA.SAII-SCZ.372/2015.

Distrito: Santa Cruz de la Sierra.

Magistrado Relator: Dr. Gonzalo Miguel Hurtado Zamorano.


VISTOS: El recurso de casación de fs. 84 a 85 vta., interpuesto por Angélica Aguilera vda. de Eguez, representante legal de la Empresa Constructora “Cruceña Ltda.”, contra el Auto de Vista N° 183 de 02 de junio de 2015, cursante a fs. 76 y vta., pronunciado por la Sala Social y Administrativa del Tribunal Departamental de Santa Cruz, dentro del proceso social seguido por Raúl Ayala Escalante contra la empresa recurrente, la respuesta de fs. 88 a 90, el auto a fs. 93 que concedió el recurso; los antecedentes del proceso, y;

CONSIDERANDO I: Que, tramitado el proceso laboral, el Juez Séptimo de Trabajo y Seguridad Social del Tribunal Departamental de Santa Cruz, emitió la Sentencia N° 101 de 13 de febrero de 2015, cursante de fs. 51 a 53, declarando probada en parte la demanda a fs. 5 y vta., disponiendo que la empresa demandada cancele a favor del actor, la suma de Bs.45.669,22.- por concepto de indemnización, aguinaldo, vacaciones, sueldos pendientes.

En grado de apelación, deducida por la empresa demandada a fs.60 y vta., resuelto por Auto de Vista N° 183, la Sala Social y Administrativa del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, confirmó en todas sus partes la Sentencia 101, con costas.

Este fallo motivó el recurso de casación saliente de fs. 84 a 85 vta., interpuesto por Angélica Aguilera vda. de Eguez, representante legal de la Empresa Constructora “Cruceña Ltda.”, acusando en el fondo, la infracción de los arts. 373 y 374 del Código de Procedimiento Civil (CPC), y art. 115 de la Constitución Política del Estado (CPE), acusando que el auto de vista impugnado, en su parte considerativa señaló que no se aportó prueba en todo el proceso, en consecuencia no valoró las pruebas aportadas, agraviando sus derechos e incurriendo el tribunal de alzada en error de derecho.

Finalmente señala que el juez de primera instancia hizo una mala valoración de todo el proceso, dando por comprobado lo esgrimido en la demanda de Raúl Ayala Escalante, afectando los recursos económicos de su empresa, obligándola a pagar una enorme cantidad de dinero por supuestos beneficios sociales al ex trabajador que no le corresponden.

Concluyó solicitando que el Tribunal Supremo de Justicia “revoque” la Sentencia N° 101.

CONSIDERANDO II:        Que, conforme ha establecido la amplia jurisprudencia del Tribunal Supremo de Justicia, el recurso de casación se asimila a una nueva demanda de puro derecho, que debe contener los requisitos enumerados en el art. 258 CPC, además de fundamentarse por separado de manera precisa y concreta cuáles son las causas que motivan la casación ya sea en la forma o en el fondo, no siendo suficiente la simple cita de disposiciones legales, sino demostrar en qué consiste la infracción que se acusa.

Que, de la revisión del recurso, se colige que la recurrente no ha cumplido los requisitos enumerados en el art. 258.2 del CPC., pese a citar algunas disposiciones legales, no precisó de qué manera fueron presuntamente infringidas o aplicadas falsa o erróneamente, menos demuestra error de hecho o error de derecho en que se hubiera incurrido en la apreciación de las pruebas, simplemente realiza un relato intrascendente de escaso contenido jurídico, limitándose a solicitar incongruentemente se revoque la sentencia, se case en el fondo y la forma, sin concretar su reclamo como casación en el fondo o casación en la forma, por cuanto, conforme establece la doctrina y jurisprudencia, el recurso de casación en el fondo debe fundarse en errores “in judicando" que hubieran incurrido los tribunales de instancia al emitir sus resoluciones, debiendo estar debidamente identificadas en las causales señaladas en el art. 253 de la citada norma, mientras que para el recurso de casación en la forma, que se funda en errores “in procedendo”, referidas a la infracción de normas adjetivas incumplidas o mal aplicadas en la tramitación del proceso, están especificadas en el art. 254 de la misma norma legal, lo que no ocurrió en el caso objeto de análisis.

Que, en ese marco legal, el recurso interpuesto es insuficiente e injustificable, haciendo inviable su consideración porque impide a este Tribunal abrir su competencia para resolver en el fondo del litigio, correspondiendo en consecuencia resolver en la forma prevista por los arts. 271.1 y 272.2 del CPC., por mandato del art. 252 del CPT.

POR TANTO: La Sala Contenciosa y Contenciosa Administrativa, Social y Administrativa Segunda del Tribunal Supremo de Justicia, con la atribución conferida en los art. 184.1 de la actual Constitución Política del Estado y 42.I.1 de la Ley 025 del Órgano Judicial del 24 de junio de 2010, declara IMPROCEDENTE el recurso de casación en el fondo de fs. 84 a 85, con costas.

Se regula el honorario profesional en la suma de Bs. 500 a ser cancelado por el tribunal ad quem.


Regístrese, notifíquese, devuélvase.