SALA CONTENCIOSA Y CONTENCIOSA ADMINISTRATIVA, SOCIAL Y ADMINISTRATIVA

SEGUNDA



Auto Supremo Nº 165/2016.

Sucre, 27 de junio de 2016.

Expediente: SC-CA.SAII-TJA.348/2015.

Distrito: Tarija.

Magistrado Relator: Dr. Gonzalo Miguel Hurtado Zamorano.

VISTOS Los recursos de casación de fs. 111 a 112 vta., interpuesto por Luis Javier Vilca Aban, en representación de Servicios Eléctricos de Tarija (SETAR), y el recurso de casación en el fondo de fs. 121 a 122 vta., presentado por Jorge Luis Varas Torrez, contra el Auto de Vista Nº 161/2015 de 14 de agosto, cursante de fs. 98 a 103 vta., pronunciado por la Sala Social y Administrativa del Tribunal Departamental de Justicia de Tarija, dentro del proceso laboral seguido por Jorge Luis Varas Torrez, contra SETAR, las respuestas de fs. 115 a 116 y 132 a 134, el auto de fs. 134 vta. a 135 que concedió el recurso; los antecedentes del proceso, y

CONSIDERANDO I: Que, tramitado el proceso laboral, el Juez de Partido de Trabajo y Seguridad Social de la ciudad de Bermejo-Tarija, emitió la Sentencia de 16 de diciembre de 2011 de fs. 77 a 80, declarando probada en parte la demanda, e improbada la excepción de pago, disponiendo que SETAR, cancele a favor del actor, la suma de Bs. 54.810.61.-, por concepto de desahucio, indemnización, aguinaldo, vacaciones, reintegro de sueldos y estimulo.

En grado de apelación formulada por el demandante de fs. 83 a 85 vta., la Sala Social y Administrativa del Tribunal Departamental de Justicia de Tarija, emitió el Auto de Vista Nº 161/2015 de 14 de agosto, confirmando parcialmente la sentencia apelada, sin costas, modificando únicamente lo referente al subsidio de lactancia y la multa del 30 %, disponiendo que la institución demandada cancele al actor la suma de Bs. 59.703.01 (cincuenta y nueve mil setecientos tres 01/100 bolivianos).-, más la multa del 30% a determinarse en ejecución de sentencia, en aplicación del Decreto Supremo (DS) Nº 28699 de 1 de mayo de 2006.

Dicho fallo motivó los recursos de casación en el fondo de fs. 111 a 112 vta., interpuesto por el representante legal de SETAR y, el recurso de casación en el fondo de fs. 121 a 122 vta., planteado por Jorge Luis Varas Torrez, quienes manifestaron en síntesis los siguientes hechos:

I.- En el recurso presentado por SETAR, señaló que el fallo de segunda instancia, representa daño económico al Estado, porque si bien  el actor indica que se vulneraron sus derechos, lo que motivó solicitar reliquidación de sus beneficios sociales, también señala que al no haber vulneración de los mismos, no puede existir multa ni pago a favor del actor, al haberse acogido al despido indirecto, ya cobró sus beneficios sociales dentro del plazo previsto por ley.

Agrega que el incremento salarial no encaja en la realidad de los hechos, que no son evidentes los supuestos niveles en la escala salarial que el actor alega y que no corresponde el pago de un sueldo por año y otros derechos porque el actor, se acogió al despido indirecto, que la lactancia la tenía a disposición para su entrega que incluso le hicieron saber que los productos se vencía y que el actor no quiso recoger.  

Concluyó solicitando se tenga por aceptado el recurso como los descargos presentados, sin realizar un petitorio claro y concreto.

II.- En el recurso de casación en el fondo interpuesto por el actor, sostuvo que, el auto de vista recurrido, referente a los viáticos, que el empleador paga a los trabajadores a fin de que estos solventen los gastos de alimentación, alojamiento y traslado en los que incurre con motivo de desempeño de sus labores, que deben ausentarse momentáneamente del lugar de su residencia habitual, haciendo referencia al art. 92 del Reglamento Interno de SETAR dice que este acto no se produce en el caso del demandante, pues el mismo fue objeto de reasignación de funciones con cambio de residencia de trabajo, por lo que no corresponde su pago.

Al respecto el recurrente, sostuvo que existe error en la interpretación del derecho a la restitución de los gastos de traslado que demandó, citando sobre el tema, el art. 177 del Reglamento Interno de SETAR que en caso de traslado permanente de cualquier trabajador, SETAR, cubrirá los gastos razonables de traslado del trabajador.

Que, en el caso específico, el 14 de febrero de 2007, lo reasignan en sus funciones de Bermejo a la ciudad de Tarija, gastos de traslado que debe correr por parte de SETAR, que el 5 de mayo de 2009, lo reasignan nuevamente a Bermejo erogando los gastos del traslado, que estos antecedentes demuestran que el auto de vista recurrido, confundió viáticos con restitución de gastos de transporte, violando el art. 177 del Reglamento Interno de SETAR.

Que, el auto de vista, sobre los niveles según el cargo prestado por el actor, expresó sobre este punto que viola el art. 46 de la Constitución Política del Estado (CPE), con relación al art. 52 de la Ley General del Trabajo (LGT), asimismo denuncia falta de revisión y errada interpretación del memorándum G.G. N° 080/2009, que le asigna el nivel 5 de la escala salarial, ya que el cargo que ocupaba antes, como responsable de SETAR en Bermejo, correspondía al nivel 4 de la escala salarial, violando el art. 48 de la CPE.

Sostuvo que la diferencia del pago de su remuneración desde el año 2005 a 2011, genera en forma colateral, el reconocimiento de la diferencia no pagada en los porcentajes de aguinaldo y primas de las gestiones 2005 a 2011, por lo que el juez a quo, violó el art. 2 de la Ley de Aguinaldos, que prevé el pago doble de la obligación no cancelada y, en cuanto a las primas, se violó el art. 57 de la LGT, de donde resulta que la sentencia y el auto de vista, no se ajustan a derecho.

Concluyó, solicitando se case en parte el auto de vista recurrido y deliberando en el fondo, mantenga vigente la modificación de la sentencia y revoque la negativa a la concesión de la devolución de los gastos de transporte por el traslado según reasignación de funciones de Bermejo a Tarija y viceversa se disponga el pago de la diferencia del salario entre el nivel 5 y el nivel 4, durante las gestiones 2009 a 2011, en base a la escala salarial a fs. 54.                       

CONSIDERANDO II: Que así planteados los recursos, previo examen de antecedentes, se establece lo siguiente:

I.- Resolviendo el recurso de casación interpuesto por SETAR de fs. 111 a 112 vta., se establece lo siguiente:

Que, conforme ha establecido la amplia jurisprudencia del Tribunal Supremo, el recurso de casación se asimila a una nueva demanda de puro derecho que debe contener ciertos  y además de fundamentar por separado de manera precisa y concreta cuáles son las causas que motivan la casación, ya sea en la forma, en el fondo o en ambos casos, no siendo suficiente la simple cita de disposiciones legales, sino demostrar en qué consiste la infracción que se acusa; en el caso presente la entidad recurrente, no cumplió los requisitos enumerados en el inciso 2) del art. 258 del Código de Procedimiento Civil (CPC), porque no preciso la norma vulnerada, mucho menos de qué manera se hubiera incurrido en violación, aplicación indebida o interpretación errónea de la ley, tampoco alega ni demuestra error de hecho o error de derecho que se hubiera incurrido en la apreciación de las pruebas, simplemente realiza un relato intrascendente de escaso contenido jurídico, además de no precisar en qué consiste la infracción denunciada, limitándose a solicitar se revoque el auto de vista y la sentencia, extremo que demuestra la impericia al plantear el recurso de casación, por constituirse en una petición que no se ajusta a las formas de resolución en casación previsto en el art. 271 de la citada norma adjetiva; por consiguiente, la “revocación del auto de vista y la sentencia”, no constituyen una forma de resolución, como erróneamente pretende la parte recurrente. 

Sobre el particular, la doctrina y la jurisprudencia, han establecido que el recurso de casación en el fondo debe fundarse en errores “in judicando” en que hubieran incurrido los tribunales de instancia al emitir sus resoluciones, debiendo estar debidamente identificadas  conforme a las causales insertas en la norma prevista por el art. 253 del CPC, en tanto que para el recurso de casación en la forma, que se funda en errores “in procedendo”, referidas a la infracción de normas adjetivas incumplidas o mal aplicadas, es decir, la violación de las formas esenciales en la tramitación del proceso, especificadas en el art. 254 de Código Adjetivo Civil, aspecto que no ocurre en el caso en análisis.

Que, en  ese marco legal, se concluye que lo expuesto en el recurso es insuficiente, toda vez que el recurso planteado se limita a cuestionar la sentencia de primera instancia emitida por el juez a quo y no así el Auto de Vista recurrido, haciendo inviable su consideración e impide a este tribunal supremo abrir su competencia para analizar en el fondo, correspondiendo en definitiva resolver conforme lo prevén los arts. 271.1) y 272.2) del CPC, aplicables por mandato de la norma remisiva contenida en el art. 252 del Código Procesal del Trabajo (CPT).

II.- Resolviendo el recurso de casación en el fondo de fs. 121 a 122 vta., interpuesto por Jorge Luis Varas Torrez, se tiene lo siguiente:

Con relación al pago de viáticos por concepto de reasignación de funciones del actor de Bermejo a la ciudad de Tarija y de Tarija a Bermejo, motivo por el cual, la entidad demandada debió restituir el monto derogado por el actor, motivo de su traslado en dos oportunidades, petición que la realiza amparado en el art. 177 del Reglamento Interno de SETAR.

Al respecto, analizado los antecedentes procesales, cursa en obrados el Memorándum N° 080/2009 de 5 de mayo a fs. 2, se le comunica al actor la asignación de funciones de Tarija a Bermejo, de forma posterior tambien se dispuso su reasignación de Tarija a Bermejo, conforme consta a fs. 6 de obrados.

Al respecto, el art. 176 del Reglamento Interno de SETAR, dispone: “Por necesidad de servicio SETAR podrá disponer el traslado del trabajador de una oficina a otra dentro del país, con carácter temporal o permanente…”

Ahora, si bien el art. 177 del aludido reglamento interno, señala que en caso de traslado permanente, SETAR, cubrirá los gastos razonables de traslado del trabajador, de su familia y de sus enseres, al lugar de destino, así como los gastos de alojamiento y alimentación hasta por un termino de quince días, vencido los cuales cesarán tales prestaciones que correrán en adelante por cuenta del trabajador; sin embargo, en el caso presente, se está solicitando el pago de viáticos, figura diferente a la reasignación de funciones, puesto que el pago de viáticos, es la suma de dinero que los empleadores dan a los trabajadores para que paguen sus gastos de alimentación, alojamiento y traslado en que incurran en el desempeño de sus funciones cuando se trasladan de su lugar de trabajo momentáneamente a otro distinto al de su residencia, además, tomando en cuenta que SETAR es una empresa pública, sometida a la Ley 1178 (SAFCO), todo pago de viáticos debe estar respaldado con la correspondiente declaratoria en comisión y por el informe del trabajo realizado, aspecto que se extraña en el presente caso, por otra parte, no existe prueba alguna, de los gastos supuestos que el actor haya realizado como consecuencia de su traslado, por lo tanto no corresponde su pago.

Con respecto a la nivelación salarial de la diferencia del salario entre el nivel N° 5 y el nivel N° 4, que le correspondía recibir como Jefe de División y Gestión Administrativa del Subsistema SETAR, correspondiente a las gestiones 2009 a 2011, cabe señalar que, de acuerdo a los antecedentes procesales, se evidencia que, mediante Memorándum G.G. N° 080/2009 de 5 de mayo, se comunica al actor que, a partir del 6 de mayo del año en curso, se le asigna el Cargo de Jefe de División y Gestión Administrativa del Subsistema Setar Bermejo, de forma posterior, mediante Instructivo G.G. N° 010 de 10 de mayo de 2011, se le reasignan funciones como Encargado de Activos Fijos y Presupuesto en el Subsistema de Bermejo, con el mismo nivel salarial, por lo tanto, no corresponde la nivelación solicitada, toda vez que el nivel N° 4 corresponde al Jefe de Departamento de SETAR, cargo que en ningún momento ocupó el actor, no siendo por tanto evidente lo expresado sobre este punto; por lo que tampoco la nivelación desde el año 2005 a 2011, tal como acertadamente establecieron los juzgadores de instancia en sus fallos emitidos a su turno, quienes para arribar a la conclusión asumida, valoraron de forma correcta y adecuada la prueba aportada, conforme la facultan los arts. 3.j), 158 y 200 del CPT.             

En consecuencia, con relación al recurso planteado por el demandante, no siendo evidentes las infracciones acusadas y al no existir mérito para disponer la casación del auto de vista recurrido, corresponde fallar conforme disponen los arts. 271.2) y 273 del CPC, aplicables por mandato de la norma remisiva contenida en el art. 252 del CPT.

POR TANTO: La Sala Contenciosa y Contenciosa Administrativa, Social y Administrativa Segunda del Tribunal Supremo de Justicia, con la facultad que le confieren los arts. 184.1 de la Constitución Política del Estado y 42.I.1 de la Ley del Órgano Judicial Nº 025 de 24 de junio de 2010, declara IMPROCEDENTE el recurso de casación de fs. 111 a 112 vta., interpuesto por SETAR, e INFUNDADO el recurso de casación en el fondo de fs. 121 a 122 vta; sin costas, por ser recurrentes ambas partes.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.