SALA CONTENCIOSA Y CONTENCIOSA ADMINISTRATIVA, SOCIAL Y ADMINISTRATIVA

SEGUNDA



Auto Supremo Nº 123/2016.

Sucre, 7 de abril de 2016.  

Expediente: SC-CA.SAII-LP.318/2015.

Distrito: La Paz.

Magistrado Relator: Dr. Fidel Marcos Tordoya Rivas.

VISTOS: El recurso de casación de fs. 382 a 383, interpuesto por Luis Ángel Saavedra Campos, contra el Auto de Vista Nº 35/15 de 1 de abril de 2015, cursante de fs. 379 a 380, pronunciado por la Sala Social y Administrativa Tercera del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, dentro del proceso social por cobro de beneficios sociales seguido por Jorge Gerardo Caballero Quiroga contra el recurrente, la respuesta de fs. 386 a 387, el Auto a fs. 388 que concedió el recurso, los antecedentes del proceso; y,

CONSIDERANDO I: Que, tramitado el proceso laboral, en cumplimiento del Auto de Vista Nº 18/14 de fs. 328 a 329 emitido por la Sala Social y Administrativa Tercera del Tribunal Departamental de Justica de La Paz que anuló la primera sentencia pronunciada en el proceso; el Juez Séptimo de Trabajo y Seguridad Social de La Paz, emitió la Sentencia Nº 144/2014 el 25 de julio, de fs. 349 a 361, declarando probada en parte la demanda de fs. 13 a 14, subsanada a fs. 16, e improbada la excepción perentoria de prescripción y probada en parte la excepción perentoria de pago, planteada por Luis Ángel Saavedra Campos, propietario de la empresa unipersonal “C&H CONFORT EN SU HOGAR”; disponiendo que el demandado cancele a Jorge Gerardo Caballero Quiroga la suma de Bs. 15.259,3.- por concepto de indemnización, desahucio, vacaciones, bono de antigüedad por duodécimas y la multa del 30%.

En grado de apelación de fs. 363 a 364, formulada por el demandado, la Sala Social y Administrativa Tercera del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, pronunció el Auto de Vista Nº 35/15 de 01 de abril, confirmando la Sentencia Nº 144/2014, con costas.

El referido fallo, motivó al demandado, plantear recurso de casación de fs. 382 a 383, en el que expresa los siguientes hechos:

Acusa violación de los arts. 149, 151, 154, y 155 del Código Procesal del Trabajo (CPT), porque al no cumplir con estos preceptos, se violó también “lo determinado por los Arts. 155, 156, 157, 158 y 159 inc. c al no dar credibilidad a los certificados expedidos por el Ministerio de Trabajo y no valorar correctamente las pruebas aportadas por las partes” (SIC).

Concluye solicitando se conceda el recurso de casación, rechazándose en todas sus partes la procedencia de cancelación de beneficios sociales por no haberse demostrado en ningún momento la relación de dependencia laboral existente entre la empresa y Jorge Gerardo Caballero Quiroga.

CONSIDERANDO: Que, con carácter previo y antes de ingresar a la consideración de los fundamentos del recurso planteado, es menester referir que en cumplimiento de lo establecido en el art. 17 de la Ley del Órgano Judicial (LOJ) N° 025, este Tribunal Supremo de Justicia tiene la facultad de revisar las actuaciones procesales que llegan a su conocimiento con el propósito de evidenciar si en ellas concurrieron irregularidades de orden procedimental, para imponer las sanciones que correspondan, o en su caso restituir derechos y garantías amparados constitucionalmente, que con una mala praxis judicial fueron conculcados por los jueces de instancia, aplicando al efecto la nulidad de obrados prevista en el art. 252 del Código de Procedimiento Civil (CPC), que prevé: “El Juez o Tribunal de Casación anulará de oficio todo proceso en el que se encontraren infracciones que interesan al orden público”.

En ese entendido, se tiene que los tribunales de alzada, en la interposición de todo recurso de casación, entre otros requisitos, deben observar el cómputo de los plazos señalados a efecto de hacer valer los derechos de las partes. Específicamente en el caso de autos, el plazo fatal e improrrogable establecido por el art. 257 del CPC, para la interposición del recurso de casación que es de ocho días a contar desde la notificación al recurrente con el Auto de Vista.

En consecuencia, dentro del marco normativo constituido por los arts. 17 de la Ley N° 025 de 24 de junio de 2010 y 252 del CPC, este Tribunal evidencia los siguientes extremos:

Que, de la revisión de la diligencia sentada a fs. 381 de obrados, demuestra que con el Auto de Vista N° 35/15 ahora recurrido, el recurrente fue notificado el día miércoles 1 de julio de 2015 a horas 17:45, sin que conste en el expediente interrupción de término alguno; sin embargo, de fs. 382 a 383 cursa el memorial del recurso de casación de la parte demandada, presentado conforme el cargo de fs. 383, sentado por la Secretaría de Cámara de la Sala Social y Administrativa Tercera del Tribunal Departamental de Justicia, el 14 de julio de 2015 a 15:20 horas.

Que, del detalle precedente, debe concluirse que desde la fecha de notificación con el Auto de Vista, la parte demandada debió presentar su recurso de casación dentro el plazo fatal e improrrogable de 8 días, en cumplimiento a lo previsto en los arts. 210 del CPT y 257 del CPC; vale decir, hasta el día 13 de julio de 2015, cómputo efectuado inclusive según la previsión contenida en el art 90. II del CPC, debiendo entenderse por días hábiles conforme previsión del art. 91-I del mismo cuerpo de leyes aquellos en los cuales funcionan los juzgados y tribunales del Estado Plurinacional, de lunes a viernes.

Consiguientemente, se concluye que el recurso de casación de fs. 382 a 383, fue presentado fuera del plazo establecido por ley, lo que hace inviable su consideración, con el advertido de que el tribunal ad quem debió negar la concesión del recurso y declarar ejecutoriado el Auto de Vista N° 35/15 de 01 de abril, en observancia del art. 262. 1 del Adjetivo Civil.

En ese entendido, se tiene que legalmente el recurso de casación, nunca tuvo existencia válida, por haber sido interpuesto extemporáneamente, contrariamente correspondía al tribunal ad quem aplicar lo establecido en el art. 262 del CPC, modificado por el art. 26 de la Ley 1760 de Abreviación Procesal Civil, que dispone: (competencia para negar la concesión del recurso). El Tribunal o Juez de segundo grado deberá negar la concesión del recurso de casación y declarar ejecutoriada la Sentencia o Autos recurridos, en los siguientes casos:

1) Cuando se hubiere interpuesto el recurso después de vencido el término, “las negrillas son añadidas”.

Que, en el marco legal señalado, corresponde a este Tribunal Supremo, resolver el recurso de casación de fs. 382 a 383, en la forma prevista por los arts. 271. 1) y 272. 1) en relación con el art. 262. 1), del CPC, aplicables por la permisión prevista del art. 252 del CPT.

POR TANTO: La Sala Contenciosa y Contenciosa Administrativa, Social y Administrativa Segunda del Tribunal Supremo de Justicia, con la atribución contenida en los artículos 184.1 de la Constitución Política del Estado y 42. I. 1 de la Ley del Órgano Judicial N° 025 de 24 de junio de 2010, declara IMPROCEDENTE el recurso de casación de fojas fs. 382 a 383, por su planteamiento extemporáneo. Con costas.

Se apercibe a los miembros del Tribunal de Alzada por no haber dado cumplimiento oportuno al mandato del artículo 262 del Código de Procedimiento Civil.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.