SALA CONTENCIOSA Y CONTENCIOSA ADMINISTRATIVA, SOCIAL Y ADMINISTRATIVA

SEGUNDA



Auto Supremo Nº 74/2016.

Sucre, 07 de abril de 2016.  

Expediente: SC-CA.SAII-CBBA.264/2015.

Distrito: Cochabamba.

Magistrado Relator: Dr. Gonzalo Miguel Hurtado Zamorano.

VISTOS: El recurso de casación de fs. 157 a 159, interpuesto por Zona Franca Cochabamba S.A. (ZOFRACO S.A.), representada legalmente por Guillermo Xavier Olmedo Zegarra, contra el Auto de Vista Nº 246/2014 de 29 de octubre, cursante de fs. 149 a 151, pronunciado por la Sala Social y Administrativa del Tribunal Departamental de Justicia de Cochabamba, dentro del proceso laboral que sigue Roberto Carlos Cortez Sánchez contra ZOFRACO S.A., el Auto de fs. 161 que concedió el recurso, los antecedentes del proceso, y;

CONSIDERANDO I: Que, tramitado el proceso laboral por pago de beneficios sociales, la Juez de Partido Primero de Trabajo y Seguridad Social del Tribunal Departamental de Justicia de Cochabamba, pronunció la Sentencia de 23 de diciembre de 2011, que cursa de fs. 128 a 131, declarando probada en parte la demanda de fs. 17 a 18 vta., disponiendo que Guillermo Xavier Olmedo Zegarra, como representante de ZOFRACO S.A., cancele a Roberto Carlos Cortez Sánchez, la suma de Bs.7.367,72.- (siete mil trescientos sesenta y siete 72/100 bolivianos), por aguinaldos y salarios adeudados.

En grado de apelación deducida por Guillermo Xavier Olmedo Zegarra por memorial de fs. 134 y vta., y por los apoderados del demandante Roberto Carlos Cortez Sánchez por escrito de fs. 137 a 138 vta. de obrados, la Sala Social y Administrativa del Tribunal Departamental de Justicia de Cochabamba, por Auto de Vista Nº 246/2014, que corre de fs. 149 a 151, confirmó en parte la sentencia apelada de fecha 23 de diciembre de 2011, disponiendo el pago de Bs.7.687,50.- (siete mil seiscientos ochenta y siete 50/100 bolivianos) por concepto de aguinaldos y salarios adeudados.

El referido auto de vista, motivó que la institución demandada ZOFRACO S.A., representada por Guillermo Xavier Olmedo Zegarra, interponga recurso de casación parcial, solicitando se declare improcedente en lo que se refiere al pago de aguinaldo y salario devengado, porque el auto de vista vulneró los principios procesales de congruencia, objetividad y pertinencia, establecidos en el art. 190 del Código de Procedimiento Civil (CPC.1975) y el art. 192.3) del mismo adjetivo civil, que refiere como debe estar expresada la parte resolutiva, vulnerando así el debido proceso en su elemento de contar con una resolución debidamente fundamentada, porque el auto de vista es contradictorio e incongruente, atenta el principio de congruencia, ya que la parte considerativa es contradictoria a la resolutiva toda vez que no correspondía la modificación realizada por el tribunal de alzada, tampoco el pago de los 15 días de aguinaldo de la gestión 2008, porque según el art. 3 del Decreto Supremo Nº 229 de 21 de diciembre de 1944, el cual estipula que son acreedores a este beneficio los empleados y obreros que hayan trabajado más de tres meses y un mes calendario, respectivamente. A los que hubiesen prestado sus servicios por un tiempo menor a un año, se les concederá el aguinaldo en proporción al trabajado. Por ello, en el caso de autos no corresponde el pago de duodécimas de 15 días, porque el actor nunca trabajó más de tres meses en el año 2008, pretendiendo por tanto pagar en demasía al actor.

Concluyó solicitando a éste Tribunal Supremo de Justicia, que “case el Auto de Vista Nº 060/2014 de 26 de marzo de 2014” (cita textual) y deliberando en el fondo, reitera al solicitar de manera incongruente que se declare “IMPROCEDENTE EL PAGO DEL SALARIO DEL MES DE AGOSTO DE 2010 A FAVOR DEL TRABAJADOR, POR ASI CORRESPONDER EN JUSTICIA Y EN DERECHO”.

CONSIDERANDO II: Que, así planteado el recurso de casación y conforme a las normas aplicables que rigen la materia, se tiene las siguientes consideraciones:

Conforme a la amplia jurisprudencia sentada por el Tribunal Supremo de Justicia constituido en Tribunal de Casación; el recurso de casación, se equipara a una nueva demanda de puro derecho, debe contener los requisitos enumerados en el art. 258 del CPC.1975, debiendo fundamentarse por separado de manera precisa, clara y concreta las causas que motivan la casación ya sea en la forma, en el fondo o en ambos, no siendo suficiente referir la vulneración de normas, ni hacer relatos intrascendentes, sin establecer de manera precisa las disposiciones legales infringidas, demostrando en qué consiste la infracción que se acusa y es reclamada, cómo se incurrió en ella y cuál la probable solución a la misma.

En ese sentido, debe tenerse en cuenta que el recurso de casación en el fondo tiene por objetivo modificar el contenido de un auto definitivo, sentencia o auto de vista, basado en que los jueces o tribunales de instancia a tiempo de emitir las referidas resoluciones hubiesen incurrido en errores in judicando, aspectos que de manera inexcusable deberán ser exteriorizados y fundamentados a través de todos o uno de los presupuestos contenidos en el art. 253 del CPC.1975.

Por otra parte, el recurso de casación en la forma, tiene como finalidad anular determinadas actuaciones procesales en función a la evidencia de errores in procedendo, es decir cuando los de grado incurran en vulneración de las formas esenciales del proceso, que vulneren derechos y garantías de los sujetos procesales; debiendo según sea el caso acomodar en los presupuestos del art. 254 del CPC.1975.

Además de lo anotado, en cualquiera de las formas o en ambos; el recurrente tiene la obligación del cumplimiento de los requisitos previstos en el art. 258.2) del código adjetivo civil, relativos a la cita clara, concreta y precisa de la interpretación errónea, mala aplicación y aplicación indebida de la ley o leyes, así como de exponer claramente si incurrieron en error de hecho o en error de derecho, con la inclusión de un petitorio claro en congruencia con los intereses demandados o reclamados y a la normativa acusada como transgredida; en el entendido que el legislador previno que el recurso de casación cumpla su finalidad de aperturar la competencia del Tribunal Supremo de Justicia, evitando y cuidando que éste no incurra en arbitrariedad alguna en el trámite del proceso.

En el marco expuesto, en el caso de análisis corresponde puntualizar que el recurrente refiere que recurre de casación parcial, amparado en el art. 250 y 274 del CPC.1975, el primer artículo se refiere a la procedencia del recurso de casación y el segundo a la forma de resolución del recurso de casación en el fondo, es decir que dependiendo del caso este tribunal puede resolver el recurso de casación, casando parcial o total el auto de vista, por tanto no puede fundarse la interposición del recurso en esta última norma, como erróneamente lo hizo el recurrente; desconociendo por completo la técnica recursiva para el recurso de casación en la forma y en el fondo, conforme se describió ampliamente supra, esta omisión no puede ser suplida o menos desconocida por este Tribunal e impide abrir su competencia para resolver el fondo del recurso, porque el recurrente no observó aspectos formales que hacen a la existencia misma del recurso de casación.

Además de ello, el recurrente tampoco tomó en cuenta la importancia de su petitorio, por cuanto lo manifestado y transcrito en forma textual no condice con las formas de resolución del recurso de casación previsto por el art. 271 del CPC.1975.

Consiguientemente, por los fundamentos expuestos, se advierte que el memorial de fs. 157 a 159, no se acomoda a las condiciones mínimas que exige la técnica recursiva prevista en el código ritual de la materia, por lo que corresponde resolver en aplicación de los arts. 271.1) y 272.2) del CPC.1975, aplicables por mandato del art. 252 del Código Procesal del Trabajo.

POR TANTO: La Sala Contenciosa y Contenciosa Administrativa, Social y Administrativa Segunda del Tribunal Supremo de Justicia, con la atribución conferida en los arts. 184.1 de la Constitución Política del Estado y 42.I.1 de la Ley del Órgano Judicial, declara IMPROCEDENTE el recurso de casación de fs. 157 a 159, interpuesto por ZOFRACO S.A., representada por Guillermo Xavier Olmedo Zegarra. Con Costas.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.