SALA CONTENCIOSA Y CONTENCIOSA ADMINISTRATIVA, SOCIAL Y ADMINISTRATIVA

SEGUNDA



Auto Supremo Nº 58/2016.

Sucre, 14 de marzo de 2016.  

Expediente: SC-CA.SAII-SCZ.252/2015.

Distrito: Santa Cruz.

Magistrado Relator: Dr. Fidel Marcos Tordoya Rivas.

VISTOS: El recurso de nulidad y casación en la forma y en el fondo de fs. 251 a 255, interpuesto por Petrona Eldy Parada de Joffre, contra el Auto de Vista Nº 71 de 26 de febrero de 2014 (fs. 246 a 248), pronunciado por la Sala Social y Administrativa del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, dentro del proceso social seguido por Lola Reyes Farías, contra Rosa María Parada de Moreno, Teresa Parada de Chávez y Eldy Parada de Joffre, el auto de fs. 259 que concedió el recurso, los antecedentes del proceso y;

CONSIDERANDO I: Que, tramitado el proceso laboral, la Juez de Partido de Trabajo y Seguridad Social de Materia de la Provincia Santisteban del Distrito Judicial de Santa Cruz, emitió la Sentencia Nº 15 de 7 de diciembre de 2012 (fs. 184 a 187), declarando probada en parte la demanda, sin costas, e improbada la excepción perentoria de pago parcial documentado, disponiendo que las demandadas paguen a favor de la actora la suma de Bs.53.641,71.-, por concepto de desahucio, indemnización, vacaciones, aguinaldo y horas nocturnas, más la actualización y reajuste dispuesto por el art. 2 del Decreto Supremo (DS) Nº 23381 de 29 de diciembre de 1992 y DS Nº 28699 de 1de mayo de 2006.

En grado de apelación formulada por Petrona Eldy Parada de Joffre (fs. 231 a 234), la Sala Social y Administrativa del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, emitió el Auto de Vista Nº 71 de 26 de febrero de 2014 (fs. 246 a 248), confirmando en todas sus partes la Sentencia Nº 15 de 7 de diciembre de 2012 de fs. 184 a 187, con costas.

Dicho fallo motivó el recurso de casación nulidad y casación en la forma y en el fondo, interpuesto por Petrona Eldy Parada de Joffre, con los fundamentos expuestos en el memorial de fs. 251 a 255 de obrados.

CONSIDERANDO II: Que, con carácter previo y antes de considerar los fundamentos del recurso planteado, cabe señalar que en cumplimiento a lo establecido en el art. 17 de la Ley del Órgano Judicial (LOJ), este Tribunal tiene la facultad de revisar las actuaciones procesales que llegan a su conocimiento, a fin de establecer si concurrieron irregularidades procesales en la tramitación de los procesos, para imponer en su caso, la sanción que corresponda o determinar si correspondiese, cuando el acto omitido lesione la garantía constitucional del debido proceso, haciendo insubsanables las consecuencias materiales y jurídicas del mismo, se impone la nulidad de obrados de oficio, según prevé el art. 252 del Código de Procedimiento Civil (CPC).

A su vez el art. 190 del CPC, dispone que: "La sentencia pondrá fin al litigio en primera instancia, contendrá decisiones expresas, positivas y precisas, recaerá sobre las cosas litigadas, en la manera en que hubieren sido demandadas sabida que fuere la verdad sobre las pruebas del proceso...".

Por su parte el art. 192 (Forma de la sentencia), señala: La sentencia se dará por fallo y contendrá:

2) “La parte considerativa con exposición sumaria del hecho o del derecho que se litiga, análisis y evaluación fundamentada de la prueba, y cita de las leyes en que se funda”. (el resaltado es de nuestra autoría).

En este contexto, del análisis minucioso de antecedentes, se advierte que la co-demandada Petrona Eldy Parada de Jofre, mediante memorial de fs. 115 de obrados, en fecha 6 de julio 2010, adjuntó prueba documental cursante de fs. 108 a 114, en las cuales se evidencia que la heredera ab-intestato a la sucesión en que en vida fue doña Delicia Ortiz vda. de Parada, es también la señora María Melfy Ortiz de Estremadoiro, persona natural y universal contra quien no se ha dirigido la demanda, habiendo la juez a quo, mediante decreto de fs. 115 vta., dispuesto “traslado”, no obstante de aquello, la juez a quo, no se pronuncia sobre dicha prueba, ni antes ni a tiempo de emitir la sentencia de primera instancia.

En este sentido se advierte que la Sentencia Nº 15 de 7 de diciembre de 2012, resuelve la presente demanda solo contra Rosa María Parada de Moreno, Teresa Parada de Chávez y Petrona Eldy Parada de Joffre, co-herederas de la demandada Delicia Ortiz vda. de Parada, sin tomar en cuenta a la otra coheredera ab intestato María Melfy Ortiz Roca, declarada mediante Auto de 12 de diciembre de 2009 cursante a fs. 107 de obrados, emitido por el Juez de Instrucción de Portachuelo, ratificado a través del Testimonio de 12 de enero de 2010 de fs.112 a 114, emitido por el Juzgado de Instrucción Mixto de Portachuelo, Provincia Sara del Departamento de Santa Cruz.

En este entendido, al existir otra coheredera de la demandada, conforme se fundamentó ut supra, correspondía a la juez de primer grado, poner en conocimiento de la señora María Melfy Ortiz Roca, la presente demanda, como parte de la sucesión hereditaria de la empleadora Delicia Ortiz vda. de Parada, a fin de que asuma defensa en el proceso y evitar que el proceso se desarrolle sin vicios de nulidad como prescribe el art. 3.1) del CPC, extremo que no sucedió en el caso que se analiza, omisión que acarrea la nulidad de obrados hasta el vicio más antiguo, es decir, hasta que se ponga en conocimiento de la señora María Melfy Ortiz Roca, la demanda cursante de fs. 5 a 7, subsanada a fs. 13 y 16 de obrados de obrados.

En conclusión, se advierte que la juez a quo, no cumplió con las previsiones contenidas en los arts. 190 y 192 del CPC, norma procesal que es de orden público y cumplimiento obligatorio, conforme instituye el art. 90 del adjetivo civil, cuya inobservancia acarrea la nulidad de oficio.

Por lo expuesto, corresponde aplicar los arts. 252, 271.3) del CPC y 17 de la LOJ, con la permisión de la norma remisiva contenida en el art. 252 del Código Procesal del Trabajo.

POR TANTO: La Sala Contenciosa y Contenciosa Administrativa, Social y Administrativa Segunda del Tribunal Supremo de Justicia, con la facultad conferida en los arts. 184.1 de la CPE y 42.I.1 de la LOJ Nº 025 de 24 de junio de 2010, ANULA, obrados hasta el vicio más antiguo, es decir, hasta que la demanda de fs. 5 a 7, subsanada a fs. 13 y 16 de obrados, se ponga en conocimiento de la señora María Melfy Ortiz Roca, heredera ab intestato de todos los bienes, acciones y derechos relictos al fallecimiento de su hermana Delicia Ortiz vda. de Parada.

No siendo excusable el error, se impone multa de Bs.100.- para la juez y a cada uno de los Vocales suscribientes del Auto de Vista Nº 71 de 26 de febrero de 2014.

Por Secretaría de Cámara, cúmplase con lo previsto en el art. 17.IV de la LOJ.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.