SALA CONTENCIOSA Y CONTENCIOSA ADMINISTRATIVA, SOCIAL Y ADMINISTRATIVA

SEGUNDA



Auto Supremo Nº 56/2016.

Sucre, 14 de marzo de 2016.  

Expediente: SC-CA.SAII-SCZ.250/2015.

Distrito: Santa Cruz.

Magistrado Relator: Dr. Fidel Marcos Tordoya Rivas.

VISTOS: El recurso de casación y/o nulidad de fs. 168 a 172, interpuesto por Germán Darwin Rodríguez Hidalgo, contra el Auto de Vista Nº 60 de 02 de marzo de 2015, cursante de fs. 162 a 165, emitido por la Sala Social y Administrativa del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, dentro del proceso social por cobro de beneficios sociales seguido por el recurrente contra la Empresa CORMAQ S.A., el memorial de respuesta de fs. 176, el auto de fs. 177 que concedió el recurso, los antecedentes del proceso; y,

CONSIDERANDO I: Que tramitado el proceso laboral, el Juez Primero de Partido del Trabajo y Seguridad Social de Santa Cruz, emitió la Sentencia Nº 85 el 29 de mayo de 2014 cursante de fs. 133 a 135, declarando probado en parte el derecho demandado con costas, ordenando que la empresa CORMAQ S.A. a través de sus representantes legales, pague al demandante los beneficios sociales en la suma de Bs.7.924,02.- correspondiente a indemnización, aguinaldo, vacación, y la multa del 30% según el art. 9 del Decreto Supremo (DS) Nº 28699; más $us.2.376,89.- y/o su equivalente en moneda nacional, por comisiones sobre ventas y comisión de STEMAC.

En grado de apelación de fs. 146 a 148 formulado por la empresa demandada y de fs. 150 a 151 por el demandante, la Sala Social y Administrativa del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, pronunció el Auto de Vista Nº 60 de 2 de marzo de 2015 (fs. 162 a 165), anulando en todas sus partes lo determinado en la Sentencia Nº 85 de 29 de mayo de 2014, cursante de fs. 133 a 135 del expediente; dejando sin efecto hasta fs. 133 inclusive a efecto de que con carácter de inmediatez dicte sentencia que cumpla con los requisitos establecidos en el art. 202 del Código Procesal del Trabajo (CPT), art. 190 del Código de Procedimiento Civil (CPC), y en cuanto al auto de concesión de recurso de apelación de fs. 153, se conminó al Juez que debe establecer de manera expresa que es en efecto suspensivo, no consignado este elemento esencial a efecto de la remisión.

Contra ésta resolución, el demandante en tiempo hábil por memorial de fs. 168 a 172, interpuso recurso de casación en la forma y/o nulidad, en el que esgrime los siguientes fundamentos:

Expresa que el tribunal de apelación no valoró e interpretó correctamente lo expresado por la sentencia, al señalar en su tercer considerando que esta resolución de primera instancia al no realizar una motivación clara y coherente respecto a las comisiones que percibe el demandante y el promedio indemnizable, no cumplió con los requisitos establecidos en el art. 202 del CPT.

Agrega que el auto de vista es infundado e inconsistente, pues no establece que existió incongruencia en la resolución del juez a quo, no expresa ni determina que normas fueron vulneradas o que antecedentes no fueron valorados, no especifica cuáles son los hechos narrados que son incongruentes, limitándose simplemente a establecer de manera general e inespecífica que el juez a quo no realizó una motivación clara y coherente, siendo que se verifica en la sentencia que en el considerando segundo justifica por qué consideró que existían comisiones no honradas oportunamente, fundamentando expresamente y de acuerdo a derecho citando el art. 11 del DS Nº 1592 de 19 de abril de 1949 que establece claramente el aspecto del sueldo y salario indemnizable, fundamentando de la misma manera precisa respecto a la multa del 30% sustentándose en lo que dispone el art. 9 del DS Nº 28699; por lo que la mínima o escasa fundamentación está presente en el auto de vista y no así en la sentencia que ha sido correctamente fundamentada y conforme a lo que establece el art. 3.j) del CPT y basada en lo que establece el art. 158 el indicado código procesal.

Añade que tomando en cuenta que los derechos y beneficios sociales del trabajador comprenden varios ítems y que los hechos que se han probado en el presente proceso son también varios y en relación a los beneficios sociales que establece la ley, la sentencia fue fundamentada respecto al art. 179 del CPT y conforme a las reglas que establece el art. 202 del mismo cuerpo legal, habiendo el Juez valorado correctamente los siguientes hechos: 1.- Que la parte demandada no ha podido desvirtuar ni negó la relación laboral existente, existiendo la subordinación, percepción de sueldos y trabajo por cuenta ajena que son características de la relación laboral. 2.-Que se tiene demostrada la modalidad de contrato que su persona tenía con la empresa CORMAQ S.A. a tiempo indefinido, y el hecho de haberse pactado una comisión del 10% sobre el total de ventas que realizara, hecho que no fue desvirtuado por la empresa demandada. 3.-Que por las pruebas presentadas se demostró que el tiempo de servicios en la empresa fue de 1 año y 18 días, situación que la parte demandada no pudo enervar. 4.-El sueldo promedio establecido donde se incluye las comisiones que debía percibir según el contrato de trabajo. 5.- Se demostró plenamente la venta de los generadores que se efectuaba y por la cual su persona debía recibir el 10% sobre el precio final de venta, situación no desvirtuada por la parte demandada. 6.- Que se tiene demostrada la causa de la extinción laboral, por no cumplir la empresa demandada con lo acordado en el contrato laboral, honrando el pago de las comisiones por ventas.

Sin embargo, que el auto de vista no especificó que hechos son incongruentes, o no motivados respecto a estos aspectos, no especificando cuál ha sido el error expreso cometido, por lo que ésta resolución no ha seguido los lineamientos trazados por la línea jurisprudencial contenida en las SSCC Nos. 0752/2002-R de 25 de junio; 1365/2005-R de 31 de octubre; 2227/2010-R; entre otros.

Concluye solicitando se dicte Auto Supremo disponiendo “…la NULIDAD DEL AUTO APELADO, y declarando probada la demanda y confirmando en definitiva la Sentencia Nº 85 de fecha 29 de mayo de 2014…”

CONSIDERANDO II: Que, analizados los fundamentos del recurso de casación y/o nulidad interpuesto, se realiza las siguientes consideraciones para resolución:

El recurrente aduce que el tribunal de apelación no valoró ni interpretó correctamente lo expresado por la sentencia, al señalar que ésta resolución no cumplió con los requisitos establecidos en el art. 202 del CPT; por lo que el auto de vista es infundado e inconsistente, pues no expresa ni determina que normas fueron vulneradas o qué antecedentes no fueron valorados, no especifica cuáles son los hechos narrados que son incongruentes, limitándose simplemente a establecer de manera general e inespecífica que el juez a quo no realizó una motivación clara y coherente.

Al respecto, debe tenerse presente que, todo sistema procesal exige que la sentencia, reúna dos requisitos fundamentales, a saber, la congruencia y la motivación de la resolución; entendiéndose por sentencia congruente aquella que se adecua a las peticiones de las partes deducidas oportunamente en el litigio y a la motivación, la parte que precede y justifica el fallo, es decir, las razones que se ha tenido en cuenta para decidir en la forma como lo hizo.

En ese sentido, el art. 202 del Código Procesal Civil, dispone que: “La sentencia recaerá sobre todos los puntos litigados y constará de una parte considerativa y otra resolutiva…”; orientando a que la misma responda a una estructura que contenga: a) En la parte considerativa, el nombre de las partes, la relación sucinta de la acción intentada y los puntos materia de la controversia; y en párrafos expresos se hará una relación de los hechos comprobados y alegados oportunamente; además se hará referencia a las pruebas que obren en los hechos y seguidamente se darán las razones y fundamentos legales que se estimen pertinentes, citándose las normas legales y las razones doctrinales que se consideren aplicables al caso; b) En la parte resolutiva se indicará la decisión que se adopte con determinación obligatoria e inexcusable de la cuantía de las obligaciones que debe pagar el demandado. La liquidación que contenga deberá referirse a todos y cada uno de los conceptos a que se refiera el auto de prueba, bajo responsabilidad; c) Además la parte resolutiva comprenderá aquello que el trabajador hubiese omitido reclamar en la demanda y que en el curso del proceso se hubiera evidenciado y tenga conexitud.

Debiendo además tenerse en cuenta que la jurisprudencia constitucional ha considerado a la motivación de las resoluciones como una exigencia que debe satisfacer el derecho al debido proceso y que la infracción de tal requisito conlleva su nulidad.

En la litis, revisado el auto de vista emitido por el tribunal de apelación, con relación a la sentencia de primera instancia, se colige no ser evidente lo expresado por el recurrente en su recurso de casación y/o nulidad, pues conforme determinó el tribunal ad quem, efectivamente se verifica que no guarda congruencia en la sentencia la parte dispositiva con la resolutiva, respecto a las comisiones que percibía el demandante y al promedio indemnizable a efecto de consignar el cálculo de los beneficios sociales, pues con relación al promedio indemnizable, en el segundo Considerando establece que no habiendo regularidad en la percepción de comisiones, excepto dos operaciones durante todo el tiempo de servicios del demandante, no corresponde soldar al salario, sino reconocer el pago del 10% del demandante en forma separada; sin embargo, sustenta este pago de comisiones, en las declaraciones de los testigos de descargo sin que exista otra prueba que acredite dicho extremo, manifestando al respecto: “…Dichos testigos de descargo de manera uniforme y puntual concuerdan (…) que el nombrado demandante era vendedor, que por su gestión se hacen dos ventas una facturada por venta a la empresa Transporte El Palomar por la suma de $us. 18.768,60 y la otra por importación de la firma STEMAC Brasil, que se puede colegir ya que no hay otra prueba por las cartas de oferta de fs. 90, 91, 92, 94 donde CORMAQ es el puente o representante para dicha venta directa…” (las negrillas son añadidas), no encontrándose respaldado con documento alguno de estas ventas y determinando posteriormente sin fundamentación solida las comisiones del 10% sobre ventas a favor del demandante.

Es más, se verifica que a tiempo de emitir la sentencia, el juez a quo no realizó análisis ni valoración alguna en la parte considerativa respecto a la correspondencia de los derechos adquiridos en favor del trabajador; sin embargo, en la parte resolutiva consigna pago de estos derechos, otorgando aguinaldo por 31 días, enero /2013 en un total de Bs.316,77.-; y, vacación de 1 año y 18 días en la suma de Bs.1.864,90.

Por otra parte, es menester tomar en cuenta que el recurso de casación y/o nulidad interpuesto por el actor, es totalmente contrapuesto a su recurso de apelación denotándose la incoherencia en sus peticiones y las pretensiones en cada uno de estos. En efecto, en el recurso de apelación acusa que la sentencia emitida por el juez a quo atenta contra sus derechos consagrados en la extensa normativa laboral y la Constitución Política del Estado, no habiéndose valorado conforme a derecho las pruebas aportadas incurriendo en interpretación errónea y aplicación indebida de la ley, refutando las determinaciones respecto al sueldo promedio indemnizable, las comisiones percibidas y el monto de los beneficios sociales otorgados; y contrariamente, en el recurso de casación y/o nulidad, indica que la sentencia ha sido fundamentada en respeto al art. 179 del CPT y conforme a las reglas establecidas en el art. 202 del mismo cuerpo legal, habiendo valorado el Juez correctamente los hechos relativos a la relación laboral, modalidad de contrato, tiempo de servicios, sueldo promedio, comisiones y causa de la extinción laboral, solicitando a éste Supremo Tribunal de Justicia, la nulidad del auto apelado, y se declare probada la demanda, confirmando en definitiva la misma.

Por las razones expuestas, resulta evidente que la nulidad dispuesta por el tribunal de alzada es correcta, toda vez que la sentencia de primera instancia incumplió lo previsto por el art. 202 del CPT; consiguientemente, al no estar demostrada la existencia de las infracciones denunciadas por el recurrente en el recurso de casación y/o nulidad de fs. 168 a 172, corresponde resolver en la forma prevista por los arts. 271.2) y 273 del CPC, aplicables por la permisión prevista en el art. 252 del CPT.

POR TANTO: La Sala Contenciosa y Contenciosa Administrativa, Social y Administrativa Segunda del Tribunal Supremo de Justicia, con la atribución contenida en los arts. 184.1 de la Constitución Política del Estado y 42.I.1 de la Ley del Órgano Judicial Nº 025 de 24 de junio de 2010, declara INFUNDADO el recurso de casación de fs. 168 a 172, con costas.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.