SALA CONTENCIOSA Y CONTENCIOSA ADMINISTRATIVA, SOCIAL Y ADMINISTRATIVA

SEGUNDA



Auto Supremo Nº 48/2016.

Sucre, 4 de febrero de 2016.

Expediente: SC-CA.SAII-SCZ.245/2015.

Distrito: Santa Cruz.

Magistrado Relator: Dr. Gonzalo Miguel Hurtado Zamorano.

VISTOS: El recurso de casación de fs. 59 a 60 interpuesto por la empresa Kimberly Bolivia S.A. representada por Rodrigo Giovanny Rojo Jiménez, contra el Auto de Vista Nº 275 de 31 de marzo de 2014, cursante de fs. 52 a 53 emitido por la Sala Social y Administrativa del Tribunal Departamental de Santa Cruz, dentro del proceso social seguido por Nora Mariela del Pozo de Viscarra contra la empresa recurrente, la respuesta de fs. 63, el auto de fs. 66 que concedió el recurso, los antecedentes procesales, y;

CONSIDERANDO I: Que, tramitado el proceso laboral, el Juez de Partido Quinto de Trabajo y Seguridad Social de Santa Cruz, pronunció la Sentencia Nº 275 de 18 de abril de 2013, de fs. 32 a 35, rechazando las excepciones perentorias opuesta por Rodrigo Giovanny Rojo Jiménez en representación legal de la empresa Kimberly Bolivia S.A. mediante memorial cursante de fs. 16 por no ajustarse al art. 135 del Código Procesal del Trabajo (CPT), art. 10 del Decreto Supremo (DS) Nº 28699 de 1 de mayo de 2006.

Asimismo declaró improbada la demanda de fs. 7 por no haberse probado el derecho de la reincorporación laboral de la demandante Nora Mariela del Pozo de Viscarra, en aplicación de lo dispuesto por el art. 10 del DS Nº 28699 de 1 de mayo de 2006 y art. 202 del CPT.

En grado de apelación deducida por la demandante, el Tribunal Departamental de Santa Cruz, mediante Auto de Vista Nº 275 de 31 de marzo de 2014, cursante de fs. 52 a 53, anuló la Sentencia Nº 275/13, corriente a fs. 32 a 35, disponiendo que el Juez inferior dicte otra nueva que haga honor a las reglas del debido proceso en su elemento de motivación o fundamentación, libre de contradicciones o incoherencias, absolutamente inequívoco y claro, en cumplimiento de los citados arts. 202 y 192 del CPT y Código de Procedimiento Civil (CPC), respectivamente. Luego, a solicitud de la empresa demandad de fs. 56, por Auto de Vista Nº 262 de 5 de diciembre de 2014 (fs. 57), declaró no ha lugar a la complementación.

Dicho fallo motivó el recurso de casación interpuesto por la empresa Kimberly Bolivia S.A. representada por Rodrigo Giovanny Rojo Jiménez, en mérito a los argumentos expuestos en el memorial de fs. 59 a 60.

CONSIDERANDO II: Que en mérito a los antecedentes del memorial del recurso de casación, corresponde realizar las siguientes consideraciones:

Es preciso dejar establecido que el recurso de casación es considerado como un medio impugnatorio extraordinario y que procede únicamente en supuestos determinados por ley y está dirigido a lograr que el máximo Tribunal revise y reforme o anule las resoluciones expedidas en apelación que infringen las normas de derecho material, las normas que garantizan el derecho al debido proceso o las formas esenciales para la eficacia y validez de los actos procesales.

Además, se tiene establecido que este recurso no se constituye en una tercera instancia, pues el tribunal de casación es un Tribunal de derecho y no de hecho, por ello el recurso solo procede por las causales taxativamente indicadas por la ley, debiendo el tribunal de casación circunscribirse a considerar las causales invocadas por el recurrente y siempre que se formulen con observancia de los requisitos exigidos por la misma ley.

En el caso que se analiza, según los datos que cursan en antecedentes del proceso, se evidencia la presentación del memorial de recurso de casación de fs. 59 a 60, fue presentado en plataforma de recepción de memoriales del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz en fecha 25 de febrero de 2015 a horas 16:59, conforme se verifica del sello magnético, constatándose que dicho recurso se encuentra presentado fuera del plazo establecido por el art. 257 del CPC, pues como se tiene a fs. 58, la empresa recurrente fue notificada con el Auto de Vista complementario Nº 262 de 05 de diciembre de 2014, en fecha 10 de febrero de 2015 a horas 9:32, por lo que en aplicación del art. 90 y siguientes del Código Procesal Civil, aplicable por su Disposición Transitoria, se evidencia la improcedencia del recurso.

Asimismo es necesario considerar que los plazos procesales son el periodo de tiempo establecido para la ejecución válida de un acto ligado al procedimiento y es dentro del mismo que las partes, los órganos jurisdiccionales y terceros deben cumplir sus actividades, su inobservancia dentro los términos establecidos produce la pérdida del derecho a ejercitarlo o en su defecto el consentimiento al mismo.

En ese entendido, el tribunal de alzada, en la interposición de todo recurso de casación, entre otros requisitos, debe observar el cómputo de los plazos señalados a efecto de hacer valer los derechos de las partes, lo que no ocurrió específicamente en el caso de autos, ya que el plazo establecido para la interposición del recurso de casación es de ocho días, a contar desde la notificación al recurrente con el auto de vista o auto complementario, conforme establece el art. 257 del CPC.1975, en concordancia con lo establecido por el art. 210 del CPT, y que en aplicación de la vigencia anticipada del Código Procesal Civil en su art. 90, dicho plazo fenecía en fecha 24 de febrero y no así en fecha 25 de febrero de 2015, por lo que hace inviable su consideración, con el advertido de que el tribunal ad quem debió negar la concesión del recurso y declarar ejecutoriado el auto de vista impugnado sin más trámite.

Por consiguiente, habiéndose interpuesto el recurso de casación extemporáneamente, corresponde resolver en la forma prevista por los arts. 271.1) y 272.1) del CPC, con la facultad remisiva prescrita por el art. 252 del CPT.

POR TANTO: La Sala Contenciosa y Contenciosa Administrativa, Social y Administrativa Segunda del Tribunal Supremo de Justicia, con la atribución conferida por los arts. 184.1 de la Constitución Política del Estado y 42.I.1 de la Ley del Órgano Judicial, declara IMPROCEDENTE el recurso de casación de fs. 59 a 60. Con costas.

Se regula honorario profesional para el abogado en la suma de Bs.500,00.- que mandará a pagar el tribunal de alzada.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.