SALA CONTENCIOSA Y CONTENCIOSA ADMINISTRATIVA, SOCIAL Y ADMINISTRATIVA

SEGUNDA



Auto Supremo Nº 114/2015.

Sucre, 6 de abril de 2015.   

Expediente: SSA.II-LP.499/2014.

Distrito: La Paz.

Magistrado Relator: Dr. Gonzalo Miguel Hurtado Zamorano.

VISTOS: El recurso de casación en el fondo de fs. 193 a 195 interpuesto por el Servicio Nacional del Sistema de Reparto SENASIR, representado por Juan Edwin Mercado Claros contra el Auto de Vista Nº 084/2014 S.S.A.II de 7 mayo de 2014 de fs. 190 a 191, pronunciado por la Sala Social y Administrativa Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz dentro del trámite de restitución de renta de viudedad y orfandad instaurado por Felipa Choque Mamani vda. de Guzmán contra la entidad recurrente, el auto de fs. 200 que concedió el recurso, los antecedentes del proceso, y;

CONSIDERANDO I: Que dentro del trámite administrativo de restitución de Renta de Viudedad y orfandad seguido por Felipa Choque Mamani vda. de Guzmán, la Comisión de Calificación de Rentas del SENASIR, por Resolución Nº 013313 de 13 de julio de 2005 (fs. 81), resolvió otorgar en favor de Choque Mamani Felipa e hijos, renta única de viudedad y orfandad, equivalente al 50% Bs.492,29.- para la viuda, 12.50% Bs.123,07.- para cada uno de los hijos, hasta que cumplan 19 años de edad, de la renta única que le correspondía a su causante, en un total de Bs.984,57.- incluidos incrementos de ley, a pagarse a partir del mes de febrero de 2005.

Por nota de fecha 7 de febrero de 2011, cursante a fs. 89, Felipa Choque Mamani, solicitó renta de orfandad para su hija menor Bettsa Guzmán Choque, la Comisión de Calificación de Rentas del SENASIR, por Resolución Nº 00003928 de fecha 2 de mayo de 2012 de fs. 103 a 105, resolvió primero: suspender definitivamente la Renta de Viudedad otorgada en favor de la solicitante, en virtud a las razones y fundamentos legales expuestos en la parte considerativa de la Resolución. Segundo: Recalcular la Renta de Orfandad, por Renta de Orfandad Absoluta en favor de los menores, hasta que cumplan 19 años de edad, en virtud a las razones y fundamentos legales expuestos en la parte considerativa de la Resolución, tercero: desestimar la solicitud de Renta de Orfandad en favor de la menor Bettsa Guzmán Choque, en virtud a las razones y fundamentos legales expuestos en la parte considerativa de la Resolución y cuarto: de establecer cobros indebidos descontar en el equivalente al 20% de la Renta de Orfandad Absoluta.

Interpuesto de fs. 114 a115 el recurso de reclamación por la solicitante, la Comisión de Reclamación del SENASIR, por Resolución Nº 00736/2013 de 25 de septiembre, de fs. 167 a 171 de obrados, confirmó la Resolución Nº 00003928 de 2 de mayo de 2012, cursante a fs. 102 a 104 de obrados, emitida por la Comisión de Calificación de Rentas por encontrarse conforme a los datos del proceso y normativa vigente.

En grado de apelación interpuesta por la solicitante de fs. 181 a 182, la Sala Social y Administrativa Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, por Auto de Vista Nº 084/2014 S.S.A.II de 7 de mayo de 2014 de fs. 190 a 191, revocó en parte la Resolución de la Comisión de Reclamación Nº 00736/2013 de 25 de septiembre, cursante a fs. 167 a 171 de obrados, disponiendo se emita una nueva resolución que incluya el derecho a la renta de orfandad a la menor Bettsa Guzmán Choque, en lo demás queda firme y subsistente.

El auto de vista, motivó que el Sistema Nacional del Sistema de Reparto SENASIR, representado por Juan Edwin Mercado Claros, formule el recurso de casación en el fondo de fs. 193 a 195, en base a los siguientes argumentos:

Que luego de referirse a los antecedentes del trámite, acusó que el tribunal de alzada al revocar en parte la Resolución Nº 00736/13 de 25 de septiembre de 2013, incurrió en transgresión de los arts. 230.d) del Código de Seguridad Social y 61 del Manual de Prestaciones en Curso de Pago y Adquisición, que establecen el plazo de 3 años a partir de la fecha de fallecimiento del causante, para la reclamación de las rentas de Derecho habientes, por tanto no efectuaron una adecuada valoración de los documentos concernientes a la renta de orfandad solicitada para la menor Bettsa Guzmán Choque, nacida el 15 de marzo del 2002, porque su inscripción se realizó después de 4 años del fallecimiento del titular de la renta (3 de febrero de 2005), ante la Oficialía Nº Japo Kasa 01110, Libro Nº 22, Partida Nº 85, Folio Nº 85, con fecha de Partida 11 de agosto de 2009, infiriéndose inconsistencia en la solicitud de Felipa Choque Mamani, porque a tiempo de solicitar renta de viudedad y orfandad para sus hijos, no solicitó para la menor que solicita ahora, resultando incongruente que lo haga después de casi 6 años de la muerte del causante, cuando ya habría operado la prescripción, conforme a las normas señaladas supra.

Concluyó solicitando, se conceda el recurso de casación por ante el Tribunal Supremo de Justicia, para que deliberando en el fondo dicte auto supremo casando en parte el Auto de Vista Nº 084/2014 S.S.A.II, confirme la Resolución de la Comisión de Reclamación Nº 00736/13 de 25 de septiembre de 2013 y la Resolución de la Comisión de Calificación de Rentas Nº 00003928 de 2 de mayo de 2012, emitidas por el SENASIR.

CONSIDERANDO II: Que así planteado el recurso, ingresando a su análisis, en relación a los datos del proceso y las disposiciones legales, cuya transgresión se acusa, se establece lo siguiente:

Que analizado el contenido del recurso, se advierte que la problemática central versa sobre la transgresión y mala aplicación por el tribunal de alzada del art. 230.d) del Código de Seguridad Social y 61 del Manual de Prestaciones en Curso de Pago y Adquisición, porque al haber solicitado renta de orfandad para la menor Bettsa Guzmán Choque después de casi 6 años del fallecimiento del causante, el derecho habría prescrito, al efecto corresponde determinar si lo denunciado es o no evidente.

De la revisión de antecedentes, se establece que Felipa Choque Mamani vda. de Guzmán, en su condición de derechohabiente, solicitó renta de orfandad en fecha 7 de febrero de 2011 para su hija menor Bettsa Guzmán Choque, nacida en fecha 15 de marzo del 2002, a ese efecto, cabe señalar, que si bien las normas cuestionadas señalan que la acción para reclamar rentas o pagos globales de derechohabientes prescribe a los tres años de la fecha de fallecimiento del causante; en el presente caso, el causante falleció el 3 de febrero de 2005, la solicitud de Renta de Orfandad para su hija Bettsa Guzmán Choque la presentó en fecha 07 de febrero de 2011, adjuntando el Certificado de Nacimiento de fs. 88, expedido por autoridad competente, como es el órgano Electoral Plurinacional, a través del Oficial de Registro Civil, cuya fecha de nacimiento efectivamente corresponde a 15 de marzo del 2002, cuando el causante estaba vivo, si bien se registró oficialmente a la menor en fecha 22 de agosto del 2009, posterior al deceso del causante, eso no desvirtúa, ni modifica la fecha de nacimiento de la menor con el registro inicial y menos la condición de hija del causante, toda vez que por el Certificado del Formulario AVC-04 otorgado por la Caja Nacional de Salud de fs. 84, se evidencia también que la menor esta consignada como beneficiaria del causante. Además de ello, el Ente Gestor, no tomó en cuenta el art. 10 del DS Nº 28888 de 18 de octubre 2006, que amplía el plazo de la prescripción a diez años para solicitar una renta de derechohabiente en el Sistema de Reparto, en ese sentido, haciendo un cómputo desde el fallecimiento del causante 3 de febrero de 2005 hasta la fecha de presentación de la solicitud 7 de febrero del 2011, transcurrieron casi seis años, coligiéndose que la solicitud de la madre de la beneficiaria se encontraba dentro de plazo, aspecto que no fue aplicado o tomado en cuenta por la Comisión de Calificación de Renta y por la Comisión de Reclamación, así como la incapacidad y necesidad justificada de la menor que tiene de gozar de ese derecho, pero restituido correctamente por el tribunal de segundo grado, en aplicación de la normativa vigente, máxime cuando se trata de proteger el derecho de un menor, en el que toda autoridad administrativa o jurisdiccional está obligada a velar por el interés superior del niño, niña o adolescente, conforme a los arts. 58, 59.I.III y 60 de la Constitución Política del Estado.

Por su parte, la Constitución Política del Estado promulgada el 7 de febrero de 2009, en su parágrafo I) del art. 45, dispone que: "Todas las bolivianas y los bolivianos tienen derecho a acceder a la seguridad social", como así también el parágrafo III), "El régimen de seguridad social cubre atención por enfermedad, epidemias y enfermedades catastróficas; maternidad y paternidad; riesgos profesionales, laborales y riesgos por labores de campo; discapacidad y necesidades especiales; desempleo y pérdida de empleo; orfandad, invalidez, viudez, vejez y muerte; vivienda, asignaciones familiares y otras previsiones sociales" y el parágrafo IV del art. 48, dispone que: "Los salarios o sueldos devengados, derechos laborales, beneficios sociales y aportes a la seguridad social no pagados tienen privilegio y preferencia sobre cualquier otra acreencia, y son inembargables e imprescriptibles".

Asimismo, con relación al tema de análisis, más propiamente, respecto de los procesos administrativos este Tribunal Supremo de Justicia, estableció que debe prevalecer la verdad material antes que la formal, en aplicación de los arts. 180.I de la Constitución Política del Estado y 30.11 de la Ley del Órgano Judicial, haciendo que toda resolución contemple de forma inexcusable la manera y forma de cómo ocurrieron los hechos y en consecuencia otorgando la solución efectiva a la controversia, en estricto cumplimiento de las garantías fundamentales, es decir dando prevalencia a la verdad pura, a la realidad de los hechos, antes de subsumir el accionar administrativo y jurisdiccional en ritualismos procesales rigurosos que vulneran derechos y privan el contar con una justicia pronta y oportuna, desnaturalizando el verdadero sentido de la justicia efectiva y eficaz, que en el caso de autos, se visualiza de manera objetiva el derecho de la menor Bettsa Guzmán Choque de gozar de la renta de orfandad en la misma condición y proporción que accedieron su hermanos.

Por lo expuesto, se concluye que no es evidente lo denunciado en el recurso de casación por el SENASIR, en sentido que el tribunal ad quem incurrió en transgresión de las normas citadas, al contrario la resolución se ajusta a las disposiciones legales en vigencia, correspondiendo resolver, conforme previenen los arts. 271.2) y 273 del Código de Procedimiento Civil, aplicables por mandato de la norma remisiva contenida en el art. 633 del Reglamento del Código de Seguridad Social.

POR TANTO: La Sala Contenciosa y Contenciosa Administrativa, Social y Administrativa Segunda del Tribunal Supremo de Justicia, en virtud a la facultad conferida por el art. 184.1 de la Constitución Política del Estado y 42.I.1 de la Ley del Órgano Judicial Nº 025 de 24 de junio de 2010, declara: INFUNDADO el recurso de casación en el fondo de fs. 193 a 195, interpuesto por el SENASIR a través de su representante legal. Sin costas en aplicación del art. 39 de la Ley Nº 1178 de 20 de julio de 1990 (SAFCO) y art. 52 del Decreto Supremo Nº 23215 de 22 de julio de 1992.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.