SALA CONTENCIOSA Y CONTENCIOSA ADMINISTRATIVA, SOCIAL Y ADMINISTRATIVA

SEGUNDA



Auto Supremo Nº 64/2015.

Sucre, 11 de febrero de 2015.

Expediente: SSA.II-SCZ.443/2014.

Distrito: Santa Cruz.

Magistrado Relator: Dr. Gonzalo Miguel Hurtado Zamorano.

VISTOS: El recurso de casación o nulidad de fs. 59 a 64, interpuesto por Marcelo Landeau Orsine, en representación de la empresa de Transporte y Turismo “LOR LAN” contra el Auto de Vista Nº 83 de 14 de enero de 2014 de fs. 56 a 57, pronunciado por la Sala Social y Administrativa del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, dentro del proceso laboral seguido por Carlos Lara Morón contra la empresa recurrente, la respuesta de fs. 67, el auto de fs. 68, que concedió el recurso, los antecedentes del proceso, y;

CONSIDERANDO I: Que, tramitado el proceso laboral, el Juez Tercero de Partido del Trabajo y Seguridad Social de la ciudad de Santa Cruz, pronunció la Sentencia Nº 06 de 1 de febrero de 2013, de fs. 29 a 31, declarando probada con costas la demanda de fs. 4 a 5 de obrados, por haberse probado la relación laboral entre Carlos Lara Morón y la empresa de Transporte y Turismo LOR-LAN representada por Marcelo Landeau Orsine, disponiendo el pago a favor del trabajador la suma de Bs.43.967,13.- (cuarenta y tres mil, novecientos sesenta y siete 13/100 bolivianos), por concepto de indemnización, aguinaldos, vacación, sueldos devengados, horas extras y multa del 30%, según el art. 9.II del DS Nº 28699.

En grado de apelación formulada por la parte demandada, mediante memorial de fs. 35 a 40 de obrados, la Sala Social y Administrativa del Tribunal Departamental de Justicia de la ciudad de Santa Cruz, por Auto de Vista Nº 83 de 14 de enero de 2014 de fs. 56 a 57, declaró inadmisible el recurso ordinario de apelación interpuesto, mediante memorial de fs. 35 de obrados.

Dicha resolución motivó que la parte demandada formule recurso de casación o nulidad, conforme a los contenidos de su memorial de fs. 59 a 64 de obrados.

CONSIDERANDO II: Que con carácter previo a ingresar a conocer y resolver el recurso de casación en el fondo, es preciso señalar que este alto Tribunal como máxima instancia de la jurisdicción ordinaria, tiene la obligación de revisar las actuaciones procesales que llegan a su conocimiento, a fin de establecer si concurrieron irregularidades procedimentales en la tramitación de los procesos, quedando facultado tal cual lo prescribe el art. 17 de la Ley del Órgano Judicial Nº 025, de 24 de junio de 2010 en tanto resulte pertinente, determinar la nulidad de dichas actuaciones, conforme a los arts. 271.3) y 275 del Código de Procedimiento Civil, en correspondencia con el parágrafo I del art. 90 del mismo cuerpo legal, por tratarse de normas que interesan al orden público y por tanto de cumplimiento obligatorio; imponiendo en su caso, la sanción que corresponda.

En ese marco, en el caso de autos, de acuerdo a los datos del proceso, se advierte que el tribunal de alzada por Auto de Vista Nº 83 de 14 de enero de 2014, declaró inadmisible el recurso de apelación interpuesto por la empresa de Transporte y Turismo LOR-LAN, bajo el fundamento que el mismo habría sido interpuesto fuera del plazo previsto por ley, interpretación que debe ser corregida por este Tribunal, en el entendimiento que la norma adjetiva que regula la materia, específicamente el art. 205 señala: "…Notificadas las partes con la sentencia, tienen el término perentorio de cinco días para interponer recursos de apelación fundamentada, del que se correrá traslado que será contestada dentro de igual término, y de tres días tratándose de autos interlocutorios..." (El remarcado nos corresponde). (sic), de esto se colige que la parte afectada tiene el plazo de cinco días para formular el recurso de apelación.

Ahora bien, de la revisión de los antecedentes del proceso se advierte, que la Sentencia Nº 06/2013 de fs. 29 a 31 fue pronunciada el 1 de febrero del mismo año, notificándose a la parte demandada con dicha Resolución en fecha 18 de marzo de 2013 a hrs. 17:50 p.m., según consta en la diligencia de fs. 33; la empresa demandada impugnó la sentencia mediante recurso de apelación de fs. 35 a 40 de obrados, presentada el 25 de marzo de 2013 a hrs. 9:15:18 (según timbre electrónico de fs. 35); realizado el cómputo de los cinco días, que empieza a correr a partir del día siguiente de la notificación, que sería (martes 19, miércoles 20, jueves 21, viernes 22 y lunes 25 de marzo de 2013), se colige que el recurso de apelación fue presentado dentro del plazo establecido por el art. 205 del Código Procesal del Trabajo, que se cumplía precisamente la última hora hábil del día lunes 25 de marzo de 2013.

Este razonamiento, también ha sido asumido por el Tribunal Constitucional a través de la Sentencia 1508/2005-R de 25 de noviembre, en la que señaló: “… que los plazos procesales pueden computarse por día, así como de momento a momento, para el caso de los plazos procesales que se cuentan por días, el término comienza a correr desde el día hábil siguiente a la notificación y culmina el último momento hábil del día que corresponde; mientras que para los plazos que se cuentan de momento a momento, el cómputo se inicia desde el momento de la notificación, y culmina en la hora similar del día en que se cumplen los concedidos como plazo…(...) Dicho eso, corresponde definir que el término concedido por las normas del art. 205 del Código Procesal del Trabajo, es un plazo que se computa desde el día hábil siguiente a la notificación con la sentencia, pues dicha norma no dispone que deba ser calculado de momento a momento, siendo por tanto aplicable la previsión que con carácter general establece el art. 140.I del Código de Procedimiento Civil, de ello se infiere también que concluye el último momento hábil del día en que se cumple dicho plazo…..” (sic.) (El resaltado es nuestro).

Consiguientemente, por los fundamentos expuestos, se establece que el tribunal de alzada al declarar inadmisible el recurso de apelación por extemporaneidad, incurrió en interpretación errónea y aplicación indebida de lo previsto por el art. 205 del Código Procesal del Trabajo, vulnerando el derecho de acceso a la justicia, a la tutela judicial efectiva, el derecho a la defensa y el derecho al debido proceso, el derecho a la doble instancia de la parte recurrente; por lo que corresponde disponer la nulidad de oficio, según el art. 252 del Código de Procedimiento Civil, en concordancia con el art. 17.I de la Ley Nº 025 del Órgano Judicial de 24 de junio de 2010, y arts. 271.3) y 275 ambos del Código de Procedimiento Civil, aplicables al caso de autos por mandato de la norma remisiva contenida en el art. 252 del Código Procesal del Trabajo.

POR TANTO: La Sala Contenciosa y Contenciosa Administrativa, Social y Administrativa Segunda del Tribunal Supremo de Justicia, con las atribuciones contenidas en los arts. 184.1 de la Constitución Política del Estado y 42.I.1 de la Ley del Órgano Judicial, ANULA obrados hasta fs. 55, inclusive, disponiendo que el tribunal ad quem, sin espera de turno y previo sorteo, resuelva el recurso de apelación cursante de fs. 35 de 40. Sin multa por ser excusable.

Por Secretaría de Sala cúmplase lo previsto por el art. 17.IV de la Ley del Órgano Judicial.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

FIRMADO: Dr. Fidel Marcos Tordoya Rivas

           Dr. Gonzalo Miguel Hurtado Zamorano

ANTE MI:  Tyrone Cuéllar Sanchez