TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA CONTENCIOSA, CONTENCIOSA ADM., SOCIAL Y ADM. PRIMERA

Auto Supremo Nº 374

Sucre, 31 de julio de 2019

Expediente                : 271/2018

Demandantes                 : Noelia Vanesa Claure Espinoza

Demandado                         : Taxi-Trufis “Línea 11”    

Proceso                        : Pago de subsidios de lactancia y otros

Distrito                         : Cochabamba

Magistrado Relator        : Dr. Esteban Miranda Terán

VISTOS: El recurso de casación, de fs. 212, interpuesto por Taxi-Trufis “Línea 11”, representada por Limbert Laura Herrera,  contra el Auto de Vista N° 057/2017 de 10 de marzo, pronunciado por la Sala Social, Administrativa, Contenciosa y Contenciosa Administrativa Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Cochabamba, cursante de fs. 188 a 194; dentro del proceso de pago de subsidios de lactancia y otros interpuesto por Noelia Vanesa Claure Espinoza contra lanea de transporte recurrente; el Auto de 17 de mayo de 2018, que concedió el recurso (fs. 218); el Auto de 20 de junio de 2018 (fs. 226), por el cual se declara admisible el recurso de casación interpuesto; los antecedentes procesales; y:

I. ANTECEDENTES DEL PROCESO:

Sentencia.

El Juez Tercero del Trabajo y Seguridad Social de Cochabamba, pronunció la Sentencia15/2014 de 12 de febrero, de fs. 168 a 171, declarando probada la demanda; disponiendo que la Taxi-Trufis “Línea 11”, cancele a favor de la demandante, la suma de Bs.18.046,20.- (dieciocho mil cuarenta y seis 20/100 bolivianos), por concepto de pre-natalidad, natalidad y lactancia, detallados en dicho fallo.

Auto de Vista.

En conocimiento de la Sentencia, Taxi-Trufis “Línea 11” representada por Mario Freddy Jaimes Coronel, interpuso recurso de apelación, de fs. 173 a 177; resuelto por el Auto de Vista 057/2017 de 10 de marzo, pronunciado por la Sala Social, Administrativa, Contenciosa y Contenciosa Administrativa Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Cochabamba, de fs. 188 a 194, confirmando la Sentencia emitida primera instancia.

II. ARGUMENTOS DEL RECURSO DE CASACIÓN:

Notificado con el Auto de Vista, Taxi-Trufis “Línea 11” formuló recurso de casación, señalando lo siguiente:

El Auto de Vista resulta infra petita, no se pronunció sobre el desistimiento de la parte actora, que fue presentado el 15 de enero de 2018, mucho antes de procederse a la notificación con la resolución de segunda instancia; tampoco, se justificó esta omisión, transgrediéndose el derecho al debido proceso, previsto en el art. 115 de la Constitución Política del Estado (CPE), en su elemento de motivación de las resoluciones y congruencia; si bien, el desistimiento no forma parte del recurso de apelación, debió ser considerado porque versa sobre el fondo del proceso.

Petitorio.

Solicita se revoque” el Auto de Vista recurrido, ordenándose se emita uno nuevo, pronunciándose sobre el desistimiento.

III. FUNDAMENTOS JURÍDICOS DEL FALLO:

Expuestos así el argumento del recurso de casación, se pasa a resolver el recurso, con las siguientes consideraciones:

El recurso de casación es considerado como un medio impugnatorio vertical y extraordinario, procedente en supuestos estrictamente determinados por ley, y dirigido a lograr que el máximo Tribunal ordinario, revise, reforme o anule las resoluciones emitidas en apelación, que infringen las normas de derecho material, las normas que garantizan el derecho a un debido proceso, o las formas esenciales para la eficacia y validez de los actos procesales; la legislación prevé en el art. 270-I del Código Procesal Civil (CPC-2013), que: “El recurso de casación procede para impugnar autos de vista dictados en procesos ordinarios y en los casos expresamente señalados por Ley”, así también, el Código de Procedimiento Civil (CPC-1975) en su art. 255, disponía contra que resoluciones procedía el recurso de casación, refiriéndose en sus numerales a Autos de Vista, norma adjetiva aplicable a la materia de conformidad al art. 252 del CPT; en tal razón, conforme estas disposiciones se puede colegir que el recurso de casación tiene como finalidad la objeción de los fundamentos esgrimidos en el Auto de Vista, en ese entendido, corresponde al recurso de casación orientar sus argumentos a invalidar el Auto de Vista, cuestionado fundamentos expuestos por el Tribunal de alzada, mediante los cuales se resolvió  la apelación planteada.

En el caso, a línea de transporte Taxi-Trufis “Línea 11”, en su limitado recurso de casación, acusa que el Auto de Vista resulta ser infra petita, alegando vulneración al debido proceso, en su vertiente de motivación y congruencia, por no haberse pronunciado en sobre el desistimiento presentado por la actora.

Debe considerarse que el principio de congruencia, responde a la pretensión jurídica o la expresión de agravios formulada por las partes, impone una racional adecuación del fallo respecto de las pretensiones y los hechos que la fundamentan; por ello, la falta de relación entre lo solicitado y lo resuelto, contradice el principio procesal de congruencia.

En segunda instancia, pueden darse diferentes casos de incongruencia:

1. La incongruencia positiva, que es aquella en la que el juzgador extiende su decisión más allá de los límites del problema judicial que le fue sometido a su consideración, pudiendo ser: ultra petita, que se produce al otorgar más de lo pedido; y/o extra petita, al extender el pronunciamiento a cuestiones no sometidas a la decisión del Tribunal.

2. Incongruencia negativa, cuando el juzgador omite el debido pronunciamiento sobre alguno de los términos del problema judicial, pudiendo ser: citra petita, en el caso en que el Tribunal de alzada omite totalmente o en parte el pronunciamiento sobre las pretensiones formuladas; y/o, infra petita, cuando el Tribunal ad quem no se pronuncia sobre todos los petitorios y todos los hechos relevantes del litigio, que puedan generar una vulneración al debido proceso.

Estas inobservancias conllevan la incongruencia de la resolución de vista; sin embargo, en el caso, se acusa de una incongruencia por no atender en el Auto de Vista, de una solicitud posterior a su emisión, que fue pronunciado el 10 de marzo de 2017; y la solicitud de desistimiento, hubiese sido presentado el 15 de enero de 2018 (no existe constancia); es decir, no pude haberse considerado un aspecto del proceso, que no formaba parte de los antecedentes antes de la emisión del Auto de Vista.

Además, no existe en obrados el memorial de desistimiento aludido, solo una fotocopia simple (fs. 205) adjuntada al memorial de fs. 206, en el cual se reitera del desistimiento, que fue presentado el 6 de marzo de 2018, incluso posterior a la notificación con el Auto de Vista impugnado.

Tomando en cuanto lo referido, el Auto de Vista no vulnera el debido proceso, en su vertiente de congruencia y motivación, como se acusa en el recurso; porque consideró todos los agravios vertidos en la apelación presentada por Taxi-Trufis “Línea 11”, existiendo concordancia entre la parte considerativa y dispositiva, haciéndose efectuando un razonamiento integral y armonizado entre los distintos considerandos y fundamentos emitidos, con cita de las disposiciones legales que apoyan ese razonamiento que llevó a la determinación de confirmar la Sentencia.

En mérito a lo expuesto y encontrándose infundado el motivos traído en casación por la línea de transporte, corresponde dar aplicación al art. 220-II del CPC-2013, aplicable en la materia por expresa determinación del art. 252 del CPT.

POR TANTO: La Sala Contenciosa, Contenciosa Administrativa, Social y Administrativa Primera del Tribunal Supremo de Justicia, con la atribución contenida en los arts. 184-1 de la Constitución Política del Estado y 42-I-1 de la Ley del Órgano Judicial, declara INFUNDADO el recurso de casación, interpuesto por Taxi-Trufis “Línea 11”, representada por Limbert Laura Herrera, a fs. 212. Con costas.

No se regula honorarios profesionales, al no haber sido contestado el recurso de casación.

Regístrese, comuníquese y cúmplase.-