TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA CONTENCIOSA, CONTENCIOSA ADM., SOCIAL Y ADM. PRIMERA

AUTO SUPREMO Nº 350-1

Sucre, 9 de julio de 2019


DATOS DEL PROCESO Y DE LAS PARTES

Expediente                : 215/2019

Demandante                : Abraham Casanoba Cadi

Demandado                        : Rolo Arteaga Aguilera

Materia                        : Beneficios sociales

Distrito                         : Santa Cruz


VISTOS: El Recurso de Casación en la forma y en el fondo, de fs. 171 a 172, interpuesto por Rolo Arteaga Aguilera, impugnando el Auto de Vista N° 73 de 30 de abril de 2019, cursante a fs. 168, pronunciado por la Sala en materia de Trabajo y Seguridad Social Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, dentro del proceso por cobro de beneficios sociales seguido por Abraham Casanova Cadi contra el recurrente, el Auto de concesión del recurso de fs. 177; y,

I. CONSIDERACIONES LEGALES

El Código de Procedimiento Civil de 6 de agosto de 1975, elevado a rango de Ley Nº 1760 de 28 de febrero de 1997, se aplica en la materia en mérito a la facultad remisiva contenida en el art. 252 del Código Procesal del Trabajo (CPT).

Al presente, estando en vigencia plena el Código Procesal Civil (CPC) -Ley 439 de 19 de noviembre de 2013-, que establece en su Disposición Abrogatoria Segunda, la abrogatoria del Código de Procedimiento Civil, determinando en su Disposición Transitoria Sexta, que: Al momento de la vigencia plena del Código Procesal Civil, en los procesos en trámite en segunda instancia y  en casación, se aplicará lo dispuesto en el presente Código”; corresponde aplicar el art. 274 en relación al art. 277-I del citado Código, para realizar el examen de admisibilidad, respecto al recurso de casación objeto de análisis.

II. ANÁLISIS DE ADMISIBILIDAD DEL RECURSO

Con carácter previo, es preciso señalar que el recurso de casación, se constituye en una nueva demanda de puro derecho, que puede plantearse en la forma, en el fondo o ambos a la vez, teniendo cada uno de ellos, características y fines distintos; el primero persigue la casación del auto de vista recurrido y la emisión de un nuevo fallo, resolviendo el fondo de la controversia en base a la correcta aplicación o interpretación de la ley; en tanto que el segundo, pretende la anulación de la resolución recurrida o del proceso mismo, cuando se hubieren violado las formas esenciales del proceso, sancionadas legalmente con la nulidad; no obstante, en ambos casos, los requisitos previstos en el art. 274 CPC, son de inexcusable cumplimiento, es decir, citar en términos claros, concretos y precisos, la ley o leyes infringidas, violadas o aplicadas indebida o erróneamente interpretadas y especificar en qué consiste la violación, falsedad o error, precisiones que deben hacerse en el recurso, y no fundarse en memoriales o escritos anteriores ni suplirse posteriormente.

En base a esas consideraciones, revisado el recurso de casación, se tiene que:

1. Fue presentado dentro del plazo de ocho días de acuerdo a lo previsto por el art. 210 del CPT.

2. De su contenido se entiende que la Resolución recurrida es el Auto de Vista N° 73 de 3 de abril de 2019.

3. Bajo el epígrafeRECURSO DE CASACIÓN EN LA FORMA (sic), el recurrente hace referencia textual del art. 271 del CPT; empero no expone ningún argumento adicional que sustente el porqué de la cita de dicha normativa y su relación con el recurso de casación en la forma, ni expresa de qué manera se hubiesen violado las formas esenciales del proceso, que le motiven al planteamiento del señalado recurso; obviando lo prescrito por el art. 274.I numeral 3 del CPC, en cuanto a que el recurso de casación deberá expresar con claridad y precisión, la Ley o leyes infringidas, violadas o aplicadas indebida o erróneamente interpretadas, especificando en qué consiste la infracción, violación, falsedad o error, sea que se trate de recurso de casación en la forma o en el fondo; existiendo en el caso, falta de carga argumentativa y legal, que impiden a este Tribunal pronunciarse sobre un recurso de casación en la forma, que en los hechos, es inexistente.

4. Bajo el rótulo de RECURSO DE CASACIÓN EN EL FONDO (sic), citando el art. 271 del CPC, señala que el Auto de Vista N° 73, inobservó el art. 154 del CPT, del cual realiza copia textual, para luego reiterar que el mismo habría sido desconocido y vulnerado tanto en la Sentencia de primera instancia como en el aludido Auto de Vista, porque no se habría tomado en cuenta dos pagos a los que hace referencia.

5. Finalmente, en el otrosí único, solicita que en base a lo establecido por el art. 105 del CPT, se autorice el depósito judicial por el monto establecido en la Sentencia, como garantía hasta la conclusión del proceso, y se deje sin efecto el congelamiento de fondos.

De los dos últimos puntos, se advierte que, el recurso de casación en el fondo carece absolutamente de técnica recursiva, pues no contiene argumentos casacionales que generen en este Ente Colegiado, la convicción de que en alzada se habría incurrido en errores que deban ser reparados, pues para conocimiento del recurrente, el Tribunal de casación se encuentra limitado a verificar y corregir, en su caso, los yerros en que se hubiese incurrido en alzada; es precisamente de ahí que, adquiere las características de un juicio de puro derecho, en razón a que está dirigido sustancialmente a verificar una posible o supuesta infracción legal; sin embargo, en el caso presente, el recurrente no aporta argumentos que permitan tal labor, pues no es suficiente citar una norma y tildarla de vulnerada, si no está acompañada de sustento sólido que demuestre la veracidad de dicha afirmación; así, el recurrente además de señalarla, deberá expresar con claridad y precisión en qué consiste dicha infracción o vulneración, mo y de qué modo se incurrió en tal lesión; tampoco es preciso en la identificación de la infracción, pues de su lectura, no es posible identificar si está argumentando error de hecho o de derecho en la valoración de alguna prueba, ni justifica cómo considera que debieron proceder legalmente los Vocales.

Por otro lado, resulta incomprensible el petitorio efectuado en el único considerando, en el que solicita la suspensión de la medida cautelar de congelamiento de fondos y se acepte el depósito judicial por el monto dispuesto en la Sentencia, por concepto de beneficios sociales en favor del trabajador demandante, como garantía hasta la conclusión del contrato; empero, no efectúa ninguna solicitud con relación a la Resolución que recurre, lo que resulta incoherente, por cuanto tal como se refirió al inicio del presente análisis de admisibilidad, el recurso de casación en la forma, persigue la nulidad de la Resolución impugnada y la casación en el fondo, busca casar o modificar el referido fallo; sin embargo, el recurrente no manifiesta entre sus pretensiones, ninguna de estas posibilidades.

Como se puede advertir, el recurso de casación en análisis, es insuficiente en cuanto su argumentación y fundamentación; y, considerando que el cumplimiento de los requisitos de procedencia previstos en el art. 274.I numeral 3 del Código Procesal Civil, abren la competencia del Tribunal de casación, es el mismo cuerpo normativo en su art. 220.I numeral 4, que permite rechazar un recurso declarándolo improcedente cuando “…no cumpliera con lo previsto por el Artículo 274, Parágrafo I del presente Código”; cconsiguientemente, en base a lo expuesto, corresponde declarar improcedente el presente recurso en la forma y en el fondo.

POR TANTO:

La Sala Contenciosa y Contenciosa Administrativa, Social y Administrativa Primera del Tribunal Supremo de Justicia, con la atribución conferida por los arts. 184.1 de la CPE, 42.I.1 de la Ley del Órgano Judicial, y 277 del Código Procesal Civil, declara IMPROCEDENTE el recurso de casación en el fondo y en la forma, interpuesto por Rolo Arteaga Aguilera, cursante de fs. 171 a 172; en consecuencia, se declara la ejecutoria del Auto de Vista N° 73 de 30 de abril de 2019, pronunciado por  la Sala en materia de Trabajo y Seguridad Social Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz.

Regístrese, comuníquese y cúmplase.-