TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA CONTENCIOSA Y CONTENCIOSA ADMINISTRATIVA, SOCIAL Y ADMINISTRATIVA PRIMERA

AUTO SUPREMO Nº 227

Sucre, 8 de mayo de 2019


DATOS DEL PROCESO Y DE LAS PARTES:

Expediente                        : 150/2019

Demandante                : Pablo Salazar Gareca

Demandado        : Asociación Accidental de “Constructores”

Materia        : Social (Beneficios Sociales)

Distrito                        : Tarija.

Magistrada Relatora        : María Cristina Díaz Sosa


VISTOS: El recurso de casación interpuesto por Carlos Eduardo Maldonado Zamora en representación legal de la Asociación Accidental de Constructores de fs. 306 a 310 de obrados, en contra del Auto de Vista Nº 54/2019 de 18 de marzo, pronunciado por la Sala Social, SS, Administrativa, Contenciosa y Contenciosa Administrativa Única del Tribunal Departamental de Justicia de Tarija; el Auto Interlocutorio Nº 29/2019 de 18 de abril, de fs. 316 a 316 vta., que concedió el recurso, lo obrado en el proceso, y;

I. CONSIDERACIONES LEGALES:

En virtud a la facultad remisiva contenida en el art. 252 del Código Procesal del Trabajo, en la materia, en tanto no tenga regulación específica, se aplica supletoriamente lo regulado en el adjetivo civil.

Al presente, estando en vigencia plena la Ley 439 Código Procesal Civil (CPC), que establece en su Disposición Abrogatoria Segunda, la abrogatoria del Código de Procedimiento Civil, determinando en su Disposición Transitoria Sexta, que: “Al momento de la vigencia plena del Código Procesal Civil, en los procesos en trámite en segunda instancia y  en casación, se aplicará lo dispuesto en el presente Código”.

En mérito a ello corresponde aplicar el art. 274 en relación al art. 277-I del CPC, para realizar el examen de admisibilidad, respecto al recurso de casación objeto de análisis.

II ANALISIS DE ADMISIBILIDAD:

En aplicación de la norma citada, se establece:

1.- Se verifica que el recurso fue presentado dentro el plazo previsto por ley, es decir dentro de los ocho días previstos por el art. 210 del Código Procesal del Trabajo, cumpliendo a cabalidad el art. 274-I-1 del CPC.

2.- Identifican la resolución recurrida, Auto de Vista Nº 57/2019 de 18 de marzo, cumpliendo el art. 274-I-2 del CPC.

3.- Finalmente, revisando cuidadosamente el recurso, se advierte que no cumple con los requisitos formales indispensables establecidos por el art. 274.I.3 del Código Procesal Civil, pues no cita en términos claros, concretos y precisos en que consiste el error en la aplicación de la norma identificada en el recurso, sin proponer la solución jurídica pertinente; sin considerar, que el recurso de casación al ser asemejado a una demanda de puro derecho, es un acto procesal complejo, puesto que entre los elementos de forma esenciales a contener, no es solo expresar la voluntad de impugnar, sino principalmente fundamentar esa impugnación conforme al modo de la estructura del acto impugnado contenido en el citado art. 274 del CPC.

En el caso de autos, se observa que el recurso de casación interpuesto está dividido en cuatro partes esenciales, en la primera parte el recurrente se limita a realizar una transcripción textual del Auto de Vista impugnado; en la segunda parte , el recurrente procede a expresar unas conclusiones, que a decir del recurso se desprenden de la transcripción realizada en la primera parte del mismo; en el tercer punto, se denuncia de manera general y referencial las leyes erróneamente aplicadas y en la última parte del recurso, el recurrente nuevamente procede a la transcripción parcial de la SCP Nº 0593/2012 de 20 de julio; no obstante de ello, los motivos del recurso no contiene una técnica recursiva apropiada, pues si bien en el mismo se denuncia la errónea aplicación de leyes, no existe conexión entre los argumentos fácticos y judicos, que concluya en el error en la aplicación de la normativa citada en el recurso, pues el recurrente no indica ni identifica en que consiste la errónea o aplicación indebida de la normativa denunciada, muchos menos señala cual es la solución jurídica y de qué manera se debieron aplicar las normas denunciadas o que normativa general o especial se debió aplicar en la resolución del proceso en concreto; ya que para que el Tribunal de Casación, ejerza un control de legalidad sobre las actuaciones de instancias inferiores, no es suficiente que la parte recurrente solo identifique la ley o leyes violadas o aplicadas ilegal o erróneamente, resultando necesario especificar en qué consiste la violación, falsedad o error, pues este Tribunal ya tiene dicho que no resulta suficiente la simple enunciación de las normas que considera vulneradas, sin demostrar en términos claros y razonables, en qué consiste la infracción o violación que acusa.

La falta de técnica recurso del recurso interpuesto, de igual manera se observa cuando el recurrente procede a la transcripción parcial de la jurisprudencia constitucional contenida en la SCP Nº 0593/2012 de 20 de julio, sin concluir ni identificar de qué manera el Auto de Vista impugnado hubiera vulnerado el principio de congruencia entre lo considerado y resuelto, no pudiendo este Tribunal de cierre, realizar conjeturas o arribar a conclusiones a fuerza de abstracción de los motivos enunciados en el recurso, pues conforme ya se tiene anotado en la presente resolución, era obligación del recurrente exponer de manera clara, precisa y concreta en qué consistía la vulneración denunciada.

En tal sentido, corresponde establecer que la simple relación expuesta, no sustituye a la fundamentación que deben hacer el recurrente para demostrar la forma en la que el Tribunal de grado violó o aplico equivocadamente las normas que se impugnan, para dar lugar a una decisión en casación; por ello, la jurisprudencia nacional coincidente con los criterios doctrinales del derecho procesal, requiere que el recurso de casación no tenga simplemente un carácter indicativo de la ley o leyes violadas, aplicadas falsa o erróneamente, sino que por el contrario sean observaciones precisas, claras y puntuales acerca de los yerros o faltas que se observan y/o acusan; lo que no ocurre en el caso de autos.

Para finalizar, resulta necesario precisar que el recurso de casación puede ser interpuesto en la forma o en el fondo, dos posibilidades procesales de diferente naturaleza jurídica, pues el primero se relaciona con el error "in procedendo" que es atinente a la procedencia del recurso de nulidad en la forma, es decir, cuando la resolución recurrida haya sido dictada violando formas esenciales del proceso, o lo que es lo mismo, errores de procedimiento y vicios deslizados que sean motivo de nulidad por haberse afectado el orden público y el segundo se relaciona con el error "in judicando" que no afecta a los medios de hacer el proceso, sino a su contenido, o sea, a sus fundamentos sustanciales, en ambos recursos el art. 271 del CPC, señala taxativamente los casos en que proceden. Consiguientemente, bajo estos parámetros la forma de resolución también adopta una forma específica y diferenciada, así, cuando se plantea en el fondo, lo que se pretende es que el Auto de Vista se case, conforme establece el art. 220.IV del CPC, y cuando se plantea en la forma, la intención es la nulidad de obrados, con o sin reposición, como dispone el art. 220.III del mismo cuerpo legal, siendo comunes en ambos recursos las formas de resolución por improcedente o infundado.

En el presente caso, se advierte que el recurso de casación cursante de fs. 306 a 310, no ha cumplido con dicha exigencia y técnica que hace a la admisibilidad del recurso, pues dicho recurso no identifica si el recurso de casación es interpuesto en la forma o en el fondo o en ambos; por lo cual el medio recursivo también es deficiente en dicho aspecto.

En mérito a lo anterior, la deficiencia del recurso, no permite abrir la competencia de éste Tribunal para resolver la controversia principal; en consecuencia, corresponde resolver el recurso de casación conforme advierte el art. 271.1) concordante con el art. 277-I  del Código Procesal Civil, aplicables por mandato de la norma remisiva contenida en el art. 252 del CPT.

POR TANTO: La Sala Contenciosa, Contenciosa Administrativa, Social y Administrativa Primera del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la atribución conferida por los arts. 184.1 de la CPE y 42.I.1. de la Ley del Órgano Judicial y art. 220-I.4 del CPC, declara IMPROCEDENTE el recurso de casación cursante a fs. 306 a 310, interpuesto por Carlos Eduardo Maldonado Zamora en representación legal de la Asociación Accidental de Constructores, consecuentemente ejecutoriado el Auto de Vista impugnado. Con costas y costos.

Se regula el honorario del profesional abogado en la suma de Bs1000.- (mil bolivianos) que mandará pagar el tribunal ad quem.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.