TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA CONTENCIOSA Y CONTENCIOSA ADM., SOCIAL Y ADM. PRIMERA

Auto Supremo Nº 152

Sucre 19 de marzo de 2019

Expediente                : 062/2018

Demandante             : Agencia Despachante de Aduana PIRÁMIDE

Demandado              : Administradora Aduana Zona Franca Oruro

Proceso                     : Contencioso Tributario

Departamento           : Oruro

Magistrada Relatora  : María Cristina Díaz Sosa

VISTOS: El recurso de casación de fs. 93 a 95 interpuesto por Alfredo Leoncio Camacho Effén, contra el Auto de Vista Nº 01/2018 de 9 de enero de 2018 de fs. 64 a 66, pronunciado por la Sala Especializada, Contenciosa y Contenciosa Administrativa, Social y Administrativa del Tribunal Departamental de Justicia de Oruro, dentro del proceso contencioso tributario seguido contra la Administradora Aduana Zona Franca Oruro; el Auto Nº 24/2018 de 1 de febrero de fs. 98 que concedió el recurso; el Auto Supremo de 20 de febrero de 2018, de admisibilidad del recurso; los antecedentes del proceso; y:

I. ANTECEDENTES DEL PROCESO

Auto interlocutorio definitivo

Que, tramitado el proceso contencioso tributario, el Juez de Partido de Trabajo y Seguridad Social, Administrativo, Coactivo Fiscal y Tributario Segundo de la ciudad de Oruro, pronunció el Auto de 3 de noviembre de 2016 de fs. 29, rechazando la demanda, por estar fuera de plazo y evidenciar un defecto insubsanable en el memorial de demanda al no dar cumplimiento al art. 69. I del Código Procesal Civil.

Auto de Vista

En grado de apelación interpuesta por la entidad demandada de fs. 31 a 34 vta., la Sala Especializada, Contenciosa y Contenciosa Administrativa Social y Administrativa del Tribunal Departamental de Justicia de Oruro, emitió el Auto de Vista Nº 01/2018 de 9 de enero de 2018 de fs. 64 a 66, que confirmó el Auto de 3 de noviembre de 2016.

Argumentos del recurso de casación

La empresa demandada interpone recurso de casación de fs. 93 a 95, manifestando que:

El Tribunal ad quem, no valoró correctamente los plazos para la presentación de la demanda contenciosa tributaria, la cual fue presentada dentro de los 15 días establecidos en el Código Tributario, puesto que la notificación fue de fecha 2 de agosto de 2016 y la demanda fue presentada el 17 de agosto de 2016 es decir dentro de plazo.

Manifiesta que el Juez a quo decretó “a la oficina”, que en caso de haber evidenciado que se encontraba fuera de plazo u otra observación, se debió cumplir con lo previsto en el art. 229 de la Ley 1340, señalando en el auto de rechazo que existe un defecto insubsanable, sin darle los seis días para proceder a subsanar cualquier observación, puesto que la supuesta falta de firma no es un defecto insubsanable sino un error en su despacho, toda vez que se notificaron con memoriales firmados y extrañamente el memorial que se quedó arrimado al expediente carecía de firma.

Que se presentó un memorial de ratificación de la demanda, cumpliendo con todas las formalidades y ante la negativa de la juez a quo se planteó el recurso de apelación al haberse vulnerado su derecho a la defensa.

Concluye señalando que existió falsa y errónea aplicación de la norma jurídica, desnaturalización de los hechos y del derecho, así como vulneración del derecho a la defensa y contradicción de motivos, por falta de base legal, por lo que solicito se case el Auto de Vista.

II. FUNDAMENTOS JURÍDICOS DEL FALLO Y ANÁLISIS DEL CASO EN CONCRETO.

De los antecedentes del proceso se tiene que la entidad recurrente, pretende que su demanda contenciosa tributaria sea admitida, toda vez que considera fue presentada dentro de plazo y que al no haber sido observada por el Juez a quo, a efecto de que subsane la misma por falta de firma, se vulneró su derecho a la defensa.

Ahora bien, de los antecedentes del proceso se tiene que la demanda fue presentada de fs. 12 a 16 vta., la misma que no tiene firma del demandante Alfredo L. Camacho Effén, en su calidad de Gerente General de la Agencia Despachante de Aduanas “Pirámide”, sino únicamente la firma de la Abogada patrocinante; en consecuencia, conforme el art. 69 del CPC, “I. Los memoriales de las partes deberán ser redactados por medio técnico o manuscrito y suscritos por las partes y abogados.” (las negrillas son añadidas); es decir,  que esto no fue cumplido por la parte demandante, toda vez que la abogada patrocinante que firmó y presentó la demanda  no es parte esencial del proceso, siendo su actuación accesoria.

Asimismo dentro de la documental presentada por la entidad recurrente la misma que se encuentra en fotocopias simples, no cursa poder alguno que autorice a la abogada actuar en representación de la Agencia Despachante, por lo que al no ser ni mandataria o apoderada del demandante recurrente, sino su intervención sólo es accesoria por no ser parte en el proceso, conforme el art. 27 del CPC, señala: “Son partes esenciales en el proceso la o el demandante, la o el demandado y terceros en los casos previstos por la Ley”; en ese entendido se evidencia que la determinación asumida en el Auto de 3 de noviembre y confirmado por el Auto de Vista impugnado es correcta, toda vez que la abogada patrocinante, no está comprendida en la categoría de litigante y no tiene capacidad para sustituir a la parte.

En el mismo sentido, se debe tener presente que la demanda es un acto procesal de suma importancia a efectos de que el juez de instancia pueda abrir su competencia; asimismo, firmar un escrito es aceptar su contenido, significa estar de acuerdo con todo lo que se exprese en él por mucho que la redacción no sea producto de su mente; es hacer suyo todo lo que se afirme o se niegue o se reclame y en la forma que se diga. Es por esta razón que todos los escritos y principalmente una demanda, necesariamente deben estar firmados por la parte representante, porque lo contrario significa que no están autorizados, y por lo mismo no pueden tener eficacia jurídica.

Que en el caso de autos, si bien la entidad recurrente manifiesta que presentó la demanda dentro de los 15 días, sin embargo, el Auto de 3 de noviembre de 2016 de fs. 29, rechazó la demanda, no solo por el hecho del plazo, si no por no haberse dado cumplimiento del art. 69. I del Código Procesal Civil; es decir, no se consideró únicamente, si la demanda estaba dentro o fuera de plazo, si no el hecho de que la misma no llevaba firma del representante de la Agencia Despachante “Pirámide”, por lo que habiendo sido considerados estos aspectos precedentemente no corresponde hacer mayor abundamiento al respecto.

Por lo expuesto, corresponde aplicar el art. 220. II del Código de Procesal Civil, en cumplimiento de las normas remisivas contenidas en los art. 214 y 297 del Código Tributario, (Ley N° 1340).

POR TANTO: La Sala Contenciosa y Contenciosa Administrativa, Social y Administrativa Primera del Tribunal Supremo de Justicia, con la atribución conferida por los arts.  184.1 de la CPE y 42.I.1 de la LOJ, declara INFUNDADO, el recurso de casación de fs. 93 a 95 interpuesto por Alfredo Leoncio Camacho Effen. Sin costas.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.