TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA CONTENCIOSA Y CONTENCIOSA ADM., SOCIAL Y ADM. PRIMERA

AUTO SUPREMO Nº 149

Sucre, 19 de marzo de 2019


Expediente:                41/2018-S

Materia:                        Social

Demandante:        Edilberto León Mendoza y Neptalí Cuellar Landívar.

Demandado:                Empresa Constructora ECO CIVIL SRL

Distrito:                        Santa Cruz

Magistrado Relator:        Dr. Esteban Miranda Terán.

VISTOS: El recurso de casación en la forma y en el fondo de fs. 116 a 121 de obrados, interpuesto por Mario Andrés Jorge Flores Moreno, en representación de la Empresa Constructora ECO CIVIL SRL, en mérito al Testimonio de poder especial y bastante Nº 2855/2011 de 13 de diciembre, de fs. 27 a 31, otorgado ante la Notaría Nº 93 de la ciudad de Santa Cruz, a cargo del abogado Cristian René Molina Machicao, contra el Auto de Vista N° 28 de 15 de febrero de 2017, cursante de fs. 113, emitido por la Sala Primera Social, Contencioso Tributario y Contencioso Administrativa, del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, dentro del proceso social de cobro de beneficios sociales y otros seguido a demanda de Edilberto León Mendoza y Neptalí Cuellar Landívar, contra la empresa que representa el recurrente; el Auto Nº 190, de 27 de noviembre de 2017, de fs. 126, por el que se concedió el recurso, el Auto Supremo Nº 45-A de 01 de febrero de 2018, por el que se declaró admisible el recurso; y:

I.- ANTECEDENTES DEL PROCESO

Sentencia:

Tramitado el proceso laboral, la Juez Segundo de Trabajo y Seguridad Social de la ciudad de Santa Cruz, emitió la Sentencia de Nº 12 de 14 de abril de 2016 (fs. 87 a 91), declarando PROBADA la demanda de fs. 12 -14, aclarada por escritos de fs. 47 y 49 a 50, con costas, ordenando que la Empresa Constructora ECO CIVIL S.R.L., representada por Mario Andrés Jorge Moreno Flores, cancele a los actores Edilberto León Mendoza y Neptalí Cuellar Landívar las sumas de Bs. 62.445,76 y Bs. 42.047,85, respectivamente por concepto de desahucio, indemnización aguinaldos devengados, bono de antigüedad, e incremento salarial, más la multa del 30%, conforme las liquidaciones que cursan en su texto, disponiendo que en ejecución de sentencia si corresponde se realizará la actualización en UFV.

Auto de Vista:

En grado de Apelación, promovido por el representante de la empresa Demandada, conforme consta el escrito de fs. 93 a 103; por Auto de Vista Nº 28 de 15 de febrero de 2017, cursante a fs. 113, emitido por la Sala Primera Social Contencioso Tributario y contencioso Administrativa del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, CONFIRMÓ en su integridad la Sentencia de 14 de abril de 23016, con costas y costos.

II.- RECURSO DE CASACIÓN Y ADMISIÓN:

Contra el referido Auto de Vista, Mario Andrés Jorge Moreno Flores, en representación de la Empresa ECO CIVIL S.R.L., interpuso recurso de casación en la forma y en el fondo (fs. 116 a 121), que fue contestado por los demandantes Neptali Cuellar Landívar y Edilberto León Mendoza, mediante escrito de fs. 125, por lo que, habiéndose evidenciado que el recurso cumplía los requisitos formales exigidos por el art. 274-I del Cód. Proc. Civ., se declaró ADMISIBLE, mediante Auto Supremo Nº 45-A de 01 de febrero de 2018, emitido por este Tribunal (fs. 134 y vta.), por consiguiente dicho recurso se pasa a considerar y resolver.

Argumentos del recurso de casación:

1.- En la forma:

Alegó que se hubiese transgredido los arts. 7, 90, 91, 87, 191, 192, 397, 252 y 254-4 del Código de Procedimiento Civil (CPC-1975), 1286 del Código Civil (CC), 15 de la Ley de Organización Judicial (LOJ), efectuando un extenso relato respecto a la apreciación de la prueba, la facultad de revisión de oficio del proceso, los principios de exhaustividad, coherencia y congruencia, la igualdad efectiva de las partes en el proceso, la interpretación de las normas de orden público, el derecho a la defensa que es inviolable, el derecho al debido y justo proceso, concluyendo que este Tribunal, debe anular hasta el vicio más antiguo.

2.- En el fondo:

Denunció la transgresión de los arts. “1283, 1286”, 330, 331 y 377 del CPC-1975, argumentando que no se consideraron las pruebas presentadas en el curso del proceso, conforme instituye el principio de disponibilidad en la aportación de las pruebas y por ello es que alega, que la iniciativa probatoria no pertenece al Juez o Tribunal; pero que sí pueden de oficio aplicar sus facultades para buscar la verdad material; y en el caso, la sentencia apreció solo la prueba presentada por los actores, evidenciando que-dice-  existe falta de exhaustividad en su análisis, especialmente respecto de la prueba presentada fuera del periodo probatorio.

Petitorio:

Concluyó solicitando que se anule obrados hasta “el vicio indicado”.

Argumentos de la contestación al recurso:

Los demandantes por escrito de fs. 125, respondieron al recurso indicando que nuevamente la empresa demandada ha presentado un memorial absurdo, burdo, fuera de contexto jurídico y tratando de poner “chicanería jurídicas” con el fin de dilatar el proceso, por lo que solicitó que se rechace el mismo, confirmando el Auto de Vista recurrido.

III. FUNDAMENTOS JURÍDICOS DEL FALLO:

Doctrina aplicable al caso:

En el recurso de casación, se debe identificar de manera clara y concreta si se interpone recurso de casación en la forma y en el fondo, el recurso de casación en la forma, tiene como finalidad determinar la nulidad de la resolución recurrida o del proceso mismo cuando se hubieren violado las formas esenciales del proceso, que se encuentren sancionadas con nulidad por ley y que conlleven la afectación del debido proceso, por errores in procedendo; mientras que el recurso de casación en el fondo tiene por objetivo modificar el contenido de un Auto Definitivo, Sentencia o Auto de Vista, impugnados, al evidenciarse que los Jueces o Tribunales de instancia a tiempo de emitir sus resoluciones hubiesen incurrido en errores in judicando; estos aspectos imperativamente deberán ser exteriorizados a través del recurso de casación presentado por la parte recurrente, explicando en qué consiste la violación, e identificando la normativa que considera fue omitida, infringida, vulnerada o aplicada erróneamente.

Fundamentos del caso concreto:

Resolviendo el recurso de casación en la forma objeto de análisis, se constata que se sustentó, en aplicación de las normas previstas por el Código de Procedimiento Civil, sin advertir que la Disposición Transitoria Sexta del Código de Procedimiento Civil, Ley Nº 439, determina: “Al momento de la vigencia plena del Código Procesal Civil, en todos los procesos en trámite en segunda instancia, y casación se aplicarán lo dispuestos en el presente Código”; por consiguiente, el recurso debió respaldarse en las normas de ésta última disposición legal y no así en las del Código de Procedimiento Civil que se encuentra abrogado; como tampoco pudo alegarse las normas de la Ley del Órgano Judicial Nº 1455, que también actualmente se encuentra abrogada.

Por otra parte, revisando detalladamente el recurso, se advierte que el recurrente, no ha detallado de manera clara, cuál sería la causal de nulidad que pretende sea identificada y aplicada, pues realizándose la revisión minuciosa del expediente, conforme facultan los cuatro parágrafos del art. 17 de la Ley del Órgano Judicial (L0J Nº 025), este Tribunal establece que no existe mérito para determinar la nulidad de obrados del proceso, pues no se ha identificado vulneración de los principios de exhaustividad, coherencia y congruencia, la igualdad efectiva de las partes en el proceso, la interpretación de las normas de orden público, el derecho a la defensa que es inviolable, el derecho al debido y justo proceso, que fueron alegados en el recurso de casación.

Respecto del fondo del asunto se argumentó la vulneración de varias normas del Código de Procedimiento Civil de 1975, incluyendo inclusive artículos inexistentes en esa disposición legal (1283, 1286), pese a que conforme ya se refirió en el punto que precede, esta norma se encuentra a la fecha abrogada y resulta inaplicable al presente proceso.

Respecto del argumento inserto en el recurso respecto de la presunta falta de consideración de las pruebas presentadas, la consideración del principio de disponibilidad y la facultad que tienen los Jueces y Tribunales, para identificar la verdad material, se advierte que el recurrente, no identificó que pruebas incluidas son las que -dice haber presentado fuera del periodo probatorio- no fueron analizadas, evidenciándose que el recurso, tan solo constituye un relato intranscendente, o copia de algún texto de derecho o doctrina comparada, respecto de lo que se entiende por los principios citados, pero que no se ha efectuado la subsunción al caso presente, infiriéndose que solo fue interpuesto el recurso, con un fin dilatorio de la causa.

En mérito a lo expuesto y encontrándose infundados los motivos traídos en casación, corresponde aplicar el art. 220-II del CPC-2013, por la permisión del art. 252 del CPT.

POR TANTO: La Sala Contenciosa, Contenciosa Administrativa, Social y Administrativa Primera del Tribunal Supremo de Justicia, con la atribución contenida en los arts. 184-1 de la Constitución Política del Estado y 42-I-1 de la Ley del Órgano Judicial, declara INFUNDADO el recurso de casación en la forma y en el fondo de fs. 116 a 121 de obrados, interpuesto por Mario Andrés Jorge Flores Moreno, en representación de la Empresa Constructora ECO CIVIL SRL, contra el Auto de Vista N° 28 de 15 de febrero de 2017, cursante de fs. 113, emitido por la Sala Primera Social, Contencioso Tributario y Contencioso Administrativa, del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, con costas.

Se regula el honorario profesional del abogado de los demandantes, en Bs. 1.000.- (Un mil 00/100 Bolivianos), que mandará a pagar la Juez de primera instancia.

REGÍSTRESE, NOTIFÍQUESE Y DEVUÉLVASE.