TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA CONTENCIOSA Y CONTENCIOSA ADM., SOCIAL Y ADM. PRIMERA

Auto Supremo Nº 130

Sucre, 19 de marzo de 2019


Expediente                        : 022/2018

Demandante        : Inés Moreira Bernal.

Demandado        : Empresa Nacional de Telecomunicaciones ENTEL S.A.

Materia        : Social (Beneficios Sociales).

Distrito                        : La Paz.

Magistrada Relatora        : Dra. María Cristina Díaz Sosa


VISTOS: Los recursos de casación en la forma y en el fondo interpuestos, el primero por Emeterio Ali Apaza en representación legal de la Empresa Nacional de Telecomunicaciones ENTEL S.A. y el segundo por Inés Moreira Bernal, cursantes a fs. 497 a 508 vta y fs. 513 a 515 de obrados respectivamente, en contra del Auto de Vista Nº 139/2017-SSA-I de 19 de junio de 2017, pronunciado por la Sala Social y Administrativa Primera del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz; el Auto Supremo N° 16-A de 19 de enero de 2018 cursante a fs. 532 a 532 vta., que admitió los recursos; lo obrado en el proceso; y:

I: ANTECEDENTES PROCESALES

Sentencia.-

Tramitado el proceso laboral por el pago de beneficios sociales y otros derechos colaterales seguido por Inés Moreira Bernal en contra de la Empresa Nacional de Telecomunicaciones ENTEL S.A.; la Juez de Partido Tercero de Trabajo y Seguridad Social de la ciudad de La Paz, emitió la Sentencia Nº 088/2016 de 12 de agosto de 2016 cursante de fs. 384 a 387, declarando probada la excepción perentoria de prescripción respecto al primer periodo de trabajo de la demandante en ENTEL S.A., probada en parte la excepción perentoria de pago y probada en parte la demanda, determinando que la Empresa Nacional de Telecomunicaciones ENTEL S.A., cancele a favor de la actora conforme al siguiente detalle: Desahucio, indemnización, prima, vacaciones, más la multa del 30 %, la suma total de Bs93.327,66 (Noventa y tres mil trescientos veintisiete 66/100 Bolivianos), más las actualizaciones que establece el D.S. N° 28699.

Auto de Vista.-

Interpuestos los recursos de apelación cursantes a fs. 408 a 419 vta. y a fs. 428 a 430 vta. respectivamente, por Emeterio Ali Apaza en representación legal de la Empresa Nacional de Telecomunicaciones ENTEL S.A. y Inés Moreira Bernal, la Sala Social y Administrativa Primera del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz; resuelve el mismo mediante Auto de Vista Nº 139/2017 de 19 de junio, cursante a fs. 483 a 484, que confirma la sentencia apelada Nº 088/2016 de 12 de agosto.

Ante la determinación del Auto de Vista, Emeterio Ali Apaza en representación legal de la Empresa Nacional de Telecomunicaciones ENTEL S.A. y Inés Moreira Bernal, interponen recurso de casación en la forma y en el fondo, con las contestaciones respectivas de las partes contrarias, el Tribunal de alzada emite el Auto Nº 384/2017 de 20 de noviembre de 2017, concediendo los recursos interpuestos.

II: ARGUMENTOS DE LOS RECURSOS DE CASACIÓN.

Interpuestos los recursos de casación en la forma y en el fondo, por ambos sujetos procesales, se tienen los siguientes argumentos:

Recurso de Casación en la forma y en el fondo interpuesto por Emeterio Ali Apaza en representación legal de la Empresa Nacional de Telecomunicaciones ENTEL S.A.

En la forma:

1.- El recurrente afirma que el Auto de Vista N° 139/2017, omitió resolver el Recurso de Apelación interpuesto por la parte demandante, colocando a ENTEL S.A. en indefensión, por lo cual se adecua la causal de nulidad establecida en el art. 220 parágrafo III, numeral 1, inciso c) del Código Procesal Civil.

2.- El Tribunal de alzada, se negó a resolver la aclaración, enmienda y complementación por la supuesta presentación extemporánea, vulnerando de esta manera el art. 226 del Código Procesal Civil.

3.- El Auto de Vista recurrido, vulnera el derecho y garantía del debido proceso en sus elementos de motivación, razonabilidad y congruencia.

En el fondo:

1.- Precisa que el Auto de Vista recurrido, ha momento de examinar las pruebas cursantes en obrados incurrió en error de hecho y derecho, ya que no considero en su verdadero sentido las pruebas presentadas por la Empresa respecto a la causal de retiro, sin realizar un compulsa adecuada de las pruebas de descargo.

2.- De igual manera precisa que el Auto de Vista, justifica su decisión en la inexistencia de proceso administrativo interno, sin considerar las pruebas documentales presentadas por ENTEL S.A., sin citar la norma legal que exige el sumario interno previo a la aplicación de la Ley General del Trabajo.

3.- Por otra parte precisa que el Tribunal de alzada, no valoro que  ENTEL S.A. descontó en el finiquito la suma de Bs33.260,93, de conformidad a la autorización de la actora, descuento que ha sido validado por la actora mediante un acuerdo transaccional, extremos que no fueron valorados adecuadamente en el Auto de Vista recurrido.

4.- Por último acusa que el Auto de Vista, al disponer la procedencia del pago de la prima por utilidades de la gestión 2013, infringió el art. 51 del Decreto Reglamentario de la Ley General del Trabajo y art. 48.I de la Constitución Política del Estado.

En conclusión, solicita al Tribunal Supremo de Justicia que en la forma disponga la NULIDAD el Auto de Vista recurrido, disponiendo que el Tribunal de apelación pronuncie nueva resolución, resolviendo las apelaciones de ambas partes y en el fondo CASE el mencionado Auto de Vista, con relación al pago del desahucio e indemnización, prima de utilidades de la gestión 2013 y la multa del 30 % y en consecuencia declarar improbada la demanda.

La parte actora, contesta el recurso de casación interpuesto, conforme cursa a fs. 512 de obrados.

Recurso de Casación en la forma y en el fondo interpuesto por Inés Moreira Bernal.

En la forma y en el fondo:

De los fundamentos del recurso de casación en la forma y en el fondo, se tiene que los mismos están directamente vinculados a la falta de resolución del recurso de apelación interpuesto por su parte; por lo cual corresponde establecer que dicha denuncia debe ser solamente atendida en la forma, al estar vinculada directamente en relación a fallas procedimentales.  

En conclusión y de manera contradictoria, solicita al Tribunal Supremo de Justicia que deliberando en parte en la forma y en el fondo, declare PROBADA la demanda.

La parte demanda, contesta el recurso de casación interpuesto, conforme cursa a fs. 519 a 521 vta. de obrados.

III: FUNDAMENTOS JURÍDICOS Y JURISPRUDENCIALES DEL FALLO.

En consideración de los argumentos expuestos por el recurrente, de acuerdo a la problemática planteada, se realiza una interpretación desde y conforme la Constitución Política del Estado, el bloque de constitucionalidad y las normas ordinarias aplicables al caso concreto; en ese marco caben las siguientes consideraciones de orden legal:

La Incongruencia Omisiva y el art. 265-I del Código Procesal Civil.

En mérito al principio de congruencia, toda resolución debe reunir la coherencia procesal necesaria, que en el caso de la apelación, encuentra su fuente normativa en el art. 265-I del Código Procesal Civil, que se sintetiza en el aforismo “tantum devolutum quantum appellatum”, que significa es devuelto cuanto se apela; con esto se establece el límite formal de la apelación en la medida de los agravios propuestos en la impugnación, en otras palabras, la función jurisdiccional del órgano de revisión en doble instancia se ve contenido a lo formulado en la apelación por el impugnante.

En este antecedente, corresponde al Tribunal de casación a momento de realizar el análisis sobre los reclamos de incongruencia omisiva en que habría incurrido el Tribunal de alzada respecto a los puntos acusados en apelación, se deba tener presente que al ser un aspecto que acusa un vicio de forma como es la incongruencia omisiva que afecta la estructura de la resolución, el análisis debe limitarse a contrastar en el contenido de la resolución la existencia o no de dicha omisión, razonamiento compartido por el Tribunal Constitucional Plurinacional que en la Sentencia Constitucional Plurinacional Nº 1083/2014 de 10 de junio, ha interpretado los alcances del recurso de casación en la forma en relación a la falta de respuesta a los puntos de agravio del recurso de apelación, y en tal sentido indica: “…En ese contexto, cabe recalcar que, la Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia, ante el planteamiento de un recurso de casación en la forma, debe limitar sus consideraciones a las causales establecidas en el art. 254 del CPC. En el presente caso, al estar extrañada la falta de respuesta a los puntos de agravio identificados en el recurso de apelación, el Tribunal de casación debe limitar su consideración únicamente para establecer si hubo o no respuesta a los reclamos del recurrente, lo contrario implicaría ingresar a cuestiones que atingen a la impugnación en el fondo; así, los Magistrados demandados, luego de efectuar un examen de los antecedentes del legajo procesal, concluyeron que el Tribunal de apelación, otorgó la respuesta extrañada, inclusive extrayendo citas textuales que ellos consideraron como respuestas a la apelación contra la Sentencia; por lo tanto, el Auto Supremo Nº 434/2013, no incurre en incongruencia omisiva ni carece de la debida motivación, ya que la labor del Tribunal de casación estaba restringida a efectuar el control para determinar si hubo o no respuesta a los reclamos del recurrente y, fue ésa la misión que cumplieron los Magistrados demandados; por lo tanto, cumple con el debido proceso” (las negrillas y subrayado son añadidas).

En este sentido, este Supremo Tribunal de Justicia a través de sus diversos fallos (Autos Supremos Nros. 651/2014 y 254/2016) ha orientado que la congruencia de las resoluciones judiciales orienta su comprensión desde dos acepciones; primero, relativo a la congruencia externa, la cual se debe entender como el principio rector de toda determinación judicial, que exige la plena correspondencia o coincidencia entre el planteamiento de las partes (demanda, respuesta e impugnación y resolución) y lo resuelto por las autoridades judiciales, en definitiva, es una prohibición para el juzgador considerar aspectos ajenos a la controversia, limitando su consideración a cuestionamientos únicamente deducidos por las partes; y, segundo, la congruencia interna, referido a que, si la resolución es comprendida como una unidad congruente, en ella se debe cuidar un hilo conductor que le dote de orden y racionalidad, desde la parte considerativa de los hechos, la identificación de los agravios, la valoración de los mismos, la interpretación de las normas y los efectos de la parte dispositiva; es decir, se pretenden evitar que, en una misma resolución no existan consideraciones contradictorias entre sí o con el punto de la misma decisión.

La Jurisprudencia Constitucional ha desarrollado asimismo el principio de congruencia en la Sentencia Constitucional Nº 0486/2010-R de 5 de julio, donde ha razonado que: "El principio de congruencia, responde a la pretensión jurídica o la expresión de agravios formulada por las partes; la falta de relación entre lo solicitado y lo resuelto, contradice el principio procesal de congruencia; la Resolución de primera y/o segunda instancia, debe responder a la petición de las partes y de la expresión de agravios, constituyendo la pretensión jurídica de primera y/o segunda instancia…". Razonamiento que es reiterado por el  Tribunal Constitucional Plurinacional, a través de las Sentencias Constitucionales Plurinacionales Nº 0255/2014 y Nº 0704/2014. De donde se deduce que en segunda instancia, pueden darse casos de incongruencia “ultra petita”, que se produce al otorgar más de lo pedido; extra petita, al extender el pronunciamiento a cuestiones no sometidas a la decisión del Tribunal; y cuando omite decidir cuestiones que son materia de expresión de agravios por el apelante (citra petita).

Es en este entendido que a través del Auto Supremo Nº 254/2014 se ha orientado que: “La inobservancia de estas reglas conllevan incongruencia, que a decir de la doctrina se diferencian en: Incongruencia positiva, que es aquella en la que el juzgador extiende su decisión más allá de los límites del problema judicial que le fue sometido a su consideración; e Incongruencia negativa, cuando el juzgador omite el debido pronunciamiento sobre alguno de los términos del problema judicial. En ésta última, encontramos la denominada “citra petita”, que resulta de la omisión de alguna de las pretensiones deducidas en proceso…

Es de importancia considerar que el principio de congruencia procesal, si bien pondera el derecho al debido proceso, sin embargo “no es absoluto”, en la medida de la afectación de otros derechos, garantías y principios fundamentales que emergen en procura de brindar la tutela judicial efectiva a las partes.

En el recurso de casación en la forma y en relación al principio de congruencia, la trascendencia y la afectación del agravio debe gravitar indefectiblemente para suponer la nulidad de obrados, previendo siempre la garantía al debido proceso, a la defensa y a la justicia pronta, oportuna y sin dilaciones que sustenta el art. 115 de la Constitución Política del Estado.

De donde se tiene que el Juez no puede simple y llanamente aplicar la nulidad, que es restrictiva, sino que debe ponderar la omisión frente a los otros principios y derechos constitucionales fundamentales para llegar a una decisión judicial que esté acorde con la nueva dogmática de la nulidad que se afianzó con la Constitución Política del Estado Plurinacional en su art. 115 y los art. 16 y 17 de la Ley 025, pues sólo será posible la nulidad si existe afectación del derecho a la defensa”.

IV: ANALISIS DEL CASO EN CONCRETO.

En el análisis del caso, corresponde en primera instancia realizar una compulsa de los argumentos recursivos, que están orientados a establecer la falta de resolución por parte del Tribunal de alzada del recurso de apelación interpuesto por la actora Inés Moreira Bernal, la falta de consideración de la solicitud de aclaración, enmienda y complementación interpuesta por la empresa demandada, por estar presentada de manera extemporánea y la falta de motivación, razonabilidad y congruencia del Auto de Vista recurrido, pues a partir de determinar ello, este Tribunal podrá ingresar a considerar y resolver los otros fundamentos de fondo expuestos sobre todo en el recurso de casación interpuesto por la Empresa Nacional de Telecomunicaciones ENTEL S.A., por cuanto de ser evidente la fallas procedimental denunciadas, esta determinación acarreara de manera inmediata la nulidad del actuado judicial, por lo cual resultaría una pérdida de tiempo valorar y considerar los otros fundamentos del recurso de casación en el fondo, cuando al final se declara la nulidad del Auto de Vista recurrido.

En ese afán, corresponde dejar claramente establecido, que en relación al recurso de casación interpuesto por la actora, si bien dicho recurso esta interpuesto en la forma y en el fondo, el fundamento factico del mismo únicamente cuestiona la falta de resolución del recurso de apelación interpuesto por su persona, por lo cual dicho recurso solo será atendido en la forma.

En el caso sometido al análisis, a través de los recursos de casación en la forma interpuestos, por una parte por la Empresa Nacional de Telecomunicaciones ENTEL S.A. y por otra parte por Inés Moreira Bernal, uno de los reclamos de los recurrentes, está dirigida a establecer la vulneración al derecho al debido proceso, al establecer que el Auto de Vista recurrido no resolvió el recurso de apelación interpuesto por la actora.

En atención a los argumentados expuestos, corresponde a este Tribunal, verificar de manera específica, si el Auto de Vista Nº 139/2017 de 19 de junio, pronunciado por la Sala Social y Administrativa Primera del Tribunal Departamental de La Paz, se encuentra dentro los límites que exige el derecho y la garantía del debido proceso y es congruente con los agravios denunciados en el recurso de apelación interpuesto por la actora Inés Moreira Bernal.

En ese sentido, se observa que a fs. 428 a 430 vta., la demandante Inés Moreira Bernal, interpone recurso de apelación en contra de la sentencia N° 088/2016 de 12 de agosto, cursante a fs. 384 a 387, y a través del mencionado recurso, expone los agravios que le causa la sentencia de primera instancia; los cuales se condesan de la siguiente manera: a) No se consideró los efectos y alcances del D.S N° 0107 de 1° de mayo de 2009, normativa que determina la presunción de la relación de dependencia laboral, cuando el empleador a fin de evitar el pago de los derechos laborales y sus colaterales, adopta la modalidad de subcontratación, tercerización y externalización; b) No se consideró la procedencia del pago adicional a favor de todos los trabajadores de ENTEL S.A., denominado “Bono de Producción”, mismo que no constituye un acto de mera liberalidad del empleador; y c)Las determinaciones de la sentencia causan agravio al decidir periodos o interrupciones durante a la prestación de sus servicios, atentando contra la regularidad como la continuidad de la prestación de servicios, desde la contratación original hasta la fecha de su despido.

En mérito a los recursos de apelación interpuestos, la Sala Social y Administrativa Primera del Tribunal Departamental de La Paz, emite el Auto de Vista Nº 139/2017 de 19 de junio, por el cual aparentemente se resuelven los recursos de apelación interpuestos el primero por la Empresa de Telecomunicaciones ENTEL S.A. y el segundo por Inés Moreira Bernal, por cuanto en la primera parte de la resolución (vistos y la primera parte del primer considerando), se identifican ambos recursos de apelación interpuestos; no obstante de ello, en la segunda parte del primer considerando del Auto de Vista analizado, solo se describen los agravios del recurso de apelación interpuesto por la empresa demandada, y consecuentemente también, el segundo considerando solo resuelve los agravios del recurso de alzada interpuesto por la parte demandada.

Del análisis del Auto de Vista impugnado, se puede constatar de manera inequívoca que el Tribunal de alzada, vulneró el derecho y la garantía del debido proceso en su componente congruencia, por cuanto el Tribunal de apelación en ningún momento y de ninguna manera resolvió los agravios denunciados por la apelante Inés Moreira Bernal en el recurso de apelación interpuesto, por cuanto solo se limitaron a la resolver el recurso de apelación interpuesto por la Empresa Nacional de Telecomunicaciones ENTEL S.A.

Por otro lado, en relación al reclamo vinculado a la falta de consideración de la aclaración, enmienda y complementación solicitada por la empresa demandada, por haber sido presentada de manera extemporánea; corresponde tener presente que el art. 90.III del Código Procesal Civil prevé que:  Los plazos vencen el último momento hábil del horario de funcionamiento de los juzgados y tribunales del día respectivo; sin embargo, si resultare que el último día corresponde a día inhábil, el plazo quedará prorrogado hasta el primer día hábil siguiente.” A su vez el autor Gonzalo Castellanos Trigo en su obra “Análisis Doctrinal del Nuevo Código Procesal Civil” al respecto comenta que: “Ahora no queda dudas que los plazos vencen el último momento hábil del horario de funcionamiento de los juzgados y tribunales del día respectivo; sin embargo, si resultare que el último día corresponde a día inhábil, el plazo quedará prorrogado hasta el primer día hábil siguiente; por ejemplo, si un plazo vence un día sábado, este vencerá el día lunes.”

En el caso señalado, se tiene que la empresa demandada, fue notificada con el Auto de Vista recurrido en fecha 7 de septiembre de 2017 conforme cursa a fs. 485 del expediente, habiendo solicitado aclaración, enmienda y complementación en fecha 8 de septiembre del mismo año, conforme se desprende del cargo de recepción en el juzgado cursante a fs. 494 de obrados; es decir, que la solicitud de aclaración, enmienda y complementación fue presentada dentro el plazo que señala el Art. 226.III del Código Procesal Civil, ya que el momento para su presentación vencía el último momento hábil del horario del funcionamiento del juzgado; no siendo posible que el cómputo para presentación de la solicitud de aclaración, enmienda y complementación sea realizada de momento a momento, como sucedió en el caso de autos, al ser contraria al normativa procesal señalada.

Por ultimo en relación al reclamo vinculado a la falta de motivación, razonabilidad y congruencia del Auto de Vista recurrido; corresponde tener presente que de la revisión de antecedentes procesales, se observa que el Tribunal de alzada, se hubiera pronunciado en relación a los agravios denunciados en el recurso de apelación interpuesto por la empresa demandada, con lo cual se establece que la resolución recurrida, es congruente con los agravios denunciados en el recurso de apelación.

En mérito a ello, se puede constatar de manera inequívoca que el Tribunal de alzada, no vulneró el derecho y la garantía del debido proceso, en su componente de la debida fundamentación y motivación y congruencia, por cuanto el Tribunal de apelación resolvió de manera fundada y motivada los agravios denunciados por el apelante en el recurso de apelación interpuesto; en tal sentido, este Tribunal considera que la fundamentación o motivación de una buena resolución judicial, no se mide porque la misma sea ampulosa y este llena de consideraciones y citas legales, doctrinarias o jurisprudenciales, sino que la fundamentación y motivación de una resolución judicial, implica ir más allá de ello, y es tener una resolución judicial clara, concreta y congruente con las pretensiones fijadas por las partes, es así que una buena motivación puede ser concisa, pero clara y satisfacer todos los puntos denunciados, debiendo expresar el Juez sus convicciones y determinaciones que justifiquen razonablemente su decisión, en cuyo caso las normas del debido proceso se tendrán por fielmente cumplidas.

Este Tribunal considera que no es necesario realizar un mayor análisis de los argumentos formulados en la forma en los recursos de casación interpuestos, por cuanto la incongruencia omisiva en la que incurrió el Tribunal de alzada, por la falta de resolución del recurso de apelación, interpuesto por la actora, es totalmente evidente, correspondiendo anular dicha actuación 

El análisis antes realizado, exime a este Tribunal de cierre a pronunciarse en relación a los reclamos efectuados en el recurso de casación en el fondo realizados por la Empresa Nacional de Telecomunicaciones, por cuanto este Tribunal considera necesario que se rencause el procedimiento y previamente se proceda a resolver el recurso de apelación interpuesto por la actora.

En virtud de estos argumentos y fundamentos, se concluye en que el Tribunal de alzada, ha momento de emitir el referido Auto de Vista, incurrió en parte a los reclamos debidamente identificados en la presente resolución, consiguientemente corresponde sanear el proceso.

POR TANTO: La Sala Social, Administrativa, Contenciosa y Contenciosa Administrativa Primera del Tribunal Supremo de Justicia, en ejercicio de la atribución prevista en el arts. 184.1 de la CPE, 42.I.1 de la Ley del Órgano Judicial y art. 220.III del Código Procesal Civil, respecto a los recursos de casación interpuestos por la Empresa Nacional de Telecomunicaciones ENTEL S.A. e Inés Moreira Bernal, cursantes de fs. 497 a 508 vta. y a fs. 513 a 515, dispone la NULIDAD DE OBRADOS hasta fs. 483 inclusive, es decir hasta el Auto de Vista Nº 139/2017 de 19 de junio, debiendo la Sala Social y Administrativa Primera del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, sin espera de turno y de manera inmediata, pronunciar nuevo Auto de Vista, resolviendo el recurso de apelación interpuesto por Inés Moreira Bernal. Sin costas ni costos.

No siendo excusable el error que se observa en los vocales del Tribunal de alzada, se les impone una multa de Bs. 200.

Por Secretaría de Sala cúmplase lo dispuesto por el art. 17 Parágrafo IV de la Ley Nº 025, de 24 de junio de 2010.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.