TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA CONTENCIOSA Y CONTENCIOSA ADM., SOCIAL Y ADM. PRIMERA

AUTO SUPREMO Nº 736

Sucre, 12 de diciembre de 2018

Expediente:                401/2017-S

Materia:                        Social

Demandante:                Jesús Manuel Mamani Lima.

Demandado:                Servicio Departamental de Caminos de Pando.

Distrito:                        Pando

Magistrado Relator:        Dr. Esteban Miranda Terán.

VISTOS: El recurso de casación en la forma, de fs. 55 y vta., interpuesto por Ángel Boris Salvatierra, en representación del Servicio Departamental de Caminos de Pando (SEDCAM-PANDO), en virtud al Testimonio de Poder Nº 1807/2015 de 24 de noviembre, otorgado ante Notaría Nº 04 de la ciudad de Cobija, a cargo del abogado, Juan Yujra Mamani (fs. 16 a 17 “bis”, vta.), contra el Auto de Vista Nº 230/2017 de 20 de junio, cursante de fs. 51 a 52 de obrados, emitido por la Sala Civil Comercial, del Tribunal Departamental de Justicia de Pando, dentro del proceso social por pago de subsidio de frontera, seguido a demanda de Jesús Manuel Mamani Lima, contra la entidad que representa el recurrente, el Auto Nº 246/2017 de 03 de agosto, por el que se concedió el recurso (fs. 58 vta.), el Auto Supremo Nº 401-A de 08 de septiembre de 2017, por el que se admitió el recurso (fs. 67 y vta.), los antecedentes del proceso y,

I.- ANTECEDENTES DEL PROCESO:

Sentencia:

Que, tramitado el proceso, el Juez de Trabajo y Seguridad Social de la ciudad de Cobija, emitió la Sentencia Nº 173 017 de 12 de abril de 2017 (fs. 32 a 33), declarando PROBADA la demanda de fojas 13, sin costas, ordenando al SEDCAM-PANDO, que cancele a favor de la demandante Jesús Manuel Mamani Lima, la suma de Bs. 11.096.- (Once mil noventa y seis Bolivianos), por concepto de subsidio de frontera, conforme se demandó; es decir, por abril, mayo, julio, septiembre y noviembre de la gestión 2009 y enero, marzo, mayo, julio, septiembre y noviembre por la gestión 2010.

Auto de Vista:

En grado de Apelación, promovido por el representante de la entidad demandada, (fs. 42 y vta.), por Auto de Vista. Nº 230/2017 de 20 de junio, cursante de fs. 51 a 52 de obrados, emitido por la Sala Civil Comercial, del Tribunal Departamental de Justicia de Pando, se REVOCÓ en parte la Sentencia apelada, disponiendo que el monto adeudado por subsidio de frontera es de Bs. 7.206,70 (Siete mil doscientos seis 70/100 Bolivianos), que debe cancelar la entidad demandada a tercero día a favor del actor.


II.- RECURSO DE CASACIÓN, RESPUESTA Y ADMISIÓN:

Contra el referido Auto de Vista, el SEDCAM-PANDO, representado por Ángel Boris Salvatierra Justiniano, interpuso recurso de casación en la forma, conforme los fundamentos del escrito de fs. 55 y vta., recurso que no fue respondido por la demandante, por lo que, luego de su remisión ante este Tribunal, cumpliendo el Auto Nº 246/2017 de 03 de agosto (fs. 58 vta.), mediante Auto Supremo Nº 401-A de 08 de septiembre de 2017 (fs. 67 y vta.), se declaró admisible; por consiguiente, dicho recurso se pasa a considerar y resolver:

Argumentos del recurso de casación:

Alega que el auto de vista, causo un grave agravio a los intereses de la Institución Pública y que no consideró la fundamentación efectuada en la apelación, ni valoró las pruebas presentadas, quebrantando la línea jurisprudencial contenida en la SC 1369/2001-R de 19 de diciembre, respecto al derecho al debido proceso y conocer las causales de la ratio decidendi, pues el art. 12 del Decreto Supremo (DS) Nº 21137 de 30 de noviembre de 1985, es claro al establecer que ese subsidio es el 20% del salario mensual.

Petitorio:

Por lo que concluyó indicando que interpone recurso de casación en la forma, solicitando que se case el auto de vista y la sentencia, ordenando se modifique la liquidación del “bono de frontera” y se dicte una nueva resolución valorando las pruebas presentadas.

Contestación al recurso:

El recurso no fue respondido por el demandante, por ello es que previo informe, mediante Auto Nº 246/2017 de 3 de agosto, se concedió el recuso ante este Tribunal (fs. 58 vta.).

III. FUNDAMENTOS JURÍDICOS DEL FALLO:

Así expuestos los fundamentos del recurso de casación en la forma de fs. 55 y vta., para su resolución corresponde realizar las siguientes consideraciones:

Doctrina aplicable al caso:

En el recurso de casación, se debe identificar de manera clara y concreta si se interpone recurso de casación en la forma y en el fondo, al tratarse de dos modalidades de recurrir que tienen diferentes características y finalidades.

El recurso de casación en la forma, tiene como finalidad determinar la nulidad de la resolución recurrida o del proceso mismo cuando se hubieren violado las formas esenciales del proceso, que se encuentren sancionadas con nulidad por la ley y que conlleven la afectación del debido proceso, por errores in procedendo, conforme determina el art. 220-III del Código Procesal Civil (CPC-2013), aplicable al caso presente por la permisión del art. 252 del Código Procesal del Trabajo (CPT).

Mientras que el recurso de casación en el fondo, busca modificar el contenido o dejar sin efecto un Auto Definitivo, Sentencia o Auto de Vista, impugnados, al evidenciar que los Jueces o Tribunales de instancia a tiempo de emitir sus resoluciones hubiesen incurrido en errores in judicando; por violación, aplicación indebida o interpretación errónea de las normas y estos aspectos imperativamente deberán ser exteriorizados en el recurso de casación presentado por la parte recurrente, en el que se debe explicar en qué consiste la vulneración de la ley alegada en el recurso, explicándola de manera clara y positiva; y cuando se afirma que se incurrió en errónea apreciación de la prueba, se debe identificar el error de hecho o de derecho en el que hubiesen incurrido los jueces o tribunales al momento de emitir la resolución impugnada, errores que deben estar debidamente identificados en el escrito del recurso de casación, que demuestren esos errores mediante documentos auténticos que cursan en el expediente, conforme determina el art. 220-IV del CPC-2013, aplicable al caso presente por la permisión del art. 252 del CPT.

Cuando se formula estos recursos, se debe identificar cada una de las causales de nulidad o casación por separado al ser contradictorias entre sí; y de igual manera en el petitorio, se debe solicitar la nulidad total o parcial del proceso por vicios insubsanables o de manera alternativa la casación de la resolución impugnada, para que sea dejada sin efecto, total o parcialmente la resolución, modificando o cambiando la determinación asumida por el Tribual ad quem, pero de ninguna manera se puede confundir o mezclar estos argumentos, promoviendo recurso de casación en la forma y solicitar la casación de la resolución impugnada, o promover recurso de casación en el fondo y pedir la nulidad de obrados, pues evidencia una clara incoherencia en la pretensión que impide a este tribunal resolver la impugnación promovida.

Fundamentos del caso concreto:

En el caso presente, el recurso de casación en la forma presentado por el representante de la entidad demandada, no cumple la técnica procesal relacionada precedentemente, pues alega que interpone recurso de casación en la forma, sin identificar cuál habría sido la infracción procesal que ameritaría anular el proceso o la resolución de vista impugnada; por una parte, por otra, si bien se cita como norma vulnerada las previsiones del art. 115 de la CPE, respecto del debido proceso, en su elemento de motivación, habiéndose inclusive, transcrito parte de la SC 1369/2001-R de 19 de diciembre; empero tampoco es claro al explicar de qué manera el Tribunal ad quem, hubiese vulnerado esta norma constitucional, o que aspecto de la resolución no contendría la fundamentación adecuada, por la que se vulneró los derechos de la entidad que representa.

Por otra parte, transcribe el art. 12 del DS Nº 21137, explicando que el subsidio de frontera equivale al 20% del salario mensual del trabajador que ejerce funciones dentro de los cincuenta kilómetros lineales de las fronteras del Estado; empero en ningún momento explica o fundamente cómo o de qué manera se habría vulnerado esta norma por el Tribunal de alzada, advirtiéndose que efectúa un impreciso relato de la existencia de vulneración de la aludida norma, sin especificar en qué consiste la misma.

Por último el petitorio resulta discordante, pues indica que recurre de casación en la forma, pero contradictoriamente, solicita que se CASE el Auto de Vista de 30 de junio de 2017; es decir, en el recurso, no ha identificado ninguna causal de nulidad, pero afirma que recurre de casación en la forma y al final del recurso pide la “casación” del Auto de Vista impugnado, sin haber identificado alguna violación, aplicación indebida o interpretación de las normas para que sea procedente su recurso de casación en el fondo, conforme exige el art. 274-I-3 del CPC-2013, aplicable al caso presente por la permisión del art. 252 del CPT, evidenciándose una absoluta incoherencia entre lo alegado y lo pedido, no pudiendo por estas circunstancias emitir un criterio sobre los argumentos del recurso promovido.

En el marco legal descrito, corresponde aplicar el artículo 220-II del CPC-2013, con la facultad remisiva del artículo 252 del CPT.

POR TANTO: La Sala Contenciosa, Contenciosa Administrativa, Social y Administrativa Primera del Tribunal Supremo de Justicia, con la atribución contenida en el numeral 1 del artículo 184 de la CPE y del numeral 1 del Parágrafo I del artículo 42 de la LOJ, declara INFUNDADO el recurso de casación de fs. 55 y vta., interpuesto por Ángel Boris Salvatierra, en representación del Servicio Departamental de Caminos de Pando, contra el Auto de Vista Nº 230/2017 de 20 de junio, cursante de fs. 51 a 52 de obrados, emitido por la Sala Civil Comercial, del Tribunal Departamental de Justicia de Pando, manteniéndolo firme y subsistente.

Sin costas en aplicación de los arts. 39 de la Ley Nº 1178 y 52 del DS 23215 del 22 de julio de 1992.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.