TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA CONTENCIOSA, CONTENCIOSA ADM., SOCIAL Y ADM. PRIMERA

Auto Supremo Nº 686

Sucre, 27 de noviembre de 2018

Expediente                  : 376/2017

Demandantes                   : Luisa Norha Yana Chami

Demandado                    : Lourdes Leonor Mancilla Vidal

                                          (propietaria de la Consultora Mancilla)

Proceso                           : Pago de beneficios sociales

Distrito                         : Cochabamba

Magistrado Relator        : Dr. Esteban Miranda Terán

VISTOS: El recurso de casación en la forma, de fs. 298 a 301, interpuesto por Lourdes Leonor Mancilla Vidal, propietaria de la Consultora Mancilla, contra el Auto de Vista N° 009/2017 de 18 de enero, pronunciado por la Sala Social, Administrativa, Contenciosa y Contenciosa Administrativa Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Cochabamba, de fs. 292 a 294; dentro del proceso de pago de beneficios sociales interpuesto por Luisa Norha Yana Chami contra la recurrente; el memorial de respuesta al recurso, de fs. 305 a 306; el Auto de 13 de julio de 2017, que concedió el recurso (fs. 307); el Auto Supremo Nº 376-A de 30 de agosto de 2017 (fs. 316), por el cual se declara admisible el recurso de casación interpuesto; los antecedentes procesales; y:

I. ANTECEDENTES DEL PROCESO:

Sentencia.

Planteada la demanda social de pago de beneficios sociales por Luisa Norha Yana Chami, y tramitado el proceso, el Juez Tercero del Trabajo y Seguridad Social de Cochabamba, pronunció la Sentencia de 31 de mayo de 2013, de fs. 269 a 273, declarando probada en parte la demanda de fs. 8 a 9, aclarada a f. 13; disponiendo que la demandada cancele a favor de la actora, la suma de Bs.10.226,67.- (diez mil doscientos veintiséis 67/100 bolivianos), por concepto de beneficios y derechos laborales detallados en ese fallo; sin perjuicio de la multa y actualización prevista en el D.S. Nº 28699 de 1 de mayo de 2006.

Auto de Vista.

En conocimiento de la Sentencia, Lourdes Leonor Mancilla Vidal interpuso recurso de apelación, de fs. 279 a 281; que fue resuelto por el Auto de Vista 009/2017 de 18 de enero, pronunciado por la Sala Social, Administrativa, Contenciosa y Contenciosa Administrativa Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Cochabamba, de fs. 292 a 294, confirmando la Sentencia de primera instancia.

II. ARGUMENTOS DEL RECURSOS DE CASACIÓN:

En conocimiento del señalado Auto de Vista, la parte demandada, formuló recurso de casación en la forma, de fs. 298 a 301, señalando lo siguiente:

Se vulnero el art. 180 de la Constitución Política del Estado (CPE), al no aplicarse el principio de verdad material, con relación al agravio referido al abandono de la fuente laboral de la actora, después de incurrir en ilícitos como la apropiación de montos entregados por los clientes de la consultoría, para pago de impuestos, por otro lado no es razonable que haya sido despedida, al ser una persona a quien se le garantizó para la obtención de préstamo de dineros, que tampoco hubiese cancelado, ocasionando daños a la consultora, abandonando su trabajo para no asumir los pagos impositivos de los clientes, en las declaraciones que se efectúan; refiriéndose solamente el Auto de Vista, que la demandante se retiró voluntariamente, cuando en el recurso se especificó que la demandante incurrió en las causales del art. 16 incs. a), d) y e) de la Ley General del Trabajo (LGT), y art. 9 incs. a), c), e), g) y h) de su Decreto Reglamentario (DRLGT).

El Auto de Vista en forma genérica, refiere sobre el principio de inversión de la prueba, previstos en los arts. 3 inc. h), 66 y 150 del código Procesal del Trabajo (CPT), relacionándolos con la apreciación de las pruebas, determinada en el art. 158 del adjetivo laboral, basándose en el indubio pro operario, efectuando una valoración doctrinal.

El contenido del Auto de Vista recurrido, se limita a establecer agravios y citar normativa laboral y los principios aplicables a la materia, sin que exista el elemento de la fundamentación, que debe efectuarse necesariamente en forma clara, legal y suficientemente razonable sobre los agravios expuestos en la apelación, siendo insuficiente nombrarlos sin establecer si existe o no razón legal en el agravio acusado, estableciendo los motivos por los cuales se llega a conformar la Sentencia, y porque se desestima los agravios expuestos en la apelación.

En Auto de Vista se ha circunscrito a manifestar todas las bondades que ofrece la ley laboral para con los trabajadores, sin que se haya valorado en absoluto, que sobre todo corresponde aplicar los principios de vedad material y razonabilidad, frente a la desventaja legal para el empleador en los procesos laborales, sobre todo el principio de honestidad, aspectos reclamados en el recurso de apelación (se añade un texto de los fundamentos de la apelación).

En ese entendido, el Auto de Vista resulta retórico, doctrinal sin que se valoren los agravios establecidos con claridad en la apelación, incurriendo en atentados al debido proceso en su elemento de la motivación y fundamentación, señalada en las Sentencias Constitucionales Plurinacionales Nº 144/2015-S2 de 23 de diciembre y Nº 041/2012-R de 22 de junio, así como en la profusa jurisprudencia constitucional, sentada en las SSCC Nº 1637/2011-R, 1672/2011-R,1291/2011-R, entre otras.

Petitorio.

Interpuesto el recurso de casación, solicita, se anule el Auto de Vista recurrido, y se disponga que el Tribunal ad quem pronuncie una nueva resolución, con el debido fundamento y motivación sobres los agravios expuestos en la apelación.

III. FUNDAMENTOS JURÍDICOS DEL FALLO:

Expuestos así los argumentos del recurso de casación en la forma, es necesario realizar las siguientes consideraciones:

Sobre la vulneración al art. 180 de la CPE, respecto del abandono de la actora de su fuente laboral, por lo cual no corresponde asumir que se efectuó un despido; debe tenerse presente que, más allá de que: no se argumenta como se violó, aplico erróneamente, la norma aludida, especificando en qué consiste la vulneración que acusa, al no ser suficiente la simple enunciación de la norma que se considera vulnerada, sin demostrar en términos claros y razonables, en qué consiste la infracción; alegando solo como fundamento la recurrente, que la ex trabajadora se apropió de dineros de los clientes de la consultoría, que estaban destinados a pagar sus impuestos, que es irracional que se la haya despedido, porque se le garantizó un préstamo de dinero, y tenía que continuar trabajando, exponiendo apreciaciones subjetivas, no cumpliendo con la carga recursiva; este aspecto reclamado no condice con un recurso de casación en la forma, el cual fue planteado por la recurrente.

La acusación sobre la forma de desvinculación laboral, es una infracción que hace al fondo de la determinación que se cuestiona, no así a la forma; y se debe considerar que el recurso de casación en la forma busca como finalidad la nulidad de la resolución recurrida o del proceso mismo (como se solicita en el recurso formulado),  cuando se hubiese violado las formas esenciales del proceso en su tramitación, hechos sancionadas con nulidad por ley, al contener una afectación del debido proceso, por errores de procedimiento denominados in procedendo; pero, el argumento que dilucida la forma de desvinculación de la actora, está relacionado a un recurso de casación en el fondo, que  tiene por objetivo modificar el contenido de un auto definitivo, sentencia o auto de vista, cuando se evidencia que los jueces o tribunales de instancia a tiempo de emitir sus resoluciones hubiesen incurrido en errores in judicando; omitiendo la recurrente que tanto el recurso en la forma o en el fondo, tienen sus propias características que generan efectos diferentes, por lo que, en la interposición del recurso se está obligado a precisar tanto fáctica como jurídicamente los fundamentos que hacen a la interposición de su recurso de casación de fondo por una parte y los argumentos respecto al recurso de casación de forma; diferencias que tienen incidencia en la forma de resolución y los efectos que producen; siendo así, al señalar que recurre en la forma, aspectos que tienden a modificar la resolución de vista emitida, y no a anularla; se concluye que, la recurrente incumplió con la carga recursiva necesaria para el análisis de la infracción, al pretender una nulidad (que se busca el recurso en la forma) cuando los argumentos de su recurso en la forma, tienden a buscar una modificación del Auto de Vista en el fondo, como lo es la determinación de la manera en que se dio la ruptura de la relación laboral, si fue un abandono o un despido (aspecto que se debe buscar a través del recurso de casación en el fondo), que además, carece -como se apreció precedentemente- de una carga recursiva sobre la vulneración acusada del art. 180 del CPE, estos aspectos no pueden ser suplidos por este Tribunal, porque obedecen a la deficiencia de la parte que recurre a tiempo de formular el recurso de casación.

Ahora, en cuanto a la falta de motivación acusada, está claro que es innegable que la motivación de las resoluciones judiciales constituye un deber jurídico, consagrado constitucionalmente como uno de los elementos del debido proceso, que se convierte en una garantía de legalidad procesal para proteger la seguridad jurídica, la racionalidad y fundamentación de las resoluciones judiciales o administrativas, y la motivación debe permitir vislumbrar con claridad las razones de decisión por las que se confirmó o se modificó un fallo de instancia; esto implica que todo administrador de justicia a momento de resolver una controversia sometida a su conocimiento, debe inexcusablemente exponer los hechos, los razonamientos relacionados con el análisis y valoración del acervo probatorio, realizar la fundamentación legal y citar las normas que sustentan la parte dispositiva de la misma, y en alzada se debe resolver todos los agravios expuestos en la apelación, con los principios de congruencia, pertinencia y exhaustividad.

Pero en el caso de autos, el Tribunal de apelación, otorga una respuesta motivada y fundamentada respecto de la forma de desvinculación laboral, explicando porque la prueba testifical de descargo, no desacredita el retiro forzado o injustificado, alegado por la demandante, menos demuestra un retiro voluntario de la actora, o un abandono, describiéndose los principios de laborales, como el de inversión de la prueba y especificando con base legal, las razones que llevan a determinar la confirmación de la Sentencia, sobre la forma de desvinculación laboral, no así solo una exposición doctrinal como afirma la recurrente.

Además, la recurrente afirma en su recurso de casación en la forma, que existen agravios de su recurso de apelación, que no fueron considerados y/o no contienen una respuesta debidamente motivada por parte del Tribunal de alzada, señalando textualmente que: “…aspectos reclamados en el recurso de apelación de fs. 279 a fs. 281 y vta. donde claramente se establece y fundamenta:…”, adiendo posteriormente un texto extenso que a consideración de la recurrente y como se expresa en el recurso, pertenecería al recurso de apelación que interpuso, en el memorial de fs. 271 a 281; sin embargo, efectuada una comparación, para verificar si se omitieron agravios en la fundamentación del Auto de Vista, o si los mismo carecen de motivación, se pudo evidenciar que el texto añadido en el recurso de casación, señalado de pertenecer a la apelación de la recurrente, no condice con el recurso de apelación presentado, sino es parte del texto del memorial de respuesta a la demanda, cursante de fs. 44 a 47; no siendo posible que el Tribunal de alzada, analice argumentos que no fueron plasmados en el recurso de apelación, como se reclama en el recurso de casación en la forma, buscando confundir a este Tribunal al indicar como texto de la apelación el contenido de otros actos procesales; imposibilitado ingresar a un mayor análisis, toda vez que no forman parte de la fundamentación del Auto de Vista emitido, porque al no ser argumentos plasmados en el recurso de apelación, sino en la respuesta a la demanda.

En mérito a lo expuesto y no encontrándose fundados los motivos traídos en casación en la forma, corresponde dar aplicación al art. 220-II del CPC-2013, aplicable en la materia por expresa determinación del art. 252 del CPT.

POR TANTO: La Sala Contenciosa, Contenciosa Administrativa, Social y Administrativa Primera del Tribunal Supremo de Justicia, con la atribución contenida en los arts. 184-1 de la Constitución Política del Estado y 42-I-1 de la Ley del Órgano Judicial, declara INFUNDADO el recurso de casación en la forma interpuesto por Lourdes Leonor Mancilla Vidal, propietaria de la Consultora Mancilla, de fs. 298 a 301; en consecuencia se mantiene firme y subsistente el Auto de Vista N° 009/2017 de 18 de enero. Con costas.

Se regula el honorario profesional del abogado en Bs1.000.- (mil 00/100 bolivianos), que manda a pagar el Juez de primera instancia.

Regístrese, comuníquese y cúmplase.-