TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA CONTENCIOSA Y CONTENCIOSA ADM., SOCIAL Y ADM. PRIMERA

Auto Supremo Nº 684

Sucre, 27 de Noviembre de 2018

Expediente                    : 374/2017

Demandante                 : Leandra López Sejas

Demandado                   : Bernardo Córdova Villca  

Proceso                         : Beneficios Sociales

Departamento               : Cochabamba

Magistrada Relatora      : María Cristina Díaz Sosa

VISTOS: El recurso de casación de fs. 113 a 116, interpuesto por Bernardo Córdova Villca, impugnando el Auto de Vista Nº 0130/2017 de 18 de enero cursante de fs. 108 a 110, pronunciado por la Sala Primera Social y Administrativa, Contenciosa y Contencioso Administrativa del Tribunal Departamental de Justicia de Cochabamba, dentro del proceso para el pago de beneficios sociales y derechos laborales, seguido por Leandra López Sejas contra el recurrente; el Auto de fs. 120 que concedió el recurso de casación; el Auto Supremo Nº 374-A de fs. 129 y vta. de admisión del recurso; los antecedentes del proceso, y;

I: ANTECEDENTES PROCESALES

Sentencia

Tramitado el proceso laboral para el pago de beneficios sociales y derechos laborales, el Juez de Partido Tercero de Trabajo y Seguridad Social de la ciudad de Cochabamba, pronunció la Sentencia de 2 de octubre de 2013, cursante de fs. 86 a 89 vta., declarando IMPROBADA la excepción perentoria de prescripción y PROBADA la demanda interpuesta por Leandra López Sejas contra Bernardo Córdova Villca, para que proceda al pago de Bs 160.741,25 (CIENTO SESENTA MIL SETECIENTOS CUARENTA Y UN 25/100 BOLIVIANOS) a favor de la demandante, por concepto de indemnización, desahucio, vacaciones, aguinaldos, sueldos devengados, feriados y domingos.

Auto de Vista

En grado de apelación deducida por el demandado de fs. 91 a 93 vta., la Sala Primera Social y Administrativa, Contenciosa y Contencioso Administrativa del Tribunal Departamental de Justicia de Cochabamba, emitió el Auto de Vista Nº 013/2017 de 18 de enero cursante de fs. 108 a 110, que CONFIRMÓ totalmente la Sentencia.

Ante la determinación del Auto de Vista, el demandado Bernardo Córdova Villca, interpone recurso de casación y el Tribunal de Casación emite Auto Supremo Nº 374-A, cursante a fs. 129 y vta., de 25 de agosto    de 2017, admitiendo el recurso.

II: ARGUMENTOS DEL RECURSO DE CASACIÓN

Interpuesto el recurso de casación, el recurrente establece que el Auto de Vista impugnado, así como la Sentencia en primera instancia le generan evidente perjuicio; por lo que impetra casación en el fondo bajo los siguientes argumentos:

1.- La demandante era la administradora del negocio, por lo que, no se consideró lo dispuesto en el art. 46 de la Ley General del Trabajo (LGT), pues al tratarse de personal de dirección y confianza no se debió someter a la jornada de trabajo regular; sin embargo, condenan al pago de domingos, feriados, etc.; además que, por la naturaleza del funcionamiento del mercado durante los 365 días del año, tampoco debería corresponder el pago por domingos y feriados, como bien refieren los Autos Supremos N° 422/2013 de 17 de julio y 10/2014 de 31 de marzo.

2.- Se condena al pago del desahucio cuando la demandante jamás fue despedida, toda vez que existe relación familiar y comercial, al ser cuñada y socia; sin embargo cabe aclarar que, la estabilidad laboral se encuentra limitada por la naturaleza de la relación laboral y en el caso que nos ocupa, se trata de un cargo de confianza que no permite la estabilidad laboral, tomando en cuenta además que la actora no aportó ninguna prueba fehaciente que dé lugar a la injusta Sentencia y Auto de Vista dictados.

Por lo tanto, pide se revoquen en todas sus partes la Sentencia de 2 de octubre de 2013 y el Auto de Vista N° 013/2017 de 18 de enero.

Por su parte, el demandante habiendo sido legalmente notificado, contesta el recurso de casación, a fs. 119 y vta., pidiendo que sea declarado infundado.

III: FUNDAMENTOS JURÍDICOS Y DOCTRINALES DEL FALLO

En consideración de los argumentos expuestos por el recurrente, de acuerdo a la problemática planteada, se realiza una interpretación desde y conforme la Constitución Política del Estado, el bloque de constitucionalidad y las normas ordinarias aplicables al caso concreto; en ese marco caben las siguientes consideraciones de orden legal:

El AS Nº 746/2016 de 28 de junio pronunciado por la Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia, establece que: “El per saltum (pasar por alto), es una locución latina que significa pasar por alto las formas regulares de impugnación de las resoluciones judiciales, saltando etapas en las cuales correspondía hacer valer el derecho a la impugnación respectiva, toda vez que los reclamos deben ser acusados en forma vertical, este entendimiento ya fue vertido en varios Autos Supremos que orientan sobre la aplicación del per saltum, así tenemos el A.S. Nº 154/2013 de fecha 08 de abril, el cual estableció que: “Por la característica de demanda de puro derecho a la que se asemeja el recurso de casación, las violaciones que se acusan deben haber sido previamente reclamadas ante el Tribunal de Alzada, a objeto de que estos tomen aprehensión de los mismos y puedan ser resueltos conforme la doble instancia, o sea, el agravio debe ser denunciado oportunamente ante los Tribunales inferiores conforme cita el art. 254 núm. 4) del Código Adjetivo Civil, y de ningún modo realizarlo en el recurso extraordinario de casación, porque no es aceptable el "per saltum", que implica el salto de la o las instancias previas a la intervención del Tribunal de Casación, como es el caso. Toda vez que el Tribunal de Casación, apertura su competencia para juzgar la correcta o incorrecta aplicación o inaplicación de la norma contenida en el pronunciamiento de alzada, respecto precisamente, al o los agravios que oportunamente fueron apelados y sometidos a conocimiento del Ad quem.” 

La normativa laboral es clara en referencia a la facultad de los jueces al momento de valorar y considerar las pruebas aportadas por las partes durante el desarrollo del proceso, por lo que, corresponde señalar que, en materia laboral, el art. 158. del CPT, expresa de manera clara que los juzgadores no se encuentran sujetos a la tarifa legal de la prueba, sino por el contrario deben formar libremente su convencimiento, inspirándose en los principios científicos que informan la crítica de la misma y atendiendo las circunstancias relevantes del pleito y la conducta procesal observada por las partes, en relación con el art. 3. j) del mismo cuerpo legal, que dispone la libre apreciación de la prueba, pudiendo valorar las mismas con amplio margen de libertad y según los principios reconocidos por la Constitución Política del Estado y las normas laborales, conforme a su sana lógica.

IV: ANALISIS DEL CASO EN CONCRETO

De los antecedentes del proceso, se tiene que la Sentencia emitida por el Juez de primera instancia declara probada la demanda, basando este decisorio en la valoración que realiza de toda la prueba presentada, por lo que el demandado presenta recurso de apelación y ante la confirmación en el Auto de Vista presenta recurso de casación, correspondiendo realizar las siguientes consideraciones, relacionadas con los fundamentos manifestados:

1.- Las formas regulares de impugnación a resoluciones judiciales, exige el cumplimiento de procedimientos establecidos previamente, bajo los cuales, todos los argumentos casacionales que se invocan, deben ser planteados primeramente en instancias, puesto que, el Tribunal de Casación solamente abrirá su competencia para juzgar la correcta aplicación de la normativa expresada en el Auto de Vista, por lo que, no es permitido el per saltum o pasar por alto las instancias previas.

En el caso de autos, de la lectura del memorial de apelación cursante de fs. 91 a 93 vta., se evidencia que el recurrente no argumentó agravio alguno que refiera a la incorrecta aplicación del art. 46 de la LGT o la falta de consideración de los Autos Supremos N° 422/2013 de 17 de julio y 10/2014 de 31 de marzo, como para que el Tribunal de Alzada hubiera podido pronunciarse respecto al trabajo desarrollado por personal de confianza en días domingos o feriados.

Si el recurrente consideraba que el argumento expuesto era un punto importante a considerarse, debió reclamarlo al momento de presentar su recurso de apelación, planteándolo como un agravio sufrido y no reclamar ahora el descuido propio, pretendiendo que este Tribunal pase por alto las instancias previas. 

2.- Para realizar un análisis general sobre la valoración de la prueba argumentada por el recurrente, primero debemos aclarar que, la valoración y consideración de la prueba le corresponde exclusivamente al Juez de primera instancia, quién es la Autoridad Jurisdiccional que tramita la causa, por lo tanto, adquiere el conocimiento necesario para justificar la prueba como un todo, que le genere el convencimiento necesario para arribar al decisorio final, plasmado en la Sentencia, por lo que, los Tribunales de Alzada y Casación, solamente pueden considerar nueva valoración de la prueba si es que se evidencia algún agravio sufrido por cualquiera de las partes, caso en el cual deberá restituir los derechos del agraviado.

Para el caso de autos, de la revisión de los antecedentes procesales, podemos verificar que, la Sentencia cumplió a cabalidad con los requisitos que exige el CPT, fundamentando de manera clara y objetiva la valoración que realizó de la prueba presentada y los hechos demostrados, que, de acuerdo con su sana crítica, motivaron el decisorio, por lo que se difiere, que los extremos denunciados son impertinentes, pues no corresponde a esta instancia pronunciarse respecto a la valoración de las pruebas, siendo un acto privativo del Juez de primera instancia.

Sin embargo, simplemente a manera de aclaración, cabe mencionar que, el argumento expuesto por el recurrente, en relación a que no hubo despido ni se aportó prueba suficiente por parte de la actora, no es razonable, pues, justamente son aspectos que se dilucidaron durante la tramitación del propio proceso y sujetos a comprobación con todos los medios probatorios que la ley les franquea a las partes para asumir defensa, por lo tanto, al generar convencimiento en el Juez se entiende que existieron los extremos que este argumenta en sentencia para dictar su fallo.

Consiguientemente, corresponde fallar de acuerdo a las disposiciones contenidas en el art. 220. II del Código de Procesal Civil (CPC), aplicable por mandato del art. 252 del CPT.

POR TANTO: La Sala Contenciosa y Contenciosa Administrativa, Social y Administrativa Primera del Tribunal Supremo de Justicia, con la atribución conferida por los arts.  184.1 de la Constitución Política del Estado y 42.I.1 de la Ley del Órgano Judicial, declara INFUNDADO el Recurso de Casación de fs. 113 a 116, interpuesto por Bernardo Córdova Villca, manteniéndose firme el Auto de Vista Nº 013/2017 de 18 de enero cursante de fs. 108 a 110. Con costas y costos.

Se regula el honorario profesional en la suma de Bs 1.000 (UN MIL 00/100 BOLIVIANOS), que mandará pagar el Tribunal ad quem.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.