TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA CONTENCIOSA, CONTENCIOSA ADM., SOCIAL Y ADM. PRIMERA

Auto Supremo Nº 559

Sucre, 22 de octubre de 2018


Expediente:                        012/2018

Demandante:        Bernardo Iván Eid Asbún en representación de Walter Lionel Murialdo Perrone.

Demandado:        Vocales de la Sala en materia de Trabajo y Seguridad Social Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz.

Proceso:                Compulsa

Departamento:                                Santa Cruz.

Magistrado Tramitador:        Dr. Esteban Miranda Terán.

VISTOS: El recurso de compulsa interpuesto por Bernardo Iván Eid Asbún, en representación del demandado Walter Lionel Murialdo Perrone de fs. 41 a 45, de obrados, dentro del proceso Laboral seguido por Elizabeth Gutiérrez Huampo, contra el indicado demandado a quien representa el compulsante, los antecedentes adjuntos, y:

I.- Argumentos del recurso de compulsa:

Por memorial de fs. 41 a 45 de obrados, Bernardo Iván Eid Asbún, en representación del demandado Walter Lionel Murialdo Perrone, interpuso recurso de compulsa contra el Auto Nº 127 de 10 de septiembre de 2018, cursante a fs. 38 del testimonio remitido en fotocopias legalizadas, emitido por Vocales de la Sala en Materia de Trabajo y Seguridad Social Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, por el que se rechazó el Recurso de Casación interpuesto por el indicado representante, contra el Auto de Vista Nº 61 de 20 de julio de 2018, señalando que dicho recurso de casación, fue rechazado indebidamente, porque el recurso interpuesto por él, fue promovido al amparo de la normativa adjetiva civil en su art. 270 y el art. 252 del Código Procesal del Trabajo (CPT); es decir, dentro del plazo legal de diez días previsto por el art. 273 de la esta normativa, pues se debe considerar que:

1.- A la fecha se encuentra en plena vigencia el Código Procesal Civil (CPC-2013), que se aplica al caso, por determinación del art. 252 del CPT, habiéndose dejado sin efecto el plazo para interponer el recurso de casación, de ocho días, previsto en el art. 257 del Código de Procedimiento Civil (CPC-1975), hoy abrogado, correspondiendo aplicar el plazo de los diez días previsto por el art. 273 del CPC-2013.

2.- Por lo anotado, es inaplicable el art. 210 del CPT, por ser una norma obsoleta que solo alude al recurso de nulidad, supone la existencia de depósitos judiciales y conocimiento de la causa por la extinta Corte Nacional del Trabajo, por consiguiente aplicar esta norma es de imposible cumplimiento, pues no se podría aplicar para el recurso de casación, sólo el plazo previsto en esta norma adjetiva laboral y las formalidades del recurso, las normas previstas en el Código Procesal Civil.

Por ello considera que la determinación del 10 de septiembre de 2018 es arbitraria al haber inclusive declarado la ejecutoria del Auto de Vista impugnado, sin advertir la existencia de las previsiones del art. 279 y siguientes del CPC-2013, por lo que corresponde revocar este último auto, procediendo a reiterar los argumentos del recurso de casación promovido anteriormente.

II.- Antecedentes del proceso:

De la revisión de los antecedentes adjuntos al recurso de compulsa, se evidencia lo siguiente:

Que mediante Sentencia de 18 de enero de 2017, el Juez Octavo de Trabajo y SS de la Capital, Santa Cruz, declaró PROBADA en parte la demanda de fs. 11 a 13 y 16 del expediente, sin costas e IMPROBADA la excepción perentoria de pago documentado, opuesta a fs. 59 a 63 de obrados, disponiendo el pago de desahucio, indemnización, aguinaldos, vacaciones y sueldos devengados a favor de la actora (fs. 1 a 6 de obrados).

Promovida la apelación por el apoderado del demandado (fs. 7 a 10), previa respuesta y concesión del Juez a quo (fs. 15 a 17, el recurso fue resuelto mediante Auto de Vista Nº 61 de 20 de julio de 2018, emitido por la Sala en Materia de Trabajo y Seguridad Social Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, CONFIRMÓ la Sentencia apelada, con costas (fs. 23 a 24 vta.), habiendo sido notificado el demandado, con esta determinación judicial el 09 de agosto de 2018, conforme consta la diligencia de fs. 26.

Esta determinación fue impugnada mediante recurso de casación, promovido por el representante del demandado, conforme consta el escrito presentado el 23 de agosto de 2018, de fs. 30 a 32 vta., del testimonio remitido; recurso que luego del traslado y respuesta negativa de la actora (fs. 279), fue rechazado por Auto Nº 127 de 10 de septiembre de 2018, considerando que el recurso fue interpuesto de manera extemporánea en aplicación de los arts. 210, 252 del CPT y 274-II del CPC-2013 (fs. 38).

Fundamentos Jurídicos del Fallo y análisis del caso en concreto:

El recurso de compulsa, previsto por el art. 279 del Código Procesal Civil (CPC-2013), establece que procede en los siguientes casos:

1) Por negativa indebida del recurso de apelación;

2) Por negativa indebida del recurso de casación, y;

3) Por haberse concedido la apelación en efecto que no corresponda.

En el caso presente se alega que se hubiese negado de manera indebida el recurso de casación promovido mediante el escrito de fs. 30-32 de obrados; por consiguiente corresponde determinar si el Tribunal de apelación actuó acorde a la normativa vigente para rechazar dicho recurso, o en su caso deberá observarse el trámite establecido por los arts. 281 y siguientes del CPC-2013:

Del análisis y compulsa de la normativa aplicable y los antecedentes del proceso, se advierte que ciertamente el Tribunal ad quem, aplicó para rechazar el recurso de casación las previsiones del art. 210 del CPT, que establece de manera expresa que “El recurso de nulidad será interpuesto ante la Corte Nacional del Trabajo y Seguridad Social en el término fatal de ocho días computables desde su notificación al recurrente con el auto de vista…”.

Este plazo que se computa considerando sólo los días hábiles, conforme ha reconocido la SC 0626/2017-S3 cuando aludió el cómputo de los plazos en materia laboral, indicando que: “…conforme a lo previsto por el art. 123 de la LOJ, los días hábiles de la semana en que desarrolla sus funciones la administración de justicia, son únicamente de lunes a viernes, conteniendo dicho mandato, una regulación de carácter organizacional clara y expresa, al sostener que las labores judiciales únicamente pueden y deben ser desarrolladas en tales días; disposición recogida por el Tribunal Supremo de Justicia, mediante Circular 050/2013 de 10 de diciembre, por la cual recomendó e instruyó a los Tribunales Departamentales de Justicia, jueces y personal de apoyo jurisdiccional, lo siguiente: “El cómputo de plazos procesales, se inicia a partir del día hábil siguiente y vencen el último momento hábil del día. Es decir el último momento de la jornada laboral. El cómputo de los plazos que exceden los 15 días se computarán los días hábiles e inhábiles, mientras aquellos plazos menores a 15 días solo de lunes a viernes. Se considerarán días hábiles todos aquellos en los cuales funcionan los Juzgados y Tribunales del Estado Plurinacional. Son horas hábiles las correspondientes al horario de funcionamiento de las oficinas judiciales”.

“Por otro lado, cabe recordar que al estar abrogado el Código de Procedimiento Civil, resulta imposible aplicar la permisión que establecía su art. 97 “En caso de urgencia, y estando por vencer algún plazo perentorio, los escritos podrán ser presentados en la casa del secretario o actuario, quien hará constar esta circunstancia en el cargo. Si no fueren encontrados, el escrito podrá presentarse ante otro secretario o actuario o ante un notario de fe pública del respectivo asiento judicial”, lo que devela la imposibilidad de que el recurrente pueda presentar sus memoriales ante tales funcionarios en días sábados, domingos o feriados, correspondiendo en consecuencia, aplicar de manera supletoria en materia procesal laboral, lo previsto por el Código Procesal Civil que entró en vigencia plena el 6 de febrero de 2016, por mandato expreso de su Disposición Transitoria Primera modificada por el art. 2.I de la Ley Modificatoria de Vigencias Plenas -Ley 719 de 6 de agosto de 2015-, concretamente lo previsto por su art. 90.II que sostiene: “Los plazos transcurrirán en forma ininterrumpida, salvo disposición contraria. Se exceptúan los plazos cuya duración no exceda de quince días, los cuales solo se computaran los días hábiles…”

Por consiguiente, en el caso presente, el compulsante, pretendió aplicar al cómputo del recurso de casación, el plazo de diez días hábiles previstos por el art. 273 del CPC-2013, sin advertir que al existir una norma expresa que establece un plazo diferente en materia laboral, que es de ocho días (art. 210 CPT), norma que se debe aplicar en ésta materia de manera preferente, en cumplimiento del art. 252 del mismo CPT; sin embargo, en mérito a lo anotado líneas arriba, corresponde efectuar el cómputo del plazo de los ocho días, excluyendo los días inhábiles, conforme prevén los arts. 123 de la LOJ y 90-II del CPC-2013.

El recurso de casación, en el caso de autos, se presentó de manera extemporánea, pues efectuando el cómputo desde la notificación con el Auto de Vista, el jueves 9 de agosto de 2018 (fs. 26, el plazo para interponer el recurso de casación, vencía el martes 21 de agosto de 2018; sin computar los días sábado 10 y domingo 11 de agosto, habiéndose presentado el recurso de casación, el jueves 23 de agosto de 2018, conforme constan el timbre de recepción en plataforma de atención al público, de dicho Tribunal de Justicia (fs. 30), cuando el plazo ya se encontraba vencido.

Por ello se concluye que el Tribunal de alzada, aplicó de manera correcta, las previsiones del art. 274-II núm. 1 del CPC-2013, al negar el recurso de casación, por extemporáneo, correspondiendo aplicar el art. 282-I del mismo Código Adjetivo Civil.

POR TANTO: La Sala Contenciosa y Contenciosa Administrativa, Social y Administrativa Primera del Tribunal Supremo de Justicia, en ejercicio de la atribución conferida por el art. 42-4 de la Ley del Órgano Judicial (LOJ), declara ILEGAL, el recurso de compulsa cursante de fs. 41 a 45, interpuesto por Bernardo Iván Eid Asbún, en representación de Walter Lionel Murialdo Perrone, contra el Auto de 10 de septiembre de 2018 cursante a fs. 38, pronunciado por la Sala en Materia de Trabajo y Seguridad Social Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz.

En aplicación del art. 5 núm. 3) del Reglamento de Multas Procesales, se impone al compulsante una multa en favor del Tesoro Judicial, en el equivalente de tres días de haber del Juez ante quien se tramita la causa, cuyo monto mandará hacer efectivo el Juez A quo.

Interviene en la suscripción del presente Auto, el Magistrado Carlos Alberto Egüez Añez, Presidente de la Sala Social, Administrativa, Contenciosa y Contenciosa Administrativa Segunda, conforme la convocatoria de fs. 304 de obrados, al estar declarada en comisión la Magistrada María Cristina Díaz Sosa.

Regístrese y notifíquese.