TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA CONTENCIOSA Y CONTENCIOSA ADM., SOCIAL Y ADM. PRIMERA

AUTO SUPREMO Nº 491

Sucre, 21 de septiembre de 2018


expediente:                        241/2017-S

MATERIA:                        Social

Demandante:                Indira Castellón Rocha.

Demandado:                EMPRESA BOL DIGT TECHNOLOGY

Distrito:                        La Paz

Magistrado Relator:        Dr. Esteban Miranda Terán.


VISTOS: El recurso de extraordinario casación de fs. 184 a 185 de obrados, interpuesto por Sandro López Astroñá, Gerente General de la EMPRESA BOL DIGT TECHNOLOGY, contra el Auto de Vista N° 65/2017-SSA-I de 13 de marzo de 2017, cursante a fs. 180 a 181, emitido por la Sala Social Administrativa Primera del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, dentro del proceso social de cobro de beneficios sociales y otros seguido a demanda de Indira Castellón Rocha contra la empresa que representa el recurrente, el Auto Nº 155/17-SSA-I, por el que se concedió el recurso, cursante a fs. 189, el Auto Supremo Nº 241-A de 19 de junio de 2017, por el que se declaró admisible el recurso, los antecedentes del proceso y,

I.- ANTECEDENTES DEL PROCESO

Sentencia:

Tramitado el proceso laboral, la Juez de Trabajo y Seguridad Social Sexto de la ciudad de La Paz, emitió la Sentencia de Nº 238/2015 de 24 de diciembre de 2015 (fs. 71 a 77 vta.), declarando PROBADA en parte la demanda de fs. 12 -13, subsanada a fs. 16 y 17 de obrados, ordenando que la empresa demandada BOL DIGT TECHNOLOGY cancele a la actora la suma de Bs. 12.142,75 por concepto de indemnización, segundo aguinaldo, vacaciones 2012 al 2014, bono de antigüedad por tres meses de la gestión 2013 y sueldos devengados diciembre de 2013 y 13 días de enero de 2014, más la actualización que se realizará en ejecución de fallos.

Auto de Vista:

En grado de Apelación, promovido por el representante de la empresa demandada, Sandro López Astroña, conforme consta el escrito de fs. 81 a 82 de obrados; por Auto de Vista Nº 65/2017-SSA-I de 13 de marzo de 2017, cursante a fs. 80 a 81, emitido por la Sala Social y Administrativa Primera del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, CONFIRMÓ en parte la Sentencia apelada Nº 238/2015 de 24 de diciembre, modificando el importe del segundo aguinaldo, ordenando que la EMPRESA BOL DIGT TECHNOLOGY, pague a favor de la actora, la suma de Bs. 11.353,88 por concepto de indemnización, segundo aguinaldo, vacaciones de las gestiones 2012 a 2014, bono de antigüedad de tres meses de la gestión 2013 y sueldos devengados por diciembre de 2013 y 13 días de enero de 2014, conforme la liquidación que inserta en su texto.

II.- RECURSO DE CASACIÓN Y ADMISIÓN:

Contra el referido Auto de Vista, Sandro López Astroña, en representante de la EMPRESA BOL DIGT TECHNOLOGY, interpuso recurso de casación en el fondo, conforme los fundamentos del escrito que cursa de fs. 184 a 185 de obrados, que fue respondido por la demandante por escrito de fs. 187 a 188, por lo que habiéndose evidenciado que el recurso cumplía los requisitos formales exigidos por el art. 274-I del Cód. Proc. Civ., se declaró ADMISIBLE, mediante Auto Supremo Nº 241-A de 19 de junio de 2017, emitido por este tribunal (fs. 197 y vta.), por consiguiente dicho recurso se pasa a considerar y resolver.

Argumentos del recurso de casación:

Reiterando los mismos argumentos contenidos en el escrito del recurso de apelación de fs. 81 a 82 de obrados, el recurrente, afirmó:

Respecto del pago del “aguinaldo”, indica que en el proceso laboral, rige la inversión de la prueba; empero, el demandante tiene la obligación de aportar prueba indiciaria que conduzca a la verdad de los hechos, bajo el principio de realidad, y en el caso presente, no existe prueba alguna que acredite que el actor no gozó de la “vacación”, sin embargo de ello se ordenó el pago de éste concepto en duodécimas, contrariando las previsiones del art. 33 de la Ley General del Trabajo (LGT) y el Decreto Supremo (DS) Nº 17288 de 18 de marzo de 2013 y como este derecho nace al año del ejercicio, en el periodo identificado de septiembre de 2013 a enero de 2014, el derecho no habría nacido a favor de la actora, más aún si esta no es acumulable.

Alega que la empresa demandada se ocupa en la provisión del servicio de internet y no es una empresa productiva, por lo que no correspondía el pago del bono de antigüedad.

Afirma que la causal de retiro, no fue el despido, sino una renuncia voluntaria de la actora, y por consiguiente, debió aplicarse el art. 12 de la LGT, respecto del pre aviso al empleador.

Por otra parte, afirma que se incurrió en causal de nulidad de obrados, porque la juez a quo, alegó que no existió elementos probatorios, sin advertir que el defensor de oficio opuso la excepción previa de imprecisión y contradicción en la demanda, aspecto que constituye cuestiones oscuras y contradictorias y al no haber sido resueltas en término oportuno, evidencian la lesión de sus derechos, verificándose la ausencia de pronunciamiento sobre estos hechos en el Auto de Vista, que vulneran el debido proceso, porque se realizó un cómputo erróneo de los plazos procesales, sin considerar la aplicación anticipada del Código Procesal Civil (CPC-2013), e inobservancia de la SC Nº 0757/2003-R de 04 de junio de 203, entre otros, al haberse emitido por la juez a quo, una excepción que recaía sobre el fondo de la Litis.

Petitorio

Concluyó el memorial indicando que interpone recurso de casación en parte, solicitando que se revoque en parte el Auto de Vista recurrido, en relación a las vacaciones y bono de antigüedad, o en derecho anule actuados hasta el vicio más antiguo.

Argumentos de la contestación al recurso:

La demandante, por escrito de fs. 187-188, respondió el recurso, alegando que no cumple los postulados del art. 271 del CPC-2013, alegando además que los argumentos del recurso de apelación no se sustentan en la verdad de los hechos y que la potestad de ofrecer prueba por parte del trabajador, no constituye una carga procesal, porque no libera al demandado a desvirtuar la demanda., conforme prevén los arts. 3 inc. h), 66 y 150 del Código Procesal del Trabajo (CPT); que se identificó un error en el cálculo del, aguinaldo, que ya fue corregido y que respecto de las vacaciones, corresponde a la primera gestión efectivamente trabajada y las posteriores se cancelan en duodécimas y cuando existe la ruptura labora, estas deben ser canceladas en duodécimas, como aconteció en la Sentencia y Auto de Vista, estando sujeto el pago del bono de antigüedad a lo previsto por el art. 60 del DS Nº 21060, respecto del preaviso, se demostró que éste se emitió, aplicándose correctamente el art. 13 de la LGT.

Por último afirmó que no existe causal de nulidad que sustente la pretensión del recurrente, porque en ésta instancia ya se resolvió y ejecutorió esta situación, por lo que solicitó que se declare infundado el recurso.

III. FUNDAMENTOS JURÍDICOS DEL FALLO:

Doctrina aplicable al caso:

El recurso de casación es un medio impugnatorio vertical y extraordinario, procedente en supuestos determinados por la ley y dirigido a lograr que el máximo Tribunal Supremo, revise, reforme o anule las resoluciones expedidas en apelación, que infringen las normas de derecho material, las normas que garantizan el derecho a un debido proceso, o las formas esenciales para la eficacia y validez de los actos procesales; el art. 270-I del Código Procesal Civil (CPC-2013), aplicable al caso presente, por la permisión contenida en el art. 252 del Código Procesal del Trabajo (CPT), establece que: “El recurso de casación procede para impugnar autos de vista dictados en procesos ordinarios y en los casos expresamente señalados por Ley”, por ello, conforme estas disposiciones se colige que el recurso de casación tiene como finalidad la objeción de los fundamentos esgrimidos en el Auto de Vista, no así, respecto de las consideraciones efectuadas contra la Sentencia, pues para ésta la normativa procesal ha previsto el recurso ordinario de apelación, en el que corresponde exponer los agravios que exigen los arts. 205 del CPT y el art. 261-I del CPC-2013 y deberán ser resueltos de acuerdo a lo normado por el art. 265-I de ésta última norma procesal, a diferencia del recurso de casación que en casos como el presente, procede contra el Auto de Vista que resolvió la apelación, recurso en el que ya no corresponde la exposición de agravios, sino en aplicación de los arts. 210 del CPT y 270 y siguientes del CPC- 2013, la acusación de infracciones legales expresas, consistente en la violación, aplicación indebida e interpretación errónea de las normas, o el error de hecho o de derecho en la apreciación de las pruebas, conforme prevé el art. 271-I del aludido CPC-2013, por cuanto a diferencia del juicio que expide el Tribunal de apelación, en casación, corresponderá prima facie establecer si el Tribunal ad quem incurrió o no, en alguna de las infracciones legales identificadas en el recurso de casación.

En ese entendido, corresponde al recurso de casación orientar sus argumentos a invalidar el Auto de Vista, más no así la Sentencia de primera instancia y si en su caso fuese un reclamo que se arrastra desde la apelación, debe cuestionarse los fundamentos expuestos por el Tribunal de alzada, respecto del agravio identificado en el recurso de apelación y no enfocar los argumentos del recurso de casación, de manera directa sobre las consideraciones desarrolladas por el Juez a quo.

También se debe identificar de manera clara y concreta en el recurso de casación, si se interpone recurso de casación en la forma y en el fondo, debiendo entenderse, que el recurso de casación en la forma, buscará como finalidad la nulidad de la resolución recurrida o del proceso mismo cuando se hubieren violado las formas esenciales del proceso sancionadas con nulidad por ley y que conlleven la afectación del debido proceso, por errores de procedimiento o denominados in procedendo y el recurso de casación en el fondo tiene por objetivo modificar el contenido de un auto definitivo, sentencia o auto de vista, al evidenciarse que los jueces o tribunales de instancia a tiempo de emitir sus resoluciones hubiesen incurrido en errores in judicando; estos aspectos imperativamente deberán ser exteriorizados a través del recurso de casación en la forma o en el fondo, por la parte recurrente, explicando en qué consiste la violación, e identificando la normativa que considera fue omitida, infringida, vulnerada o aplicada erróneamente.

Fundamentos del caso concreto:

En el caso presente, se verifica que la empresa recurrente, en el recurso de casación de fs. 184 a 185, reiteró todos los argumentos contenidos en el recurso de apelación cursante de fs. 81 a 82 de obrados, pues ambos memoriales tienen el mismo contenido, con la diferencia de la suma y del petitorio; consiguientemente los argumentos presentados en el recurso de apelación, fueron dirigidos contra los argumentos de la Sentencia y no así contra las determinaciones emitidas en el Auto de Vista, por consiguiente, esos argumentos no están dirigidos a objetar el Auto de Vista; es decir, no se señala infracción legal sobre los fundamentos vertidos en segunda instancia, sino que se vuelve a plantear los mismos agravios del recurso de apelación, añadiendo solo su desconformidad con la resolución de vista que recurre.

Considerando las características de este medio de impugnación, quien recurre de casación, debe citar la ley o leyes violadas o aplicadas falsa o erróneamente, especificando en qué consiste la violación, falsedad o error, que considera cometió el Tribunal de alzada y no así reiterar textualmente sus argumentos de apelación que están dirigidos a cuestionar los fundamentos de la Sentencia, como ocurre en autos, sin indicar o relacionar la descripción de infracciones que efectúa contra la determinación del Tribunal de alzada.

El recurso de casación constituye una transcripción fiel de la “expresión de agravios”, del recurso de apelación, añadiendo solo la identificación del Auto de Vista que pretende recurrir.

Se tiene que de manera general, argumenta respecto del pago de aguinaldo y vacaciones, bono de antigüedad, la causal de retiro y presuntas nulidades, aspectos que ya fueron resueltos en el Auto de Vista y sin embargo, no se menciona qué norma estuviere mal aplicada o erróneamente interpretada en ésta última resolución, respecto de todos estos aspectos identificados, o cuales serían las nulidades específicas, incurridas al momento de emitir esta determinación judicial, limitándose sólo a referirse, que se atentan los derechos de la empresa que representa.

Esta inobservancia, de ninguna manera puede suplirse por este Tribunal, sin que esta decisión implique negación del derecho de acceso a la justicia, a la tutela judicial efectiva y de otros derechos fundamentales, cuando estas inobservancias, obedecen al propio desconocimiento o negligencia de quién formuló el recurso de casación, omitiendo cumplir la carga procesal recursiva establecida por ley y desconociendo la técnica exigida para este tipo de recursos, al presentar tan solo una repetición de su recurso de apelación.

En mérito a lo expuesto y encontrándose infundados los motivos traídos en casación, corresponde dar aplicación al art. 220-II del CPC-2013, aplicable en la materia por expresa determinación del art. 252 del CPT.

POR TANTO: La Sala Contenciosa, Contenciosa Administrativa, Social y Administrativa Primera del Tribunal Supremo de Justicia, con la atribución contenida en los arts. 184-1 de la Constitución Política del Estado y 42-I-1 de la Ley del Órgano Judicial, declara INFUNDADO el recurso de casación, de fs. 184 a 185 de obrados, interpuesto por Sandro López Astroñá, Gerente General de la EMPRESA BOL DIGT TECHNOLOGY, contra el Auto de Vista N° 65/2017-SSA-I de 13 de marzo de 2017, cursante a fs. 180 a 181, emitido por la Sala Social Administrativa Primera del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, con costas.

Se regula el honorario profesional del abogado en Bs. 1.000.- (Un mil 00/100 bolivianos), que mandará a pagar el Juez de primera instancia.

REGÍSTRESE, NOTIFÍQUESE Y DEVUÉLVASE.